jueves, 30 de abril de 2020

Gibanica. Tarta de masa filo, queso ricota y fresas.

Último día de Abril.

Un cuarto de 2020 que se nos va y casi la mitad lo hemos pasado en casa.

Creo que no nos imaginábamos esta situación cuando comenzó a hablarse del confinamiento y lo que es peor, no sabemos hasta cuándo va a llegar.

Nuestro vocabulario del día a día incluye términos que unos meses atrás eran impensables. Hablamos de confinamiento, cuarentena, contagio, pandemia, desescalada... y el término estrella es sin lugar a dudas coronavirus. A este paso va a ser la primera palabra que diga Elena.

La vida nos ha cambiado y el que no quiera hacerse a la idea de que esto, al menos por el momento, no va a ser como fue, que se dé de bruces con la cruda realidad cuando le toque.

Lo que por ahora no cambia es que el primer domingo de mayo se celebra el Día de la Madre y aunque ahora las celebraciones se viven y comparten de otra manera nada nos impide preparar un rico postre y celebrarlo desde la distancia.

El postre que os traigo hoy lo hice el último día que vi a mi madre. Si a esto le unimos que lleva fresas, que aún están de temporada, que fue una receta de aprovechamiento y que además la idea está inspirada en una receta de mi amiga Natalia no podía ser más ideal para este día.

Gibanica. Tarta de masa filo, queso ricota y fresas. Postre, receta, con horno, de Montenegro, típica, tradicional, mermelada, Cuca

Todo comenzó con un marido que se hace un lío en el supermercado (para variar) Los maridos, al menos el mío, son seres cuadriculados (y bastante despistados) que siguen la lista de la compra al pie de la letra (salvo que se topen con porquerías que a ellos les convienen tipo patatas fritas, refrescos mega azucarados, chuches varias y embutidos grasientos entre otros)

En mi lista de la compra ponía claramente dos láminas de masa quebrada. Y mi señor esposo se presentó con dos paquetes de masa filo. También ponía una lámina rectangular de hojaldre y se presentó con una masa pastelera. Eso sí, rectangular, al menos en algo había acertado. 

Alguien había estado jugando en el supermercado a coger y soltar paquetes en el lugar equivocado y mi señor esposo es tan cuadriculado que si en el cartel del estante del frigorífico pone Masa de hojaldre no mira lo que está cogiendo. Da igual que alguien haya dejado allí un rollo de papel de aluminio, si en el dichoso cartelito pone que ahí debe haber hojaldre ese rollo de papel de aluminio es hojaldre. Porque lo coge sin mirar ¡a lo loco! para desesperación mía porque no es la primera vez que ocurre.

Gibanica. Tarta de masa filo, queso ricota y fresas. Postre, receta, con horno, de Montenegro, típica, tradicional, mermelada, Cuca

Y yo insisto. Puedo jurar que insisto. Hasta mutar en algo similar a un alien. Escribo la lista de la compra sin omitir letra, en mayúsculas para que no diga que no lo entiende. La repaso con él. Le explico cada cosa. Insisto en que quiero hojaldre y no masa quebrada, o al contrario. Le repito la de veces que se ha equivocado por el comportamiento incívico de los demás (no porque él no mire, que en realidad el problema es ese). Pues ni por esas.

Así que se presentó el caballero con tres paquetes que ninguno era lo que yo quería. Que sólo con sacarlos de la bolsa, sin mirar siquiera las etiquetas, al peso y la forma ya le estaba diciendo yo que no era lo que le había pedido. Y él diciendo que sí, que había mirado bien los carteles de los estantes del frigorífico del supermercado.

Cabreo monumental, sobra decirlo.

Pues al frigo con ellos y a ver qué se hacía.

Gibanica. Tarta de masa filo, queso ricota y fresas. Postre, receta, con horno, de Montenegro, típica, tradicional, mermelada, Cuca

Mi cabecita, que tiene muy buena memoria, se pondría a rebuscar en cajones olvidados de recetas sin que yo se lo pidiera y a los pocos días, así de repente, mientras partía fresas para el postre me dejó caer la imagen de una tarta de masa filo, ricota y fresas que alguna vez había visto en el blog de Natalia.

Así que en cuanto tuve un hueco la busqué y aunque me costó un poco dar con ella (para nada me acordaba de este nombre tan evocador) di con ella y supe que era precisamente lo que quería hacer.

Tenía ricota en el frigorífico (siempre que traen productos italianos a LIDL me hago con un par de tarrinas), unas fresas buenísimas y un bote de mermelada abierto que llevaba aburrido unos cuantos días así que el viernes 13 de marzo me puse a dar forma a este postre, que llevé un poco a mi terreno en cuanto a cantidades se refiere, para aprovechar todo lo que tenía en casa y que no quedasen mini restos.

Gibanica. Tarta de masa filo, queso ricota y fresas. Postre, receta, con horno, de Montenegro, típica, tradicional, mermelada, Cuca

Aquel viernes me tocó a mí librar por la tarde y no ir a la oficina. En un principio iba a librar otra compañera, pero surgió un imprevisto y dado que yo no suelo hacer planes de escapada los fines de semana me ofrezco (ofrecía) como comodín para cambiar los viernes tarde libre que a mí siempre me venían bien.

Recogí a Lara del colegio y llegamos a casa muy tarde y yo muy enfadada. Volvimos con tres compañeras más y se portaron fatal por el camino, gritando, desobedeciendo, parándose en cualquier esquina... Era como si supieran que iban a tardar mucho, mucho, muchísimo tiempo en volverse a ver y quisieran gastar todas las risas y juegos en esos últimos momentos juntas.

Ahora lo pienso y me digo que aquellos enfados eran una tontería. Que tengo muchas ganas de poder regresar de nuevo a casa con Lara de la mano después de una jornada de colegio. Y en el fondo sé que falta aún muchísimo tiempo para eso.

A primera hora de la tarde me puse a preparar esta tarta y justo cuando mi madre llegó con Elena llevaba un rato fuera del horno y mientras las niñas jugaban con la abuela me puse a hacer las primeras (y únicas) fotos.

Mi intención era hacer estas fotos ese día, y tras el reposado en frío, porque yo seguí el consejo de Natalia de dejar la crema "temblorosa" y que se acabara de cuajar en el frigorífico, hacer las fotos del corte. Pero llegó Pedro Sánchez y paró nuestras vidas, y al rato me enteré del asunto que se cocía en la guardería de Elena y se me quitaron las ganas de todo.

Una lástima porque el corte es bastante interesante aunque por otro lado también os confieso que no es fácil que salga una porción "limpia" y elegante dadas la cantidad de capas y de ingredientes de distinta textura que manejamos.

Gibanica. Tarta de masa filo, queso ricota y fresas. Postre, receta, con horno, de Montenegro, típica, tradicional, mermelada, Cuca

Eso sí, rica ¡riquísima! y la combinación del crujiente de las hojas superiores (que en casa aguantaron crujientes hasta el último día) con la cremosidad de la ricota, la mermelada y las fresas es espectacular.

Igual un poco más de horno ayuda a que el corte sea perfecto, pero os digo que creo que perdería en textura y para mí merece más la pena la cremosidad que la hermosura en el plato. Eso sí, cada cual sabe lo que quiere y si tiene o no que lucirse, que no es lo mismo para tomar en casa que para llevar a una reunión con más gente.

La dificultad es casi nula, poco más que batir ingredientes y partir fresas. Colocar las hojas de masa filo no es difícil y aquí vale el "como caiga cayó", que es lo que le da encanto y personalidad a esta tarta.

Se me ha olvidado comentar que es una receta típica de Montenegro, pero creo que la mía es una interpretación demasiado libre como para ser guía de la original. Espero que los montenegrinos sepan perdonarme las enormes licencias que me he tomado.

Y aunque no es la tarta más bonita que os he traído os puedo asegurar que está deliciosa y que me encantará repetirla aunque en cocina de bloguera pocas recetas tienen su bis ¡son muchas las recetas a preparar que tenemos en pendientes!

Espero que os animéis y si es así que me contéis qué os ha parecido. ¿Alguien se apunta a compartir un trozo conmigo?

Gibanica. Tarta de masa filo, queso ricota y fresas. Postre, receta, con horno, de Montenegro, típica, tradicional, mermelada, Cuca

Ingredientes:

* 10 láminas de masa filo
* 500 gramos de queso ricota
* 200 gramos de queso de untar
* 70 gramos de azúcar glas
* 4 huevos
* 400 gramos de fresas
* 150 gramos de mermelada (frutos rojos, fresas, frambuesas...)
* 10 ml de zumo de limón
* Mantequilla (la que sea necesaria para pincelar)

Elaboración:

1. Lavamos, secamos y picamos las fresas 

2. En un bol ponemos los quesos, el zumo y el azúcar y mezclamos. Añadimos los huevos de uno en uno y no añadimos el siguiente hasta que el anterior no está integrado. Reservamos

3. Derretimos la mantequilla y pincelamos dos láminas. Las colocamos en la base de nuestro molde y añadimos un tercio de la mezcla de quesos. 

4. Pincelamos dos láminas más, ponemos la mitad de la mermelada y añadimos parte de las fresas. 

5. Cubrimos con dos láminas más, ponemos el resto de la mermelada y otro tercio de la mezcla de quesos. 

6. Ponemos dos láminas más de masa filo pinceladas de mantequilla y añadimos el resto de la crema de quesos y las fresas restantes. 

7. Pincelamos las dos láminas que quedan y las colocamos encima sin cubrir del todo. 

8. Introducimos en el horno precalentado a 180 grados y horneamos durante 55 minutos aproximadamente. 

9. Una vez frío tapamos con film y dejamos reposar en el frigorífico para que acabe de coger cuerpo.

https://sites.google.com/s/1783xc4_B6CdhwHV0iv0oZvzVy7u6L0SP/p/1jfENiv2OvAPvOvl6n9IfOrpq-YQlojx8/edit

Como veis lo único que necesitamos es un poco de paciencia para ir preparando las capas y tendremos un postre muy rico y con fruta de temporada. 

Gibanica. Tarta de masa filo, queso ricota y fresas. Postre, receta, con horno, de Montenegro, típica, tradicional, mermelada, Cuca

Al ser una receta de aprovechamiento, tal y como os he contado, va para el reto de mi amiga Marisa 1+/-100, desperdicio 0 que lo tengo un poco olvidado últimamente y eso no está bien.

http://thermofan.blogspot.com/2018/05/1-100-desperdicio-0.html

Espero que estéis todos bien y nos leemos la semana próxima.

Manos a la masa y ¡bon appétit!
 

39 comentarios:

  1. Si da igual lo que te traiga tu marido de la compra, siempre le das una salida riquísima. Comienza a trabajar tu imaginación, miras aquí y allá para hacer una composición libre y original que acaba en estas ricuras que quien las pillara. Adaptas perfectamente cualquier ingrediente a una receta que hará las delicias de toda la familia. Así será también tu vida en un futuro próximo, y la de todos, aceptando las circunstancias y adaptándonos a ellas, aunque nos cueste salir de la bendita rutina, que tanto aburrimiento nos ha dado y ahora la echamos de menos. Resiliencia que se llama.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Cuca!!
    No te desesperes tanto porque a todas creo que nos pasa eso de la lista de la compra.
    El mio lo primero que hace siempre que le mando a comprar algo es llamarme y preguntarme donde está eso que quiero. Oye... querido marido, eso mejor se lo preguntas a las personas que rellenan las estanterías. Ellas los sabrán con exactitud, no yo.
    Cómo voy yo a saber donde exactamente están las cosas del supermercado!!?? Algo le puedo orientar, pero el punto exacto como quiere él, es imposible.

    En fin... que te ha quedado una tarta crujiente y que seguro que habéis disfrutado de cada bocado.
    Las fotos hablan por si solas!!

    Besos y a seguir cuidándose!!

    ResponderEliminar
  3. Pues me encanta la receta!!!!!! y me gusta mucho la presentación como queda por esa masa filo!!!!!! así que, si, he de reconocer que en lo de los hombres llevas razón, a mi me pasa lo mismo con el mio si te sirve de consuelo (que hasta le busco la foto del paquete en internet ya para que el error sea imposible casi) pero ésta vez no hay mal que por bien no venga.

    Me imagino la textura y la verdad es que me dan mucha ganas de hacerla, en serio.

    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Eso que cuentas de tu marido, les pasa a muchos maridos jajaja y más ahora que en caso de no haber del ingrediente deseado te lo cambian por otro de su gusto o que les parezca parecido...jajaja.
    En fín, despues de todo le has dado un uso muy bonito y rico. A pesar de que digas que es feilla, yo la veo muy original y sobre todo rica , rica!! Un beso y cuídate mucho!! Bs.

    ResponderEliminar
  5. Cuca me he reído un montón al leerte porque me he visto identificada plenamente ja ja.
    Estos días de confinamiento antes de que comenzara a trabajar que empezó esta semana, era él quien se encargaba de la compra con lista en mano , cada cosa se la escribía de un color para que no hubiera olvidos y que las controlara mejor, pues cuando llegaba a casa y me disponía a sacar las cosas del carrito , tal parecía que estaba descargando la compra de otra persona y no la que le había mandado, porque el parecido con la realidad no tenía nada que ver, ja ja. Al principio me mosqueaba pero después ya me lo tomé a risa.
    Hoy , después de diez dias, me ha tocado a mi bajar que es una coña marinera ir con todos los accesorios impuestos , toldandóseme las gafas etc, pero así debe ser , enfin...
    Respecto a la tarta solo de imaginarla he babeado, porque estas combinaciones con filo me maravillan.
    Cuidaos mucho. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Cuca, hija mía, pero de dónde has sacado a tu maridín, jajajaja..., te aseguro que mi santo no es así para nada, y eso que la que ha hecho la compra en casa siempre he sido yo, desde hace pocos años nos es más fácil compaginar horarios y comenzamos a ir juntos. Ahora que en este confinamiento es él quien hace la compra, no tengo ningún problema, porque me conoce tan bien y sabe lo que es necesario en casa, que tiene una capacidad de improvisación fascinante, parece un clon exacto mío, jajaja..., hasta yo misma me sorprendo de la agilidad mental que tiene, en definitiva, no sé si será la excepción que rompe la regla, pero tampoco se puede generalizar, y menos en la era de la igualdad de géneros, jajaja...
    Tu tarta es de las que apetecen sobre todo por lo diferente, recuerdo la de Nati, y me gustó, supongo que el interior de la tuya será parecido al de la suya, y no, no es que la tenga grabada en la memoria, jajaja..., es que he ido a verla después de leerte y antes de comentar.
    Besos, disfruta un buen fin de semana, seguro que tus niñas algo te harán (con ayuda de ese marido tuyo, que pena me da, si el pobre leyera esto que nos cuentas, ¡qué diría! Ja, ja, ja...)

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola Cuca!! Recuerdo perfectamente la tarta de Natalia, era divina y divina es la tuya. Sólo por los ingredientes sé que tiene que estar riquísima y yo también prefiero la cremosidad a que quede mejor el corte o quede más o menos bonita. Me has puesto los dientes largos, te lo aseguro, con ganas de probarla. Fresas y queso cremoso combinan muy bien, es una delicia, y la masa philo que me encanta ese toque crujiente, es una tarta perfecta en texturas.
    Y vamos, sé que habrá maridos de todos, pero los nuestros parecen cortados por el mismo patrón. El mío, no suele hacer la compra, pero alguna vez la ha hecho o me ha acompañado cuando está de vacaciones. Y es verdad, empieza a llenar el carro de la compra de cosas que no suelo comprar por insanas y que si compro papas, da igual el tamaño, se las come de una sentada, así que compro muy, muy ocasionalmente y justo el día de antes a cuando las quiera sacar, o no llegan al día en cuestión. Siempre le digo, menos mal que no sueles ir tú a comprar, que traes de todo, menos lo de la lista de la compra, que es lo que realmente necesitamos. Y como dices, si lleva la lista, ni se molesta en leer lo que pone el paquete, si le digo lejía, me trae lejía para lavadora, si le digo compresas, me puede traer cualquier cosa, un día le preguntó a un hombre mayor que trabaja en la tienda y me hubiera gustado verlos a los dos por un agujero, media hora para decidir entre los dos, qué compresas podían ser, y eso que le enseñé previamente el paquete casi vacío que me quedaba en casa, pero ah, no es lo mismo verlo lleno que vacío, esa fue la respuesta. Y si alguna vez me ha traído algo bien, me hace el gesto de tocarse el dedo índice en la cabeza y me suelta que ha pensado y que ha dudado de cual era el producto, pero que había leído las letras del producto y que por eso lo había traído bien. ¡Pues hazlo siempre! ¡Lee! La verdad es que termino riéndome, porque vamos.
    Esta mañana justo, he visto en la tele, que existe mucha gente que no le gusta hablar de lo que está pasando, que le molesta incluso, y que piensa que somos muy exagerados cuando hablamos de ello. El psiquiatra ha dicho que eso es un síndrome también. No ve errores y piensa que no es para tanto. Supongo que será gente que de normal tampoco hacía nada especial y que su vida era muy similar a la actual. Pero lo cierto, es que todo esto va a dejar mucho, mucho daño y mucho días de incertidumbre, y a pocos le va a dejar una vida similar a la que tenía anteriormente.
    Mi hermana mayor, por ejemplo, ha seguido trabajando con el mismo horario y todo normal dentro de tener que llevar mascarilla, guantes, la poca gente que se encuentra en el metro, pero lo demás, su vida igual. Su marido, sanitario, viviendo un poco en el caos, muchas más horas, pero han seguido su vida más o menos igual. Pena por no poder ir a ver mi padre y mi cuñado a su madre, pero en lo demás, ellos dicen que están bien, como siempre y su vida no ha cambiado, pues hacían más o menos lo mismo, tampoco son de salir, y eso que los vecinos se apartan cuando se cruzan con mi hermana por ser mujer de un sanitario, pero ella les dice que no se preocupen, que ella tampoco quiere acercarse y contagiarles nada y es ella la primera que se aparta. Y eso que le han hecho la prueba a mi cuñado de coronavirus por ser sanitario y dio negativo, pero el miedo es libre, y el rechazo está ahí. Y tan malo es vivir con mucho miedo, como hacer que no pasa nada. Sí pasa, y es grave, muy grave, que aún así tenemos que dar gracias de estar bien, también, pero, a veces, me cansa dar gracias por todo, incluso por lo que yo no he pedido.
    En fin, espero que sigáis bien, y que pronto, podamos ver algo de luz en este túnel tan oscuro. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Me he divertido de lo lindo con tu post,en estos días el que va al super es mi marido ,y se lleva la lista pero con ciertas cosas la verdad que nosotras la vemos muy sencillas y nada liosas ....no es así,como por ejemplo las harinas,las levaduras.......y ya con las masas que te voy acontar.
    Yo lo tengo ,llamada de movil y me lee todas las clases por ejemplo de harinas para que le diga cual es .......pero mira no pasa nada sino no podríamos disfrutar de esta gibanica tan maravillosa que has preparado........
    Muchos besitos¡¡

    ResponderEliminar
  9. Hola Cuca.
    Si te sirve de consuelo... no es el único.
    Como dice algún comentario le mando por wassap la foto del producto para que no haya equívoco...
    Pero traer todo ... ya para tanto nó... siempre se deja algo... bueno siempre no.
    Pero el otro día fue expresamente casi para una cosa, apareció con cuatro, pero con esa no.....jjjj... lo dicho... consuelo porque se ve que estan cortados con los mismos patrones ..
    Por lo menos lo que te trajo pudiste sacarle un partido de lo mas delicioso.
    Pero que rica debía estar.
    Una mi me parece muy bonita y llamativa.
    Un besazo para todos... ya queda poquito y a las niñas ya podéis darles una que otra vueltecita.

    ResponderEliminar
  10. Una tarta super rica te quedo, yo creo que cuando pase esto vamos a tener que vivir diferente besitos cuidate

    ResponderEliminar
  11. Jajaja... Me divierte tu descripción de lo que es un marido equivocándose al hacer compra. Eso lo hemos sufrido la mayoría y lo seguimos sufriendo. Pero la verdad es que muchas veces se "equivocan bien". Si no llega a ser por ese error ahora no estaríamos viendo la gibanica y disfrutando de su aspecto delicioso. Debe ser un placer probar un trocito de tu tarta. Gracias. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  12. Jajaja, me siento identificada!!! A mi marido hay que hacerle un croquis y muchas veces foto de lo que quiero, pero son los grandes trabajadores, el mio va a la farmacia, a por el pan, al supermercado, en fin que yo no he pisado la calle en todo el confinamiento.
    Valió la pena la equivocación, te ha quedado una receta estupenda.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  13. Hay cuca me río sola🤣y me identifico claramente...sin ofender claro 😉yo cuando quiero lo justo mando(no ahora) a mi marido a la compra pues se que no se sale de la lista...🤔aunque algunas veces haya malos entendidos 🤦‍♀️pero veo que tu te las apaña muy bien👍esta tarta se ve deliciosa 😋besinos wapa cuídate mucho

    ResponderEliminar
  14. Cuca esta mañana vi la receta por instagram y por fin llego (ahora, siento que con la nueva situación en la que estamos, el tiempo no me alcanza...). Lo de tu marido me da risa nerviosa, no imagino aquel alboroto luego de repetirle y describir perfectamente todo lo escrito; pero, ya aprenderá. Por aquí, el señor G, es preciso, creo que por la repetidera antes de salir de todo lo que especifico jajaja.
    Pues lo bueno de aquella compra es que has hecho esta idea y que bueno que te acordaste de esa tarta, la verdad que el nombre es medio imposible de recordar, pero por fresas sale de alguna forma en medio de tanto nombre loco que tengo por allí ;)
    Me alegra mucho que te haya gustado, veo que la has hecho incluso más aproximada a la versión de ellos con su queso crema, es una tarta deliciosa. Hace muchoooo (desde que llegué a esta ciudad que no preparo nada con masa filo, no se consigue, la pregunto por todos lados y me miran con cara de "esta loca, de qué me habla...", acá lo común es el hojaldre y masas de empanadas. A mí personalmente, la masa filo me gusta mucho, por esa textura delicada y crocante que deja, es sutil y relativamente sencilla de manipular, se pueden hacer cosas muy interesantes con ella, un día espero que traigan esa masa por aquí, porque sí la he visto en Porto Alegre en mis viajes cuando iba a las clases de cerámica, pero nunca compre, 3 horas largas de camino de ida y venida creo que no alcanzaba a llegar fría y mantener su cadena de frío..., en fin que ya me enrolle. Me hace muy feliz ver esta tarta, saber que te ha gustado y bueno, espero que vengan tiempos mejores, ojalá..., donde podamos de nuevo abrazar a nuestras madres, padres, hermanos..., familia...
    te mando un abrazote grande bonita

    ResponderEliminar
  15. Te ha quedado una tarta de lujo. Me encanta el crujiente de la masa filo y con ese relleno tiene que estar de 10.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. los maridos son así, si te sirve de consuelo no eres la única, pero no te quejes, la tarta que has conseguido es una pasada, me ha encantado

    ResponderEliminar
  17. Que ricas y vistosas quedan las tartas con masa filo , me encantan y esta te quedo estupenda
    besinos

    ResponderEliminar
  18. Que pasada!! Nunca he usado la masa filo pero me parece que quedan preciosas y fijo risquisimas!!

    ResponderEliminar
  19. Cuca, esa es la historia de mi vida, jaja. Creo que después de tanto zafarrancho mi esposo ya está aprendiendo pero eso sí, cuando necesito un ingrediente muy específico, yo misma voy a comprarlo y si no puedo ir no hago lo pensado y a otra cosa jaja, ahora con este nerviosismo de ir a la calle y hacer la compra lo más rápido posible procuro no pedirle cosas que le pueda dar problemas encontrarlo. Eso sí, como dices, chuches, chorizos, fiambres y cosas si trae (refrescos no gracias a Dios). Por suerte que eres una repostera habilidosa has sacado un postre buenísimo, con frutas y cremas y esas capitas crujientes, qué puede salir mal?
    Me llevo un trocito. Besos, espero sigan todos bien por casa, besos y cariños a las niñas!!

    ResponderEliminar
  20. Querida Cuca. Te echaba de menos en el 1*/-100 porque eres mi participante más prolífica, pero sé perfectamente que la vida en estas últimas semanas, requiere de ti mucho más (que ya es muchísimo), que en "nuestra vida anterior". Tranquila, no pasa absolutamente nada, nuestras compañeras han participado y han contribuido a que el mes de abril haya sido todo un récord.
    Esta tarta que viene de las manos de Nati y que ha pasado a las tuyas, es una delicia, a mí me guta mucho la pasta filo y me gustaría probarla en una preparación dulce. Creo que todas las que tengo publicadas son saladas. Lo más importante de esta tarta, es la cantidad de recuerdos que te evoca, tu madre, el colegio con Lara, amigas, la calle, seguro que mil cosas más.
    A mí me pasa mucho a través de la música, me emociona y me trae recuerdos todavía más lejanos. Todo eso, humaniza algo la terrible situación que estamos viviendo.
    Ese enfado con tu marido, seguro que no se repetirá por cosas como no saber encontrar algo en un super, ahora, lo importante es estar unidos y mantenerse a salvo. No es poco.
    Te la cuelgo yo en el mes de mayo para que luzca bien.
    Un besazo y cuidaos. Disfruta de tu familia.

    ResponderEliminar
  21. Que bueno si que me voy a animar a reproducir tu receta.
    Muchas gracias por la receta
    Un saludo

    ResponderEliminar
  22. Hola Cuca. Leyendo tu entrada saco algunas conclusiones 😂😂. Una de ellas es que tienes a los maridos por unas personas cuadriculadas aunque trates de mitigar esa opinión con un ←al menos el mío← 😂😂, la verdad es que tu marido, cuando te lea, va a sufrir un duro golpe en su estima 😂😂 y no creo que le queden muchas ganas de volver a ir a efectuar la compra. Otra conclusión que extraigo es que piensas, y no te equivocas, que esta situación por la que estamos pasando va hacer que nuestra forma de ver la vida sufra un pequeño o gran cambio. Han pasado muchas cosas y eso nos va a influir.
    Otra que saco es que, a pesar de que tu marido no haya acertado en ninguna de las cosas que le mandaste comprar, porque eso es mandar 😂😂, tú si que has acertado, y no podía ser de otra forma, porque a lo que te llevó y que no era lo que le habías pedido, le has sabido sacar un extraordinario rendimiento ya que esta tarta de masa filo tiene que estar exquisita.
    Me ha llamado la atención que reprendas a tu marido porque se compre algunos caprichos cuando va a la compra y sin embargo no te reprendas por la cantidad de cosas que debes comprarte cuando vas a ese super tan conocido 😂😂 y que en muchos casos al final duermen en el desván del olvido, pero claro, los maridos somos cuadriculados 😂😂 y yo me permito decirte que las mujeres ←esposas← sois unas compradoras compulsivas 😂😂😂😂, espero que no te molestes, ya sabes que estoy en plan de broma porque después de casi 50 días de confinamiento de algo hay que reírse no? 😂😂😂😂.
    Felicita a tu marido, y dale un abrazo de parte de otro cuadriculado 😂😂, por no haberte hecho caso en la compra y haberte dado así la oportunidad de preparar esta tentación en forma de tarta.
    Un abrazo y cuidaros.

    ResponderEliminar
  23. Cuca, me he reído mucho con eso de "Eso sí, rectangular, al menos en algo había acertado" jajaja algo es algo, mujer...

    El hecho es que con esa masa filo has hecho una tarta estupenda, que nada más verla entra por los ojos y que imagino muy pero que muy rica

    Abrazos y cuidaros!!

    ResponderEliminar
  24. Te ha quedado una tarta estupenda y seguro que deliciosa... Besos

    ResponderEliminar
  25. Mi marido no suele traer cosas equivocadas pero porque cuando duda me manda fotos o me llama,jajja, muy práctico él XD. De todas formas "bendita" equivocación por parte de tú marido que así hiciste esta receta que tiene una pinta estupenda la verdad.

    ¡Feliz día de la Madre! Como dices será un día diferente pero bueno, lo importante es que todos en la familia estéis bien, cuando se pueda ya nos reuniremos con nuestras mamis para celebrar todo lo que ha quedado pendiente durante estas semanas.


    Vi que habías pasado por mi blog pero no te dije cuál era la entrada con la sorpresa que creo que te gustaría leer (http://loscaprichosdealiec.blogspot.com/2020/04/2020a-pares.html) te la dejo por si te apetece leer la "historia". La noticia es que estoy embarazada, ahora de 22 semanas y media, de dos niños. En la revisión de la semana 20 me dijeron que todo va bien así que genial, el día 13 vuelvo a ir ¡qué ganas tengo de verles otra vez! Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
  26. Espero que las niñas estén bien, bendita equivocación la de tu marido porque te ha quedado un "Je ne sais quoi" maravilloso, así que menos quejarse..que fijo que estaba buenísimo.
    Las niñas deben estar sanísimas porque ya no nos cuentas nada de ellas, están monísimas, jaja...y disfrutando estar con su madre todo el día.
    Un beso reina
    Cuídate, que nos falta mucho creo
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  27. La receta tiene una pinta exquisita, además esta también explicado que parece fácil, me voy a animar a hacerla.
    Muchas gracias por la receta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  28. Hay Cuca, mira que me he reído leyendo, pobre tu marido, pero si se equivoca que vas a hacerle, si luego tu lo areglas con una tarta tremendamente rica como esta, ves solucionado cual es el problema, jaja aun me estoy riendo.
    En fin... vaya quien iba a pensar que pasaría todo esto, a veces la vida da un vuelco y nos cambia todo y te lo digo con fe de causa, pero bueno hay que esperar a que pase algo de tiempo y intentemos llevar una vida lo mas normal posible.
    Un beso familia

    ResponderEliminar
  29. Hola Cuca, pues bendito sea el error en la compra de tu marido pues gracias a esta masa philo has podido hacer esta tarta. No estoy de acuerdo en que no es bonita la presentación, está como decía mi madre a la "negligee", es decir dejada ir, precisamente al ver la foto y sin leer la receta, he pensado que en casa triunfaría y cuando he leído los ingredientes he estado segura. Me quedo con la receta. Un beso fuerte, cuidaros.

    ResponderEliminar
  30. ¡Hola Cuca! Me parto de la risa con la lista en mayúsculas para que no se equivoque, yo también se la hago así jajaa... pero hija mía... encima es de agradecer que te hayas preparado esta maravilla, con su descuido... se ve deliciosa.. se parece a la Galatopita la flot griega... la verdad que me encantó y está la tengo que hacer... porque me parece espectacular...

    Un beso y cuidaros mucho...

    ResponderEliminar
  31. Hola Cuca ! me ha encantado esa tarta , la masa filo me gusta como queda con ese toque ligeramente crujiente, una tarta ideal para cualquier ocasión
    besitos

    ResponderEliminar
  32. Que receta más deliciosa, a demás lo explicas muy bien, hace que sea fácil de hacer la receta y lo más seguro que la haga.
    Muchas gracias por la receta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  33. Gracias por la receta de esta tarta tiene una pista buenisima

    ResponderEliminar
  34. Hola Cuca, me encanta la masa filo, asi que no hay mal que por bien no venga! No se si mal de muchos te consuela, pero mi marido también se hace un lío en el super pero si no los dejamos que lo hagan, nunca aprenderán, jejeje.
    Se ve deliciosa esta gibanica!!
    Besazos!

    ResponderEliminar
  35. Hola Cuca, pues esta vez saco una lanza a favor de mi marido. Sinceramente, compra de maravilla. además le encanta ir al super, lo único que no sabe comprar es el pescado a nos ser que le diga exactamente lo que quiero. Pero bueno, ante la situación que estamos , no te enfades con tu marido, seguro que lo hace de buena voluntad y poniendo todo el cariño posible. Después tú nos haces estas maravillas y nosotras las difrutamos. Mil besos preciosa, cuídaros mucho y máss ahora que no hay que bajar la guardia

    ResponderEliminar
  36. Pues yo debo de tener mucha suerte, tanto mi padre, como mi pareja, compran de maravilla, quitando las porquerías que traen porque sí, todo lo que va en la lista viene perfectamente, o si no con sustitutivos la mar de apañados! jejeje...
    Aún así, da gracias al marido, porque mira qué maravilla te hizo hacer! :P
    Un abrazo bien fuerte y a seguir cuidándose!

    ResponderEliminar
  37. Tiene muy buena pinta la tarta Cuca. Cuando estudiaba sí que hice alguna receta con masa filo, pero en casa simplemente la he usado para hacer alguna receta salada, pero muy poco. Me tengo que animar con la repostería :)

    ResponderEliminar
  38. Hola Cuca, es una tarta muy bonita y que entra por la vista, con el buen color que tiene y las frutas me gusta mucho, gracias por la receta. Aunque no se vea el corte me lo imagino delicioso. Un beso.

    ResponderEliminar
  39. Que preciosa y con el crujiente de la masa filo ña, ña
    1 saludito

    ResponderEliminar

Gracias.
Por llegar por primera vez, por regresar tras un largo tiempo, por venir cada semana.
Gracias.
Por leer hasta el final y por las palabras que me dejas o te guardas para ti.
Gracias.
Por formar parte de esta aventura.