lunes, 2 de febrero de 2015

Rollos de canela especiados

La felicidad está en las pequeñas cosas. No tengo duda alguna. 

Así que yo no dejo pasar los minutos de mi vida haciendo planes que parecen más el cuento de la lechera (si me tocara la primitiva, si me tocara la lotería de navidad, si me casara con George Clooney... esto, quizá ese "posible" no iba en esta lista, aunque no hay duda de que dispone de más "sueltecillo" que yo) sino que invierto cada uno de esos minutos en cosas que me hacen feliz y me gustan que así se hace este "camino" más ameno y llevadero.

Y una de las cosas que más felices me hacen es meterme en la cocina para preparar comidas y repostear, aunque la parte de limpiar después no me hace tan feliz. ¡Bendito lavavajillas! El día que inventen el lavacocinas automático seré un poquito más feliz aún.

Pues os aseguro que hace unas semanas (porque estas delicias llevan esperando en mi despensa para ser publicadas casi dos meses, pero se coló la campaña de navidad y luego la de post navidad) mi cara era pura felicidad (bueno, al principio creo que era puro miedo por enfrentarme a una masa) cuando veía la masa crecer. 

Y es que después de varios meses enamorada de estos rollos que ví en el blog de Alma Obregón y de haber sido Suecia (país del que son originarias estas delicias) destino del reto Reposteras por Europa me dije que ya era hora de perder el miedo y ponerme manos a la masa (nunca mejor dicho) que no importa el número de fracasos cuando al final lo logras.


Lo malo es que yo soy muy mala perdedora y los fracasos, aunque sean culinarios, me sientan bastante mal. Lo bueno es que pasadas unas horas y digerido el cabreo inicial intento sacar lo bueno del intento, buscar los fallos y animarme a volver a intentarlo de nuevo.


Y es que mi relación con las masas no había sido nada buena hasta ahora. Recuerdo, allá en mis años de universidad, a tres pavas metidas en la cocina para hacer masa de focaccia ¡utilizando levadura Royal y harina de rebozar! Por supuesto después del horneado aquello no era una masa de focaccia sino una costra dura que a punto estuvo de saltarnos algún diente.

Luego vino la segunda oportunidad (también con una focaccia, yo tropiezo todas las veces que haga falta con la misma piedra), cuando ya me habían presentado la harina de fuerza y la levadura de panadero, pero la masa no subía, todo el mundo tenía hambre, así que a estirar la masa y al horno ¡con calor sólo por abajo! Os podéis imaginar que tampoco salió lo que esperábamos.

Con semejantes antecedentes ¡como para no cogerles miedo! Claro, así estaba yo, el viernes por la noche repasando la receta para ver si tenía todo lo que necesitaba y muerta de miedo pensando que la masa a mí no me iba a subir. Pero sí que subió ¡vaya si lo hizo! Y mi cara era de felicidad pura, y no paraba de mirar el bol donde estaba ¡pero si no se iba a ir rodando!


Ese día me dí una lección a mí misma y prometo no tenerle miedo nunca más a ningún "reto", a no tomarme a pecho los fracasos sino a aprender de ellos, y a no cejar en mis empeños porque al final obtengo mi recompensa ¡y bien dulce en este caso! 

Una vez engrosado mi ego un poquito más si cabe me centro en los rollos de canela ¡que son los verdaderos protagonistas! Sólo os voy a decir una cosa ¡merecen todos y cada uno de los minutos que hay que esperar a que la masa leve! Mi marido decía que me iba a pasar todo el día en la cocina para hacerlos y que dudaba que compensara tanto tiempo y trabajo. Cuando les dio el primer bocado se calló para siempre.

Mientras se hornean la cocina huele de muerte y lo mejor viene, sin duda, cuando los sacas del horno ¡es un suplicio esperar a que se templen! Son perfectos para desayunar o para una merienda tranquila acompañados de un buen chocolate, café o té.

Yo pongo la receta y vosotros ponéis el momento ideal ¿os parece?


Si seguís los pasos y tenéis la paciencia necesaria ¡tenéis el éxito garantizado!

Ingredientes:

Para la masa

* 675 gramos de harina
* 7 gramos (1 paquete) de levadura seca de panadero
* 250 ml de leche
* 75 gramos de mantequilla
* 75 gramos de azúcar
* Un pellizco de sal
* 3 huevos

Para el relleno

* 150 gramos de azúcar moreno
* 35 gramos de harina
* 120 gramos de mantequilla fría cortada en cubos muy pequeños
* Una cucharadita de canela
* Un clavo de olor molido
* Media cucharadita de nuez moscada
* Media cucharadita de jengibre

 Para la superficie

* Nata de montar

Elaboración:

1. Ponemos 350 gramos de harina junto con la levadura en el bol de la batidora eléctrica y mezclamos bien. Los 325 gramos restantes de harina los reservamos en otro bol.

2. En un cazo ponemos a fuego lento la leche, la mantequilla, el azúcar y la sal hasta que la mantequilla se derrita pero sin que llegue a hervir. Para lograrlo lo mejor es fuego bajo y no dejar de remover con las varillas manuales.

3. Añadimos la leche poco a poco a nuestro bol con harina y levadura. Yo lo hice añadiendo un cucharón de leche cada vez y batiendo a mano (si pongo la batidora eléctrica para eso hubiese llegado la harina y la leche al techo de la cocina fijo)

4. A continuación añadimos los huevos uno a uno y no ponemos el siguiente hasta que el anterior no está bien integrado con la masa. El paso anterior y este son bien sencillos de hacer a mano porque la masa es bastante líquida y fácil de manejar.

5. Cuando nuestra masa es homogénea ponemos el bol en la batidora eléctrica y batimos a velocidad media-alta durante unos tres minutos para asegurarnos que no queda ningún grumo.
6. Cambiamos las varillas de batir por los ganchos de amasar, ponemos la batidora a velocidad baja y vamos añadiendo el resto de la harina poco a poco (yo lo hacía a cucharadas)
7. Continuamos batiendo hasta que la masa sea elástica y no pegajosa. No sé vuestras batidoras, pero la mía necesitó un poco de ayuda para que toda la harina se incorporase a la masa, así que tuve que irla parando e incorporar amasando un poquito a mano la harina que había en el fondo del bol.
8. Una vez hecha la masa la pasamos a un bol grande, la tapamos con film transparente y la dejamos reposar en un lugar calentito hasta que doble su volumen. El tiempo de espera es una incógnita. La mía tardó entre hora y media y dos en doblar el volumen.
9. Mientras podemos preparar el relleno. El un bol ponemos la mantequilla cortada en dados diminutos, el azúcar, la harina y las especias y mezclamos a mano o con las varillas manuales. A mí se me hizo una pasta y me resultó fácil de extender sobre la masa, aunque según la receta se debería quedar hecho tipo "migas" y repartirlas a mano sobre la masa. Para que se quede hecho tipo migas hay que mezclarlo con dos cuchillos, pero yo cuando llevaba varios minutos y aquello no progresaba me harté y lo hice a mano. Podemos guardar en el frigorífico

10. Cuando tenemos la masa "crecida" la golpeamos una o dos veces con el puño para que pierda el aire y volvemos a esperar diez minutos. Tanto esperar para pasar a deshincharla ¡qué frustración!

11. Espolvoreamos con harina la encimera (también podemos usar un tapete de amasado, yo opté por él, porque la encimera negra se pone hecha un asco con la harina) ponemos nuestra masa y la extendemos con el rodillo intentando darle forma de rectángulo y que quede con el grosor de aproximadamente un centímetro.

12. Echamos el relleno por encima procurando que cubra bien toda la masa salvo un dedo por uno de los lados largos que nos servirá para cerrar en rollo.

13. Enrollamos la masa y  el extremo que no hemos cubierto de relleno lo pintamos con nata de montar para ayudar a que la masa se selle y no se nos despegue.

14. Ahora sólo nos queda cortarlo en rollos de un centímetro de grosor, engrasar nuestro molde y colocar los rollos en su interior.

15. Dejamos el molde en un lugar calentito (¡sí! toca esperar otra vez) y esperamos una hora para que suban. Efectivamente el milagro se vuelve a obrar y la masa vuelve a subir.

16. Pasada la hora pintamos los rollos con un poquito de nata para montar, metemos en el horno precalentado a 190º C y horneamos durante una media hora o hasta que al pinchar los rollos el palito salga limpio.

Ahora sí ¡ya podemos disfrutar de ellos! ¡Y la espera habrá merecido la pena totalmente!


Con estas cantidades a mí me salieron dieciocho rollos que dieron justo para dos moldes redondos (el rojo es bastante grande, de más de 26 centímetros de diámetro seguro y el turquesa es de al menos 24) que os pongo en las fotos, incluídos los cortes de las puntas, que entraron en el segundo molde. Si queréis menos cantidad podéis reducir a la mitad los ingredientes, aunque os aseguro que están tan ricos que no daréis lugar a que se pongan duros



Manos a la masa y ¡bon appètit!

67 comentarios:

  1. ¿Para qué preocuparse de hacer el cuento de la lechera si nos olvidamos de vivir el momento presente? Estoy de acuerdo contigo. Las pequeñas felicidades acaban formando una grande.
    Admirable tu paciencia y empeño a través del tiempo, así la recompensa sabe mejor (nunca mejor dicho) Y estos rollos deben saber muy bien, el aspecto es buenísimo. Desgraciadamente yo carezco de ese empeño en la cocina y voy a cosas más simples, pero me doy el gustazo cuando vengo por aquí.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Vaya con los suecos, tendré que buscar recetas suecas, no me los imaginaba.

    ResponderEliminar
  3. Está claro que tenías que haberte sacado esa espinita antes ¡¡te han quedado unos rollos riquísimos!! no hay que cogerle miedo a esas cosas sino intentarlo más veces, ya ves qué buen resultado!! y la felicidad de haberlo conseguido y tomarte esta delicia no tiene precio, asi que enhorabuena.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Mi experiencia con las masas es nula, así que te admiro por tu empeño en conseguir tus objetivos. Te ha quedado una preparación apetecible al máximo que debe estar de lo más rica. A ver cuando me animo yo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Cuca como te entiendo, odio fracasar en la cocina, me da mucho coraje jejejeje. Pero también soy cabezona y lo vuelvo a intentar. Los rollos de canela me encantan, pero a mi marido no tanto y por eso no los suelo preparar. Una vez los hice, antes de tener el blog, y estaban muy buenos. Tengo que repetirlos. Un besote y feliz comienzo de semana!

    ResponderEliminar
  6. Que buena pinta tiene Cuca!!!!!!!! yo tengo en mi lista de pendientes los rollos de canela desde ni se sabe.... Pero bueno... En algún momento llegará la ocasión para hacerlos.... Y espero que sea antes de que se vaya el frío, que parece que pega mas, no?.

    Lo mío con las masas también es como tú.... Una historia de amor odio... Algunas han quedado mejor y otras peor, pero en general lo que a mi no me gusta es "la pringá" que se organiza.... Pero bueno, como tu dices, que eso no nos corte para hacer nada!!!!!!!!!!!!!!!

    Un beso gigante y buena semana

    ResponderEliminar
  7. Comparto tu idea de la felicidad, y más cuando nos enseñas unos rollitos de canela que me encantan!!! Te han quedado genial, seguro que comiéndotelos vas a ser muy muy feliz. A ver si me animo y los preparo, que hace mucho que no los hago. Un beso!

    www.laurillafondant.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Que ricos tienen que estar, con lo que me gusta a mí la canela! tienen una pinta fabulosa! habrá que hacerlos para probarlos! ;) bss

    ResponderEliminar
  9. La receta estupenda, el paso a paso perfecto pero lo que más me gusta es tu victoria ante las masas y he de decirte que nadie nace sabiendo aunque algunos asi se lo crean y que antes de ponerse a andar hay que gatear y tropezarse asique muy bien por ti y por tu entusiasmo y dedicación a ese miedo que cuando lo ves de cerca y te enfrentas a él te das cuenta que no era para tanto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Que rico este dulce me encanta !!
    Besos .

    ResponderEliminar
  11. Vaya pinta que tienen los rollos, me encanta la canela. bsss.

    ResponderEliminar
  12. Uff Cuca esta receta no es tan fácil de elaborar y te ha quedado que se nota que eres toda una artista. Buenísima!!

    Un besote

    ResponderEliminar
  13. Qué decirte sobre la buena pinta que tiene... igual que todas tus recetas jajajaj

    ¡Un beso!
    http://lestyleetmoi.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  14. Vaya si merecio la pena la espera, vaya pinta!! Y reto superado verás como las masas ya no te dan más miedo. Me la apunto y cruzare los dedos para que suba!!

    ResponderEliminar
  15. Este rollo de canela y especiadito pinta muy bien.
    Cuca ya sabes el chiste de que los pequeñas cosas dan la felicidad; una pequeña fortuna, un pequeño yate, una pequeña isla, una pequeña mansión, un pequeño ferrari .... jjjjj
    Un saludito

    ResponderEliminar
  16. Me encanta pasarme por tu blog, nunca me canso de decirlo. Desde la forma en que explicas una receta, hasta el más pequeño de los ingredientes, todo con mimo.
    Riquísimo!
    Saludos desde Espezialia

    ResponderEliminar
  17. Que doraditos se ven Cuca!, apetitosos cien por cien.

    ResponderEliminar
  18. Es un dulce que tengo pendiente de hacer, la bolleria casera me encanta , tomaré buena nota que tienen muy buena pinta Cuca, besos.

    ResponderEliminar
  19. Que rico que tiene que estar, se ve delicioso las fotos ideales y si es la explicación ¡paqueé paquee¡¡ me encanta, venir a visitarte es un paseo precioso ,besitos y feliz semana guapa.

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. Que rico para la merienda, me comería uno ahora mismo!
    besitos

    ResponderEliminar
  22. me encantan estos rollitos !! y el olor que dejan .....mmmm.... delicioso
    bss

    ResponderEliminar
  23. Esta la tengo que hacer algún día *_* ya me los como solo con la mirada

    ResponderEliminar
  24. Me ha gustado mucho este post!. No conocía tu blog, te he conocido por un comentario tuyo en otro blog y me parece un blog muy chulo, con unas fotos preciosas! Yo también tengo un blog y ahora estoy de celebración, sorteo un lote de productos Castey valorado en 160€, te animas a participar? me encantaría contar contigo! encuentras toda la información aquí http://lesreceptesquemagraden.blogspot.com.es/2015/01/1-any-del-bloc-i-concurs-1-ano-de-vida.html

    Un abrazo y espero que te decidas a venir a verme, besitos!

    ResponderEliminar
  25. Hola Cuca, no sabes la de tiempo que llevo para hacer unos rollitos de estos, ya viéndolos no me podré resistir, me encantan, así que me quedo con tu receta para hacerlos. Besitos

    ResponderEliminar
  26. Ole, ole y ole, vaya maravilla de masa te ha salido, la masa genial y el relleno buenísimo, me encantan y claro que opino como tu, porque no salga una receta no podemos rendirnos, mira si hubieras tirado la toalla con aquella primera focaccia, la de recetas maravillosas que te perderías, con respecto a la felicidad tienes toda la razón , ahí que disfrutar el momento y saborear lo que nos ofrece la vida y aunque también soñemos de vez en cuando, tener siempre los pies en el suelo.
    Un besito y feliz semana guapísima.

    ResponderEliminar
  27. Que buena pinta, dan unas ganas de meterles mano y con el hambre que tengo ya.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  28. Hola Cuca. Tienes razón cuando dices que la felicidad está en las pequeñas cosas y creo que Mijú lo ha retratado perfectamente jj. Hay que vivir el presente, disfrutar de lo que tienes y también hay que no perder la ilusión.De vez en cuando hay que hacer algún plan y no me refiero a un plan de pensiones jj que también hay que pensar en ello. Yo, aunque creo que vivo con los pies en la tierra de vez en cuando pienso en lo que haría si me tocara la primitiva o los euromillones jj. Es a lo único que juego. Como nunca me ha tocado no por ello pierdo la ilusión pero no me desespero por no haberme tocado jj. Eso sí los planes se postergan otra semana y así sucesivamente.
    Lo que también quiero decirte es que yo no tengo tanta paciencia, aunque tampoco me lo he propuesto, para estar mucho tiempo en la cocina y eso que me gusta. En eso te admiro. Como también te admiro en tu faceta de no temer a los fracasos culinarios, aunque leyendo los ejemplos que pones de los que tuviste, aunque fueran otros tiempos jj, creo que hay que ser muy osada para tratar de hacer una focaccia con harina de rebozar jj, ¡bendita juventud! Te aseguro que mi osadía no llega a tanto jj aunque sí llegó para dar desayuno, comida y cena para 24 durante 10 días y no en un restaurante jj. Y como quedaron muy contentos al año siguiente no me dieron otra opción más que repetir jj. Eran otros tiempos.
    Cuca, espero que tu marido no calle para siempre. Debe tener su opinión aunque al final la que prevalezca sea la tuya, como debe ser jj.
    No quiero extenderme más porque si no esto sería una novela por entregas así que como siempre, disfruto con tus entradas, tanto por la literatura como por la receta que has hecho de rollitos de canela que, a la simple inspección de las fotos nadie pone en duda de que serán una auténtica delicia.
    Que sigas con ese espíritu y que nunca te abandone la felicidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Cuanta razón tienes Cuca, desde luego que las cosas de la vida que nos hacen felices, la mayoría de las veces son aquellas pequeñas cosas, que para la mayoría pasarían desapercibidas.
    En cuanto al fracaso con las masas, ¿quién no ha sufrido más de dos, y de tres veces algún que otro desencanto con aquello que hicimos con tanta ilusión?, pero no, ahí estamos nosotros para levantar cabeza y volverlo a intentar una y otra vez.
    Viendo estos deliciosos rollitos que hoy nos traes, nadie se parará a pensar en tus fracasos iniciales, porque tienen tan buen aspecto que solo falta abrir el bote de canela, para imaginarse lo rico que deben estar.
    Besos y feliz semana!!!

    ResponderEliminar
  30. Tiene una pinta exquisita cuca y la presentación como siempre muy cuidada.
    A mi cocinar me relaja ... Cuando pienso en algo, lo busco o recuerdo, ir cogiendo ingredientes como descifrando esencias ... Luego el camino , ese en el que te impregnan olores y texturas y por fin ... Llega lo esperado. Hoy he estado haciendo rosquillas y como me encanta la canela.. Por encima azúcar& canela... Cocinar te hace valorar lo tradicional y lo hecho poco a poco con amor.

    Un abrazo de luz y gratitud por compartir

    ResponderEliminar
  31. Te han quedado unos rollitos de canela maravillosos, y es verdad que los fallos te desilusionan,sobre todo por el cariño que ponemos cuando lo hacemos a mi me han salido las masas mal más de una vez y la tengo en " espera " para volver a intentarlo.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  32. Madre mía que pinta tiene eso :)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  33. que linda te ha quedado y que riquísima por favor, desde luego merece la pena intentarlo mas de una vez para que quede así de rico!! un besote!!

    ResponderEliminar
  34. ¡Menuda delicia! ¡Como siempre una receta de lujo! Besos

    ResponderEliminar
  35. ¡Que rico!
    Tus rollos de canela tiene una pinta estupenda, y a mi amiga, también me hace muy feliz meterme en la cocina. Me identifico totalmente contigo.
    esta receta la tengo en pendientes pero me ha encantado que tu la hagas con lo que yo la haré: una batidora con barillas intercambiables. Es que no me atrevo cuando veo la receta hecha con la Thermomix o amasadora. Y si encima salen dos mejor que mejor.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  36. Una buena entrada y una buena reflexión!A veces nos pasamos el tiempo lamentándonos de lo que no tenemos y no nos damos cuenta de que somos muy ricos y no por dinero sino por otras muchas cosas que no tienen precio.
    Y en cuanto a masas y a otros desastres en la cocina... ¿ Quién no los ha tenido? EL que no los ha sufrido es que jamás se ha metido en la cocina, aprendemos de nuestros errores.
    Tu receta es magnífica, exquisita y digna de la mejores reposteras!!Un besazo y un Hurra por la cocinera!!!!

    ResponderEliminar
  37. ¡Hola Cuca!
    Ya somos dos. Me encanta estar metida en la cocina, pero cuando se llega la hora de limpiarla, quiero salir corriendo, jejejej. Al menos tu tienes lavaplatos, un pendiente menos.

    A mi me fascinan los rollos. Me alegra que te hayas animado a hacerlos por que te han quedado muy bien, si no lo hubieras intentado, nos tendríamos que haber perdido de esta deliciosa receta.

    ¡Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  38. pues no te creas que cuando eramos pequeñas y vives en ciudades grandes las masas de panadero ni exixtian y como a ti me gustaba la reposteria y he tenido grandes fracasos despues de tiempo , buena harina comprada en panaderia y paciencia he hecho pan con masa madre y no tiene nada que ver, pero reconozco que no tengo paciencia para pruebas y que me salga mal, ultimamente las anchuras me prohiben comer estas cosas y estoy un poquito parada con las masas, seguro que algun dia me da la pica y entro en la cocina, desde luego la pinta de estos rollitos es espectacular y dan ganas de ponerse manos a la obra, por cierto yo si tengo limpia cocina, llamo a Manolo y le doy a limpiar todo y lo queda mejor que yo, eso si a veces protesta, besssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaría muy feo que te pidiera prestado a Manolo para limpiar ni cocina ¿verdad? Mi "costillo" aún no está muy domesticado en esas tareas, y aunque pone buena voluntad el resultado no es el deseado, así que me ahorro el mosqueo y lo hago yo, y generalmente tardo menos ji ji ji.

      Espero que pronto puedas ponerte con estos rollitos ¡merecen la pena de verdad!

      ¡Besos mil!

      Eliminar
  39. Puf!!, pues a mi como se me resista..., no tengo paciencia...pero lo intentaré al menos una vez. A ver si suena la flauta.... Besines.

    ResponderEliminar
  40. Cuca me encanta que sigas en tu empeño cuando algo no sale bien, de los fracasos se aprende más que de lo que cuesta menos. Y tú con tu perseverancia lo has logrado, te ha salido unos rollos estupendos. A mi me han encantado, y lo ricos que deben estar.
    Vamos que me los apunto ahora mismo. Y si no me salen a la primera pues probaré como tú, que no pasa nada, el caso es tener ganas y conseguirlo, da igual si es a la primera como si es a la segunda o cuando sea. Cuando nos lo comamos no nos vamos acordar de nada más que de lo rico que están.
    Mil besos guapa!!

    ResponderEliminar
  41. Madre mía Cuca!! no sabes las ganas que tengo de hacer estos rollitos!! te han quedado con una pinta espectacular!! se ven deliciosos!! besotes

    Elena

    ResponderEliminar
  42. Hola!! son una de nuestras recetas más deseadas por hacer, se nos hace la boca agua cuando los vemos en otros blogs! te han quedado con una pinta deliciosa! besis

    ResponderEliminar
  43. Ayer justo hice royos de canela!! la receta es un poco diferente, pero que pintaza tienen los tuyos!
    riquísimos!!

    ResponderEliminar
  44. Yo quierooooo!! Si hay algo que me vuelve loca son los rollos de canela, pero estos se ven extra especiales, con esas especias, yumy yum!
    Bs!

    ResponderEliminar
  45. Me encantan ¡¡¡ suelo hacerlos en casa, se parecen a los tuyos, aunque yo no le pongo algunas de las especias, sobre todo a mi hija y a mi, estos rollos de canela nos pierden, es que no me duran ni el trabajo de hacerlos, estan muy ricos. Me guardo tu receta para probar tu versión, me gusta la mezcla de especias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  46. Está claro que hay que vivir el día a día porque no sabemos cuánto tiempo vamos a estar por aquí, y por supuesto disfrutar de todas las pequeñas alegrías de la vida y no pasar los años esperando la gran felicidad que tal vez ni siquiera exista.
    En fin me dejo de profundizar y me alegro de que esta vez te subiera la masa!! Quién persevera siempre obtiene su premio :)
    Besos y feliz semana

    ResponderEliminar
  47. Hola Cuca, pues me alegro mucho de tu perseverancia y tu ahínco. fíjate la maravilla que has conseguido a fuerza de ele que ele, ahí es ná y creo que el mérito es doble porque la receta se las trae, sin duda hay que dedicarle su tiempo, más que para enamorar a George Cloony.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que debemos ser plenamente conscientes de lo que tenemos, ese es el paso previo para encontrar la plana felicidad, un gesto, un beso, detalles simples y nada materiales que es lo que nos intentan vender por doquier, al igual que tú, soy el tío más feliz del mundo cuando me meto en la cocina, disfruto lo que no hay escrito y eso que no tengo lavavajillas, pero sí dos manos tela de grandes. Un beso y que tengas una estupenda semana. Hasta pronto!!!

    ResponderEliminar
  48. Ummmhhhh!!! Es realmente delicioso, Me encanta!!!!! Ya lo dices tu, ummmh el aroma que desprende mientras se esta horneando.
    Besos

    ResponderEliminar
  49. Ummmhhhh!!! Es realmente delicioso, Me encanta!!!!! Ya lo dices tu, ummmh el aroma que desprende mientras se esta horneando.
    Besos

    ResponderEliminar
  50. Jajaja, como te entiendo, si yo te contara!! tendria otro blog con los fracasos y a lo mejor con tantas recetas como las que tengo,peor yo sigo hasta que la consigo,...te quedo divino, y que satifación al ver que al final sale, te lo momerias degustandolo a tope...Bess

    ResponderEliminar
  51. que receta tan estupenda , menuda pinta ,me ha encantado , besos

    ResponderEliminar
  52. Bravo bravísimo por estos rollos de canela!! Me alegro de que te hayas animado con la masa, al final tiene que salir, y el resultado no puede ser mejor.

    Asói que enhorabuena y a disfrutar de tus riquisimos cinnamon rolls ;)

    P.D. Estoy contigo, el lavavajillas es uno de los mejores inventos!

    1 besazo!!

    ResponderEliminar
  53. Jaja, me pasa como a ti en la cocina se me quitan las penas pero cuando toca limpiar ese es otro cantar, me alegro que se te halla quitado el miedo con las masas, por cierto te ha quedado estupendisimo!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  54. Me alegra que te hayas amigado con las masas y es que en algún momento debemos vencer a nuestro némesis jaja. Me pasa igual que a ti la cocina siempre me hace sentir bien :-) En fin estos rollos te han quedado buenísimos! felicidades!
    besos!!

    ResponderEliminar
  55. Estos rollos son muy famosos y no los hemos probado. Habrá que ponerse manos a la obra para poder opinar, aunque creemos que la opinión no va aser negativa.

    saludos!

    ResponderEliminar
  56. Hola Cuaca! ! yo no soy muy experta con las masas, yo diria nada experta, no consigo hacer un pan decente. Pero este tipo de masa tipo brioche, no me salen nada mal. Estos rollos los he visto muchas veces y los tengo pendientes de hacer, pero con relleno de chocolate, que en casa gusta un poco mas. Te han quedado perfectos con una pinta buenisima.
    Un besazo de maricacharros.

    ResponderEliminar
  57. Totalmente de acuerdo la felicidad esta en las pequeñas cosas ,que pena no estar mas cerca y compartir un cafe con uno de estos maravillosos rollos de canela .
    Ummmmmmmmmmmmmmmm seguro estan de muerte relenta no hay mas que ver las fotos te han quedado de relujo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  58. Que bien te han quedado estos rollitos!! y seguro que estan bien ricos!! Bs.

    ResponderEliminar
  59. Si yo te contase todos los destrozos que he hecho en la cocina!! Llegué a plantearme crear un blog que fuese de desastres culinarios, porque me daba para unos cuantos post, jaja. Y bueno.. que de vez en cuando, me sigue pasando. Eso sí, soy bastante cabezota y como sepa que algo me gusta, hasta que no me sale bien, no paro. Y eso mismo es lo que haría si no me saliesen estos rollos de canela, porque como dice Chus ahí arriba, deben estar de muerte relenta!!!

    ResponderEliminar
  60. Que bien te han quedado estos rollitos!! y seguro que estan bien ricos!! Bs.

    ResponderEliminar
  61. Te puedes creer que nunca he hecho bollos de canela? Y mira que me gustan, eh? Me estás dando envidia viendo los tuyos! ;-)
    Un besito!

    ResponderEliminar
  62. Ains esta receta la tengo pendiente de hacer porque me encanta!!! Lo que pasa es que veo que no es muy sencilla y sobretodo que hay que tener paciencia cosa que yo en la cocina tengo poca y la dejo para otra ocasión, pero espero hacerla pronto porque cada vez que veo recetas de ellas como la tuya me entran unas ganas...
    Te ha quedado de lujo!! Besos guapa!

    ResponderEliminar
  63. Me chiflan los rollos de canela!!
    Son como bien dices entretenidos de hacer, son varios pasos y es entretenido pero merece la pena.
    Te han quedado espectaculares

    ResponderEliminar
  64. Cómo se me pudo pasar por alto esta delicia? Yo también soy de las que lo que menos les gusta es tener que limpiar después los cacharros ¡Ja, ja, ja, ja,...! Comprendo perfectamente lo que comentas de las masas. Ahora, que normal que se te haya ido el miedo, pues no hace falta mas que ver lo estupendos que te han quedado estos rollos de canela!
    Un beso enorme y feliz semana, guapa!

    ResponderEliminar
  65. Está se me paso !!!! y con la ganas que tengo de hacer unos rollos como estos..... tomo nota por que pronto haré algunos parecidos.... me has despertado el gusanillo...jejejeje
    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
  66. Super buenos estos rollos de canela!! es una de nuestras recetas pendientes, y de ver los tuyos nos han entrado ganas de probarlos, pronto! jejeje Besotes
    Tamara&Gemma (el secreto endulzado)

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí quédate un ratito más y déjame un comentario ¡es lo que le da vida al blog y así puedo saber que has estado aquí y visitarte!
Si has decidido quedarte en mi cocina ¡bienvenido! y si eres ya un veterano ¡gracias por seguir aquí día a día!