martes, 22 de septiembre de 2015

Bizcocho de queso y mermelada de ciruela

Sé que el hecho de que mis padres tengan una finca (pequeñita, pero campo al fin y al cabo) me convierte en una privilegiada que puede disfrutar de frutas y verduras "gratis". Y lo pongo entre comillas porque el que tenga un huertecito o algún árbol frutal sabe el tiempo, la dedicación y la de paseos en coche (porque nuestro campo está a unos kilómetros y no donde vivimos) además de abonos y fertilizantes que requiere.

Y cuando la cosecha es abundante te alegras, pero cuando la cosecha como este año es pobre y a duras penas logras arañar unos exiguos kilos de tomates, cuatro pepinos y un puñado de calabacines por la falta de lluvia es inevitable que te mosquees porque ni el esfuerzo, ni el tiempo ni el dinero invertido han servido para nada.

Debido a este privilegio hay productos que yo jamás (o rara vez) he comprado como cerezas, albaricoques, peras, ciruelas, nueces, almendras, higos, membrillos... Cuando es temporada tengo la cocina inundada y me las ingenio para aprovecharlos al máximo posible ya sea en comidas, postres o en conservas y cuando se termina ¡se acabó! y a esperar al año siguiente. Supongo que más de uno de vosotros sabréis muy bien de lo que hablo.

Por eso cuando leí que la fruta elegida para el mes de septiembre en el Reto Color y Sabor de Temporada era la ciruela yo me ví en cierto apuro porque nuestro ciruelo dejó de dar ciruelas en el mes de junio (quizá llegó a principios de julio) y me sabía fatal andar comprando ciruelas cuando tengo la cocina tomada por otras frutas como las peras y los higos que ya casi no sé qué hacer con ellos.

Sin embargo no quería pasar otro mes sin participar en el reto que ya me tomé julio y agosto de vacaciones y me apetecía volver, que si no lo voy dejando pasar un mes tras otro y al final acabo abandonando el reto que me gusta mucho porque ya sabéis que a mí lo de repostear con frutas y de vez en cuando alguna verdura me vuelve loca.

Al final encontré la solución mientras reorganizaba los muebles de la cocina y me topé con los botes de mermelada de ciruela casi recién hecha que había preparado a principios de verano. Si no tengo ciruelas naturales usaré la mermelada de ciruela que además tenía muchas ganas de hacer un bizcocho con mermelada ¡y el resultado ha sido este delicioso bizcocho de queso y mermelada! 
El resultado es un bizcocho húmedo y jugoso, sumamente tierno (y por ende muy frágil cuando lo sacamos del horno y no se ha enfriado) que será perfecto para empezar el día, para la merienda, para el desayuno de los niños en el recreo o de los mayores en el trabajo.
A mí desde luego me ha encantado y estoy segura de que lo probaré con más tipos de mermelada y poniendo y quitando algunos ingredientes. La receta es mía, inventada sobre la marcha tras mirar mil y una recetas de bizcocho de las que tenía en casa cogiendo de cada uno lo que mejor me parecía.
A mi catador oficial también le ha gustado pero es que él no sabe decir no a casi nada de lo que preparo, pero cuando algo le gusta especialmente os aseguro que los trozos tienen un tamaño ¡con el que casi daría de desayunar a todos los compañeros de mi oficina!
Pero no pasa nada porque es tan sencillo de preparar que no me importará repetirlo más de una vez.

Por cierto, sino tenéis mermelada de ciruela pero sí ciruelas naturales podéis cambiar la mermelada por la fruta triturada o cortada en pequeños trozos.

¿Vamos con la receta?

Ingredientes:

* 240 gramos de harina para repostería
* 1 sobre de levadura química
* 90 gramos de mantequilla
* 70 gramos de azúcar blanca
* 220 gramos de mermelada de ciruela (mi receta casera la podéis ver pinchando aquí)
* 250 gramos de queso cremoso
* 2 huevos

Elaboración:

1. En un bol ponemos el queso crema y la mantequilla a temperatura ambiente y batimos hasta obtener una crema.

2. Añadimos los huevos de uno en uno y cuando estén integrados ponemos la mermelada y batimos hasta que nuestra mezcla sea homogénea

3. Incorporamos el azúcar y por último la harina y la levadura y mezclamos hasta obtener una masa cremosa. Se puede hacer todo perfectamente a mano y no tardaréis más de cinco minutos.

4. Untamos nuestro molde con mantequilla o lo forramos con un papel de hornear y vertemos la masa en él.

5. Introducimos en el horno precalentado a 180º C y horneamos durante unos 45 minutos. Antes de apagar el horno comprobaremos que está perfectamente hecho pinchando con una brocheta de madera en el centro.

Es posible que cuando lleve unos 20 minutos tengáis que cubrirlo con papel de aluminio para que la superficie no se dore en exceso.

6. Dejamos templar con la puerta del horno entreabierta unos diez minutos y a continuación sacamos, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Tened mucho cuidado al desmoldar que es un bizcocho sumamente frágil y lo podéis romper. Es más manejable cuando se ha enfriado ¡que la impaciencia no os fastidie esta receta! Que luego da mucha rabia.
Para conservarlo podéis envolverlo en film transparente y guardarlo en la nevera ¡aguantará perfectamente! Aunque os aseguro que bien poco va a durar ¿eh?
Como todos los meses os invito a que echéis un vistazo a las recetas de mis compañeras de reto y también os animo a que participéis con nosotros en el reto el próximo mes ¡a ver con qué fruta y verdura nos sorprende Pilar!
http://postresoriginales.com/wp-content/uploads/2014/04/Logo-Reto-3-1024x560.jpg
Sólo me queda desearos feliz y dulce semana y me voy corriendo a vuestras cocinas que desde el viernes pasado no asomo por aquí. Que por cierto ya se me ha acabado lo bueno y vuelvo a trabajar con horario partido ¡adios a tener vida entre semana!

Manos a la masa y ¡bon appétit!

63 comentarios:

  1. Yo tengo unas ganas enormes de hacer un bizcocho con mermelada por esa jugosidad exquisita que debe darle, pero además tu le has puesto queso y eso no me quiero ni imaginar como estará porque aún no he salido del plan ligero y se me hace la boca agua. Pero el bizcocho me lo guardo, eso sí que lo tengo claro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Que buena idea has tenido Cuca, un bizcocho de queso y mermelada, con queso lo he probado y queda delicioso ahora toca con mermelada, je,je. Por cierto a mi este mes me pasó igual que a ti, tuve ciruelas para cansarme y ahora no tenía ni una pero es de esas frutas que jamás se me ha pasado por la mente comprar, así que opté por el ajo.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  3. Desde luego es un privilegio poder disfrutar de frutas y hortalizas caseras, pero tiene su merito y sobre todo trabajo poder atender ese huerto!.
    Un bizcocho muy rico, yo aun no he hecho ninguno con mermelada, creo que me voy a poner a ello pronto, viendo el tuyo me ha dado envidia!!Bs.

    ResponderEliminar
  4. Desde luego es un privilegio poder disfrutar de frutas y hortalizas caseras, pero tiene su merito y sobre todo trabajo poder atender ese huerto!.
    Un bizcocho muy rico, yo aun no he hecho ninguno con mermelada, creo que me voy a poner a ello pronto, viendo el tuyo me ha dado envidia!!Bs.

    ResponderEliminar
  5. Nunca lo he probado, pero tiene una pinta tan esponjosa....
    La verdad es que se hace la boca agua.

    Un abraz✴ para tu luz

    ResponderEliminar
  6. Toda la razón, es un lujo tener tu propio trozo de tierra para poder cultivar tus alimentos, el sacrificio del tiempo, el trabajo, los desplazamientos, etc. valen la pena :) Nosotros este verano cultivamos tomates, y no tienen nada que ver con los que te encuentras en el super.
    Y el bizcocho tiene una pinta estupenda!! genial la combinación de queso y ciruela. Un beso!!

    ResponderEliminar
  7. Yo también tengo un par de parcelas familiares, aunque aquí en Valencia "se estila" mucho más plantar naranjos y tomates (¡eso sí, a ver quién supera el auténtico tomate valenciano! jejeje), así que entiendo los beneficios de los productos naturales obtenidos por uno mismo pero también el trabajo que eso conlleva.

    Reconozco que no sabía lo de tu finca familiar, pero así se explica la buenísima calidad de los productos que nos muestras siempre y eso unido al cariño que pones en tus recetas hace que el resultado se vea buenísimo!!!

    Un beso y nos leemos :)
    Le Style et Moi

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que te ha quedado genial, tiene buena pinta! Y te entiendo con lo del huerto... En mi pueblo tenemos uno y alguien lo ha sulfatado así que este año no ha dado nada...

    Un besito!

    ResponderEliminar
  9. Buenos días Cuca. Qué razón tienes en lo de ser privilegiada por tener acceso a los regalos que un huerto casero nos ofrece y es que sé bien de lo que hablas, porque también soy un privilegiado al tener mi padre un terreno donde planta, eso sí, cada vez menos debido a la edad y cómo se disfruta lo que allí se recolecta. Qué bien saben las frutas y verduras supongo que mucho tendrá que ver el cariño y esfuerzo que se le ha puesto y las manos que la han trabajado.
    Bueno y de este bizcocho que has preparado y del que tan buen recaudo han dado en tu casa, cosa no de extrañar porque menudo aspecto de esponjoso tiene. Además, al llevar queso se me hace la boca agua y casi, casi me puedo imaginar su sabor, qué rico.
    La verdad es que es tomo nota porque se ve facilito de hacer y con un resultado de nota.
    Un abrazo y feliz día. (¡¡suerte en en reto!!)

    ResponderEliminar
  10. Desde luego que es una suerte tener huerto, las frutas y verduras caseras superan con creces a las compradas que muchas veces maduran en cámaras. El bizcocho, un lujazo total, me ha encantado, se ve jugoso y buenisimo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. muy muy rico seguro, no he probado un bizcocho de ciruelas la verdad pero con la buena pinta que tiene esto tengo que probarlo sin falta. Gracias por compartir,
    Un beso,
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  12. Hola Cuca, qué rico tu bizcocho, ya he apuntado los ingredientes para este próximo fin de semana... pues siempre nos gusta tomar algo dulce el sábado y el domingo cuando tenemos tiempo para desayunar tranquilos y relajados en casa... Es cierto lo que cuentas del campo... aunque nosotros llevamos pocos meses, pero son muchos los esfuerzos, tiempo y dinero que se invierten en preparar el terreno, quitar malezas, algún tocón de troncos antiguos... viajes en coche... (nuestra tierra está a unos 60 kms de casa) y, mi marido, que es el que casi siempre va... llega a casa reventado... jajajaj!! pero la recompensa es grande y satisfactoria, así que merece la pena. Un beso guapa!!!

    ResponderEliminar
  13. Te ha quedado maravilloso este bizcocho, en casa tenemos ciruelas y a mi no me gustan demasiado, los pájaros se ceban con ellas, aunque en el bizcocho y mermelada seguro que la cosa cambia, el corte es impresionante...Besss

    ResponderEliminar
  14. Hola Cuca!! Esto es así, todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes, ventajas porque puedes disfrutar de productos sanos y naturales pero el inconveniente es que dan todo mucho trabajo, más del que nadie se imagina. Pero quédate con lo bueno que es más importante ser optimista y pensar que la próxima temporada va a ser estupenda y abundante,
    El bizcocho , pues qué quieres que te diga, espectacular como siempre con esa mermelada que es para morirse!!un beso cariño!!

    ResponderEliminar
  15. Hola cuca , que razón llevas en lo del huerto y que desilusión cuando no ves productividad pero bueno eso es así para cuando disfrutas y todo es satisfacción ...te ha quedado un bizcocho de lo más exquisito ya probare a ver qué tal, que se que ni en sueños me saldrá como el tuyo que tiene una pinta que ya me gustaría a mi probarlo...cielo una entrada preciosa con tus lindas explicaciones que como siempre nos dejan satisfechas ...mil besitos .

    ResponderEliminar
  16. El corte húmedo se ve muy bien.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  17. ME llevo un trocito de este estupendo bizcocho,que rico tiene que estar,con la mermelada casera de ciruela ya de lujo,besos

    ResponderEliminar
  18. Ummm, delicioso, como todo lo que sale de tu cocina.

    ResponderEliminar
  19. Hola Cuca tienes suerte de tener toda esa fruta al alcance de tu mano, yo tambien preparo algun que otro bote de mermelada, mi arbol da para unos cuantos, en cuanto al bizcocho yo he preparado algunos con mermelada y resultan de lo mas jugosos, tomo nota del tuyo que tiene una pinta fabulosa, besos.

    ResponderEliminar
  20. Cuca , que ricura , me encanta como te quedo , me llevaria un trocito para la merienda
    besinos

    ResponderEliminar
  21. La recompensa a tanto trabajo es que gozáis del gran sabor de las frutas y verduras recogidas en su punto, aunque mejor que se dé bien la cosecha, claro!! Y del bizcocho qué te voy a decir, aquí me tienes relamiéndome, qué jugoso estará con la mermelada y el queso!!
    Bsts.

    ResponderEliminar
  22. Me gustan mucho los bizcochos con mermelada en la masa, quedan jugosos y muy ricos. Y si la mermelada es casera, ya es todo un lujo de merienda!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  23. Si que te envidio lo de poder comer fruta y verdura de verdad y no de "plastico" como la de aqui que no sabe a nada
    No he probado nunca a ponerle mermelada al bizcocho, pero claro si es casera y de fruta de verdad debe ser espectacular porque el bizcocho tiene una pinta estupenda
    Un besazo

    ResponderEliminar
  24. Si que eres privilegiada de tener esos ingredientes frescos y de primera calidad, pero tambien ellos son privilegiados de tener una repostera como tu en la familia, que delicia de bizcocho!
    Bs!

    ResponderEliminar
  25. Me viene que ni pintada esta receta pues el otro día me regalaron unas cuantas ciruelas y no me apetecía hacer mermelada pues ya tenía de otros años anteriores, así que...bizcocho!, prepárate!!. Besines.

    ResponderEliminar
  26. Yo no tengo huerto ni he tenido, pero en cantabria que es el sitio donde vamos a pasar las vacaciones, mis amigos sí que lo tienen y es una gozada. Nosotros lo que solemos comer por esa época son los calabacines, las judías verdes, las lechuga, tomates, a veces ciruelas, y es un lujo, como está todo de rico, tierno y sabe mucho mejor. Claro que tienes que sacrificarte y estar muy pendiente de ello, pero merece la pena.
    Tu bizcochito se ve jugoso, tierno y muy rico, me ha encantado. Las ciruelas que preparaste en mermelada tendrá le dará un sabor magnifico. Lo guardo para hacerlo.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  27. Tiene una pinta estupenda y me imagino el sabor que tiene, con mermelada casera, como nos gusta a nosotros y con queso, Uhmmmmmmmmmmm, delicioso, ya me imagino como debes de tener tu despensa preparada para el invierno, tiene que ser una gozada ver tantos tarros caseros y tan ricos, yo este año es la primera vez que he plantado algo y cuando me vine los tomates todavía estaban aún verdes, espero que este fin de semana ya pueda coger alguno, si no se han estropeado, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  28. Que bonito y que bueno tiene que estar, me encanta hacer bizcochos, es mi desayuno todos los dias, eso o galletas caseras, asi que voy cogiendo ideas para no comer siempre lo mismo, un besito linda

    ResponderEliminar
  29. Cuca pues sí que es un privilegio porque sabes lo que comes y lo ecológico no tiene precio, aunque por experiencia se los gastos y los desvelos que también conlleva. Yo no tengo huerta pero la mayor parte de mi familia sí , pero de cualquier forma, siempre compensa en lo que a salud se refiere y este bizcocho no tiene desperdicio, no me extraña que tu catador se coma esas rebanadas xxl.....te aseguro que aqui la menda lerenda, también lo haría :)
    Besinos.

    ResponderEliminar
  30. Yo te entiendo bien perfectamente si echáramos cuentas del gasto que se hace para luego recoger lo que siembras no plantarias nada por que el gasto de agua es un dineral pero claro esta todó mas rico y si encima como a mi marido le gusta el huerto no se hable mas y para alante, bueno que decirte de ese bizcocho con esa rica mermelada que esta para chuparse los dedos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  31. Como bien dices Cuca, es un privilegio en los tiempos que corren , el poder disfrutar de un trocito de tierra para sembrar, aunque también es mucha la dedicación y tiempo que hay que emplear. De todos modos, no tiene precio el poder disfrutar de frutas y hortalizas sembradas por uno, ni punto de comparación con las compradas ... verdad ??
    No te creas que me voy sin llevarme un trocito de ese fantástico bizcocho ,... jajajaj ... se ve muy esponjoso y tierno...vamos una delicia seguro !!!
    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
  32. Hola guapísima !!!
    Es cierto que eres una privilegiada al poder tomar todo lo que nos cuentas del campo familiar, pero también es cierto que el trabajo y la constancia que hay que tener para cuidarlo, no todo el mundo es capaz de hacerlo.
    Yo, personalmente no soy tan sacrificada. Reconozco que de forma puntual he plantado calabacines, nabos, melones, sandías, rábanos, judías, berenjenas . . . pero como hobby. Es un trabajo duro y no he repetido más. Demasiadas responsabilidades llevo en el día a día.
    Nunca le he añadido mermelada a un bizcocho, pero tomo nota de tu idea porque debe quedar deliciosa.
    Yo cortaría los trozos como tu marido jaja, bien grandotes, ya puestos.
    Besotes gordos mi niña, feliz día.

    ResponderEliminar
  33. Tener un huerto es una suerte poder comer lo que cultivas , aunque es muy duro , este bizcocho se ve super rico y jugoso besitos

    ResponderEliminar
  34. Merhabalar, ellerinize sağlık. Çok leziz ve iştah açıcı görünüyor.

    Saygılar.

    ResponderEliminar
  35. Que buena pinta tiene. Nunca he hecho un bizcocho con mermelada. Que suerte tener una huerta y disponer de tantas cosas.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  36. Se ve espectacular este bizcocho, jugoso y tierno. Me encanta !!!
    No había oído nunca lo de incorporar la mermelada dentro de la masa, que original me resulta, esto hay que probarlo ehhh , tomo nota de esta receta, que la semana que viene quiero hacer algo para el desayuno diario de mi niña.

    En cuanto a la huerta, pues si, eres una suertuda y una privilegiada, jejejeje, es cierto que tiene mucho curro, un trabajo que se queda para vosotros, pero ... y la satisfacción tan grande que tiene que dar comerte cosas que tu sabes que no tienen pesticidas ni venenos varios ¿qué me dices?

    Disfruta tu que puedes

    Besotes

    ResponderEliminar
  37. Bueno Cuca, que te digo yo ahora, si has combinado dos de los dulces que más me gustan.
    Para mi el bizcocho, es el número uno de mis preferentes y la mermelada de ciruelas el segundo, los dos juntos es para morir de placer.
    Yo hace años que no hago mermelada de ciruelas, por la misma razón que tu comentas, además mi padre cada vez es mayor, y le limitamos mucho el trabajo, por que si por él fuera, se pasaba todo el día arando la tierra y sembrando, pero sus casi 85 años, llevados divinamente, ya comienzan a notarse.
    Pero, como a falta de pan, buenas son tortas, yo tiro de la mermelada de ciruelas negras, que es difícil de encontrar, pero cuando lo hago hago acopio de ella y me da para unos pocos meses.
    Cuando veo los tarros en la despensa, me hace hasta ilusión de lo que me gusta, ja, ja, ja...
    ¡Ah!, y no te enfades con tu chico, que yo soy de su misma escuela, a mi los trozos cuanto más grandes mejor, a ver si no me voy a poder dar el gustazo de comer un bizcocho como Dios manda, de vez en cuando.
    ¡¡¡Besos y a por el reto!!!

    ResponderEliminar
  38. Cuca este año en la huerta fue un desastre desde hace años, la primera recolección mediocre y de ahí en adelante cero patatero y asi en muchas cosas, las nueces en 20 dias se pusieron negras y en el suelo se quedan una penaaaa.... pero que le vamos hacer. que buen bizcocho y nada seco como me gusta a mi bsss

    ResponderEliminar
  39. Es todo un privilegio poder disfrutar de frutas y hortalizas de tu propia cosecha, aunque eso conlleve un gran esfuerzo, es toda una maravilla.
    El bizcocho espectacular, no quiero imaginarme lo rico que debe estar con esa mezcla de queso y mermelada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  40. Ya me vale... llevo años diciendo que tengo que hacer un bizcocho con mermelada!!. Menos mal que llegas tú y me plantas la receta en las narices... te permito hasta darme una colleja a ver si reacciono... jajaaa
    Bsss

    ResponderEliminar
  41. Hola! Nosotras también tenemos la inmensa suerte de tener fruta y verduras de temporada porque nuestros tíos tienen finca y nuestra zona es muy rica en todo tipo de frutales a pesar de que como tu también dices, este año no ha sido nada bueno..así que nos apuntamos esta receta para hacérsela a nuestro tio! Besis

    ResponderEliminar
  42. Realmente eres una privilegiada por disfrutar de materia prima de primera mano, pero es verdad que detrás de esa recompensa hay mucho trabajo en el campo.

    Empezar la mañana con un buen trozo de bizcocho casero como este tiene que ser una gozada

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  43. La verdad es que es un privilegio tener un herto donde cultivar tus verduras y patatas y si ademas puedes disfrutar de arboles frutales es lo mas , yo tambien tengo huerto pero este año la cosecha tambien ha sido pobre no me ha compensado nada , por suerte mis tios nos abastecen de todo y he podido comer tomates como todos los años y hacer salsa ,al igual que las mermeladas nada que ver con las que se hacen con la fruta comprada.
    El bizcocho no dudo ni un segundo este delicioso a las fotos me remito uummmmmmmm, tomo nota para hacerlo un dia de estos que ya apetece encender el horno.
    Te ha quedado de relujo ,como para no cortar un buen trozo, ahora toca volver acostumbrase a la rutina que poco me gusta trabajar en jornada partida , yo tengo turno de mañana o tarde esta semana me toca el de tarde pero tengo compañer@s que van partidos siempre se estan quejando y con razon hace años tambien lo tuve y no da tiempo de nada .
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chus esperemos que el próximo año los huertos den mejores resultados y estemos cargadas de frutas y verduras hasta el punto de no dar abasto de preparar conservas y comidas con ellas. A ver si este otoño y el invierno se presentan lluviosos que es lo que necesitamos, al menos por el sur.

      La jornada partida es un horror. Bueno no, directamente es no tener vida de lunes a viernes y punto y los fines de semana tienes que volar para hacer las tareas domésticas y sacar tiempo para tus hobbies. Pero con los tiempos que corren ¡como para no agradecer tener trabajo!

      Eliminar
  44. Jo Cuca, que suerte lo de tener ese huertito, estoy absolutamente segura que no tienen nada que ver los higos que como yo con los que comes tú... Normal que no comas nada mas que lo recoges de casa de tus padres, es que como compres algo fuera de eso te va a parece un pecado

    Tu bizcocho me ha encantado, tiene una pinta de jugoso que tira de espaldas, me parece una idea estupenda.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura de que nunca he comido higos comprados porque como todos los años haya más o haya menos me quito el gusanillo nunca se me ha pasado por la cabeza. Además como bien dices seguro que me llevo una desilusión porque el sabor no será ni parecido y porque tendrán un precio similar al del oro, el petróleo, el caviar o el platino. Te prometo que nunca he visto el precio que tienen por aquí.

      Me alegro de que te haya gustado el bizcocho ¡sabe mejor de lo que se ve!

      ¡Besos mil!

      Eliminar
  45. Realmente una privilegiada Cuca, no porque te salgan todos estos productos tan ricos gratis, que tampoco es así porque el campo exige mucha dedicación y, como tú nos cuentas, los fertilizantes y demás también cuestan lo suyo. Lo mejor es poder disfrutar de estas frutas y verduras de una calidad incomparable a la que adquirimos el resto de los mortales en el supermercado. Por otro lado, el bizcocho tiene una pinta deliciosa.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  46. Qué gusto debe dar pasar a tu cocina Cuca, llena de esos manjares recién salidos de la huerta, o conservados en mermeladas como ese bote que te sacó del apuro para este reto! Menos mal, entiendo perfectamente lo mal que te hubiera sabido tener que comprar fruta teniendo tremendas cantidades de otras!
    Bueno, bueno, al lío... mmmmm, vaya aspecto esponjoso y delicioso que tiene el bizcocho, y dices que la receta es tuya?? pues deberías patentarla ahora mismito, menuda artista repostera estás hecha!! La probaré, nunca hice bizcocho con queso, y me encanta!!
    Besitos guapa!!

    ResponderEliminar
  47. Cuando no sé qué ponerle a un bizcocho: bote de mermelada al canto jajajaja Pero así, sin miramientos ni pensármelo un poco. ¡Salen tan buenos! Y normalmente como en verano me vuelvo loca a hacer mermeladas (bueno ahora en septiembre con los higos no te quiero ni comentar cómo está el armario) luego va pasando el año y me doy cuenta de que tampoco como tanta. Y no como tanta no porque no coma sino porque para que te hagas una idea el otro día conté los botes que tengo en despensa y voy por el 28 jajajajajaja Estoy como las regaderas pero luego siempre vienen bien para regalar en Navidad o un detallito y son muy agradecidas. No como los huertos, que les dedicas infinito tiempo y a veces te lo pagan con bolas de rastrojos porque de ahí no sale nada. Pero cuando sale ¡ay, cuando sale! se le olvidan a una todas las penas y disgustos porque eso no tiene parangón.
    Y a todo esto, que me pongo a rajar y se me va el saint al sky, tu bizcocho tiene una pinta que ya quisiera yo que despidieras a tu catador oficial y me contrataras a mí, que yo ese trabajo también lo hago gratis! jajajaja Un besaazo!

    ResponderEliminar
  48. Que rico, estos dulces improvisados sobre la marcha son los mejores, has sido lista al apuntar las cantidades, jeje, que yo algunas veces me he olvidado y no he vuelto ha conseguir hacerlo igual.

    Bicos

    ResponderEliminar
  49. Te ha quedado de lujo, lástima no poder probar ni un trocito.No les he puesto nunca a mis bizcochos mermelada, creo que me lo estoy perdiendo, después de ver tu bizcocho maravilloso tengo que plantearme hacerlo ya. ¡Menudo invento Cuca! Besitos.

    ResponderEliminar
  50. Entiendco muy bien lo que dices, yo hay frutas qaude no concibo comprarlas pues de pequeña cuando pasaba los veranos en un pueblecito de Aragónb donde tenemos fincas nos aburríamos de uva, almendras, nudeces y sobre todo higos, blancos, negros, grandes, chicos, ¡Dios que envidia me das! que no daría yo ahora por tener una buena higuera en mi jardín, bueno al bizcocho, no me extraña que a tu catador le guste se ve delicioooso... Un beso

    ResponderEliminar
  51. ¡Ah!, es maravilloso tener un huerto serio....y llevarse todo eso gratis, yo empiezo mis pinitos con la agricultura ecológica en mi huerto urbano, y de momento pongo ortigas a remojo para usarlo como repelente.....mi produción no llega más allá de tomates auctóctones, cup de coeur francés, cherries a montones, y todo tipo de plantas aromáticas...pero ahí sigo....y me encanta, me relaja muchísimo...Este bizcocho tiene una pinta buenísima...
    Un besazo
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  52. Yo también hace mucho tiempo que no paso por aquí, por la blogosfera en general. He tenido un parón de unos meses por un asuntito personal, un nuevo cambio en mi vida, y he vuelto hace nada... así que por aquí te ficho otra vez... Por cierto, tu bizcocho espectacular ehhhh vaya saborcito delicioso que debe de tener!!!! mil besos

    ResponderEliminar
  53. Ay Cuca!! Sabes de esas veces que de mientras que lees y ves las imagenes como este bizcocho y tienes que salivar y salivar... porque te entran unas ganas inmensas de querer probarlo y no puedes... Pues eso me ha pasado con esta maravilla jajaaa... No me puedo resistir a los bizcochos tan jugosos como estos!! Son mi debilidad!! No me extraña que tu marido se sirva buenos trozos... yo haría lo mismo! ! :D Un beso

    ResponderEliminar
  54. Cuca, que envidia me das, de esa sana, eh, tiene que ser toda una gozada disponer de esas frutas y hortalizas en cualquier momento, siempre disponible para cuando se te ocurra algo nuevo que hacer, es estupendo.
    Del bizcocho que te voy a decir, que se ve de lo más rico, además tiene que haberte quedado muy jugoso con la mermelada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  55. que rica combinación, esto tengo que probarlo. besitos

    ResponderEliminar
  56. que rica combinación, esto tengo que probarlo. besitos

    ResponderEliminar
  57. hola!! pues yo tampoco lo he probado, lo que si hice fue bizcocho con algún puré de verdura, pero con mermelada no, ganas de hacerlo, y ya no digo que va a pendientes, porque tengo una lista que llega ya a no sé donde, jeje ;)

    ResponderEliminar
  58. Hola Cuca! Ya estoy de vuelta mi niña, y voy a ver tooodo lo que me he perdido en estos días. Empiezo con este rico bizcocho. Nunca he probado en añadirle mermelada a los bizcochos pero ahora que lo dices supongo que quedan superjugosos y con un sabor bien profundo. Tengo que probarlo. Por cierto, que suerte tener el campito a tu alcance, eso no hay dinero que lo pague. Un besote!

    ResponderEliminar
  59. Yo quiero tu huerta!!! Vamos que seguro que con esa materia prima el resultado es de lo más delicioso. Y me apunto lo de añadir mermelada porque nunca lo había hecho. Un beso

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí quédate un ratito más y déjame un comentario ¡es lo que le da vida al blog y así puedo saber que has estado aquí y visitarte!
Si has decidido quedarte en mi cocina ¡bienvenido! y si eres ya un veterano ¡gracias por seguir aquí día a día!