jueves, 28 de noviembre de 2019

Pumpkin bread pudding. Pudin de pan y calabaza

Happy Thanksgiving Day.

Hoy mi cocina abre una ventana que cruza el Atlántico y nos transportamos a cualquier casa típica americana, de esas que estamos hartos de ver en las películas y series.

La entrada está decorada con calabazas de distintos tamaños, ramas y hojas del bosque cercano. Alguien incluso ha tejido una corona que reposa con digno aire otoñal en la puerta.

Nos recibe el calor del horno y los fogones con una deliciosa mezcla de olores: pavo asándose a fuego lento, el relleno listo para acompañarlo, puré de patatas, salsa de arándanos, panecillos de maíz, guiso de judías verdes, batatas caramelizadas y como colofón tarta de calabaza, pastel de nueces pecadas y también una tarta de manzana.

¿Será suficiente? ¿Habrá para todos?

La casa se va llenando de gente, ruido, algarabía, vida... Alguien avisa a gritos que comienza el desfile de Macy's pero en realidad nadie presta demasiada atención a la televisión que continúa encendida.

Hay mucho trasiego preparando la mesa. Se cuentan y recuentan los sitios ¿cabemos todos? Las fuentes comienzan a salir de la cocina, la mesa de repente parece muy pequeña y empezamos a temer que no haya cabida para tanta comida en la mesa ni en las barrigas de los comensales en realidad.

Es una imagen que nos resulta familiar a casi todos y estoy segura de que la mayoría no hemos estado en Estados Unidos y si hemos tenido la fortuna de visitarlo no hemos vivido en primera persona una cena del Día de Acción de Gracias.

Pero el cine y la televisión nos llevan acercando a esta tradición tanto tiempo que a buen seguro todos nos hemos visto en esa cocina y esperábamos sentarnos a esa mesa.

Pumpkin bread pudding. Pudin de pan y calabaza. Receta típica de Acción de Gracias. Receta de aprovechamiento, reciclaje, con horno, especias, calabaza, postre típico americano. Thanksgiving day. Cuca

La receta que os traigo hoy es también típica del Día de Acción de Gracias pero menos conocida. Yo la descubrí hace cosa de cinco o seis semanas, de casualidad, en Pinterest y fue amor a primera vista.

No uso mucho esta red social y tengo una espinita clavada. En realidad no la uso porque no la entiendo muy bien. Y no la entiendo muy bien porque no la uso. Y así sigo.

La cuestión es que me topé con este pudin, empecé a investigar por internet y estaba en mi mesa pocos días después.

Pumpkin bread pudding. Pudin de pan y calabaza. Receta típica de Acción de Gracias. Receta de aprovechamiento, reciclaje, con horno, especias, calabaza, postre típico americano. Thanksgiving day. Cuca

Creo que es una de las recetas más perfectas para mí que he hecho nunca. Lleva calabaza y muchas especias. Damos salida a los restos de pan duro. Los ingredientes que necesitamos están en cualquier casa. La elaboración es básica, básica y además está listo en poco rato ¿de verdad os tengo que dar más motivos para prepararlo?

He hecho algunos cambios por obligación. Uno de los ingredientes es half and half, una especie de crema de leche o similar que si se puede comprar en España donde yo vivo seguro que no, así que he hecho un pequeño apaño con leche evaporada que vosotros bien podéis sustituir por nata, o por leche, o por alguna bebida vegetal si es de vuestro gusto.

Pumpkin bread pudding. Pudin de pan y calabaza. Receta típica de Acción de Gracias. Receta de aprovechamiento, reciclaje, con horno, especias, calabaza, postre típico americano. Thanksgiving day. Cuca

Para bañarlo usan una salsa de caramelo que yo he sustituido directamente por sirope de toffee. Siempre os digo que no me gustan las cosas muy empalagosas pero este sirope ¡es mi perdición! A mí no me resulta fácil de encontrar (bueno, online se encuentra todo y os aseguro que soy la reina de las compras a distancia) y lo agradezco porque cuando un bote entra en casa mi báscula se echa a temblar. Es más, yo creo que hasta se esconde porque sabe que no tengo piedad.

Es mi talón de aquiles. Sé que es azúcar en estado puro, que se me escarchan las venas cuando lo como, pero caigo rendida a su sabor. Así que como tenía en casa un bote sabía que el tema de la salsa lo iba a hacer más sencillo y a usar este sirope.

Pumpkin bread pudding. Pudin de pan y calabaza. Receta típica de Acción de Gracias. Receta de aprovechamiento, reciclaje, con horno, especias, calabaza, postre típico americano. Thanksgiving day. Cuca

También he visto que mucha gente pone nueces picadas por encima (junto con la salsa de caramelo). Como tenía remordimientos por las calorías del sirope las obvié aunque en el fondo sé que hubiera sido una opción más saludable.

En verdad tampoco he puesto mucho, que a veces soy tan exagerada que parece que quiera arrebatarle a mi hija Lara su título de reina del drama que lo obstenta casi desde que nació. No sé si recordaréis que Lara fue una bebé con muchos problemas de gases o cólicos del lactante o a saber qué fue lo que le pasó (los pediatras nunca lo tuvieron demasiado claro) pero la cuestión es que lloraba mucho y siempre quería estar pegada a mí y/o enganchada al pecho... Todo muy agobiante en realidad. Un día que empezó a lloriquear porque la dejé un segundo con mi madre le dije que era la reina del drama, cayó en gracia el comentario y se quedó con el título.

Pumpkin bread pudding. Pudin de pan y calabaza. Receta típica de Acción de Gracias. Receta de aprovechamiento, reciclaje, con horno, especias, calabaza, postre típico americano. Thanksgiving day. Cuca

De hecho a día de hoy sigue siendo bastante dramática y con lo más mínimo ya está llorando o lloriqueando o armando drama, que la mayoría de las veces es más cuento que otra cosa. Por eso va a ser siempre mi Drama Queen.

Volviendo a la receta os cuento que este pudin es la alternativa a la tarta de calabaza tradicional. Se dice, se cuenta, se rumorea que hay a quién no le gusta la pumpkin pie y sin embargo adora este pudin. Ya se sabe para gustos los colores (o los sabores como en este caso)

Pumpkin bread pudding. Pudin de pan y calabaza. Receta típica de Acción de Gracias. Receta de aprovechamiento, reciclaje, con horno, especias, calabaza, postre típico americano. Thanksgiving day. Cuca

En los inicios del blog preparé la tarta de calabaza  y nos gustó mucho. Quiero repetirla, mejorar las fotos y quién sabe si la receta. Comparo muy de recuerdo ambas recetas y os digo que a mí me gustan por igual, sería incapaz de decantarme por una sola.

Pero este pudin se convierte en el niño de mis ojos al ser una receta tan de aprovechamiento.

Pumpkin bread pudding. Pudin de pan y calabaza. Receta típica de Acción de Gracias. Receta de aprovechamiento, reciclaje, con horno, especias, calabaza, postre típico americano. Thanksgiving day. Cuca

Advertiros que cuando partí el pan el molde se llenó hasta arriba, pero cuando vertí los ingredientes líquidos y mezclé empezó a reducir y cuando salió del horno llenaba como la mitad de la fuente. Con ello no os invito a que hagáis pudin para todo el barrio, sólo os lo cuento para que no os asustéis si os parece mucho porque después queda en menos de lo que pinta.

Si os gusta la calabaza os invito encarecidamente a que lo preparéis ¡estoy segura de que os va a encantar! Yo creo que habla por sí solo, porque conmigo fue un flechazo en toda regla y espero que alguno de vosotros caigáis también rendido.

¡Vamos a por la receta!

Pumpkin bread pudding. Pudin de pan y calabaza. Receta típica de Acción de Gracias. Receta de aprovechamiento, reciclaje, con horno, especias, calabaza, postre típico americano. Thanksgiving day. Cuca

Ingredientes:

* Pan duro. Yo he usado algo más de una barra.
* 500 gramos de calabaza asada
* 500 gramos de leche evaporada
* 250 ml de leche
* 150 gramos de azúcar moreno
* 4 huevos
* 2 cucharaditas de canela en polvo
* 1/2 cucharadita de esencia de  vainilla
* 1/2 cucharadita de jengibre rallado
* 1/2 cucharadita de pimienta molida
* 1/2 cucharadita de nuez moscada rallada
* 1 cucharada de mantequilla
* Sirope de toffee o salsa de caramelo.

Elaboración:

1. Partimos en trocitos el pan duro y reservamos

2. Pintamos con mantequilla el fondo y los laterales de la fuente que vayamos a utilizar y ponemos los trozos de pan duro. Yo recomiendo no volcarlos del bol donde los hayamos partido para evitar que todas las migas caigan en la fuente y después queden flotando.

3. En un bol amplio ponemos la calabaza asada, los huevos, el azúcar, la leche evaporada, la leche y la especias y batimos hasta obtener una crema lisa y sin grumos.

4. Vertemos sobre el pan duro, procurando que todos los trozos queden mojados. Si es necesario mezclamos ligeramente con ayuda de una espátula y dejamos reposar unos cinco minutos para que el pan se empape bien.

5. Introducimos en el horno precalentado a 180º C y horneamos unos 40-45 minutos hasta que veamos que el pudin ha cuajado

6. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

7. Cuando esté templado bañamos ligeramente la superficie con sirope de toffee o salsa de caramelo.

 https://sites.google.com/s/1m7xD1ry1NxLJP5gQtgJEaotoCPf0xneQ/p/18xN5AQ6QwNh1YdP7QlM1zDWzWcqCwWNu/edit


Como os comentaba es una receta sencillísima, con ingredientes de andar por casa y el resultado no puede ser más espectacular. 

Pumpkin bread pudding. Pudin de pan y calabaza. Receta típica de Acción de Gracias. Receta de aprovechamiento, reciclaje, con horno, especias, calabaza, postre típico americano. Thanksgiving day. Cuca

La casa se llena de un delicioso aroma a calabaza y especias mientras se hornea y es complicado resistirse a este pudin en cuanto sale del horno.

A mí me ha conquistado y le estoy dando vueltas a repetirlo incluyendo algunos ingredientes que pueden combinar bastante bien. Ya sabéis que en casa de bloguera pocas recetas se repiten porque siempre hay que ir preparando material nuevo para seguir publicando amén de que si preparase todos los dulces que quisiera acabaríamos redondos (mi costillo empieza a estarlo ja ja ja) pero este pudin tiene que volver a mi horno ¡y a mi cocina virtual!

Pumpkin bread pudding. Pudin de pan y calabaza. Receta típica de Acción de Gracias. Receta de aprovechamiento, reciclaje, con horno, especias, calabaza, postre típico americano. Thanksgiving day. Cuca

Al ser una receta de aprovechamiento va directamente al reto de mi amiga Marisa 1+/-100, desperdicio cero del que os he hablado un millón de veces y no me canso de invitaros a conocer y formar parte activa del mismo. Este mes lo tengo un poco abandonado y no puede ser porque ya sabéis que soy muy de recetas de reciclaje.

 http//thermofan.blogspot.com.es/2018/05/1-100-desperdicio-0.html
Mis peques siguen creciendo. Elena comienza a gatear más que a arrastrarse por el suelo. Ya se sienta, se tumba, se vuelve a sentar... ella solita y sin darse grandes golpes contra el suelo. Le está pillando el gusto a ponerse de pie, pero no echa un paso, tiene más bien un pie mirando para un lado y poca fuerza aún en las piernas.

Este fin de semana ha estado regular, especialmente el sábado que no quería estar en ningún sitio, ni siquiera en brazos y se ponía a llorar sin motivo aparente. Pensamos que puede ser por la dentición, porque no ha tenido síntomas de ninguna otra cosa, pero puede ser símplemente que hayamos tenido un mal día y nada más.

Lara sigue escribiendo y aprendiendo las letras a una velocidad que a mí me deja con la boca abierta, pero mejor que vaya por delante a que vaya por detrás ¿no? Tampoco se portó demasiado bien el sábado que mi hermano celebró su cumpleaños. Quería comer chocolate y más chocolate y no atendía a razón alguna. Algunos igual recordáis lo mal que lo pasamos con su estreñimiento durante algo más de un año y llevamos el tema mucho mejor desde que le quitamos el pañal, lo que no quita que de vez en cuando nos llevemos algún mal rato.

Ni recordándole que los reyes la están viendo (muy retorcido, lo sé) conseguía que dejara de insistir una y otra vez en seguir comiendo cosas con chocolate. Evidentemente ha pasado unos días estreñida, pero le tira el chocolate cosa mala.

Y nada más por hoy. Con esta receta cierro el mes de noviembre en mi cocina y la semana próxima comienzo con las recetas navideñas que queramos o no la tenemos a la vuelta de la esquina y habrá que ir cogiendo ideas.

Disfrutad del fin de semana, sed felices y os espero la semana próxima en mi cocina.

Manos a la masa y ¡bon appétit!

jueves, 21 de noviembre de 2019

Intxaursaltsa. Intxaursalsa. Crema de nueces (en Monsieur cuisine) (Receta vegana)

La semana pasada os decía que no hay otoño sin castañas.

Esta os digo que tampoco hay otoño sin nueces. 

Cuando pienso en ellas veo a mi abuelo materno cenando gazpacho de patatas y acompañarlo con bacalao desmigado y con nueces recién partidas, de las que ese mismo día en muchos casos había traído del campo.

Nunca jamás nueces algunas me han sabido tan bien como las nueces de mis recuerdos de aquellos años.

Con las nueces tengo una relación de amor y odio. Hay temporadas que las consumo mucho, tanto en dulce como en elaboraciones saladas. De repente las dejo de comer y pueden pasar meses sin que entren en mi dieta (aún a sabiendas de lo saludables que son en cantidades moderadas)

Desde que tengo el blog es hablar de nueces y acordarme de mi amiga Olga que siempre dice que no hay brownie sin nueces y ahí que estoy yo para ponerlas (casi) siempre.

En los cinco años de vida del blog las nueces han hecho su aparición como complemento en galletas, bizcochos, muffins, blondies, hojaldres, brownies, tartas e incluso en turrón pero nunca jamás como las absolutas protagonistas de una receta. Y había que ponerle remedio.

Intxaursaltsa. Intxaursalsa. Crema de nueces (en Monsieur cuisine) Crema de nueces típica del País Vasco. Versión vegana Postre Sin horno Cuca

Hace tiempo que el postre de hoy estaba en mis pendientes. Se lo he visto publicado a mi amigo Juan y a mi amiga Elisa entre otros y ha llamado poderosamente mi atención. Nunca había caído en el olvido, pero nunca me ponía a ello.

Lo cierto es que la gastronomía vasca siempre me ha gustado pero nunca le llegaba el momento a ninguna de sus recetas. Hasta que llegó Elena, con ella mi baja maternal y me encontré con una bebé tranquila y serena que dormía y estaba tranquilita los ratos que estaba despierta.

Intxaursaltsa. Intxaursalsa. Crema de nueces (en Monsieur cuisine) Crema de nueces típica del País Vasco. Versión vegana Postre Sin horno Cuca

Si a esto le unís unos paquetes de nueces en el armario, una bebida vegetal de nuez con la que no sabía muy bien qué hacer y la Monsieur Cuisine en la cocina no era necesario despejar la incógnita de la ecuación porque estaba más que clara.

Intxaursaltsa. Intxaursalsa. Crema de nueces (en Monsieur cuisine) Crema de nueces típica del País Vasco. Versión vegana Postre Sin horno Cuca

He tenido el valor de cambiar la receta tradicional sustituyendo la leche de vaca por bebida vegetal, obteniendo así una versión vegana no sé si a la altura de la original (porque tengo pendiente prepararla con leche) pero sí bien rica.

Intxaursaltsa. Intxaursalsa. Crema de nueces (en Monsieur cuisine) Crema de nueces típica del País Vasco. Versión vegana Postre Sin horno Cuca

Es un postre sencillo, con ingredientes de andar por casa, y si lo haces con algún robot de cocina la dificultad es nula y el tiempo de dedicación es mínimo. El resultado es una crema deliciosa y muy nutritiva (a la par que calórica)

Intxaursaltsa. Intxaursalsa. Crema de nueces (en Monsieur cuisine) Crema de nueces típica del País Vasco. Versión vegana Postre Sin horno Cuca

Como madre lactante me vino muy bien, aunque confesaré que aquellos días intentaba no abusar de los postres con la absurda idea de recuperar mi peso antes del verano. Pero ante semejante postre ¡a ver quién se resistía!

Intxaursaltsa. Intxaursalsa. Crema de nueces (en Monsieur cuisine) Crema de nueces típica del País Vasco. Versión vegana Postre Sin horno Cuca

La intxaursaltsa, según lo que he leído, es un postre muy típico de estas fechas y se prepara y consume bastante en navidades. Tiene su lógica. Las nueces están en su mejor momento y hay que darles salida ¡y menuda salida! Es una de las mejores recetas de aprovechamiento que he preparado en mucho tiempo.

Intxaursaltsa. Intxaursalsa. Crema de nueces (en Monsieur cuisine) Crema de nueces típica del País Vasco. Versión vegana Postre Sin horno Cuca

Por si alguien le está buscando un sentido oculto a la entrada de hoy ya os anticipo que por muy típica que sea esta receta en navidades no quiere decir, ni mucho menos, que dé el pistoletazo de salida a las recetas de navidad en el blog.

Intxaursaltsa. Intxaursalsa. Crema de nueces (en Monsieur cuisine) Crema de nueces típica del País Vasco. Versión vegana Postre Sin horno Cuca

Si esa hubiera sido mi intención tened por seguro que en pleno mes de marzo habría sacado los adornos navideños para hacer las fotos. Nada más lejos, ya veis que de navidad no hay nada y para la semana que viene tengo preparado un recetón de los buenos. De mucho aprovechamiento como a mí me gusta, muy fácil de hacer, que está de escándalo y además nos vamos a marcar un viajecito de ida y vuelta expres que creo que os va a gustar mucho. Y hasta aquí puedo decir que al final sigo y lo largo todo. Las recetas navideñas en diciembre (que también está a la vuelta de la esquina)

Intxaursaltsa. Intxaursalsa. Crema de nueces (en Monsieur cuisine) Crema de nueces típica del País Vasco. Versión vegana Postre Sin horno Cuca

Lo que voy a contar a continuación es una obviedad, pero igual alguno se lo plantea. Sí, esta crema sabe a nueces. Mucho. Si no son de tu gusto mejor dedica tu tiempo a preparar otro postre. Pero si os gustan, quedaos con ella y preparadla en casa porque no os vais a arrepentir.

Intxaursaltsa. Intxaursalsa. Crema de nueces (en Monsieur cuisine) Crema de nueces típica del País Vasco. Versión vegana Postre Sin horno Cuca

Aunque está rica de cualquier modo a mí me gustó mucho más a temperatura ambiente. Fría no es lo mismo, al menos no para mí (aunque ya sabéis que soy muy maniática) Si os animáis espero que me contéis cómo os gusta a vosotros y qué os ha parecido.

Ahora sólo me queda compartir con vosotros la receta, que ya veréis lo bien que sienta con este frío y la lluvia que nos acompaña y que tan necesaria era.

Intxaursaltsa. Intxaursalsa. Crema de nueces (en Monsieur cuisine) Crema de nueces típica del País Vasco. Versión vegana Postre Sin horno Cuca

Ingredientes:

* 600 ml de bebida de nueces (o leche de vaca)
* 200 gramos de nueces peladas
* 150 gramos de azúcar
* Una cucharada de canela en polvo
* Nueces para decorar

Elaboración:
1. Ponemos en el vaso las nueces, el azúcar y la canela y programamos 20 segundos velocidad 5

2. Bajamos con la espátula las nueces pulverizadas de las paredes, añadimos la bebida de nueces y programamos 20 minutos velocidad 2 temperatura 100 grados. Una vez que alcance la temperatura ha de estar 14 minutos. Yo programo 20 porque suele tardar unos seis minutos en alcanzar los 100 grados.

3. Cuando acabe programamos 10 segundos velocidad 5 para afinar la textura.

4. Vertemos en los vasitos, dejamos enfriar a temperatura ambiente, tapamos y metemos en el frigorífico.

5. Antes de servir decoramos con nueces 
Para la elaboración tradicional trituramos las nueces, ponemos la leche y el azúcar a calentar, añadimos las nueces y la canela y cocinamos a fuego bajo removiendo con frecuencia hasta que espese.

 https://sites.google.com/s/1qzbU5nVxX_dmAt_u09QEDIAqEiB0UatY/p/1aPxnMom2c2QFjayvtb4aCw2rhsBrlVMy/edit

Como veis es una receta que no tiene complicación ninguna. Si la hacéis de manera tradicional requiere un poco de tiempo y paciencia pero con un robot es un visto y no visto. Aunque no tan rápido como desaparecerán los vasitos si os descuidáis.

Intxaursaltsa. Intxaursalsa. Crema de nueces (en Monsieur cuisine) Crema de nueces típica del País Vasco. Versión vegana Postre Sin horno Cuca

Esta semana he tenido reunión con la tutora de Lara. Me cuenta que tiene a la niña aburrida en clase, que da mucho más de sí pero que la mayoría de los compañeros son más pequeños, que van a un ritmo más lento y que no puede sacar todo el potencial que mi peque da.

A partir de enero empezará a llevar un nuevo ritmo y Lara estará más estimulada.

Con lo que más orgullosa salí de la tutoría fue con que me dijera que Lara mostraba un gran interés por los libros y que le había contado que la llevaba a la biblioteca y sacaba cuentos. En casa además tenemos un montón de libros infantiles que le he ido comprando desde que nació (y estoy pendiente de rescatar los míos que están en el altillo de la cochera de mis padres y cualquiera sube ahí) y ya os adelanto que los Reyes o Papá Noel seguro que traen más.

Salí redonda del colegio pensando que le estaba inculcando el amor por los libros.

Cuando estaba embarazada de Lara y se planteaban mil dudas sobre si sería adecuado que yo continuara trabajando o no alguien me dijo que no era la cantidad de tiempo que se dedica a los hijos sino la calidad. Y lleva toda la razón. No puedo compartir mucho con ellas, pero lo que comparto lo hago intenso y no me limito a aparcarlas delante de los dibujos.

Elena sigue igual. Yo creo que está incubando algo y está un poco trabajosa, pero también hay que estar a las cosas malas. El lunes se hizo las fotos de la guardería, habrá que esperar hasta la primera semana de diciembre al menos para ver cómo ha salido.

Para terminar aprovecho mi rinconcito virtual para felicitar a mi hermano que hoy cumple 35 años inaugurando, como cada año, la temporada de cumpleaños en mi familia.

Y poco más. Sigo con muy poco tiempo pero procuro pasar por vuestras cocinas al menos una vez a la semana y ponerme al día con vuestras recetas. Nos vemos el jueves próximo ¡sed felices!

Manos a la masa y ¡bon appétit!


 

jueves, 14 de noviembre de 2019

Bundt cake integral de crema de castañas (marrón glacè)

No hay otoño sin castañas.

Echo de menos los puestos callejeros y ese aroma mezcla de humo y de castañas asadas que te llamaba desde lejos. En realidad pocas veces he comprado cartuchos de castañas pero su olor ha marcado muchos de los otoños de mi vida.

Ha sido a raíz de tener el blog que las castañas han empezado a formar parte más activa de nuestras vidas. He de confesar que no es que no me gusten, lo que ocurre es que soy muy floja para pelarlas. Si están muy calientes porque me quemo los dedos, si se enfrían porque no hay quien las pele y acabo enfadada...

Mi marido tiene un truco. Les hace un pequeño corte, las tapa y las mete en el microondas. No son exactamente castañas asadas pero suelen ser más sencillas de pelar (y también queman las yemas de los dedos por si alguien se lo pregunta)

Hace muchos años que quiero preparar una receta con castañas, de hecho tengo muchas ganas de hacer mermelada, pero todos los otoños me aguanto las ganas.

Bundt cake integral de crema de castañas (marrón glacè) Desayuno merienda postre bizcocho receta sencilla, fácil, rápida de temporada con horno Cuca

La receta de hoy cubre en parte ese anhelo de bloguera de usar productos nuevos y de temporada en mis recetas.

Durante el embarazo de Lara compré por capricho (menuda novedad) dos botes de crema de marrón glacé en LIDL. Una de esas "necesidades tan necesarias" que surgen mientras haces la compra. Las coloqué en la balda superior de un armario de la cocina y ahí siguieron plácidamente durante mucho tiempo.

Hace dos años abrí un bote y preparé una tarta con chocolate y el bote que quedaba lo quería utilizar en una receta en la que nada enmascarase el sabor de esta crema.

Bundt cake integral de crema de castañas (marrón glacè) Desayuno merienda postre bizcocho receta sencilla, fácil, rápida de temporada con horno Cuca

He tartado un tiempo en darle salida, pero os aseguro que la espera mereció la pena. Una lástima que desde hace al menos un par de años ya no traigan esta crema a LIDL (al menos en el que yo hago la compra) porque me gustaría seguir probando recetas nuevas con ella.

Además la receta de hoy me viene rodada porque mañana es el día internacional del bundt cake, así que aprovechamos para festejarlo aunque sea con un poco de anticipación.

Bundt cake integral de crema de castañas (marrón glacè) Desayuno merienda postre bizcocho receta sencilla, fácil, rápida de temporada con horno Cuca

Creo que os he dicho que las prisas nunca son buenas, confiarse tampoco, y cuando juntas estos dos "defectos" reposteriles al final lo acabas lamentando. Este bundt estuvo a un tris de no poder ver la luz.

Se juntó todo: olía muy bien, lo tocaba y estaba tierno y esponjoso, la tarde avanzaba y cada vez quedaba menos rato de luz, las niñas estaban tranquilas y a mí me entró la prisa por hacer las fotos así que me puse a desmoldar.

Bundt cake integral de crema de castañas (marrón glacè) Desayuno merienda postre bizcocho receta sencilla, fácil, rápida de temporada con horno Cuca

Y cuando en la ecuación aparecen los factores masa esponjosa, tierna y frágil aún caliente, base un poco desnivelada y molde con múltiples surcos que en el resultado aparezcan grietas era lo menos que podía ocurrir.

Al final se pudo medio salvar la situación porque no quería que nos quedásemos sin esta receta que de otra manera no hubiera visto la luz ya que no sé dónde conseguir otro bote de marrón glacé. Lo que son las cosas, por un lado vaciando armarios, por otro penando cuando termino algunos productos porque me han gustado, me gustaría seguir cocinando con ellos y no sé cuándo los voy a volver encontrar como es este caso.

Bundt cake integral de crema de castañas (marrón glacè) Desayuno merienda postre bizcocho receta sencilla, fácil, rápida de temporada con horno Cuca

Bien es cierto que a falta de marrón glacé podríamos utilizar mermelada de castañas o incluso castañas cocidas y hechas puré aunque en este caso igual hay que rectificar las cantidades de azúcar, que sabéis que tiendo a lo bajo en tales menesteres y mis postres resultan poco dulces según el paladar de alguno.

El resultado, como os he anticipado, es un bundt que huele de maravilla, tremendamente esponjoso y tierno, muy jugoso... ¡fue un visto y no visto en casa!

Además es una de esas recetas facilonas en las que ensucias un bol, unas varillas  y el molde. Mezclar, hornear y salir corriendo, que cada vez tenemos tiempo para menos cosas o me pasará solo a mí que últimamente no llego a nada.

Bundt cake integral de crema de castañas (marrón glacè) Desayuno merienda postre bizcocho receta sencilla, fácil, rápida de temporada con horno Cuca

Es la receta ideal para preparar este fin de semana de lluvia y frío que nos aguarda y disfrutarlo tranquilamente (en mi caso el término tranquilidad se borró de un plumazo de mi vida) durante el desayuno o la merienda mientras vemos llover.

Igual os suena raro pero desde que me incorporé al trabajo tras el nacimiento de Elena me levanto a las seis de la mañana y he terminado por disfrutar esos madrugones. Es agradable tener un rato sólo para mí (en realidad para mí y para hacer cosas de casa), con la casa en silencio (la mayor parte de las veces, que mis niñas son de dormir poco) y metiendo el turbo para dejar recogido lo máximo posible antes de que llegue el momento de levantarlas. Me frustra mucho estar haciendo cosas y no avanzar porque continuamente escucho mamá esto, mamá lo otro, una u otra llorando, ahora toca el biberón, ahora hay que cambiar el pañal, ahora la otra necesita ayuda para subirse el pantalón después de hacer pipí...y se van las horas muertas.
Bundt cake integral de crema de castañas (marrón glacè) Desayuno merienda postre bizcocho receta sencilla, fácil, rápida de temporada con horno Cuca

A lo que iba, que sólo durante estos madrugones puedo escuchar llover y desayuno tranquilamente. En realidad, y como seguro suponéis, es la única comida que hago con tranquilidad en todo el día. Así que agradezco tener cositas ricas que compensen el esfuerzo de levantarme tan temprano.

Espero que os animéis a prepararlo. Ya veréis que la receta es la mar de simple ¡Y mientras compartimos un trozo!

Bundt cake integral de crema de castañas (marrón glacè) Desayuno merienda postre bizcocho receta sencilla, fácil, rápida de temporada con horno Cuca

Ingredientes:

* 285 gramos de puré de marrón glacé (o en su defecto crema, puré o mermelada de castañas)
* 100 gramos de azúcar moreno
* 100 gramos de mantequilla
* 3 huevos
* 200 ml de nata para montar
* 1 yogur (125 gramos) natural (el mío con azúcar de caña)
* 1 sobre de levadura química (impulsor) (15 gramos)
* 250 gramos de harina integral.

Elaboración:

1. Ponemos la mantequilla a derretir en el microondas o al baño maría.

2. La ponemos en un bol amplio junto con el azúcar, esperamos un par de minutos y batimos hasta obtener una mezcla cremosa.

3. Vamos añadiendo los huevos de uno en uno y mezclamos en cada adicción.

4. Incorporamos la nata para montar, el yogur y la crema de marrón glacé (que debe estar a temperatura ambiente para que sea más manejable) y seguimos batiendo hasta obtener una masa cremosa.

5. Añadimos la levadura y la harina tamizándolas y mezclamos hasta que no queden grumos.

6. Pincelamos con mantequilla nuestro molde y vertemos la masa.

7. Damos un par de golpes secos sobre la encimera para que cualquier burbuja de aire que haya salga a la superficie y para que la mezcla quede nivelada.

8. Introducimos en el horno precalentado a 180º C durante 60 minutos o hasta que al pincharlo con una brocheta de madera esta salga limpia.

9. Apagamos el horno, sacamos el molde y lo dejamos enfriar sobre una rejilla por completo antes de desmoldar.

  https://sites.google.com/s/1TYlzRcvWDJjWqDbTMO7qwnXFMF5Tg-N_/p/1529h2WRkUkG54x47Kz_wY0hXHYcaVrKW/edit

El bundt es tremendamente frágil y las prisas pueden provocar que termine roto ¡advertidos estáis!

Bundt cake integral de crema de castañas (marrón glacè) Desayuno merienda postre bizcocho receta sencilla, fácil, rápida de temporada con horno Cuca

Para conservarlo lo envolvemos con film transparente y ahora que no hace frío ni siquiera necesitamos que esté en el frigorífico, pero si os cabe ¡es el mejor sitio para guardarlo!

Os cuento un poquito de las niñas que últimamente voy volando y os hago partícipes de pocas cosas.

El lunes próximo se hace Elena las fotos en la guardería. En el cole de Lara no sé lo que hacen, la verdad es que se meten en muy pocos jaleos y como madre lo agradezco bastante.

Sigue con sus dos dientecillos, con toneladas de babas cayendo por doquier y se está poniendo muy caprichosa y no quiere estar sentada ni tumbada en ningún lado. Quiere brazos y movimiento continuo. No recuerdo que Lara pasara por esta fase, la verdad.

La fruta le gusta bastante y por la noche le doy un trozo grande de lo que yo esté tomando, lo engancha con las dos manos, se lo lleva a la boca y se pone a chuparlo y roerlo con las encías. No se lleva ningún trozo grande pero lo que va machacando se lo traga. Tiene especial pasión por el persimon y ni aún comiendo Elena consigo que Lara lo pruebe. En realidad sí, cuando ve que la hermana tiene un trozo ella pide otro, que tiene que ser igual de grande y cortado de la misma manera, y cuando lleva con él un rato en la mano dice que no le apetece y que me lo coma yo.

Nunca he visto a nadie tan reticente a probar alimentos. A Lara no le gusta la pasta (he probado con todo: macarrones, espaghetis, espirales, pasta de colores, infantil... y nada, con todo arcadas), ni el arroz, ni las croquetas, ni las salchichas, ni la pizza, ni el tomate frito... Tampoco le gustan los bizcochos, las natillas o los flanes, ella sólo yogures. Es la niña más atípica del mundo.

Que lo sé, que un día comerá, pero te ves tan limitada a la hora de ponerle la comida que hasta desespera.

Ojalá Elena no sea así, aunque en realidad no sé si es porque es la segunda y voy de vuelta de las cosas o porque tengo menos tiempo, que me estoy tomando todo con más relajación a la hora de introducirle nuevos alimentos, de ofrecerle la comida en trozos, si no quiere comer la dejo hacer sin estar todo el día lamentando si no tendrá hambre, si no estará malita, si, si ,si las mil cosas que se pasan por la mente cuando eres primeriza... Ella tiene otro ritmo y sinceramente yo también.

En cuanto a Lara ya sabe escribir su nombre, en letras mayúsculas y con ciertos problemas con la R (la letra de la "pata estirá" como ella dice) cuya pata no sabemos muy bien colocar. Además vamos por la calle y va reconociendo las letras que ve en los carteles y en las matrículas (me suena que quizá esto ya os lo conté la semana pasada, cada vez tengo la cabeza peor para estas cosas)

También empieza a dibujar cosas y que esos dibujos se parezcan a lo que está dibujando. Antes hacía rayas en un papel y punto. Ahora las cosas tienen forma aunque a veces sea un poco complicado adivinar qué ha pintado y se enfade si no lo dices.

Lo de colorear lo domina bastante mejor. Rellena casi toda la superficie y no se sale de los bordes.

Le he visto un avance brutal.

En fin, las cosas de mis niñas.

No me enrollo más, voy a ver si puedo seguir visitando vuestras cocinas que cada vez paso más tarde o sin tiempo para comentar ¡pero no me olvido de vosotros ni me canso de daros las gracias por seguir al pie del cañón!

¡Nos leemos la semana próxima! ¡Sed felices!

Manos a la masa y ¡bon appétit!

jueves, 7 de noviembre de 2019

Tarta tatín de membrillo

Primera entrada del mes de noviembre.

Acabado el verano el calendario ha metido el turbo y en nada estaremos con el modo navideño ON. Y siendo sinceros el que más el que menos ya tenemos la cabeza elucubrando si no con recetas, con regalos, o pensando en cambiar la decoración o intentando hacer memoria a ver si nos acordamos qué era aquello que tiramos el año pasado y que debíamos reponer este...

En muchos supermercados ya están los dulces típicos reinando y algunos como la que escribe hasta hemos hecho planes navideños en familia visitando el Belén de Chocolate de Rute el pasado puente como habéis podido ver los que me seguís en redes sociales.

No obstante aún queda mucho otoño por delante y mi cocina sigue centrándose en las frutas de esta temporada. Hoy le toca el turno al membrillo con el que se pueden preparar cosas más allá del típico dulce de membrillo.

Tarta tatín de membrillo postre otoño dulce sencillo fácil fruta cuca canela con horno caramelo

Seamos sinceros. El membrillo es el patito feo de las frutas de otoño. Tú ves un membrillo y más allá del dulce de membrillo no sabes ni qué hacer con él. Si me apuras te plantas cara a cara y te preguntas si se pela como una manzana o la piel es más dura y hay que partirlo como si fuera un melón.

Te estarás riendo, seguro, pero sabes que es cierto.

Nadie va al mercado o a la frutería y se trae un kilo de membrillos para comérselos. Y se puede. Doy fe de ello. Cuando terminé la carrera, parece que fue en otra vida, en mi primer trabajo, tuve un compañero que se llevaba un membrillo cada mañana a la oficina, lo pelaba y se lo comía.

Tarta tatín de membrillo postre otoño dulce sencillo fácil fruta cuca canela con horno caramelo

Mi cara fue un poema el primer día. Yo no sé qué creía que era un membrillo ni qué se hacía con él, pero para mí no había vida más allá del dulce que se elaboraba cada año en casa. Ni se me había pasado por la cabeza que se pudiera comer cual manzana.

Han pasado ya muchos años aunque he de confesar que mi relación con esta fruta seguía siendo la misma. Prácticamente una total indiferencia hasta que hace unos días, al dejar a Lara en casa de mis padres por la tarde para volver al trabajo, vi que había un membrillo en la cocina.

En estas que mi madre me dice que mi padre ha traído bastantes, que están en la cochera y que no sabe qué hacer con ellos.

No te preocupes que ya me invento yo algo le digo y salgo corriendo porque ya iba con la hora justa.

Por el camino me acordé que había leído en algún perfil de instagram algo relacionado con una tarta tatín de membrillo. En cuanto regresé a casa me puse a investigar, vi que la receta era muy sencilla y al día siguiente (sábado) ya estaba metida entre membrillos ¡et voilà! este es el resultado.

Tarta tatín de membrillo postre otoño dulce sencillo fácil fruta cuca canela con horno caramelo
La tarta tatín, la clásica, la de manzana, lleva en mis pendientes casi una vida. No es complicada pero por una cosa u otra nunca me decido (y mira que el pasado otoño tuvimos manzanas para aburrir y hubiera sido una buena propuesta para darles salida). En el fondo yo creo que me daba miedo el tema de hacer una elaboración invertida, darle la vuelta y que quedara decente... miedos tontos que hacían que semana a semana me pusiera con un postre distinto.

Sé que lo suyo es hacer la masa en casa, pero me resulta tan cómodo trabajar con la comprada y con las peques tengo el tiempo tan escaso que sigo tirando de la refrigerada aunque vosotros podéis hacerla en casa.

Tarta tatín de membrillo postre otoño dulce sencillo fácil fruta cuca canela con horno caramelo

Me ha resultado muy sencillo prepararla. Me doy cuenta de que con un poco de paciencia y siguiendo unos consejos básicos no es difícil obtener un buen resultado. He de confesar he obviado no obstante un consejo que he leído en casi todas las recetas que había consultado  y que a mí no me ha ido mal.

Parece ser que todo el mundo está de acuerdo en que esta tarta debe de hacerse en un molde no desmoldable, para que no se pierdan el caramelo y los jugos de la fruta durante la cocción y que hay que darle la vuelta antes de que pasen cinco minutos de haberla sacado del horno para que el caramelo no se empiece a solidificar y desmolde sin incidentes.

Tarta tatín de membrillo postre otoño dulce sencillo fácil fruta cuca canela con horno caramelo

Yo que siento pánico en el momento desmoldado decidí usar un molde desmoldable poniendo un papel de hornear en la base y montando el aro encima. Los jugos no se han salido y el desmoldado ha sido tremendamente sencillo. Cuando me anime con la de manzana repetiré y os lo comento por si os puede servir de ayuda.

El resultado es una tarta con mucha fruta, lo que la hace menos pecaminosa ¿o no? A mí la textura del membrillo me ha recordado vagamente a la de la manzana así que me ha resultado bastante rica de comer.

A ver, si buscas una tarta de esas que engordas con sólo olerla no es la tuya, pero si quieres llevar a la mesa fruta sin que te arruguen mucho la nariz es una buena opción.

Yo he sido muy comedida con los ingredientes y para infusionar los membrillos puse poca cantidad de azúcar y sólo un palo de canela. Tampoco he puesto mucha cantidad de mantequilla ni de caramelo en la base. Me gusta el caramelo, pero no los postres que lo llevan en tanta cantidad que mata el sabor del resto de ingredientes.

Tarta tatín de membrillo postre otoño dulce sencillo fácil fruta cuca canela con horno caramelo

Creo que me he quedado corta. De hecho cada vez que me comía un trocito de esta tarta tenía muchas ganas de espolvorearla con canela ¡no tengo remedio! Así que vosotros tened en cuenta mis recomendaciones y adaptad el caramelo de la base a vuestro gusto.

Para mi gusto azúcar no le faltaba, pero es que eso no sólo depende de nuestros gustos sino del punto de la fruta. Como estos membrillos estaban recién cogidos eran tiernos y no estaban excesivamente ácidos.

A pesar de lo que os comento es un postre que me ha gustado y me ha animado a seguir reposteando con membrillos y a hacer más versiones de la tarta tatín.

Tarta tatín de membrillo postre otoño dulce sencillo fácil fruta cuca canela con horno caramelo

Antes de contaros la receta quiero hacer una pequeña reflexión e invitaros a reflexionar conmigo si os parece. Estamos a tres días de unas nuevas elecciones generales. Vivimos unos tiempos un tanto revueltos en el panorama nacional que están desenterrando cosas que yo creía olvidadas, enterradas y a la vez aprendidas para no volver a caer en los mismos errores.

Los españolitos de a pie estamos cansados y desencantados con lo que nos ha tocado vivir y con la clase política que nos gobierna, desgobierna o hace el papel. Estamos aburridos de que no sean capaces de ponerse de acuerdo y recurran a repetir elecciones una y otra vez hasta que uno u otro sea capaz de sacar la cabeza por encima de los demás y formar gobierno.

En esta situación me acuerdo irremediablemente de Saramago y su  Ensayo sobre la lucidez. Sería una lección formidable. Pero dado que no es algo que se pueda lograr os invito a realizar lo contrario y poneros frente a las urnas el domingo y haceros escuchar.

No valen excusas del tipo "salga el que salga va a ser lo mismo", "yo de política no entiendo", "un voto no cambia nada" Tenemos un derecho muy valioso, el derecho a votar y a elegir, y debemos hacer uso de él. Pensad que si no acudís a las urnas dejáis que otros decidan por vosotros y quién sabe con qué panorama nos encontremos el lunes al despertar. No dejéis que otros decidan y acabemos perdiendo derechos y libertades.

Conste que yo no milito en ningún partido político ni estoy pidiendo el voto para nadie, pero sí soy una gran defensora de hacer uso de nuestro derecho al voto y de involucrarnos en elegir quién va a dirigir el país en los próximos años. Y al día siguiente nos quejaremos, pero con razón, porque hemos formado parte del proceso democrático.

Y ahora sí os dejo un trocito de la tarta para poner el punto dulce a la entrada de hoy.


Tarta tatín de membrillo postre otoño dulce sencillo fácil fruta cuca canela con horno caramelo

Ingredientes:

* Una lámina de masa quebrada
* 8-12 membrillos (depende del tamaño de las frutas y del tamaño del molde que vayamos a utilizar)
* 100 gramos de azúcar
* 1 palo de canela
* 50 gramos de mantequilla
* 2 cucharadas soperas de caramelo líquido.

Elaboración:

1. Pelamos los membrillos, los partimos en cuartos y les quitamos el corazón.

2. Los colocamos en una cazuela y ponemos agua hasta cubrir aproximadamente 2/3 de los membrillos. Añadimos el azúcar y el palo de canela, removemos bien y ponemos al fuego.

Cuando empiece a calentarse los membrillos soltarán parte de su jugo y quedarán cubiertos (casi) por completo. 

Vamos removiendo y retiramos del fuego cuando al pincharlos con un tenedor estén firmes pero se puedan atravesar con facilidad.

3. Retiramos del fuego, los sacamos del agua y los dejamos en un escurridor hasta que estén fríos.

4. Una vez se hayan enfriado ponemos en una sartén pequeña a fuego suave la mantequilla. Cuando esté derretida añadimos el caramelo líquido y removemos hasta integrar. Retiramos del fuego.

5. Vertemos la mantequilla con el caramelo en la base del molde que vayamos a utilizar y esparcimos bien. Vamos colocando los cuartos de membrillo infusionados alrededor del molde hasta que la base esté completamente cubierta.

Os aconsejo poner los trozos "apretados" porque en el horno pueden encoger y quedarían huecos.

6. Una vez cubierta la base con la fruta sacamos nuestra lámina de masa quebrada y la colocamos encima. Remetemos bien por los lados, presionando para que quede pegada a la fruta.

7. Introducimos el molde en el horno, precalentado a 180º C, y horneamos durante unos 35-45 minutos o hasta que la masa quebrada esté dorada.

8. Apagamos el horno, sacamos el molde y pasados cinco minutos, con mucho cuidado, desmoldamos la tarta girándola sobre un plato de tal forma que la fruta quede hacia arriba.

Hay que gastar mucho cuidado porque hay líquido en la base que nos puede quemar.

Esperamos a que se enfríe, o al menos se temple ¡y a disfrutar!

 https://sites.google.com/s/1JyEsuqMyeOLgpyl-1aoXfofEN7KtmCVB/p/1eCqNcgOOWmzcqeSVXgc_5dEWOvVKA367/edit

Para conservarla la tapamos bien con un film transparente y la guardamos en el frigorífico. Una vez refrigerada antes de consumirla si nos gusta templada podemos darle un golpe de microondas.

Tarta tatín de membrillo postre otoño dulce sencillo fácil fruta cuca canela con horno caramelo

Si os animáis a hacerla ¡soy toda oídos!

Las peques siguen más o menos bien. Un poco de tos y mi consabido pánico dado que son muy dadas al vómito fácil pero con el tiempo loco que tenemos y todos los virus que se comparten en guarderías y colegios no me voy a quejar.

No sé si os lo conté la pasada semana, pero Elena ya tiene dos dientes. Tener, tener igual es mucho decir, los tiene rotos que no es poco.

Por cierto por Halloween en el colegio de Lara no se disfrazan. Eso que nos ahorramos. Estuvieron haciendo algunas actividades como pintar un dibujo de una calabaza y salieron con la cara maquillada. En la guardería de Elena sí que hacen más actividades y los padres que quisieron disfrazaron a sus hijos, pero como Elena es tan pequeña salimos del paso con una felpa con gorrito de bruja la mar de cuqui.

El año que viene ya nos curraremos otro disfraz más elaborado.

Esta tarta va para el reto 1+/-100 desperdicio cero de mi amiga Marisa porque con este tatín he dado salida a los membrillos que estaban un poco aburridos en casa de mis padres sin saber muy bien qué hacer con ellos

http://thermofan.blogspot.com/2018/05/1-100-desperdicio-0.html

Y nada más por hoy. Intento pasar por vuestros blogs pero sigo con muy mal ritmo aunque no me olvido de vosotros. Sed felices y nos leemos la semana próxima.

Ah! no os olvidéis de contarme qué hacéis vosotros en casa con los membrillos ¡estoy abierta a todo tipo de ideas!

Manos a la masa y ¡bon appétit!