jueves, 25 de junio de 2020

Muffins de cerezas. Cherry muffins.

El pasado sábado dimos la bienvenida al verano.

Mis mejores recuerdos de verano son de la infancia. Aún recuerdo la sensación que me embargaba el último día de colegio. La promesa de unas vacaciones, aún por estrenar, ponían mil mariposas en mi estómago.

Aquellos veranos se antojaban eternos. Eran días de cantos de chicharras y noches de cantos de grillos, de rodillas peladas y pies polvorientos, de atardeceres de puertas regadas y de noches de vecinos sentados al fresco.

Mis veranos siempre tenían el sabor y el olor de la fruta recién cogida y aunque se hayan perdido muchas cosas por el camino afortunadamente siguen estando llenos de sabores, colores y aromas de temporada.

Si hay una fruta que anuncie la llegada del verano para mí son las cerezas.

Me fascinan.

Me siento a comerlas y no tengo fin.

De hecho hay noches que sólo ceno cerezas. Para evitar los remordimientos de los atracones que me doy con ellas.

Y es que mi tío tiene las mejores cerezas del mundo. Adelanto que las de las fotos de hoy no les hacen justicia, pero son las que quedaban.

Tiene cerezas gordas como pelotas de ping-pong. Tersas, brillantes, de un atractivo color rojo.

Siempre quiero hacer muchas recetas con ellas y acabo devorando todas las que llegan a casa (que se cuentan por varios kilos por semana durante dos o tres semanas)

También me da cierta pereza deshuesarlas. No sólo el tiempo que requiere sino lo que mancha las manos. Y hacerlo con guantes me agobia, nunca nos hemos llevado bien.

Pero el verano pasado me hice con un cacharrito en Aliexpress por un euro o así que tardó lo suyo en llegar. No daba un duro por él, pero me ha sorprendido gratamente ya que cumple perfectamente su función, sin manchar mucho y sin destrozar la cereza.
Muffins de cerezas. Cherry muffins. Desayuno, merienda, postre, fruta de temporada, receta fácil, esponjosos, jugosos, tiernos. Cuca
Así que hoy nos desayunamos unos ricos muffins para despedir el mes de junio y para festejar la primera semana de verano.

Y con esta receta cumplo la cuarta semana consecutiva publicando lo que reposteo el fin de semana previo, pero si de aprovechar las cerezas se trata no puedo dejarlo para más adelante y si hablamos de encender el horno... ¡uf!... con la que está cayendo desde el fin de semana pasado comienza a dar pereza ¿verdad? Así que mejor cuanto antes o acabaremos acomodándonos a los postres fresquitos y no saldremos de ahí hasta el otoño. 

Hace mucho que no preparaba muffins y he abierto mi caja de los truenos porque me ha entrado el gusanillo.

No tengo remedio.

Muffins de cerezas. Cherry muffins. Desayuno, merienda, postre, fruta de temporada, receta fácil, esponjosos, jugosos, tiernos. Cuca
Tengo épocas, en pleno invierno, que me engancho a los postres fríos y no salgo de ahí. Para verme meses después, en plena canícula, encendiendo el horno y preparando muffins y bizcochos como si no hubiera mañana.

Mis contradicciones y yo.

Muffins de cerezas. Cherry muffins. Desayuno, merienda, postre, fruta de temporada, receta fácil, esponjosos, jugosos, tiernos. Cuca
En estos días le estoy dando muchas vueltas a lo que el estado de alarma nos ha quitado en casa. Partiendo de la base de que somos afortunados puesto que nadie de nuestro entorno más cercano se ha contagiado ni ha muerto, que mi trabajo no se ha visto afectado y el de mi marido muy poco, lo único que a nosotros nos ha afectado (a grosso modo) son las medidas de distanciamiento social, el uso de mascarillas y el cierre de los colegios y las guarderías.

Yo no  voy a hacer un drama porque las niñas no tengan clase. Pudimos organizar nuestros horarios hasta que el confinamiento fue menos restrictivo y pudieron quedarse de nuevo al cargo de mis padres que es mucho más de lo que han tenido muchas familias.

Lo que me da pena es todo lo que han dejado de vivir.

Muffins de cerezas. Cherry muffins. Desayuno, merienda, postre, fruta de temporada, receta fácil, esponjosos, jugosos, tiernos. Cuca
Lara se ha perdido la mitad de su primer año de colegio. Hemos ido trabajando en casa, siguiendo las tareas que la profesora nos ha hecho llegar pero ni es el entorno más adecuado ni ha tenido en mí la mejor formadora posible.

Mi tiempo es muy escaso y mi paciencia inexistente. Es complicado sentarse con ella cuando regreso del trabajo porque no tiene ganas y además está cansada de todo el día.

El pasado viernes tenía que haberse celebrado su fiesta de fin de curso y este martes habría sido su último día de colegio. Son cosas que ha perdido y que no va a recuperar.

Elena también se ha perdido su primer año de guardería. Está muy espabilada, sabe muchas cosas, pero en un entorno más estimulante es posible que se hubiera desarrollado más (por no hablar de relacionarse con otros bebés). Esta semana habría sido la fiesta de su guardería. Y yo me moría por verla bailar, porque tiene mucho desparpajo y muy poca vergüenza, pero ha sido otra cosa que hemos perdido.

Muffins de cerezas. Cherry muffins. Desayuno, merienda, postre, fruta de temporada, receta fácil, esponjosos, jugosos, tiernos. Cuca
Y ya os digo que somos afortunados, que echo de menos cosas que con el tiempo no tendrán trascendencia alguna y que ellas habrían olvidado igualmente, pero yo no. 

Sin duda va a ser un verano atípico y cruzo los dedos para que más pronto que tarde podamos retomar cierta normalidad que personalmente veo muy lejana a tenor de las noticias que llegan en los últimos días de rebrotes en todo el mundo.

Muffins de cerezas. Cherry muffins. Desayuno, merienda, postre, fruta de temporada, receta fácil, esponjosos, jugosos, tiernos. Cuca
Lo que no ha cambiado es mi pasión por los muffins. Y por la fruta de temporada.

Y los que os traigo hoy están para ponerles un piso, o dos.

Tiernos, jugosos, con un copete envidiable y un interior lleno de color y sabor gracias a las cerezas.
Muffins de cerezas. Cherry muffins. Desayuno, merienda, postre, fruta de temporada, receta fácil, esponjosos, jugosos, tiernos. Cuca

No se puede pedir más.

¿O sí?

Pues sí. Porque se preparan en un pispás con ingredientes de andar por casa. Con deciros que la mayor dificultad es sacarle el hueso a las cerezas ya os lo he dicho todo.

Es además una receta todoterreno porque cambiando la fruta tenemos mil variantes posibles así que no hay excusas para no desayunar o merendar rico ¡y casero! 
Muffins de cerezas. Cherry muffins. Desayuno, merienda, postre, fruta de temporada, receta fácil, esponjosos, jugosos, tiernos. Cuca
Y por si todo lo desmás fuera poco aguantan como campeones. Yo los tengo en un tupper en el frigorífico y están igual que el primer día. Quedan poquitos, pero es que o los raciono o hubieran volado en el fin de semana.

Este año parece que la operación biquini no está de moda, pero nosotros deberíamos hacer la operación pre-comunión. Nuestra sobrina mayor hacía la comunión en mayo. Evidentemente se canceló y ahora tiene fecha para julio. No estaría mal poder llevar alguno de los trapitos que tenemos con cierta dignidad.

Muffins de cerezas. Cherry muffins. Desayuno, merienda, postre, fruta de temporada, receta fácil, esponjosos, jugosos, tiernos. Cuca
Y la piscina de nuestro club abre sus puertas mañana, así que igual habría que pensar en sacar el traje de baño (y tal vez en algún caso un bote de vaselina a ver si uno que yo me sé es capaz de embutirse en los del verano pasado ja ja ja)

Pero las tentaciones son tantas, y nos hemos dejado llevar durante tantas semanas que es imposible que no nos pase factura.

Muffins de cerezas. Cherry muffins. Desayuno, merienda, postre, fruta de temporada, receta fácil, esponjosos, jugosos, tiernos. Cuca
Espero que si tenéis cerezas os animéis con estos muffins porque estoy segura de que os van a encantar y hasta repetireis con ellos.

Como cada semana os invito a compartir uno mientras os cuento cómo prepararlos en casa ¿me acompañais?

Muffins de cerezas. Cherry muffins. Desayuno, merienda, postre, fruta de temporada, receta fácil, esponjosos, jugosos, tiernos. Cuca

Ingredientes:

* 85 gramos de mantequilla
* 2 huevos
* 250 gramos de yogur griego
* 130 gramos de azúcar
* 50 ml de leche
* 15 gramos de levadura química (impulsor)
* 325 gramos de harina
* 1 cucharadita de vainilla
* 1 gramo de sal
* 200 gramos de cerezas (peso ya deshuesadas) + 1 cucharadita de harina
* Azúcar aromatizada al ron (opcional)

Elaboración:

1. Derretimos la mantequilla en el microondas o al baño maría y la ponemos en un bol.

2. Añadimos los huevos, batiendo en cada adicción, el yogur, la leche y la esencia de vainilla y batimos hasta obtener una masa homogénea.

3. Incorporamos la levadura química, la sal y la harina y mezclamos lo justo para integrar y que no queden grumos.

4. Tapamos y dejamos reposar en el frigorífico de un día para otro. Si no podéis esperar obviamos este paso.

5. Lavamos y deshuesamos las cerezas, las partimos en mitades si son muy grandes y añadimos una cucharadita de harina. Removemos bien para que queden bien impregnadas de harina.

6. Vertemos en el bol de la masa y repartimos bien con ayuda de una espátula.

7. Ponemos nuestras cápsulas de papel en la bandeja para hornear muffins (si son rígidas no hace falta bandeja) y con ayuda de una cuchara para helados vertemos la mezcla en cada cápsula.

8. Espolvoreamos con un poco de azúcar aromatizada (este paso se puede omitir) e introducimos en el horno precalentado a 200 º C

9. Horneamos durante 20 minutos, bajamos la temperatura a 180º C y horneamos 10 minutos más o hasta que al pinchar con una brocheta en el centro de un muffin esta salga limpia.

10. Dejamos cinco minutos dentro del horno con la puerta entreabierta, sacamos, retiramos de la bandeja y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.


https://sites.google.com/d/1L8LApWsu53WLfK5AgAh0FvVRPM9Y-omu/p/1ma7muAc-V-iPJ1bsK0zH-fvO0M4BgJWf/edit

Una vez fríos los metemos en un tupper que cierre bien y los guardamos en el frigorífico. Cuando los postres tienen fruta fresca no es buena idea dejarlos a temperatura ambiente, menos cuando está haciendo tanto calor.

Muffins de cerezas. Cherry muffins. Desayuno, merienda, postre, fruta de temporada, receta fácil, esponjosos, jugosos, tiernos. Cuca

Como todos los muffins podemos meterlos en una bolsa, cerrarlos bien y congelarlos. O envolverlos individualmente en film transparente y congelarlos, opción muy práctica para sacarlos de uno en uno.

Muffins de cerezas. Cherry muffins. Desayuno, merienda, postre, fruta de temporada, receta fácil, esponjosos, jugosos, tiernos. Cuca

Si os ponéis con esta receta ya veréis cómo triunfáis en casa.

Sigo liadísima, pero estoy intentando sacar hueco para visitar vuestras cocinas y dejar alguna muestra de mi supervivencia. Gracias por seguir pasando por mi rincón cada jueves.

Nos leemos la semana próxima ¡sed felices!

Manos a la masa y ¡bon appétit!

jueves, 18 de junio de 2020

Coca de San Juan

Hace apenas dos semanas celebraba el sexto aniversario de mi blog.

Recuerdo perfectamente que una de las primeras recetas que me enamoraron cuando comencé con esta aventura fue la Coca de San Juan.

Me fascinó.

Y me dije que para la siguiente festividad de San Juan tenía que preparar una y compartirla en mi cocina virtual.

Claro que en esta vida quien dice la siguiente dice seis años después como ha sido mi caso.

Coca de San Juan. Receta de Xavier Barriga típica de la festividad de San Joan. Verano, hogueras, postre, crema pastelera, tierno, esponjoso, masa, brioche, panificadora, guindas, cerezas. Horno. Cuca
Y no vayáis a pensar que he tenido esta receta guardada en pendientes mucho tiempo.

Para ser sinceros lo que tengo guardado es un buen trozo de esta coca en el frigorífico mientras redacto esta entrada.

Sabéis que suelo ser previsora y que me gusta tener las recetas preparadas con antelación pero no sé qué ha cambiado en el universo que desde que comenzó este mes de junio estoy publicando las recetas que preparo el fin de semana previo y aquí me tenéis plantada frente al ordenador cuando las niñas se acuestan para llegar a tiempo a nuestra cita del jueves.

No es la coca más bonita del mundo pero estoy tremendamente orgullosa de ella.

Coca de San Juan. Receta de Xavier Barriga típica de la festividad de San Joan. Verano, hogueras, postre, crema pastelera, tierno, esponjoso, masa, brioche, panificadora, guindas, cerezas. Horno. Cuca

Por un lado es toda una satisfacción quitarse una espinita que lleva ahí clavada la friolera de seis años.

Por otro estoy más que contenta por seguir experimentando con masas y por obligarme a salir de mi zona de confort repostera como me vengo proponiendo desde hace tiempo.

Y no es que esta sea una receta especialmente complicada, sólo necesita tiempo para los levados y preparar una crema pastelera (que en esta ocasión he hecho con robot para teóricamente ahorrarme tiempo pero de esto hablaremos más adelante)

Coca de San Juan. Receta de Xavier Barriga típica de la festividad de San Joan. Verano, hogueras, postre, crema pastelera, tierno, esponjoso, masa, brioche, panificadora, guindas, cerezas. Horno. Cuca
Pero cada vez soy más cómoda y me dan más pereza las recetas con varias elaboraciones. Igual no es justo llamarlo pereza, es más bien practicidad. Soy consciente de que con dos niñas en casa el tiempo que puedo dedicar a las recetas es más bien reducido y por tanto necesito buscar postres con elaboraciones sencillas, rápidas y a poder ser únicas.

Esta vez planifiqué el trabajo y el viernes a mediodía preparé la crema pastelera y la dejé ya lista en la manga pastelera reposando en el frigorífico y por la noche hice la masa y la dejé levando.

Tiene gracia que justo elegiera para preparar esta receta el fin de semana que de repente se desploman las temperaturas.

Coca de San Juan. Receta de Xavier Barriga típica de la festividad de San Joan. Verano, hogueras, postre, crema pastelera, tierno, esponjoso, masa, brioche, panificadora, guindas, cerezas. Horno. Cuca

A la mañana siguiente la masa había levado, pero no como suelen hacerlo cuando las dejo reposar toda la noche a temperatura ambiente, y cuando la estiré y le di forma de coca le costó la vida levar.

Pero tiempo al tiempo, paciencia, y cierto cambio de planes reposteriles dieron como resultado esta maravilla.

Confesaré también que el uso de la manga pastelera me aterra. Y me da pereza. A partes iguales. Será la falta de práctica, pero nunca me decido a ponerme en serio con ella.

Una vez horneada (y catada) no sabéis hasta qué punto me arrepiento de no haberla preparado antes. Para que os hagáis una idea de lo buena que está os diré que esos dos trocitos que veis en las fotos cayeron mientras recogía. Comencé por el pequeño y no me comí más por vergüenza (y porque mi conciencia siempre está dando martirio)

Coca de San Juan. Receta de Xavier Barriga típica de la festividad de San Joan. Verano, hogueras, postre, crema pastelera, tierno, esponjoso, masa, brioche, panificadora, guindas, cerezas. Horno. Cuca
Es una de las mejores masas que he probado jamás.

Igual partir de una receta de Xavier Barriga era un buen punto de inicio. Fui mirando recetas en muchos blogs y cada cual le daba su toque, así que opté por coger de unas y otras lo que más me gustaba y hacer mi versión.

Lo que más me ha sorprendido es lo sumamente tierna que es recién salida del horno y lo que más me ha gustado es que se mantenga tierna y esponjosa día tras día. No exactamente igual que cuando está recién hecha (que es una auténtica pasada) pero puedo asegurar que pierde muy poco al día siguiente y que se mantiene prácticamente igual.

Coca de San Juan. Receta de Xavier Barriga típica de la festividad de San Joan. Verano, hogueras, postre, crema pastelera, tierno, esponjoso, masa, brioche, panificadora, guindas, cerezas. Horno. Cuca

Además ha sido una receta muy especial porque pude compartirla con mi hermano y mi cuñada a los que he (hemos) vuelto a ver después de más de 105 días.

Y cuando realmente fui consciente de lo buena que es fue cuando mi madre, que nunca quiere comer nada dulce, se quedó con un trocito y dos horas después me estaba diciendo que de probarlo pasó a comérselo entero.

Que era, de todo lo que me había probado, lo más rico que he hecho hasta el momento.

Y para rematar me pidió un trozo más grande.

Ahí ya sí que me dejó muerta. 

Porque la pobre para evitar la tentación nunca quiere tener nada en casa.

Coca de San Juan. Receta de Xavier Barriga típica de la festividad de San Joan. Verano, hogueras, postre, crema pastelera, tierno, esponjoso, masa, brioche, panificadora, guindas, cerezas. Horno. Cuca
No le he preguntado cómo lleva su trozo, pero me da a mí que a estas alturas no quedan ni las migas.

Qué pena no haberla preparado antes. Sin lugar a dudas en 2014 no estaba lista para meterme con esta receta, pero unos años después creo que podría haberla hecho sin pasar demasiadas penurias.

Si la preparé con dos niñas revoloteando alrededor y con una cabeza que parecía prestada (el sábado no fue uno de los mejores días de mi vida, puedo asegurarlo, ya que el cansancio y la presión acumulada acabaron pasando factura) vosotros también podréis hacerla en casa sin mucha dificultad.

Tengo clarísimo que ha llegado para quedarse. Es muy probable que varíe la cobertura, sabéis de mi gusto por experimentar, pero sí o sí va a ser de esas recetas que repita porque me ha parecido sencillamente espectacular.
Coca de San Juan. Receta de Xavier Barriga típica de la festividad de San Joan. Verano, hogueras, postre, crema pastelera, tierno, esponjoso, masa, brioche, panificadora, guindas, cerezas. Horno. Cuca

A día de hoy creo que es de las mejores masas que han salido de mi horno. Y eso hay que explotarlo, y sacarle partido.

Con lo que no contaba es con que a base de dejarla levar y tras hornearla la coca creciera tanto. Parecía poquita cosa y al final ¡zas! una coca tan grande como la bandeja del horno ¡que se dice pronto!

Y me ha costado la vida que quedara fotogénica, con lo aparentemente poquita cosa que era (y que no estuviera en mi mejor momento creo que también influye) y lo que se ha resistido. Quizá fuera más sensato dividir la masa en dos, pero ser novel en estas lides es lo que tiene.

Probablemente cuando la haya repetido cinco veces no esconderá secretos para mí pero los comienzos nunca suelen ser sencillos.

Coca de San Juan. Receta de Xavier Barriga típica de la festividad de San Joan. Verano, hogueras, postre, crema pastelera, tierno, esponjoso, masa, brioche, panificadora, guindas, cerezas. Horno. Cuca

La crema pastelera la he preparado con mi robot de cocina (Monsieur Cuisine) y me ha costado tela que cuajara. A base de aumentar el tiempo y la temperatura lo he conseguido y el resultado me ha gustado bastante pero tengo que seguir trabajando hasta conseguir dar con el tiempo y la temperatura para que salga a la primera y no andar a base de pruebas.

No tengo mucho más que contaros. Os recomiendo encarecidamente que la preparéis, no os vais a arrepentir. Muy al contrario, vuestro único reproche será no haberla hecho antes.

Coca de San Juan. Receta de Xavier Barriga típica de la festividad de San Joan. Verano, hogueras, postre, crema pastelera, tierno, esponjoso, masa, brioche, panificadora, guindas, cerezas. Horno. Cuca

Quiero dedicar esta receta a mi compañero y amigo Juan del blog Cocina por afición como un sencillo homenaje (adelantado) por su santo. Casi todos lo conocéis, sobra decir que Juan es un buen cocinero y cocinillas y mejor persona. Me faltan palabras para agredecer su compañía en esta aventura y el cariño que me tiene a mí y a mis hijas.

Juan, espero que te guste esta coca. No será la mejor del mundo pero está cocinada con todo el cariño.

Y ahora sí ¿quién quiere un trocito?

Coca de San Juan. Receta de Xavier Barriga típica de la festividad de San Joan. Verano, hogueras, postre, crema pastelera, tierno, esponjoso, masa, brioche, panificadora, guindas, cerezas. Horno. Cuca

Ingredientes:

Para la masa:

* 3 huevos
* 120 ml de leche
* 90 gramos de mantequilla
* 90 gramos de azúcar
* 520 gramos de harina de fuerza
* 10 gramos de sal
* 7 gramos de levadura seca de panadero
* Una cucharadita de canela en polvo (opcional)

Para la crema pastelera:

* 500 ml de leche
* 3 huevos
* 100 gramos de azúcar
* 50 gramos de harina de maíz (maicena)
* 1 cucharadita de azúcar vainillada (o extracto de vainilla)

Para decorar:

* 1 cucharada sopera de mantequilla para pintar (o un huevo batido)
* Guindas o cerezas en almíbar
* Azúcar perlado 

Elaboración:

De la crema pastelera en Monsieur Cuisine Plus (o Thermomix)

1. Colocamos la pala (o mariposa) y ponemos los ingredientes de la crema en el vaso. Cerramos y programamos 15 minutos velocidad 3 100 grados

Mientras se hace preparamos la manga pastelera con una boquilla rizada. Ponemos una pinta para cerrar bolsas justo con encima de la boquilla y cuando acabe nuestro robot ponemos la crema dentro de la manga y colocamos justo por encima de la crema otra pinta para cerrar la manga.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente y guardamos en el frigorífico. Mejor de un día para otro.

Si queréis hacerla de manera tradicional tenéis los ingredientes y el paso a paso en esta otra receta de mi blog.

De la coca

1. Ponemos los ingredientes siguiendo el mismo orden en el que los he escrito en la cubeta de la panificadora (yo uso la de LIDL) y programamos el programa de amasado (Pasta) que en el caso de mi panificadora dura 15 minutos. Yo lo pongo dos veces.

2. Una vez lista la masa pintamos con aceite un bol amplio y con las manos aceitadas cogemos la masa, hacemos una bola y la colocamos en el interior del bol. Tapamos con film transparente la masa (tocándola) y el bol con un paño limpio y seco. Dejamos levar en un lugar cálido y sin corrientes de aire.

3. Una vez haya duplicado su tamaño volcamos sobre nuestra superficie de trabajo, desgasificamos y estiramos sobre un papel de hornear o una lámida de siliciona dando forma de coca (con los extremos ligeramente redondeados) y dejando un grosor de aproximadamente centímetro y medio.

4. Tapamos con film transparente y con un paño limpio y dejamos levar.

5. Cuando haya duplicado su tamaño pintamos con mantequilla derretida (o con huevo o leche) y con ayuda de la manga pastelera trazamos líneas oblícuas en su superficie y las atravesamos con otras formando un enrejado. También he puesto alrededor, pero eso ya a gusto (o según la crema que os quede)

6. En cada cruce colocamos una cereza confitada y en las rejillas espolvoreamos azúcar perlado.

7. Introducimos en el horno precalentado a 170º C y horneamos durante unos 30 minutos.

8. Una vez lista apagamos el horno, dejamos la puerta entreabierta, sacamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
https://sites.google.com/d/1L8LApWsu53WLfK5AgAh0FvVRPM9Y-omu/p/1ma7muAc-V-iPJ1bsK0zH-fvO0M4BgJWf/edit

Para conservarla, una vez fría, la envolvemos en film transparente y la guardamos en el frigorífico.
Coca de San Juan. Receta de Xavier Barriga típica de la festividad de San Joan. Verano, hogueras, postre, crema pastelera, tierno, esponjoso, masa, brioche, panificadora, guindas, cerezas. Horno. Cuca

A mí me sobró crema pastelera que guardé en el frigorífico. Se puede usar para otra receta o bien abrir los trozos de coca en los últimos días y rellenarlos con ella.

Os aseguro que se mantiene bastante jugosa y tierna, supongo que gracias al enrejado de crema que tiene en la superficie, pero el relleno no viene mal tampoco, o eso afirma mi señor esposo, gran amante de la crema pastelera y que está disfrutando muchísimo de este postre.

Otra opción es hacer el enrejado más apretado o usar una boquilla más gruesa para ponerla toda en la superficie, ya os digo yo que el resultado merece la pena.

Coca de San Juan. Receta de Xavier Barriga típica de la festividad de San Joan. Verano, hogueras, postre, crema pastelera, tierno, esponjoso, masa, brioche, panificadora, guindas, cerezas. Horno. Cuca

He usado cerezas en almíbar, un bote pequeñito, que compré en Carrefour de la marca Helios, os lo comento por si os ayuda en su búsqueda.

Y así sin querer queriendo otra entrada larguísima y vuestras cocinas sin visitar. Pronto me pondré al día, lo prometo, que aunque no comente os sigo la pista de cerca.

Gracias por seguir a mi vera. Nos vemos el jueves próximo ¡sed felices!

Manos a la masa y ¡bon appétit!

jueves, 11 de junio de 2020

Galette de albaricoques

Hay regalos que no tienen precio.

La semana pasada se presentó mi marido en casa con una caja de albaricoques regalo de su compañero de trabajo.

La vida se paró para los mortales en marzo pero la naturaleza ha seguido su curso y tienen un árbol cargado de fruta con la que no saben qué hacer. 

Me ha resultado agradable reencontrarme con esta vieja sensación de tener un cargamento de frutas o verduras llenando la cocina y no saber muy bien qué hacer con ellas. Es como una pequeña victoria a la situación que vivimos.

Galette de albaricoques. Postre de temporada, fruta, rápido fácil, rico sencillo Horno Canela, avena Cuca

Mi mente se puso a maquinar y rápidamente me vino la idea de preparar una galette. Es una manera estupenda de dar salida a una buena cantidad de fruta y si además tiráis de masa quebrada hecha se prepara en un pispás.

De paso me sirvió para poner en práctica el truco de mi amiga Olga de utilizar avena en lugar de harina para absorver el excedente de jugo y que no deshaga la masa y aproveché para acabar con un resto que llevaba meses dando vueltas en el armario de la cocina.

Galette de albaricoques. Postre de temporada, fruta, rápido fácil, rico sencillo Horno Canela, avena Cuca

El resultado me ha gustado tanto que por segunda semana consecutiva me tenéis aquí con una receta recién salida del horno, pero a ver quién se resiste a un postre cargado de fruta de temporada, tan sencillo y rápido de preparar y que queda tan resultón.

Es una receta que me ha servido para recordar por qué me gusta tanto repostear con fruta de temporada. Y ya si es de proximidad y ecológica ¡el buen resultado está más que garantizado!

Galette de albaricoques. Postre de temporada, fruta, rápido fácil, rico sencillo Horno Canela, avena Cuca

No siempre estas frutas son tan bonitas como las que vemos en el mercado, pero para mí son ideales con sus imperfecciones. Las que son seleccionadas por su tamaño, forma y ausencia de manchas y marcas no siempre están en las mejores condiciones de sabor y textura.

No es la primera vez que hemos comprado una fruta preciosa en la frutería y al llegar a casa nos hemos llevado una sorpresa desagradable porque el sabor no es para nada lo que esperábamos. Es el precio a pagar por esa belleza exterior que a mí personalmente no me compensa ya que yo quiero frutas y verduras ricas y no bonitas.

Galette de albaricoques. Postre de temporada, fruta, rápido fácil, rico sencillo Horno Canela, avena Cuca

Estoy abierta a nuevas sugerencias para dar salida a los albaricoques porque el lunes tuvimos una segunda remesa de fruta y no sé muy bien qué hacer (además de comerme una buena cantidad por la noche)

En los anales del blog preparé una coca con ellos, una tarta, un bizcocho y una mermelada. Las fotos dan pena, pero los inicios nunca fueron fáciles para nadie. A veces me gusta echar un vistazo a las recetas del principio y ver cómo han ido evolucionando, no sólo en la presentación sino también en los ingredientes que utilizo.

Galette de albaricoques. Postre de temporada, fruta, rápido fácil, rico sencillo Horno Canela, avena Cuca

También me gusta comprobar que hay cosas que no cambian, como mi gusto por la repostería de temporada, tirando de frutas y verduras que es fácil encontrar en el mercado. 

Lo que no me parece nada bien es que desde 2014 hasta hoy no haya sumado ni una receta más con esta fruta. En mi defensa alegaré que en casa, quitando los meses de invierno, no solemos comprar fruta.

Y no es que no consumamos, es que nos abastecemos de los frutales del campo de mis padres, de las cerezas de mi tío, del regalo de algún vecino, amigo o compañero de trabajo... 

Galette de albaricoques. Postre de temporoda, fruta, rápido fácil, rico sencillo Horno Canela, avena Cuca

Tener frutales es como una lotería. Hay años que la cosecha no da ni para rellenar el frutero y otros es tan abundante que abasteces al barrio completo varias semanas. Y quien dice abastecer dice abrumar.

Intento hacer memoria y probablemente desde aquel año no hayan llegado albaricoques a casa. Al menos no como para ponerse a repostear con ellos.

Y aunque ha surgido una gran amante de esta fruta (disculpad que me siga asombrando cuando Elena come cualquier alimento nuevo porque a Lara no la saco de cuatro cosas y la fruta es para ella es como si le ofreciera veneno) me encantaría sacarles partido más allá de comerlos a puro bocado así que cualquier propuesta para darles salida será bien recibida.

Galette de albaricoques. Postre de temporoda, fruta, rápido fácil, rico sencillo Horno Canela, avena Cuca

Me ha gustado mucho el contraste entre la masa quebrada y el albaricoque. Al ponerlos en mitades ha quedado bastante entera la fruta, y no en plan papilla que es un riesgo que se corre en este tipo de recetas.

Le puse un poquito de canela (no puedo evitarlo) en la base, y me ha encantado el toque, aunque podéis obviarla o ponerla en la superficie.

Como al hornearla la fruta no quedó muy vistosa me acordé de unos paquequitos de brillo para tartas que llevan años en mi despensa. Fueron una adquisición de mi madre que heredé. 

Galette de albaricoques. Postre de temporoda, fruta, rápido fácil, rico sencillo Horno Canela, avena Cuca

Ella es así. No hace postres pero a veces compra cosas. Y cuando llevan un montón de tiempo en su casa ¡desfilan para la mía! 

A pesar de estar pasados de fecha, como son química pura usé uno. El resultado queda muy resultón pero no veo la necesidad de tanto artificio en un postre. Prefiero mil veces usar mermelada para darle el punto vistoso que hace un postre perfecto (o al menos a lo que estamos acostumbrados a ver en revistas y redes sociales, que no hay que obviar que los postres entran por los ojos)

Galette de albaricoques. Postre de temporoda, fruta, rápido fácil, rico sencillo Horno Canela, avena Cuca

Le he dejado la piel. Soy partidaria de pelar sólo aquellas frutas imprescindibles. Una vez horneada casi ni se nota y ayuda a que aguanten mejor el horneado. Pero si lo preferís podéis ponerlos pelados. Esto va a gusto del consumidor.

Se prepara en un abrir y cerrar de ojos. Justo lo que se tarda en lavar la fruta, secarla y partirla. En menos de quince minutos la tendréis en el horno y vosotros a otra cosa.

Galette de albaricoques. Postre de temporoda, fruta, rápido fácil, rico sencillo Horno Canela, avena Cuca

Y para conservarla, sobre una fuente tapada con film y al frigorífico. Con fruta fresca en el postre no puede ser de otra manera.

Puedo asegurar que en lo que llevo para escribir la entrada de hoy hubiese hecho varias de estas galettes ¡las suficientes para invitaros a desayunar o a merendar a todos vosotros!

¿Quién se anima con un buen trozo?

Galette de albaricoques. Postre de temporoda, fruta, rápido fácil, rico sencillo Horno Canela, avena Cuca

Ingredientes:

* Una lámina de masa quebrada
* 2-3 cucharadas soperas de copos de avena
* Albaricoques (yo usé 19)
* 1 cucharadita de azúcar blanco o moreno
* 1 cucharadita de canela en polvo.
* Mermelada de melocotón o brillo para tartas (opcional)

Elaboración:

1. Lavamos los albaricoques y los secamos. Los partimos por la mitad y les sacamos el hueso. Reservamos.

2. Estiramos la masa quebrada y la dejamos sobre el papel de hornear que la envuelve. Pasamos ligeramente el rodillo y la colocamos en la bandeja del horno.

3. En el centro ponemos los copos de avena, dejando alrededor del borde unos dos o tres centímetros de masa quebrada sin copos (esta será la parte que doblaremos) y espolvoreamos encima de los copos un poquito de canela en polvo (si no os gusta no la pongáis)

4. Repartimos las mitades de albaricoque por encima de los copos de avena y doblamos el borde de la masa quebrada cubriendo parte de la fruta de los extremos.

5. Espolvoreamos una cucharadita de azúcar sobre la fruta y los bordes e introducimos en el horno precalentado a 170º C durante unos 45 - 50 minutos o hasta que veamos que la masa quebrada está hecha.

6. Sacamos y dejamos enfriar un poco antes de moverla (podríamos partirla si la movemos caliente). Pasamos a una rejilla y dejamos enfriar por completo.

7. Antes de servir pintamos con brillo para tartas o con mermelada de melocotón.

Nota: si no tenéis copos de avena en casa podéis poner un par de cucharadas de harina de maíz (maicena) en la masa quebrada para que absorvan los jugos de los albaricoques.

Yo he puesto las mitades de albaricoque sin pelar, porque la piel es fina, pero si lo preferís podéis pelarlos.

La fruta tiene que estar madura pero firme, o acabará hecha un puré. Cuanto mayores sean los trozos mejor aguantarán el horneado.

https://sites.google.com/d/1L8LApWsu53WLfK5AgAh0FvVRPM9Y-omu/p/1ma7muAc-V-iPJ1bsK0zH-fvO0M4BgJWf/edit

La os he dicho que a Elena le encantaron los albaricoques y se come los que quieras darle. Hechos trocitos evidentemente.

Galette de albaricoques. Postre de temporoda, fruta, rápido fácil, rico sencillo Horno Canela, avena Cuca

Aunque no le hace ascos a cogerlos y jugar con ellos como podéis ver en esta foto. Y si me descuido a la boca que van. Poco le importa que tengan pelillo en la piel. Ella sabe que le gustan y si nadie le hace caso ya se improvisa ella la merienda.

Galette de albaricoques. Postre de temporoda, fruta, rápido fácil, rico sencillo Horno Canela, avena Cuca

A la vista queda que es una chica de recursos y si nadie le está haciendo caso y además hay comida de por medio ¡ella se las ingenia! Que mamá tiene cosas muy divertidas donde apetece meter la mano.

Y aqui terminó la sesión de fotos, que salvé la galette de milagro de la hambruna de la benjamina y eso que ella ya había merendado. Que primero me robó los albaricoques y después se lanzó a los de la tarta. ¡Menudo remolino!

Sin lugar a dudas la receta va con todo el cariño posible al reto 1+/-100, desperdicio 0 de mi amiga Marisa. Tirar comida nunca es una opción y en estos tiempos, menos aún.


Quiero pedir disculpas por llevar unos días tan ausente, pero la vida no me da. Tengo una carga brutal de trabajo, llego cansadísima a casa, las niñas tienen más energía que yo y además deberes por hacer (bueno, Elena no, sólo faltaba) así que no llego ni a la mitad de lo que quiero.

Aprovecho para daros las gracias a todos por esos comentarios tan bonitos en mi publicación anterior. Lo mejor de todo es que no hay mensajes de compromiso, lo mejor es que sé que todas y cada una de las palabras que me habéis dedicado os ha salido del corazón y nuestro idioma, con todo lo rico que es, se queda corto para agradecer tanto cariño y la fidelidad tan grande que tenéis a este rinconcito.

Gracias, de corazón.

Me despido una semana más. Espero que llevéis esta desescalada y todo lo que entraña de la mejor manera posible. Espero pasar por vuestras cocinas en breve ¡perdonad mi silencio! Sed felices y nos leemos la semana próxima.

Manos a la masa y ¡bon appétit!

jueves, 4 de junio de 2020

Pan de canela. Cinnamon swirl bread.

El próximo sábado, 6 de junio, este rinconcito cumple 6 años con vosotros.

Ha sido un largo camino. A veces sencillo, a ratos placentero, en ocasiones agobiante...pero siempre fructífero. En vivencias, en aprendizaje, en evolución, en superación y por supuesto en compañía. 

Porque si algo bueno tiene el blog, y no me cansaré de repetirlo nunca, es la gente que he conocido y me ha acompañado en esta andadura. 

Lo bueno de estos seis años sois vosotros. 

Esta miscelánea de compañeros, más chicas que chicos, todo hay que decirlo, de los rincones más diversos del país y del mundo, de edades dispares, cada cual con su bagaje, su historia personal, sus vivencias, sus creencias, sus tradiciones y recuerdos...

Un grupo de lo más heterogéneo y a la par de lo más unido por la pasión común por la cocina. Sois los mejores compañeros de viaje que podía soñar para esta aventura y espero contar con vosotros muchísimo tiempo más. Y si alguien se anima, las puertas de esta cocina siempre están abiertas para aquel que quiera unirse.

Para celebrarlo os traigo una receta que fue todo un flechazo. Un amor a primera vista que verlo y cocinarlo fue todo uno.

Pan de canela. Cinnamon swirl bread. Masa, relleno, brioche, desayuno, merienda, postre. Horno. Roll. Cuca

He de confesar que para hoy tenía pensado publicar otra receta, pero cuando hice este pan el pasado sábado me gustó tantísimo que cambié mis planes sobre la marcha y decidí que sería ideal para festejar con vosotros este sexto aniversario.

Siempre le he tenido muchísimo respeto a las masas. No son excesivamente complicadas, es cuestión de trabajarlas y darles su tiempo, pero yo soy de paciencia liviana y de unos años acá de tiempo excaso, así que no siempre tengo la posibilidad de estar pendiente de amasados y levados.

Hace ya mucho que me intento obligar a salir de mi zona de confort repostera, a meterme en recetas que siempre voy dejando atrás con excusas de lo más variopintas y a probar cosas diferentes.

Lo consigo a medias, no vamos a engañarnos, pero el propósito sigue ahí.

Pan de canela. Cinnamon swirl bread. Masa, relleno, brioche, desayuno, merienda, postre. Horno. Roll. Cuca

Descubrí esta receta hará un par de semanas y como os he contado caí rendida de inmediato. Si hay canela de por medio no me entran dudas, más bien prisa por ponerme a hornear, y aunque vamos teniendo calorcito (al menos tiempo variable) encender el horno aún no es una tortura.

He de confesar que la alegría de preparar esta receta comenzó a truncarse nada más comenzar con la masa. Tras diez minutos de amasado aquello no pintaba nada bien. Era evidente que le faltaba harina (y no poca) y allí empecé con los ajustes hasta que adquirió una consistencia aceptable.

Pan de canela. Cinnamon swirl bread. Masa, relleno, brioche, desayuno, merienda, postre. Horno. Roll. Cuca

Me da un poco de rabia meterme con una receta, seguirla al pie de la letra, y que el resultado sea un desastre. Es la segunda vez en menos de seis meses que una masa que me vendían como perfecta ha resultado poco menos que una mezcla de bizcocho.

Al menos esta vez pude arreglarlo y obtener una receta que se puede compartir. En la anterior ocasión algo llegó a la mesa, pero de ahí a que se pudiera enseñar al mundo iba un trecho.
 
Pan de canela. Cinnamon swirl bread. Masa, relleno, brioche, desayuno, merienda, postre. Horno. Roll. Cuca

A pesar de los inconvenientes iniciales el resultado me ha gustado. No es lo que yo esperaba en cuanto a textura, pero el sabor y el aroma son increíbles. Lo dice una gran amante de la canela.

Yo esperaba una masa más tipo brioche, y aunque el interior ha quedado tierno el exterior es un poquito más duro, tipo corteza de pan, aunque sin llegar a ese extremo.

Y en realidad es como se vendía esta receta, como pan de canela, no como brioche, aunque siendo una adaptación (estética) de una masa de rollos de canela yo esperaba otra cosa.

Pan de canela. Cinnamon swirl bread. Masa, relleno, brioche, desayuno, merienda, postre. Horno. Roll. Cuca

Que tampoco es que tenga una corteza como un pan de pueblo. No. Pero tampoco es blandita como un brioche.

Mi cabeza que no para (más cuando yo tenía una idea y el resultado es diferente) ya está pensando en repetirla, aunque cambiando por completo la masa y variando ligeramente el relleno ¡a ver qué sale! aunque mientras llegan las pruebas y arreglos os invito a que la preparéis tal cual (o adaptando una receta vuestra que os guste) y me contéis.

Otra cosa que me sorprendió mucho de la receta original es que lo vendiera como un pan de canela y en el relleno llevara a duras penas una cucharadita. Yo le puse bastante más, porque a ver, si es un pan de canela ¿tendrá que saber a canela no? Y ya os digo yo que el sabor no es excesivo (que una cosa es que me guste y otra que no sepa darme cuenta cuando es demasiado)

Pan de canela. Cinnamon swirl bread. Masa, relleno, brioche, desayuno, merienda, postre. Horno. Roll. Cuca

Aunque el exterior queda un poco más duro de lo que yo había pensado el interior es tierno y se mantiene casi como recién horneado durante tres o cuatro días. Después pierde esponjosidad pero nada que no se resuelva con un remojón en la leche de la mañana (o a base de crema de cacao como mi señor esposo, o con un poquito de mermelada, invención por cuenta de la que escribe, si no sois de mojar en la taza) 

Pan de canela. Cinnamon swirl bread. Masa, relleno, brioche, desayuno, merienda, postre. Horno. Roll. Cuca

Al menos no acaba como una piedra, que eso ya es de agradecer con una masa casera.

La verdad es que estoy muy contenta de haberme lanzado pronto a prepararla y a compartirla con vosotros para que podáis prepararla antes de que el calor apriete y disfrutar de este pan en desayunos y meriendas ¡estoy segura de que os va a encantar! 

Creo que ha sido una buena elección para festejar con vosotros estos seis añitos de blog (que se dice pronto, pero que han dado para compartir muchas recetas, muchos recuerdos y muchas vivencias del día a día (sin ir más lejos dos embarazos y dos niñas, que no es poco)) y espero que me acompañéis con un buen trozo mientras os cuento la receta de hoy.

Pan de canela. Cinnamon swirl bread. Masa, relleno, brioche, desayuno, merienda, postre. Horno. Roll. Cuca

Ingredientes:

Para la masa:

* 380 a 400 gramos de harina de fuerza
* 150 ml de leche (entera a poder ser)
* 80 gramos de mantequilla
* 50 gramos de azúcar
* 4 gramos de levadura seca de panadero
* 4 gramos de sal
* 1 huevo

Para el relleno

* 125 gramos de azúcar moreno (en la receta original 100 pero yo acabé lo que quedaba en el paquete)
* 3-4 cucharadas de canela en polvo
* 1 cucharada sopera de mantequilla para pintar (puede ser huevo o leche)

Elaboración:

1. Ponemos los ingredientes en el cubo de nuestra panificadora o en nuestro robot de cocina y amasamos. Yo lo he hecho con la panificadora de LIDL  y primero se ponen los ingredientes líquidos y después los sólidos y he programado dos veces el programa de amasado que dura 15 minutos (es el número 7, para pasta)

Si no tienes robot la masa se puede hacer a mano poniendo la harina sobre una superficie limpia (o dentro de un bol amplio, haciendo un hueco en el centro, como si fuera un volcán, añadiendo ahí el resto de ingredientes y amasando a mano hasta obtener una masa manejable y elástica)

2. Una vez lista nuestra masa hacemos una bola y la ponemos en un bol pintado con aceite. Tapamos con film transparente (en contacto con la masa) y cubrimos el bol con un paño seco y limpio. Dejamos levar hasta que duplique su volumen. En mi caso yo la dejé toda la noche a temperatura ambiente.

3. Una vez levada la masa la ponemos sobre una superficie de trabajo limpia, aplastamos suavemente con las manos y estiramos con el rodillo formando un rectángulo de aproximadamente 30x40 centímetros.

4. En un bol mezclamos el azúcar con la canela y esparcimos por toda la superficie de la masa dejando en uno de los lados largos de uno a dos centímetros sin azúcar para sellar la masa al enrollar.

5. Enrollamos por el lado largo la masa. Vamos enrollando hacia el lado que no tiene azúcar. Una vez enrollado presionamos bien por la junta para que se quede unido y giramos nuestro rollo para que apoye por donde une la masa.

6. Cortamos la en diez trozos con forma de triángulo. 

7. Forramos un molde rectangular de unos 30x12 centímetros con papel de hornear y disponemos los trozos de masa en su interior. Tapamos de nuevo con film transparente y cubrimos con un paño caliente hasta que hayan levado de nuevo duplicando su tamaño.

8. Una vez levados retiramos el paño y el film y pintamos con mantequilla derretida con ayuda de un pincel.

9. Introducimos en el horno precalentado a 170º C y horneamos en torno a 40 minutos. Si la superficie se dora mucho podemos tapar con papel de aluminio.

10. Una vez horneado dejamos en el horno con la puerta entreabierta unos cinco minutos, sacamos, retiramos del molde con ayuda del papel de hornear y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

https://sites.google.com/d/1L8LApWsu53WLfK5AgAh0FvVRPM9Y-omu/p/1ma7muAc-V-iPJ1bsK0zH-fvO0M4BgJWf/edit

Recomiendo retirar el papel antes de que se haya enfriado por completo para evitar que se quede pegado a la masa por el caramelo que hay en la base.

Para conservarlo nada mejor que envolverlo en film transparente y guardarlo a temperatura ambiente. 

Pan de canela. Cinnamon swirl bread. Masa, relleno, brioche, desayuno, merienda, postre. Horno. Roll. Cuca

También lo podéis cortar en rebanadas y congelarlo. Incluso más de una vez he leído que otras compañeras tuestan, como si de una rebanada de pan se tratara, trozos de brioche en la tostadora y que quedan divinos. No lo he probado pero me parece una buena alternativa.

Otra opción es guardarlo en la nevera. No soy muy partidaria de esto, porque suelen ponerse un poquito más duras las masas, pero si hace calor es buena idea. 

Ayer vacuné a Elena. La última dosis de la vacuna contra la meningitis que no le puse a los 14 meses porque el estado de alarma estaba recién decretado y mi conciencia como madre me decía que era preferible dejarla en casa a ponerle esa vacuna (que era de recuerdo y ya llevaba dosis previas contra la meningitis que le hemos pagado porque en Andalucía no entran dentro del calendario de vacunas)

Ha evolucionado un montón desde marzo aún sin tener el estímulo de la guardería, pero sí el de su hermana. Corre como si llevara haciéndolo toda la vida, ha comenzado a decir palabras sueltas y me sorprende la claridad con la que las pronuncia. No son muchas, pero las que dice se entienden perfectamente.

El sábado me llevé una sorpresa. De esas que hacen historia familiar. Estaba terminando la lavadora, cuando veo algo extraño en el cristal de la puerta y cuando miro con atención veo un pañal dentro (sólo faltaban quince minutos para que terminase el lavado de una hora y treinta y cinco minutos) que había reventado.

Nadie sabe cómo llegó ahí, pero yo sí aprendi lo que ocurre cuando se lava un pañal. Sorprendentemente la lavadora no se ha atrancado y la ropa que había dentro se pudo salvar. Puedo prometer que cuando la paré y pude abrirla y comencé a sacar la carga estuve tentada de tirar toda la ropa y la mismísima lavadora porque no veía forma humana de solucionar aquello. 

Al final tuvo arreglo y la lavadora sigue funcionando. Si muere en breve os lo contaré. Decidme que cuando vuestros hijos eran pequeños también pasaron cosas en vuestra casa por favor.

Espero que os haya gustado la receta de hoy. Me despido de vosotros hasta la semana próxima. Pronto llegarán las recetas sin horno, que comienza a hacer calorcito y pegan postres fresquitos. Sed felices y gracias una vez más por acompañarme en este rinconcito.

Manos a la masa y ¡bon appétit!