jueves, 30 de enero de 2020

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche. Receta argentina.

Enero se ha pasado volando.

No hagas cuentas. No mires a tu alrededor. Hemos gastado ya 30 días de 2020 y ni cuenta nos hemos dado.

Pensamos en el día de Reyes y parece que queda tremendamente atrás cuando en realidad hace tres semanas que nos visitaron sus reales majestades.

Si quiero sentir el vértigo del paso del tiempo en el estómago no tengo que hacer más que la siguiente reflexión: Ayer Elena cumplió un año.

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca

Y como no podía ser de otro modo tal acontecimiento ha de ser compartido y festejado también con vosotros que nos habéis acompañado en esta andadura desde que os anuncié mi embarazo ¡y no veáis el largo camino que nos queda!

No echéis cuentas que a mí tampoco me salen. Parece que fue ayer cuando aún me sentaba en mi despacho con mi enorme barriga y la benjamina ha soplado la vela de su primer cumpleaños.

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca

365 días con sus 365 noches y madrugadas que se han pasado en un suspiro. He de confesar que ha sido más fácil de lo que esperaba y bastante más sencillo que el primer año de vida de Lara. Y no sólo es la serenidad que te brinda la experiencia, es que Elena es un bebé mucho más fácil de manejar de lo que fue Lara (que dejó el listón de los bebés con alta demanda bastante elevado, os lo aseguro. Y sigue siendo tremendamente demandante)

A la vista de mi experiencia con la maternidad (con la primera maternidad) no sé cómo repetí. La gente tiene a bien comentar (y mira que a mí no me gusta hacer caso de los comentarios) que los segundos hijos son más complicados que los primeros y según he visto hasta ahora en mi entorno más cercano los segundos han sido más difíciles, han planteado problemas que los primeros no y más de una madre me ha dicho que si el primer hijo le hubiera salido como el segundo ella se había plantado con uno solo.

Pero yo quise tentar a la suerte. Ya había tenido una "niña mala" y ¿podría ser peor? Claro que podría, se me ocurren millones de cosas que se pueden complicar en un embarazo, un parto, un bebé... pero partiendo de la premisa de que fuera un niño sano, por mucho trabajo que diera, creía que iba a ser factible sacarlo adelante.

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca

Y quien no arriesga no gana y llegó Elena a nuestras vidas. Una bebé sana, tranquila, risueña... aprendí que los bebés no se pasan llorando todo el día, que algunos duermen y dejan un poco de tiempo y tranquilidad a su madre, que hay niños que abren la boca dispuestos a probar todo lo que quieras ofrecerles de comer, que no todos dependen de su progenitora y pueden estar tranquilamente con papá o con el abuelo sin que parezca que el mundo vaya a terminarse en cuanto su madre salga por la puerta...

Esto no quiere decir que no haya pasado noches en vela, que han sido muchas, o que Elena sea una balsa de agua porque tiene mucho genio y cuando algo no se sale se irrita, chilla y tiene una manita suelta para golpear que no os quiero ni contar. Y quien dice pegar dice también enganchar del pelo o del labio y para nada parece que sea una mica de un año.

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca

Sí que es cierto que cuando vas de segundas hay cosas que dan mucho menos miedo. No sales corriendo al pediatra a la mínina tos (ya le pones el inhalador y esperas a ver cómo evoluciona) o cuando le escuchas mocos (benditas ampollas de suero y los lavados nasales que ya hago sola aunque la chiquilla se retuerza que aquí la experiencia sí que es un grado), para las primeras caídas ya tienes lista la barra de los chichones y hasta asumes que habrá más caídas porque son dos niñas correteando y la pequeña siempre sale perdiendo.

Por otro lado con esta niña hemos tenido menos prisa. A Lara la estimulamos antes y mucho más para que gateara y para que caminara. De hecho con once meses salió andando y hasta hoy. Elena no camina sola. Quiere pero no se atreve. Y tener a la remolino de su hermana alrededor tampoco ayuda porque le da inestabilidad.

El tema de la comida ha sido diferente. He tenido menos prisas por introducirle nuevos alimentos. Y sin embargo le he tenido mucho más miedo a las posibles alergias. Es una bobada, lo sé, hay problemas mucho mayores que puede tener un hijo, que con las alergias alimentarias se puede hacer una vida plenamente normal... Sí, a todo, pero es complicado. Hoy en día hay trazas de casi cualquier cosa en todos los alimentos que compramos en el supermercado, no hay más que darles la vuelta y leer la etiqueta. Y a ver cómo le haces entender a una niña que ella no puede comer esto o aquello. Que los otros sí, pero que ella no.

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca

Parece ser que por el momento lo tolera todo bien. Aún no he introducido legumbres para evitar los gases. Con Lara lo pasamos tan mal con este tema que el pediatra nos recomendó que las legumbres hasta los 12-13 meses mejor evitarlas. Además fue muy tajante. Me dijo: "Mamá, has estado padeciéndolos más de seis meses de su vida ¿quieres volver a ese tormento? Va a tener tiempo de sobra para decirte que no quiere lentejas o garbanzos, no tengas prisa"

Con Elena he seguido más o menos las pautas.En lo que no he caído ha sido en darle ningún yogur para bebés. Un día en la guardería le dieron por error un yogur natural. Digo por error porque en la guardería no les dan ningún alimento que no les hayas introducido tú previamente en casa. Pero aquel día no estaba la monitora de Elena, había una sustituta, y hay una niña que nació un día después que Elena y comía yogur, y mi hija se quedó mirando, así que la mujer pensó que Elena también comía y le dio uno que se lo zampó enterito.

A la vista de que no hubo reacción ni nada en casa le fui dando yogur y ahí la tenéis tan ricamente.

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca
Además Elena demanda comida. A aquel que vea comer ya le está pidiendo y se enfada si no le haces caso y le das. Le da lo mismo que sea un trozo de jamón serrano, que una galleta o un trozo de kiwi. Todo le viene bien. Es más, hasta el momento Elena ha probado alimentos que Lara no ha consentido probar y no creo que lo haga antes de los treinta años a tenor del camino que lleva.

Sé que no es sano comparar a los hijos, pero veo unas diferencias tan abismales en cuanto a comportamiento que me parece mentira que las esté criando igual (y no exactamente igual porque a Elena le presto menos atención de lo que en su día le presté a Lara)

Para celebrar este primer año de Elena he elegido una tarta que hacía mucho tiempo quería preparar. Casi todos compartimos en nuestra memoria recuerdos de cumpleaños infantiles coronados con un buen trozo de tarta de galletas y flan, popularmente conocida como tarta de la abuela en muchas zonas de nuestra geografía.

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca

Es una tarta sencilla, con ingredientes humildes, que en cada casa tiene su toque (galletas bañadas en leche, con un chorrito de anís, de coñac...) pero cuyo resultado es siempre delicioso y apetecible.

Hacer una tarta de galletas me parecía ideal. Pero en mi cabeza hace años que rondaba la idea de preparar una chocotarta, receta argentina de la tarta de galletas, que se prepara con unas galletas de chocolate típicas de allí (las Chocolinas) y en sus orígenes con una marca de dulce de leche que ya no existe.

Esta receta surgió para una campaña publicitaria en 1982 y ha dado la vuelta al mundo haciendo las delicias de generaciones de niños y adultos. Y no me extraña porque es facilísima de hacer y está espectacular.

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca

Hace bastante tiempo que me topé con ella en la blogosfera pero no tenía la receta guardada. Siempre la tenía en mente pero nunca le llegaba el momento. Hasta hace unas semanas que me puse a buscar la receta y acabé haciendo un pequeño collage para llegar a la versión que hoy os traigo.

Como ocurre con este tipo de recetas aquí cada uno le da el toque de su casa y el que no pone (o quita) un chorrito de licor le añade una cobertura de chocolate o cambia las galletas porque en España las Chocolinas se encuentran, en Carrefour las venden, pero si te pones a echar cuentas con los paquetes que necesitas la tarta sale por un ojito de la cara.

Que no pongo yo en duda que sean las galletas de chocolate más ricas del mundo mundial y un día, por el gusto de probarlas, las compraré, pero para hacer mi versión he usado las Oceanix de chocolate que un día mi marido se presentó en casa con dos cajas que estaban de oferta en el supermercado y llevaban pillando solera en el armario de la cocina desde entonces. Igual hay de marca blanca más económicas, no tengo ni idea, pero por investigar en el supermercado no perdéis nada.

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca

También tenía un bote de dulce de leche que además se había pasado de fecha, pero como lo abrí y estaba perfecto lo he usado. En casa no se tira nada y sí, hacemos (más bien hago) caso de las fechas de caducidad, pero si algo está caducado antes de deshacernos de él se abre y se prueba. Hasta el momento no hemos cogido ninguna intoxicación, así que daremos por bueno que mi instinto para saber si algo se puede o no aprovechar no es demasiado malo.

El bote de las bolitas estaba también esperando turno en el armario, pues formaba parte de un lote de productos que me tocó hace tiempo en un sorteo de Instagram y en el frigorífico había varias tarrinas de queso de untar que iban a ser para otra receta pero que ahí estaban pillando sitio.

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca

Me sorprendió la sencillez de los ingredientes y la facilidad de la elaboración. Como lo tenía todo en casa sólo debía buscar un momento para prepararla y para veáis que se prepara en un abrir y cerrar de ojos la hice una mañana antes de levantar a las niñas y salir pitando de casa. Sólo tuve la precaución de dejar el café preparado la noche de antes porque no sabía si tendría tiempo de dejar que se enfriara si lo preparaba aquella misma mañana.

En una media hora estaba terminada. Es una receta apta para novatos totales porque sólo consiste en hacer capas de galletas y crema. El relleno se hace en un bol con unas varillas de mano..¡no se le puede pedir más! Bueno sí, que no engorde tanto... ¡porque menuda bomba! (cuatro capas de galletas y tres de crema en la receta original y en la mía también) pero un día es un día ¡y merece la pena probarla aunque sólo sea una vez en la vida!

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca

El resultado es un postre que te deja sin palabras. No es para nada empalagoso como cabría esperar. El café no se nota pero potencia el sabor del chocolate. Y el queso contraresta el dulce de leche. El conjunto es sencillamente espectacular.

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca

Con esta tarta soplé las velas de mi 38 cumpleaños. Ya veis que la receta está recién salida del horno (bueno, en este caso frigorífico) porque me pareció la receta ideal para celebrar con vosotros el primer año de vida de Elena.

Y eso de que soplé las velas de mi 38 cumpleaños es casi metafórico. Llevo tres años consecutivos plantando las velas de los 36 en mi tarta. El año pasado porque a mi madre se le olvidó pedir en la pastelería las velas (últimamente estoy muy digna y las tartas de nuestros cumples nos las encarga mi madre en una pastelería que las hace artesanas y espectaculares) y este año porque pensaba que había en casa velas de todos los números (tened en cuenta que mi marido tiene 4 años más que yo y vamos guardando las velas) y el domingo me encuentro con que de todos, todos ¡no hay! y con el frío y la lluvia que teníamos me negaba a que nadie saliera a buscar si había una tienda de chinos abierta para comprar una vela del 8.

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca

Espero que os haya gustado la receta de hoy y que os animéis a compartir un trozo con nosotros para acompañarnos en el cumpleaños virtual de la pequeña Elena.

La foto del corte no dice mucho, pero no siempre en casa de bloguera hay paciencia para esperar y bastante que esperaron a la última foto antes de atacar. Las capas se apreciaban mejor en el centro, pero os hacéis una idea y así además os pica el gusanillo para prepararla en casa.

Por aquí, alguno que no me sé ya ha preguntado que cuándo se repite...

¿Quién quiere su trozo?

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca

Ingredientes:

* Galletas de chocolate. La receta original se hace con Chocolinas. Yo he usado las Oceanix de Tostarica y he necesitado cuatro paquetes (en cada caja vienen tres paquetes)
* 600 gramos de queso de untar
* 450 gramos de dulce de leche
* Café

Para la cobertura:
* 150 gramos de chocolate negro
* 80 gramos de nata para montar
* Bolitas de chocolate de colores para decorar.

Elaboración:

1. Comenzamos preparando el café. Puede ser café soluble y también café descafeinado. Yo he optado por café descafeinado para que las niñas pudieran probar la tarta. Preparé seis cafés largos con la Nespresso pero me sobró, creo que con cuatro hubiera sido más que suficiente. Reservamos hasta que esté completamente frío.

2. Para preparar la crema necesitamos que el queso esté a temperatura ambiente y también el dulce de leche. Los ponemos en un bol y mezclamos hasta obtener una crema lisa y sedosa.

3. Cuando el café esté frio podemos comenzar con el montaje de la tarta. Lo ponemos en un bol donde quepan las galletas y las vamos mojando una a una. Lo que yo hago es ponerla en el café por una cara, cuento hasta tres, le doy la vuelta, vuelvo a contar y la saco. Cubrimos completamente la superficie de nuestro molde. Si es necesario partimos las galletas en trozos más pequeños para que no queden huecos.

4.  Una vez cubierta la base con galletas vertemos parte de la mezcla, alisamos y volvemos a cubrir con galletas mojadas en café.

5. Repetimos los pasos hasta haber hecho tres capas de crema y acabamos cubriendo con galletas.

6. Para preparar la cobertura ponemos la nata en un bol y la calentamos en el microondas. Añadimos el chocolate, dejamos reposar un par de minutos y removemos hasta que esté completamente disuelto e integrado con la nata.

7. Vertemos sobre la capa de galeltas, alisamos con una espátula y espolvoreamos con bolitas de tres chocolates o decoramos como más nos guste.

8. Cubrimos con film transparente y dejamos reposar en el frigorífico al menos seis horas y mejor de un día para otro.

https://sites.google.com/s/1783xc4_B6CdhwHV0iv0oZvzVy7u6L0SP/p/1jfENiv2OvAPvOvl6n9IfOrpq-YQlojx8/edit

Yo he usado un molde rectangular desmoldable que compré en LIDL. En las fotos podéis ver la base. Antes de desmoldarlo aconsejo dejarlo unos minutos fuera del frigorífico y pasarle una espátula o un cuchillo alrededor. Y por supuesto quitar el aro (es un decir porque es un rectángulo) con mucho cuidado.

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca

Lo que quede, bien tapado con film transparente y siempre en el frigorífico.

Como ocurre con las tartas que llevan queso están mejor cuanto más tiempo llevan preparadas.

Hay además dos personitas que quieren asomarse a este rincón.

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca

Esta es la manita de Elena. Es la foto que mejor ha salido. Por un momento temía que las dos niñas (y su padre)  iban a terminar encima de la tarta.

Elena porque todo le llama la atención. Lara porque es incapaz de ausmir que no siempre es la protagonista y pataleaba, lloraba y empujaba para que su hermana no cogiera la vela del uno alegando que era la vela de su primer cumpleaños y que Elena no tenía que tocarla.

Decía además que en las fotos de mamá era ella la que salía, y no su hermana. Tenemos un largo camino por delante y mucho trabajo con ella, lo sé.

Chocotorta. Tarta de galletas, queso y dulce de leche sin horno. Receta argentina. Postre, cumpleaños, torta, chocolate, Cuca

Y también tuvo que meter la mano y llevarse un banderín. Ahí ya se acabaron las penas.

El mosqueo al final se me pasó porque dijo que ella también quería tarta, le puse un trozo en un plato ¡y comió! No todo, pero sí la mitad y eso para mí es todo un triunfo, que ya sabéis que nunca quiere probar nada nuevo.

Sin dudarlo lo más mínimo esta receta va para el reto 1+/-100, desperdicio cero de Marisa porque no he comprado ni uno sólo de los ingredientes que lleva sino que los tenía todos, toditos en casa, algunos desde más tiempo del que indicaban y todo.


Y no me enrollo más, que debo muchas visitas y estoy acabando las liquidaciones trimestrales. Espero estar más activa en la blogosfera a partir de la semana próxima.

Mientras tanto sed felices y no olvidéis pasar por aquí el jueves que viene.

Manos a la masa y ¡bon appétit!

jueves, 23 de enero de 2020

Muffins de calabacín y frutos secos

Enero va a una velocidad de vértigo.

Desde hace años se ha convertido en un mes que para mí es visto y no visto. Hace un tiempo (mejor no voy a echar la cuenta de cuánto hace que estudiaba en la universidad) porque me tiraba los días (y sobre todo las noches, que siempre he sido yo muy nocturna) encerrada estudiando para los exámenes del primer cuatrimestre. Y un poco después (me sigo negando a echar números) porque mi trabajo me ancla a la silla frente a la pantalla del ordenador y me faltan horas y días para ultimar contabilidades y tener a punto liquidaciones de impuestos.

Si a esto le unís una casa con dos niñas, con sus cumpleaños a la vista además y el carnaval asomando por la esquina tenéis servida en bandeja mi falta de horas para la mayoría de las cosas, incluidas obligaciones y devociones.

Pero por muchas horas que falten hay cosas que no se negocian. En mi caso es el desayuno. De un tiempo a esta parte es uno de mis momentos favoritos del día y por eso me gusta preparar algo el fin de semana para darme un capricho de buena mañana y cargar energías antes de salir de casa ¡y estos muffins que os traigo hoy son ideales para empezar la jornada!

Muffins de calabacín y frutos secos. Deayuno, merienda, cena, receta de aprovechamiento, saludable, healthy, fit, con horno, Cuca

Hasta los embarazos el desayuno era un mero trámite antes de salir de casa. Un vaso de leche con una cucharada de Nesquik (me daba bastante asco la leche sola y caliente así que necesitaba (y sigo necesitando) matar el sabor y el olor con algo) y corriendo a otra cosa.

Y así la mayoría de los días hasta volver a casa a la hora de la comida. Cuando estaba en el instituto algunos días en el recreo comíamos alguna bolsa de guarrerías (no tienen otro calificativo) y ya en la universidad alguna mañana, si tenía horas libres, desayunaba en la cafetería con algún compañero, aunque siendo sinceros la mayor parte de las veces invertíamos ese tiempo en hablar (y yo en fumar como una carretera ¡lo que han cambiado las cosas!)

Muffins de calabacín y frutos secos. Deayuno, merienda, cena, receta de aprovechamiento, saludable, healthy, fit, con horno, Cuca

Parecía como si comer a media mañana me fuera a hacer engordar hasta límites insospechados.

Bien es cierto que alguna vez, de manera tremendamente esporádica, desayunaba como llevan intentando toda la vida convencernos que hay que desayunar pero no fue hasta el embarazo de Lara que comencé a ir completando esta comida muy poco a poco. Primero fue la fruta y después llegaron los hidratos hasta hacer de mi rutina casi una religión y a no concebir salir de casa sin haberme cargado de energía.

Muffins de calabacín y frutos secos. Deayuno, merienda, cena, receta de aprovechamiento, saludable, healthy, fit, con horno, Cuca

No entiendo cómo hay quien sale cada día con el estómago vacío y no es hasta media mañana que desayuna en el bar, en el trabajo o incluso quien no toma nada hasta la hora de la comida (o de la cerveza o el aperitivo previos)

Aparte de notarme con más fuerzas para afrontar el día (que es bastante largo en mi caso) me he dado cuenta de que me ayuda a llevar una dieta más equilibrada, a llegar con menos hambre a casa a mediodía y a controlar con más facilidad mi peso.

Muffins de calabacín y frutos secos. Deayuno, merienda, cena, receta de aprovechamiento, saludable, healthy, fit, con horno, Cuca

Así que ya sabéis, si os estáis peleando con la báscula después de las navidades probad a comenzar el día desayunando de manera equilibrada que igual os lleváis una sorpresa.

Y que nadie me venga con la excusa de que para desayunar bien hay que madrugar ¡que menuda costumbre la de estar en la cama hasta último minuto! Que sí, que dormir nos gusta a todos y es necesario, pero tampoco hay que estar durmiendo hasta 30 minutos antes de entrar al trabajo, de llevar a los niños al colegio o de lo que sea que tenemos que hacer.

Muffins de calabacín y frutos secos. Deayuno, merienda, cena, receta de aprovechamiento, saludable, healthy, fit, con horno, Cuca

Vivimos en una sociedad un poco al revés. Por las noches no vemos el momento de meternos en la cama y por la mañana no vemos la ocasión de salir de entre las sábanas.

Lo que tengo claro es que si me espera algo rico para desayunar me cuesta menos comenzar el día y estoy deseando acabar todo lo que hago por la mañana para meterme en la cocina y atacar mi desayuno. Que por cierto ¡tampoco se necesita tanto tiempo para desayunar bien! Que con quince minutos tenemos más que de sobra y mientras vamos preparando las cosas da tiempo a hacer mucho: descargar el lavavajillas, preparar el desayuno de la niña para el recreo, el biberón de la peque, tender o recoger la ropa... pero qué os voy a contar a vosotros que seguro también hacéis malabarismos con el tiempo en casa.

Estos muffins son ideales para el desayuno. En un bollito tenemos verdura, frutos secos, leche... ¡no le falta nada! Y si sustituís el azúcar por edulcorante, miel, o cualquier otro endulzante es hasta una receta saludable que tan de moda están últimamente en las redes sociales.

Yo los preparé a finales de verano, cuando los calabacines habían conquistado mi cocina y no sabia muy bien qué hacer con ellos, así que no me quedó más remedio que meterlos hasta en el desayuno.

Muffins de calabacín y frutos secos. Deayuno, merienda, cena, receta de aprovechamiento, saludable, healthy, fit, con horno, Cuca

El resultado es un muffin muy jugoso, sencillo de preparar y que se conserva bastante bien. Ideal para el desayuno, la merienda e incluso para que los peques lo lleven al colegio (siempre y cuando permitan bollería para los recreos porque en el caso del cole de Lara está totalmente prohibida incluso aunque sea casera)

Los frutos secos se los podéis variar a vuestro gusto. Yo usé una bolsita que tenía en casa que había recibido en una caja a la que estoy suscrita, pero vamos, que esto es un aprovechamiento total y cualquier cosa que tengáis en los armarios de la cocina le va a ir de lujo.

Muffins de calabacín y frutos secos. Deayuno, merienda, cena, receta de aprovechamiento, saludable, healthy, fit, con horno, Cuca

Os invito a que toméis buena nota y os animéis a prepararlos en casa, como llevan verdura parecen menos pecaminosos, os lo puedo asegurar.

Y ahora os propongo a que compartamos uno mientras os cuento la receta ¿me acompañáis?

Muffins de calabacín y frutos secos. Deayuno, merienda, cena, receta de aprovechamiento, saludable, healthy, fit, con horno, Cuca


Ingredientes:

* 300 gramos de calabacín
* 150 mililitros de leche
* 100 mililitros de aceite de girasol
* 100 gramos de azúcar
* 2 huevos
* 250 gramos de harina
* Un sobre de levadura química
* Una cucharadita de canela en polvo
* 120 gramos de frutos secos y fruta deshidratada (la que yo usé tenía nueces pecanas, cacahuetes, anacardos, arándanos y cerezas)
* Una cucharada de harina


Elaboración:

1. En el vaso de la batidora ponemos el calabacín limpio y troceado junto con la leche y batimos hasta obtener una crema.

2. Añadimos el aceite, los huevos y el azúcar y batimos.

3. Vertemos en un bol y añadimos la canela, la levadura y la harina. Mezclamos lo justo para integrar.

4. En un bol ponemos la mezcla de frutos secos y fruta deshidratada y una cucharada de harina y mezclamos bien.

5. Los añadimos a la mezcla de los muffins y repartimos bien por la masa con ayuda de una espátula.

6. Ponemos las cápsulas en nuestra bandeja para muffins y con ayuda de una cuchara para helados repartimos la mezcla.

7. Introducimos en el horno precalentado a 210 y horneamos durante 25 minutos o hasta que al pinchar en el centro con una brocheta de madera esta sale limpia.

8. Dejamos con la puerta del horno entreabierta cinco minutos y sacamos. Dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

https://sites.google.com/s/1783xc4_B6CdhwHV0iv0oZvzVy7u6L0SP/p/1jfENiv2OvAPvOvl6n9IfOrpq-YQlojx8/edit

Para conservarlos yo los guardé en un tupper y ¡al frigorífico! Más que nada porque aún hacía calor y no me fiaba de dejarlos fuera y encontrarme con una desagradable sorpresa.

Muffins de calabacín y frutos secos. Deayuno, merienda, cena, receta de aprovechamiento, saludable, healthy, fit, con horno, Cuca

Aguantaron perfectamente hasta el último día, pero también admiten que los congeléis y los vayáis sacando un rato antes de consumirlos ¡estarán como recién horneados!

Ya veis que es una receta súper fácil de preparar y que es ideal para conseguir comer más verdura o que aquellos que no la toman lo hagan sin saberlo siquiera ¡nadie notará que lleva calabacín!

Muffins de calabacín y frutos secos. Deayuno, merienda, cena, receta de aprovechamiento, saludable, healthy, fit, con horno, Cuca

Como vuelve a ser una receta de aprovechamiento va de nuevo para el reto 1+/-100, desperdicio cero de mi gran amiga Marisa que me incita (aún más) a que nada vaya a la basura.

 
Me encanta leer vuestros comentarios y consejos sobre la mamitis de Lara (y sobre cualquier tema en general) Lo cierto es que hay cosas que ayudan a comprender el comportamiento de la niña y me ayudan a enfocarlo de otro modo y también a contemplar los "problemas" con perspectivas diferentes.

Me cuesta asimilar que tenga celos de Elena porque crea que le presto más atención. De hecho yo tengo la sensación de que paso bastante de la pequeña porque Lara demanda bastante más de mi que ella y estoy segura de que paso más tiempo con Lara que con Elena. Eso no quita que los cuatro ratos que le dedico a la bebé le parezcan a Lara un mundo y que no sea complicado para ella compartir a su mamá que hasta hace menos de un año era suya y de más nadie.

Lo que tengo claro es que Elena demanda mucho menos de mí de lo que demandó Lara en su día y que le tiene bastante más apego a su padre (y sobre todo al mío) de lo que me tiene a mí. Así se equilibra la balanza del cariño entre retoños y progenitores.

En fin, no me extiendo más y sigo con mis tareas que no son pocas. Prometo irme poniendo al día con vuestras recetas ¡paciencia! que antes o después asomo la patita.

Nos leemos la semana próxima, os prometo una entrada muy dulce ¡y hasta aquí puedo leer! (y os invito a que vayáis haciendo cábalas y cuentas a ver si alguno adivina...)

Manos a la masa y ¡bon appétit!






jueves, 16 de enero de 2020

Cheesecake de turrón de Jijona

Hace mucho frío. Vivimos un enero de manual, con cielos rasos, madrugadas heladas y mucho frío en la calle.

Me encanta el invierno, pero reconozco que mirarlo a través del cristal es más bonito que salir a la calle y darme de bruces con él y con todo lo que conlleva porque en casa están deseosos de pillar todos los virus posibles. Yo por el momento sigo libre de mocos y toses, todo un logro porque desde el otoño vamos pasando todas las cosas posibles.

Enero es un mes que me gusta. Nos brinda año tras año la oportunidad de hacer borrón y cuenta nueva, de comenzar cosas diferentes, de darle un nuevo enfoque a nuestra vida... A mí además me lo ofrece por partida doble porque nací en enero así que si pasado el fragor de la navidad se me olvidan rápidamente los buenos propósitos el día 19 tengo la posibilidad de replantearme las cosas de nuevo y después ya me dejo llevar sin pensar demasiado hasta el año próximo.

El próximo domingo es mi cumpleaños y puestos a elegir prefiero celebrarlo por adelantado que a toro pasado, así que os traigo una receta que más que una receta es un recetón.

Cheesecake de turrón de Jijona. Tarta de queso ricota y turrón blando de almendra. Tarta de queso al horno. Postre, merienda, receta fácil, cuca

Hace bastantes años que había visto una receta de tarta de queso con turrón de Jijona y le tenía ganas. Hasta entonces sólo había visto recetas de tartas de queso y turrón pero sin horno, y ya sabéis que yo soy muy fan de las tartas de queso al horno. No es que la haga ascos a ninguna, pero puestos a elegir prefiero que sean horneadas ¡una manía como otra cualquiera!

Cheesecake de turrón de Jijona. Tarta de queso ricota y turrón blando de almendra. Tarta de queso al horno. Postre, merienda, receta fácil, cuca

La idea nunca se me fue de la mente, pero por una cosa u otra nunca le llegaba el turno. Lo más curioso es que tenía clarísimo que sería una tarta ideal para celebrar mi cumpleaños porque jamás he sido muy fan del turrón de Jijona, pero desde que lo uso en postres ¡me tiene loquita!

Cheesecake de turrón de Jijona. Tarta de queso ricota y turrón blando de almendra. Tarta de queso al horno. Postre, merienda, receta fácil, cuca

Y como nunca es tarde si la tarta es buena haciendo limpieza en el frigorífico me topé con un par de tarrinas de queso ricota que había comprado para otra receta (que no hice) y después de darle muchas vueltas para ver en qué lo usaba me acordé de esta tarta, que en su versión original no llevaba este tipo de queso, así acabé haciendo mi propia versión personal.

¡Y menuda versión!

Cheesecake de turrón de Jijona. Tarta de queso ricota y turrón blando de almendra. Tarta de queso al horno. Postre, merienda, receta fácil, cuca

Si no fuera porque la báscula me ha tomado manía (yo creo que es porque es nueva, no porque me haya pasado en navidades con el chocolate y los bombones) la comería cada día de postre y creo que jamás me cansaría.

Cheesecake de turrón de Jijona. Tarta de queso ricota y turrón blando de almendra. Tarta de queso al horno. Postre, merienda, receta fácil, cuca

Es cremosa, con el sabor justo a turrón, con un equilibrio perfecto de texturas que le aportan la base de galleta y las almendras fileteadas que la decoran...¡es que no le puedo pedir más!

Es una de esas recetas que se quedan como básicas, que tienes de fondo de recetario y sabes que puedes tirar de ellas cuando tienes un compromiso porque vas a quedar bien.

Cheesecake de turrón de Jijona. Tarta de queso ricota y turrón blando de almendra. Tarta de queso al horno. Postre, merienda, receta fácil, cuca

No sabéis las ganas que tengo de repetirla y eso que en casa de bloguera pocas repeticiones caben (especialmente cuando somos muy poquitos en casa para repartir las calorías)

Soy consciente de que cada semana os digo que tenéis que hacer la receta que os traigo sí o sí, que os va a encantar y que está para ponerle un piso ¿pero qué os voy a decir si siempre traigo postres para chuparse los dedos? Y con este insisto más aún si cabe.

Cheesecake de turrón de Jijona. Tarta de queso ricota y turrón blando de almendra. Tarta de queso al horno. Postre, merienda, receta fácil, cuca
He estado mirando en el blog y desde mayo de 2018 no publicaba una tarta de queso horneada ¿es o no para matarme? No puedo creer que siendo tan fan de este postre haga tantísimo tiempo que no comparta ninguna con vosotros.

Lo peor no es eso, lo pero es que estoy haciendo memoria y hace bastante tiempo que no preparo en casa, no vayáis a creer que estoy horneando cada semana y tengo Borradores petado de estas delicias. Tengo que ponerle remedio. Además con el cumpleaños de las dos princesas a la vuelta de la esquina (sí, en casa estos eventos se concentran en pocas semanas) tengo la excusa perfecta para hacer inventos.

Cheesecake de turrón de Jijona. Tarta de queso ricota y turrón blando de almendra. Tarta de queso al horno. Postre, merienda, receta fácil, cuca

Como el tiempo no invita precisamente a salir a la calle os propongo que este fin de semana os metáis en la cocina y preparéis esta tarta si os queda alguna tableta de turrón (probablemente, porque las navidades no han hecho más que pasar) dormitando en las estanterías de la cocina porque todos vais a quedar contentos con este postre ¡y con el calorcito y el aroma que desprende la cocina!

Si os animáis espero que me contéis que os ha parecido y ahora que me acompañéis con un buen trozo para celebrar (por adelantado) mi cumpleaños ¿A quién le sirvo?

Cheesecake de turrón de Jijona. Tarta de queso ricota y turrón blando de almendra. Tarta de queso al horno. Postre, merienda, receta fácil, cuca

Ingredientes:

* 500 gramos de queso ricota (se puede sustituir por requesón o en su defecto queso de untar)
* 200 gramos de queso de untar
* 2 yogures naturales (250 gramos) (los que yo he usado eran sin azúcar)
* Una tableta de turrón de Jijona (la mía de 250 gramos pero un poco arriba o abajo dará el mismo resultado)
* 3 huevos
* Una cucharada sopera colmada de harina de maiz (maicena)
* 120 gramos de azícar
* 1 cucharada de caramelo líquido

Para la base:

* Un paquete (rulo) de galletas
* 80 gramos de mantequilla.

Para decorar: 

* Almendras laminadas
* Sirope de toffee.

Elaboración: 

1. En la picadora ponemos la galletas y trituramos hasta dejarlas reducidas a polvo. Derretimos la mantequilla, la vertemos por encima de las galletas molidas, mezclamos bien y vertemos en la base del molde que vayamos a utilizar (debe ser desmoldable preferentemente).

Con ayuda de una cuchara y con las manos bien limpias vamos repartiendo las galletas por la base y por los laterales del molde propurando que nos quede bien nivelada. Reservamos en el frigorífico.

2. A continuación ponemos en la picadora los yogures, un chorreón de caramelo líquido y el turrón y trituramos hasta conseguir una masa lisa y sin grumos ni trozos. Reservamos.

3. En un bol amplio ponemos la ricota y el queso crema, que deben estar a temperatura ambiente, y con unas varillas manuales vamos mezclando hasta que quede una masa cremosa y sin grumos.

4. Añadimos el azúcar y los huevos de uno en uno batiendo en cada adicción. Es muy importante no añadir el siguiente hasta que el anterior no esté bien integrado. 

5. Añadimos el yogur batido junto con el turrón y mezclamos lo justo para integrar. Cuando menos aire añadamos a la masa menos probabilidades tendremos de que se agriete la superficie. 

6. Sacamos el molde del frigorífico, vertemos la mezcla dentro, alisamos la superficie si fuera necesario e introducimos en el horno precalentado a 170ºC durante una hora. Apagamos y dejamos otra hora dentro.

7. Abrimos la puerta y pasada media hora sacamos la tarta y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla. Una vez a temperatura ambiente cubrimos con film transparente y guardamos en el frigorífico.

8. Antes de consumir sacamos, desmoldamos y ponemos sirope de toffee y almendras fileteadas en la superficie.


https://sites.google.com/s/1783xc4_B6CdhwHV0iv0oZvzVy7u6L0SP/p/1jfENiv2OvAPvOvl6n9IfOrpq-YQlojx8/edit

Como veis la tarta no tiene dificultad alguna, es de esas facilonas que tanto me gustan a mí pero con un resultado magnífico.

Cheesecake de turrón de Jijona. Tarta de queso ricota y turrón blando de almendra. Tarta de queso al horno. Postre, merienda, receta fácil, cuca

Es un postre digno de cerrar cualquier celebración o comida especial. No voy a decir que vayais tomando nota para las navidades próximas porque igual alguno se me enfada, pero es una opción de lo más apropiada no sólo por los ingredientes sino por su sencillez en la elaboración y porque podemos tenerla lista con algunos días de antelación porque como buena tarta de queso gana en sabor y textura con el paso del tiempo.

Cheesecake de turrón de Jijona. Tarta de queso ricota y turrón blando de almendra. Tarta de queso al horno. Postre, merienda, receta fácil, cuca

Como es una receta de total aprovechamiento también va para el reto 1+/-100, desperdicio 0 de Marisa ¡porque hay que mantener las buenas costumbres y no dejar que ningún alimento vaya a la basura!


Las niñas siguen en el límite. Están entre resfriarse y aguantar y para más emoción a Elena le está saliendo (aunque aún no le ha roto) otro diente y está por lo peor.

Lara está atravesando una fase de mamitis aguda. Agudísima diría yo. Nunca ha tenido problema en ir al colegio y el segundo día después de navidad se quedó llorando amargamente y así tres o cuatro días y el resto al borde de las lágrimas. Dice que me quiere mucho y que no quiere que me vaya. De hecho ella quiere quedarse en el colegio ¡pero que yo me quede con ella!

Y en casa es una pesadilla. Si no estamos en la misma habitación está todo el rato llamándome a ver donde estoy y que dice que me quede a su lado. Es un poco agotador porque además hasta despierta por la noche y me tengo que acostar con ella.

Por otro lado aún le estamos haciendo hueco a los juguetes de Reyes y está pensando en lo que quiere para su cumpleaños. De aquí a nada os anunciaré la inauguración de mi tienda de juguetes, porque vamos por el camino. La otra semana hablábais de que llegarán los juguetes "grandes" en breve. No, en breve no, porque cocina tenemos desde que cumplió los dos años, y dos carros de muñecas y uno de médico, y una cuna de Nenuco y una peluquería y la trona y la bañera... ¡y hasta un hospital! Lo que no sé es qué nos queda por regalarle a Elena y que no tenga ya Lara.

En fin, no me enrollo más. Sigo la mar de liada con el trabajo y las niñas, de ahí mi ausencia de vuestras cocinas que espero sepáis disculparme.

Nos leemos la semana que viene, mientras tanto no paséis mucho frío y sed felices

Manos a la masa y ¡bon appétit!


jueves, 9 de enero de 2020

Barritas de granola caseras

Las navidades terminaron.

Hace sólo tres días y parece que ya haya pasado una eternidad. Pensamos en la nochebuena y parece que quede tan lejos como las vacaciones de verano y sin embargo no hace más que dos semanas que estábamos a golpe de zambomba dándolo todo con los villancicos y las mesas opíparas.

Estrenamos un nuevo año y todos queremos cambiar algo de nuestras vidas. Cuando termine enero, si queréis, volvemos a repasar esos buenos propósitos.

Hace muchísimo tiempo que vengo comparando el inicio de cada año con un cuaderno nuevo. Recuerdo perfectamente cómo cada vez que comenzaba un cuaderno ponía especial esmero. Dejaba su primera hoja en blanco, con el nombre de la asignatura, escrito en el centro, con letras muy bonitas y a continuación escribía usando distintos colores para poner el número o el título del tema, los apartados y procuraba hacer una letra bonita, sin tachones, usar siempre el mismo bolígrafo...

Daba gusto ver las primeras hojas de cada cuaderno, pero con el paso de los días llegaban las prisas, la dejadez, el hastío y ya daba igual el bolígrafo, si había que tachar algo, si no se separaban los apartados...

Lo mismo ocurre con cada Enero. Comenzamos con muy buenos propósitos y muchas ganas. Pasa Nochevieja (o Reyes) nos subimos a la báscula y nos queremos morir. Algunos no necesitan ni eso, basta con intentar ponerse unos pantalones o abrochar un vestido que en diciembre nos iban perfectamente pero que misteriosamente han encogido en el armario.

Lo de hacer dieta, perder peso, comer sano...llámalo como quieras es todo un clásico en estas fechas ¡si sale hasta en las noticias cada año! Pero con el paso de los días perdemos fuelle y para San Valentín estamos renovando armario y no despensa.

Sea como fuere seguro que a día de hoy los que no estáis haciendo dieta seguís empachados después de la bacanal de comidas y cenas del mes de diciembre. Y los que no estáis apurando lo que queda de las fiestas, que se va quedando olvidado y después da más pereza.

Así que hoy traigo una receta fácil (más que fácil boba, la verdad) para ayudar a comenzar (o retomar) la alimentación sana y sobre todo para comenzar el día cargados de energía.

Barritas de granola caseras. Receta saludable. Muesli, avena, frutos secos, fruta deshidratada, miel, hecho en casa, con horno, Cuca

No sé si os pasa a vosotros pero a mí por la mañana llenar un bol de leche y ponerle avena, muesli o cereales me da una pereza infinita. Mira que le dedico mi tiempo al desayuno pero esto me cuesta horrores. Y lo de comerme la avena a puñados tampoco es que lo vea ni práctico ni cómodo (ni atractivo)

Es por ello que desde hace tiempo hago en casa mis propias barritas, les pongo lo que me viene en gana y desayuno mucho más cómodamente. Esta vez he usado un muesli comercial que vino un mes en la caja de productos a la que estoy suscrita, pero muchas veces las he hecho usando avena, fruta deshidratada, frutos secos y/o trozos de chocolate negro.

Barritas de granola caseras. Receta saludable. Muesli, avena, frutos secos, fruta deshidratada, miel, hecho en casa, con horno, Cuca

Aquí lo importante es mantener las cantidades (o la proporción) y tenemos una receta ideal para dar salida a los restos de los paquetes que pueblan los armarios de la cocina. 

En menos de diez minutos hacéis la mezcla y la tenéis marchando en el horno ¡y a otra cosa! Puedo asegurar que no merece la pena comprar las industriales, por muy saludables que nos las vendan, porque hacerlas en casa nos garantiza unas barritas a nuestro gusto y además muchísimo más baratas que las compradas ¡que también hay que mirar por el bolsillo aunque sólo sea de vez en cuando! 

Barritas de granola caseras. Receta saludable. Muesli, avena, frutos secos, fruta deshidratada, miel, hecho en casa, con horno, Cuca

Si queréis llevarlas para tomar a media mañana o después de entrenar las envolvéis en papel encerado ¡y con ellas al fin del mundo! 

Además aguantan bastante bien. Yo suelo guardarlas en el frigorífico si tengo hueco, pero si no lo tengo están en la cocina y nunca se me han puesto malas, así que podéis hacer sin miedo para tener para varios días. 

Barritas de granola caseras. Receta saludable. Muesli, avena, frutos secos, fruta deshidratada, miel, hecho en casa, con horno, Cuca

Cortarlas es sólo cuestión de práctica, dejarlas enfriar por completo y buscar un cuchillo grande. Y si se rompen, pues hacemos trocitos, los metemos en un bote y ya tenemos bocaditos para ir picando de manera saludable ¡hay que ver siempre el lado bueno de las cosas!

Espero que os animéis a prepararlas. Es una receta ideal para dar salida a los restos de frutos secos y fruta deshidratada que suelen quedar tras las navidades. Mientras os invito a una y nos ponemos al día de los regalos de Reyes ¿os parece?

Barritas de granola caseras. Receta saludable. Muesli, avena, frutos secos, fruta deshidratada, miel, hecho en casa, con horno, Cuca

Ingredientes:

* 300 gramos de muesli o granola
* 100 gramos de miel
* Dos cucharaditas de canela
* Un chorrito de vainilla
* Dos cucharadas de caramelo líquido

Elaboración:

1. Ponemos el muesli en el bol, añadimos la miel (si está muy dura podemos calentarla un poco en el microondas), la vainilla, el caramelo y las especias y mezclamos bien.

2. Forramos una bandeja alargada con papel de hornear, vertemos la mezcla, esparcimos bien y presionamos con ayuda del dorso de una cuchara o con un rodillo de repostería para que quede nivelado y bien compactado.

3. Introducimos en el horno precalentado a 160º C y horneamos de 25 a 30 minutos.

4. Sacamos, dejamos enfriar por completo (podemos intentar desmoldarlo con ayuda del papel y dejarlo enfriar sobre una rejilla ¡con cuidado! para no partirlo) y una vez frío cortamos en porciones al gusto.

 https://sites.google.com/s/1QnPhIO7fXk4so4Enm5Q6ePqav75Fk0CI/p/1ugG3RW8h0EHcybEh9JeJD4aqGaFdUx3Z/edit

Como os había comentado es una receta tremendamente fácil y muy versátil que podemos modificar a nuestro gusto o según lo que tengamos en casa en ese momento.

Además se tarda muy poco tiempo en prepararlas así que no hay excusas para no ponerse a ello.

Barritas de granola caseras. Receta saludable. Muesli, avena, frutos secos, fruta deshidratada, miel, hecho en casa, con horno, Cuca

Podéis envolverlas o dejarlas cortadas en un tupper si no las vais a consumir fuera de casa. Incluso hacerlas trocitos del tamaño de un bocado y conservarlas en un bote o una lata. 

Esta receta va también para el reto 1+/-100, desperdicio cero de mi amiga Marisa ¡espero que le guste!


 A todo esto ¿cómo se han portado los Reyes con vosotros? En casa fue toda una locura. Las niñas, por una vez en la vida, tardaron en levantarse. Que a las nueve no se hayan movido es todo un récord. De hecho yo creo que ese fue mi regalo de reyes, dormir varias horas del tirón y un rato a solas que hizo que me cundiera bastante la tarea en casa.

Cuando se levantaron aquello se convirtió en una casa de locos. De hecho todo el día fue una locura, porque no pararon de llegar a casa con más regalos y por la tarde hicimos ruta en la casa de los abuelos. Toneladas de juguetes que siendo los reyes tan magos ya podían traer montados y con las pegatinas puestas.

No os quiero decir hasta dónde estoy de la casa encantada de Pinypon y del colegio de Pinypon y de la casa de muñecas de Playmobil con todos sus ensambles, pegatinas y accesorios de tamaño minúsculo que por otro lado son todo un peligro para Elena y que no siempre Lara es capaz de mantener fuera del alcance de la otra fiera.

En fin, ahora no sé si buscar hueco en la habitación de las niñas para colocar los juguetes (que en su mayoría siguen en el salón hasta nueva orden) o buscar un piso más grande, o saltar por el balcón porque Lara ya está pidiendo cosas para su cumpleaños. Se ve que nunca es suficiente.

Yo no me quejo, he tenido varias cosas, pero en especial estoy enamorada de un plato y una pala de servir tartas que me han regalado mi hermano y mi cuñada y que espero enseñaros muy pronto.

No me lío más por hoy. Enero es quizá el mes más complicado de trabajo para mí y ya voy tarde. Pido disculpas anticipadas por si estas semanas no aparezco tanto por vuestras cocinas como debiera ¡es que la vida no me da para más!

Nos leemos la semana próxima ¡sed felices y disfrutad del fin de las fiestas!

Manos a la masa y ¡bon appétit!