jueves, 22 de marzo de 2018

Leche frita

Y en un abrir y cerrar de ojos ayer estábamos tomando las uvas y resulta que ya estamos en primavera y el domingo comienza la Semana Santa.

Sabéis que llevo un par de semanas publicando recetas que por uno u otro motivo para mí tienen relación con este tiempo y a través de vuestros comentarios veo que a pesar de la diferencia de edad que pueda haber entre muchas de nosotras por lo general guardamos recuerdos similares.

Para mí estos días no son "oscuros" porque yo no he conocido (o al menos no recuerdo) que se cerrasen los bares en esta época. De cines y teatros no puedo opinar porque no los había en mi pueblo cuando yo era pequeña (y ahora casi que tampoco) Sí que conocí la televisión con dos únicos canales y recuerdo las películas sobre la vida de Jesucristo cada Semana Santa, cosa que tampoco era novedad alguna ya que estudié en un colegio de monjas y unos días antes de las vacaciones pasábamos bastante tiempo viendo películas de este tipo.

Lo cierto es que yo esta época la recuerdo llena de tradiciones antiguas, quizá con cierto tufo a rancio, manteniendo algunas a día de hoy pero quizá sin el significado ni la esencia que en su día tuvieron y sin saber muy bien por qué las tenemos.

Viviendo en una zona rural de Andalucía la Semana Santa estaba (y sigue estando) marcada por procesiones. Era quizá una de las pocas niñas del colegio cuyos padres no pertenecían a una hermandad y no participaba en ninguna procesión. Sí que salíamos a ver alguna, pero no era algo que formara parte de manera importante de aquellos días en mi casa.

Años más tarde, cuando la adolescencia comenzaba a llamar a la puerta, llegaba el turno de salir con tus compañeras de colegio y ver la procesión era una excusa para llegar tarde a casa (en mi caso no solía funcionar porque mi padre alegaba que era igual cuando salía que cuando se encerraba y que yo no tenía las llaves de la iglesia para tener que esperar a que acabase y cerrar la puerta)

En realidad lo que buscabas era apostarte en todas las esquinas por las que pasaba la procesión porque cada paso tenía su agrupación musical y casi todos los niños y adolescentes pertenecían a una de ellas y allí estabas tú luciendo tus mejores galas deseando ver pasar al niño que te gustaba. Y si te sonreía o te saludaba (saltándose la seriedad que debía mostrar en la procesión) eso ya era lo más. 

El Viernes Santo era además el mejor día en mi pueblo porque había procesión por la mañana, por la tarde y por la noche. Con un poco de suerte (si pillabas a tu padre de buenas y además no llovía) salías a ver la de la tarde y enganchabas con la del silencio que salía a media noche. Era además las primeras veces que cenabas fuera de casa con tus amigas.

En mi pueblo no había muchos sitios donde ir entonces y ahora tampoco y vivíamos situaciones que entonces con catorce o dieciséis años ya me parecían kafkianas, como una amiga diciendo que se pedía un sandwich (de jamón de york y queso) porque ella cumplía la vigilia y el jamón de york no era carne... 

Como veis yo recuerdo la Semana Santa más como una excusa para salir que como un periodo oscuro lleno de restricciones e imposiciones que no sabes muy bien a santo de qué hay que cumplir.

Si en casa se notaba en algo que era Semana Santa era sin lugar a dudas por lo que comíamos Jueves y Viernes Santo que desde que tengo memoria no ha variado. El jueves potaje de garbanzos y alubias con bacalao y el viernes albóndigas de pescado, bacalao frito, tortilla de espárragos, tortilla de collejas (si el tiempo ha sido benevolente y se encuentran) y ensaladilla rusa. Y de postre arroz con leche, natillas y/o flan. Las torrijas podían o no llegar a este día porque igual nos las habíamos zampado antes. 

Leche frita Receta tradicional Semana Santa Cuaresma Repostería de sartén Desayuno Merienda Postre Canela Limón Vainilla Cuca

La leche frita nunca ha formado parte de mis Semanas Santas. De hecho no es un postre tradicional en mi entorno (que ya sabéis que todos lo largamos todo y de pequeños bien que sabemos contar a nuestros amigos y compañeros lo que comemos y no y de mayores nos encanta hablar de lo que hacemos en casa en tal o cual ocasión) y mira que me extraña porque vivo en "tierra de frontera" y al estar entre tres provincias andaluzas mi pueblo siempre ha sido una zona de mucho tránsito y de tener costumbres que han venido de distintos lugares.

Es más, el término "leche frita" siempre ha tenido una connotación peyorativa para mí porque en mi pueblo era el equivalente a decir que algo había quedado en nada o que era insignificante. Era (ahora no tanto) muy típico escuchar a las personas mayores (yo recuerdo sobre todo a mi abuela) decir cosas como "tanto preparar la comida y al final leche frita porque no vino nadie a comer" o si la pillabas de malas o estaba harta del maritrio que dábamos los nietos le preguntabas qué ibamos a comer y te decía "¡leche frita!" Incluso recuerdo que era lo que respondías cuando alguien te preguntaba que habías comido o qué ibas a comer y no querías decirlo...

Leche frita Receta tradicional Semana Santa Cuaresma Repostería de sartén Desayuno Merienda Postre Canela Limón Vainilla Cuca

Desde que tengo el blog y me paseo por vuestras cocinas la leche frita adquirió otro significado para mí (aunque ya sabía que era un postre, que mi ignorancia no llegó tan lejos) y hacía tiempo que quería prepararla. 

Pero si hay una cosa que a mí me hecha para atrás es la repostería frita. ¡No sabéis lo que le temo a una sartén! por eso en mi casa casi nunca se comen fritos tampoco con lo bien que se le daba a mi abuela Magdalena este tipo de saraos y lo mucho que los disfrutaba ¡amén de la mano que tenía! 

Leche frita Receta tradicional Semana Santa Cuaresma Repostería de sartén Desayuno Merienda Postre Canela Limón Vainilla Cuca

Como no se puede estar toda la vida en la zona de confort este último fin de semana me lié la manta a la cabeza ¡y a hacer leche frita! En realidad no ha sido nada espontáneo sino que llevaba al menos un par de semanas mirando recetas en los cuatro huecos que puedo sacar, estudiándolas y comparándolas. 

El año pasado mi amiga Olga intentó hacer leche frita de chocolate y el resultado no fue lo esperado, así que yo tenía miedo de lanzarme con una receta que acabara en fracaso más cuando tengo tan poco tiempo para repostear que si la receta que hago el fin de semana no sale nos pasamos el resto de la semana sin postre. 

Leche frita Receta tradicional Semana Santa Cuaresma Repostería de sartén Desayuno Merienda Postre Canela Limón Vainilla Cuca

Por otro lado he visto que hay recetas de la leche frita para todos los gustos. Partiendo de la base de que al ser una receta tradicional cada cual la hace en su casa de una manera me llamaba mucho la atención que algunas recetas incorporasen yema de huevo o mantequilla. 

Leche frita Receta tradicional Semana Santa Cuaresma Repostería de sartén Desayuno Merienda Postre Canela Limón Vainilla Cuca

Sin ser una experta en el tema porque jamás había probado la leche frita podía entender que en algunas zonas se les pusiera huevo porque esta época es muy propicia para la puesta de huevos y habría que dar salida a los excedentes. Pero lo de la mantequilla... lo de la mantequilla no lo entendía. De verdad que me costaba mucho imaginar a las abuelas y bisabuelas haciendo leche frita hace setenta años e incorporando mantequilla a la receta.

Leche frita Receta tradicional Semana Santa Cuaresma Repostería de sartén Desayuno Merienda Postre Canela Limón Vainilla Cuca

Que no digo que no esté buena, pero me suena más a un añadido moderno que a otra cosa. Y como las recetas que incorporan yemas me recordaban más a una crema pastelera cuajada y frita y yo quería buscar la esencia más pura posible de este postre tradicional después de mucho indagar, comparar y descartar me quedé con la  receta de mi amiga Azucena y con los consejos de mi amiga Olga a la que la leche frita tradicional sí que le salió estupenda.

Leche frita Receta tradicional Semana Santa Cuaresma Repostería de sartén Desayuno Merienda Postre Canela Limón Vainilla Cuca

¡Et voilà! aquí está mi leche frita y yo más feliz que unas pascuas con el resultado tanto que ni me acuerdo de cómo se puso la cocina de harina, huevo, y aceite al freir (sobre todo aceite), que eso es algo que nadie cuenta cuando trae la receta tan bonita y primorosa pero creo que deberíamos advertir que después hay que echar un buen rato de limpieza y fregado (aún teniendo lavavajillas en casa ¿eh?)

Además aproveché la "cosecha" de limones de mi limonero (la historia la puedes ver en mi perfil de Instagram) y creo que no podía haber elegido mejor receta porque le dio un sabor y un aroma increíble a la leche. Tanto que en un primer momento creí que iba a saber solo a limón, pero una vez frita y rebozada la leche todos los sabores se equilibran y el limón aparece al final para dejarte un sabor nada empalagoso en boca, lo que es todo un peligro porque te tercias un trozo y te quedas como si nada y repites con otro.

Leche frita Receta tradicional Semana Santa Cuaresma Repostería de sartén Desayuno Merienda Postre Canela Limón Vainilla Cuca

Mientras la preparaba (sábado tarde justo cuando Lara se durmió porque con ella enredando esto era más que imposible) pensaba que era una atrevida, porque sin saber siquiera si nos iba a gustar yo me lancé a hacer ¡un litro de leche! Ya que pringo la cocina hago cantidad ¡y menos mal! porque a mi marido le ha gustado tanto que si hago menos el domingo ya no hubiera quedado nada. Al final como siempre en plan sargento y racionando la comida. Pero si no nos gusta a ver qué hago con los quince trozos que me salieron aunque poco riesgo corro porque este es de buen diente y todo postre que preparo le viene bien

A los que conocéis este postre poco os puedo decir y a los que no símplemente os animo a probarlo ¡merece muchísimo la pena! Recuerda un poco a las torrijas en apariencia, parte de la elaboración y hasta en el sabor (yo creo que esto es por el rebozado en azúcar y canela) aunque la textura es completamente diferente.

Leche frita Receta tradicional Semana Santa Cuaresma Repostería de sartén Desayuno Merienda Postre Canela Limón Vainilla Cuca

Me sorprende que la crema se haya podido freir sin que se desparrame y quedar tan entera y a la vez suave... ¡ay! ¡esas abuelas sí sabían lo que se hacían! Porque hoy a golpe de click tenemos mucha información pero a mí me encantaría ver a la primera que se le ocurrió hacer este postre ¡menuda imaginación! ¡y menuda mano para la respostería! 

Leche frita Receta tradicional Semana Santa Cuaresma Repostería de sartén Desayuno Merienda Postre Canela Limón Vainilla Cuca

Y al igual que las torrijas a medida que pasan las horas el azúcar del rebozado acaba derritiéndose y sueltan un ligero almíbar ¡tenedlo en cuenta por si vais a hacerle fotos! Que yo no me llevé la sorpresa porque fue terminar de freir, abandonar la cocina que estaba cual si hubiera pasado un tsumani (imaginad la sartén, la fuente con el papel de cocina para cuando sacaba las porciones fritas, el bol con el azúcar y la canela, el bol con la harina, el del huevo, las bandejas con los trozos terminados, la tabla donde había cortado la crema, la fuente donde se cuajó la crema... y como siga os quito las ganas de hacer esta receta) y montar para la foto no sólo porque temía que acabaran igual que las torrijas sino porque Lara seguía durmiendo y había que aprovechar que con ella alrededor es muy complicado hacerlas.

Sólo os puedo decir que a pesar de todo lo que se monta este postre lo repito. Igual no vuelve a caer hasta la Semana Santa próxima pero bien merece la pena.

Leche frita Receta tradicional Semana Santa Cuaresma Repostería de sartén Desayuno Merienda Postre Canela Limón Vainilla Cuca

Para no perder las buenas costumbres os he guardado un trozo a cada uno para que lo disfrutéis mientras nos tomamos un café y os cuento cómo preparar esta maravilla en casa. Y de paso y dado que estamos a las puertas de Semana Santa y algún afortunado disfrutará de una semana de vacaciones (no es mi caso) me vais a  permitir que os recuerde que podéis preparar unos maravillosos roscos fritos (receta cortesía también de mamá Carmen) o estos pestiños muy parecidos a los que había mi abuela, además de las torrijas y el flan que no pueden faltar estos días en mi casa. ¡Menudo abanico de recetas típicas de estas fechas! ¡Espero que las disfrutéis mucho!

Leche frita Receta tradicional Semana Santa Cuaresma Repostería de sartén Desayuno Merienda Postre Canela Limón Vainilla Cuca



Ingredientes: 

* 1 litro de leche (mejor si es entera)
* 80 gramos de harina de maíz
* 80 gramos de harina de repostería
* 200 gramos de azúcar blanca
* 1 sobre de azúcar de vainilla (opcional)
* 1 rama de canela
* 1 limón
* 1 cucharadita de aceite de girasol
* Aceite de oliva virgen extra para freir
* Dos huevos
* Harina para rebozar
* Azúcar y canela en polvo para rebozar

Elaboración:

1. Calentamos la leche y añadimos la rama de canela y la piel del limón cortada a tiras. Tapamos y dejamos infusionar.

Al calentar la leche al fuego debemos estar pendiente de ella y removerla con frecuencia para que no se pegue al fondo y se queme (me ha pasado un montón de veces) así que ahora la pongo en una jarra o un bol apto para el microondas y la caliento ahí.

Después añado el limón y la canela, tapo y dejo infusionar hasta que la leche se enfría. Aunque no es necesario tanto tiempo y con media hora será suficiente si tenéis más prisa.

2. Retiramos la cáscara de limón y la canela y colamos la leche pasándola a una olla limpia aunque reservaremos la cantidad equivalente a un vaso que dejaremos aparte.

3. En un bol ponemos las harinas y el azúcar y los mezclamos. Le añadimos la leche reservada (es fundamental que esté fría para que la harina de maiz se disuelva sin hacer grumos) y mezclamos hasta que estén todos los ingredientes integrados y no haya grumos.

Si se hicieran debemos pasar la batidora para deshacerlos.

4. Con una cucharada de aceite de girasol pintamos el interior (base y laterales) de la fuente en la que vayamos a verter la crema para dejarla enfriar y cuajar. Lo ideal es que sea cuadrada o rectangular.

5. Ponemos a fuego bajo la leche que teníamos en la cazuela y vamos removiendo para evitar que se pegue al fondo y se queme. 

6. Cuando esté caliente pero sin llegar a hervir añadimos la leche en la que hemos disuelto la harina y el azúcar y no dejamos de remover hasta que la leche espese y su consistencia empiece a ser densa .

7. Retiramos del fuego, vertemos en la fuente que teníamos preparada, alisamos la superficie y la tapamos con un film transparente tocando la superficie de la crema para que no se haga costra.

8. Dejamos enfriar por completo y pasamos al frigorífico donde dejamos reposar hasta el día siguiente o hasta que haya cuajado lo suficiente como para desmoldarla y poder cortarla en porciones.

9. Cuando vayamos a freirla ponemos aceite en una sartén no muy amplia (con freir un par de trozos a la vez es suficiente). En casa usamos el de oliva pero si lo prefieres utiliza el de girasol.

10. También preparamos un bol con harina y otro con un par de huevos que batimos como para hacer tortilla.

11. Para acabar los preparativos mezclamos en un plato azúcar y canela (no demasiada) para rebozar la leche una vez esté frita.

12. Sacamos la fuente del frigorífico, desmoldamos la leche (que debe estar perfectamente cuajada) y la cortamos en porciones (no muy grandes pero tampoco diminutas o estaremos frente a la sartén medio día)

13. Pasamos cada porción por harina y a continuación por huevo y las vamos poniendo en la sartén con el aceite caliente pero no demasiado. Las freímos por ambos lados y cuando estén doradas las ponemos en una fuente con papel absorbente para quitar el posible exceso de aceite e inmediatamente rebozamos en la mezcla de azúcar y canela.

14. Repetimos desde el paso doce hasta tener fritas todas las porciones. 

https://sites.google.com/site/dulcessecretosdecuca/leche-frita


Leche frita Receta tradicional Semana Santa Cuaresma Repostería de sartén Desayuno Merienda Postre Canela Limón Vainilla Cuca

Algunos consejos basados en mi experiencia para que la leche frita salga bien:

1. Ante todo ¡no tener prisa! Esta receta requiere sus tiempos (para infusionar la leche, para cuajar y reposar en frío y para el "momento sartén")

2. Prepararlo todo antes de espesar la crema (perdonadme que insista tanto pero la leche es traicionera y se quema antes de que queramos darnos cuenta ¡yo hace mucho que no le quito el ojo cuando hago postres con ella al fuego!)

3. Lo mejor es hacer la crema a fuego lento. Las prisas nunca han sido buenas consejeras y para un buen postre la prisa debe quedarse fuera de la cocina. Además de ser más fácil cuajarla porque va a romper a espesar despacio y hay menos riesgo de que se pegue y se queme, al cocinarla a fuego lento damos tiempo a que la harina se cocine y no tenga sabor a crudo.

4. Cuando vayamos a freir antes de desmoldar preparamos todo lo que vamos a necesitar (harina, huevo batido, azúcar con canela, la sartén con el aceite...) así la crema estará fuera del frigorífico el menor tiempo posible y será mejor manejarla.

5. La crema, al menos en mi caso, está cuajada, se puede manejar bien, no se va "derritiendo" ni ablandando a medida que pasa el tiempo fuera del frigorífico, pero hay que tener en cuenta que es delicada y si la apretamos en exceso puede desprenderse una parte. Ahora entiendo perfectamente por qué decía Olga que los trozos deben ser cuadrados porque los picos se pierden con facilidad durante el rebozado.

Leche frita Receta tradicional Semana Santa Cuaresma Repostería de sartén Desayuno Merienda Postre Canela Limón Vainilla Cuca
6. El rebozado tiene que ser perfecto. Debe quedar muy bien pasada por harina y por el huevo. Si alguno de los laterales no ha pasado  bien por el huevo corres el riesgo de que el rebozado en la sartén quiera "escaparse" de la crema cuando le les la vuelta.

7. El aceite no puede estar ni muy caliente ni muy frio, pero cuando has frito los dos o tres primeros trozos le has cogido el truco perfectamente.

8. Si tienes alguien que te ayude ¡mejor! porque así el trabajo es más rápido, pero aún estando sola no tardas más de cuarenta minutos en prepararlo todo y tenerlo frito ¡y yo no soy muy rápida ni muy mañosa con la repostería de sartén!

9. Aún siendo una gran amante de la canela te aconsejo que no le pongas mucha para que no enmascare el limón.

10. Lo del sobre de azúcar de vainilla fue de mi cosecha para que siempre que haga alguna receta dar salida (si es posible) a algo que tenga almacenado. En realidad yo la vainilla no la noté en el sabor de la leche frita así que si no se lo pones tampoco pasa nada.

11. La cantidad de azúcar no me resultó excesiva. Por una vez no disminuí azúcar como es mi costumbre y  os aseguro que el postre está bastante bueno y no empalaga ¡que yo no puedo con las elaboraciones excesivamente dulces!

Leche frita Receta tradicional Semana Santa Cuaresma Repostería de sartén Desayuno Merienda Postre Canela Limón Vainilla Cuca

¡Menuda entrada me ha quedado! Cada día escribo más ¿eh? Estupendas para pasar el rato mientras esperas pasar la ITV como mi amiga Isabel la pasada semana o esperas tu turno en el médico o en el banco. 

Las Crónicas de Lara esta vez serán cortitas para compensar. Está resfriada, sólo tos y mocos, y ha estado varios días con la abuela en lugar de ir a la guardería, cosa que no nos favorece en su réplica mañanera que tiene el lema "cole no, lela sí" pero mejor con la abuela y que se recupere a estar en la guardería expuesta a más virus y que acabemos con otitis o con fiebre y tomando antibiótico que esta vez parece que nos hemos librado (aunque hemos tenido aerosoles)

Mañana tiene revisión para que la pediatra le dé (o no) el OK cuando le vuelva a escuchar el pecho.

Si os tomáis vacaciones para disfrutar la Semana Santa sed muy felices, descansad (o no) y cargad las pilas para la vuelta, y si no os las tomáis la semana próxima volvemos a vernos por nuestras cocinas.

Manos a la masa y ¡bon appétit!


55 comentarios:

  1. Buenos días Cuca, si tuviera que comer todo lo que relatas en esta entrada no pasaría por la puerta de mi casa ¡madre mía! cuántos dulces ricos, toda una tentación.
    Como te dije la semana pasada para mí la Semana Santa era muy aburrida e incluso triste porque aunque vivía en Barcelona vivía en un barrio apartado del centro, y la verdad que cerraban todos los comercios, era un "rollo", además mis amigas se iban de vacaciones.
    Nunca he hecho leche frita y creo que si la he probado fue de pequeña pero no te lo aseguro. Estos días he visto un montón de recetas y se me van los ojos detrás de un trozo. Me encantaría probarlas pero me pasa como a ti "evito" los fritos y si hago alguno, siempre hay prioridades.
    Desde luego te quedó requetebién y con 15 trozos..., creo que mi "monstruo galletero" se los zamparía en un día. Así que no sé...Todavía estoy a tiempo...
    Pasa un bonito fin de semana.
    Besitos para ti y Lara

    ResponderEliminar
  2. La leche frita la conozco como uno de los postres cuaresmales por excelencia, aunque no es el que más se ha hecho en casa, antes había que comerse el arroz con leche, las natillas y los buñuelos, con lo cual ya estábamos más que saciados al terminar la Semana Santa. No he sido especialmente semanasantera, ni lo soy, me gusta ver la procesión de mi barrio y la de la cofradía familiar, pero cuando la veo salir, ya está. Si además en casa me está esperando esta leche frita, es que me doy con los talones en el culo para llegar y comerme algún trozo de esos tan rico que tienes ahí. Pues no debe estar rica ni ná.
    un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola! Qué delicia la leche frita, nos encanta y estamos deseando que nos la haga nuestra madre, casi ningún año falta en casa, es como una crema pastelera pero más espesa y rebozada.. como ella todas las recetas las hace a ojo, no hay quien aprenda jeje así que nos guardamos tu receta jeje. Recuerdo que de pequeñas, cuando estaba enfriando la masa mi hermana y yo con un cuchillo cortábamos un poquito los bordes para comérnoslos sin que se notara porque sin rebozar y freir también está muy rica jeje besis

    ResponderEliminar
  4. Hola Cuca!! hoy soy tempranera!! jajajaja
    Yo recuerdo dos cosas básicamente de mi infancia y de la semana santa,
    Una eran unos caramelos alargados y grandes envueltos con papel blanco con dibujos de nazareno que mi padre me compraba, y otra... la procesión del viernes noche donde salía la figura de Jesucristo muerto y estirao, salían los guardiaciviles delante con los tricornios y a mi me daba un miedo que no veas!! de todos modos miraba de reojo detrás de las faldas de mi madre jajajaja.
    Y una tercera!! las monas de pascua y su huevo, huevo que rompíamos en la frente de alguien y que a más de uno le costba un buen chichón! jajajaja.
    Yo preparo la leche frita como tú sin huevo, y a mi hijo pequeño le chifla, básicamente la hago para él, preparo medio litro de leche y se las zampa que da gusto.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Buenos días Cuca!! Sabes para mi la semana santa tampoco a sido nunca en plan religioso quizás por que mis padres no seguían mucho esas tradiciones y yo es lo que he visto en casa.
    Para mi la palabra leche fruta me recuerda a como escuchadas tu a tu abuela pues yo lo mismo, escuchaba a mi abuela o a mi madre decirnos una leche feuta te voy a dar cuando les pedíamos algo jeje.
    En casa de hizo muy poco este postre yo te puedo decir que lo he probado hace un par de años por mi tía que ella si es más religiosa y lleva más todo eso a rajatabla pero la verdad que a mi no me gustan noto blando en la boca y me entra un no se que, en fin tiene que haber gustos para todos.
    Pero te voy a decir una cosa, que tienen una pinta estupendas estas tuyas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Jo, la verdad es que las que tenéis esa tradición en estas fechas me dáis mucha envidia... Yo solo tengo algún recuerdo de la Semana Santa cuando nos bajábamos al pueblo, a Jaen, como bien dices, las procesiones se viven con mucho fervor y mucha emoción... Me flipaba el tema de los costaleros, de la gente andando descalza por las promesas, los capirotes, las velas, las seatas, la salida de los pasos.... todas esas cosas que cuando nos quedábamos en madrid no veíamos porque nos dedicábamos a disfrutar del tiempo libre de otra manera, huyendo de las multitudes.

    Pues te ha quedado perfecta la leche frita!!!!!!!!! La verdad que si que da miedo el invertir el poco tiempo que se tiene en algo para que luego no quede bien, da mucha rabia, pero las cosas nuevas tienen ese peaje... O no!!!!!!!!!!!!!! Como es tu caso.

    Un besote

    ResponderEliminar
  7. En casa siempre se han seguido todas las tradiciones de semana Santa , no habia procesion que se perdiese a menos que lloviera a chuzos e incluso pasabamos la noche velando al santisimo yo con mis amigas en un banco intentando aguantar sin dormirnos por que con 15 años era la salida nocturna que podiamos hacer en las fiestas a las 12 teniamos que estar en casa.
    Ahora si mi trabajo me lo permite y no tengo el turno de tarde voy alguna procesion pero la que no me pierdo nunca entre otras cosas por que tengo que llevar a mi madre trabaje de tarde o no ,es la del viernes santo aqui le llaman la procesion de los caracoles por que el camino esta todo lleno de conchas de caracoles ( vacias )con aceite que prenden e iluniman el camino.
    En casa se guardan todas las costumbres que mi madre me inculco ademas de hacer el resto del año los postres mas tipicos como las torrijas y la leche frita tambien preparo farropeiras que son filloas rellenas de crema pastelera y luego fritas , se que le temes a los fritos pero no dejes de ir a ver la receta a mi blog la publique hace años , es un poco laboriosa por que hay que hacer las filloas y la crema pastelera ademas de freirlas luego pero si os ha gustado la leche frita ese postre os encantara , por cierto yo le pongo yemas de huevo en casa nos gusta mas aunque mi madre nunca se las haya puesto.
    Te ha quedado una leche frita de relujo ,la verdad es que da un poco de trabajo hacerla asi como limpiar la cocina pero merece la pena ,la proxima vez ya te veo haciendo 2 litros jis jis.
    Espero que Lara tenga el Ok del pediatra cuando vayais y se ponga bien .
    Disfruta de ese puente si te toca descansar en Semana Santa a mi me toca trabajar ,este año de mañana asi que no me puedo quejar .
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  8. Ja, ja, hoy no estoy pasando la ITV pero siempre es divertido leer tus historias.
    Pues para ser tus primeras "Leche Frita" te han quedado bastante bien, pero bueno, ya sabes muy bien como manejar la repostería, así que aquí la experiencia es un grado, y ese grado lo tienes desde hace tiempo. Yo no la he hecho nunca.
    Mi madre también hacía muy de vez en cuando leche frita, aunque a nosotros no nos gustaba mucho, no sé si la probara ahora cambiaría de opinión, posiblemente. Como bien dices, nunca hemos sido de fritos, y creo que se debía más a eso, aunque reconozco que este postre no es aceitoso y la textura es más fresca.
    Y bueno, la semana santa para nosotros, siempre ha sido tener vacaciones y salir al campo. He vivido siempre en un lugar que directamente no existían, sólo había misa los domingos y no había ningún extra en misas, muy rara vez. Aunque creo que sí había el miércoles de ceniza. No fue hasta que fui bien adulta, veintitantos años cuando vi lo que era una semana santa con procesiones y todo eso. Me llamó muchísimo la atención.
    En mi casa tampoco se comía carne en semana santa, pero no nos decían nunca nada porque a la hora de la merienda nos comiéramos un bocadillo de chorizo, por ejemplo, aunque mi madre si que guardaba la abstinencia, pero nunca nos prohibió que nosotros comiéramos. Así que es una tradición que respeto, pero que no comparto. Esto de la religión, me pilla lejos, yo creo en ser buena persona y ya está, pero eso si, lo respeto todo, como no podía ser de otra manera.
    Vaya, pobre Lara, con sus resfriados, espero que pronto se recupere.
    El jueves que viene ya tengo vacaciones y justo ese día salimos a pasar unos días fuera, regresaré el martes, así que creo que no me pasaré hasta ese día por aquí porque no pienso perderme la receta que publiques. Y si tengo un momento de relax previo, me pasaré a ver tu receta antes. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Creo que las que tenemos unos "añitos" nos viene a la memoria recuerdos de esas tradiciones, algunas un poco incoherentes y otras tan ricas como esta que hoy nos enseñas tu.
    Yo no he cocinado nunca leche frita, si la he comido pero cuando era muy pequeña porque mi tía Enriqueta la hacia, pero ni idea de como, así que después de ver la tuya que está pidiendo a gritos que le den un super bocado, a lo mejor me animo a probar de hacerla yo también.
    Te quedo de lujo.
    Besotes

    ResponderEliminar
  10. Cuca, me han encantado leer tus recuerdos de adolescencia, con lo complicado que era que te dejaran más tarde de tal hora, inamovible ese horario por parte de mi padre. Yo no tengo recuerdos de mi casa en S.S. solo cuando íbamos de viaje y a mis hermanos les asustaba una barbaridad aquellos penitentes, decían:”ay los pantasmas” imagínate lo que me río al recordarlo.

    Eso de los postres o platos de las abuelas no tiene precio, mi abuela italiana cocinaba maravillosamente, no guisaba, eso de todo a la olla, quiero decir. Y la otra abuela era tan mala cocinando como mi madre y sus mezclas imposibles... ja ja ja

    Me encanta leerte y disfruto mucho tus cuentos.

    Te han quedado muy bonitas e imagino que ya no quedará ni una sola y desde luego merece la pena ese follón en la cocina por este buen y tradicional postre de Pascua.

    Bueno, la casualidad o la época ha hecho que hiciera la leche frita el otro día, la receta es parecida, aunque no he utilizado harina, solo fécula de maíz (Maizena) y tampoco canela, probé solo un trocito y estaba buenísima, mi “santo” me la había pedido muchas veces y por fin las preparé, esto si pertenece a su “comfort food”.

    Me alegro que Lara no esté con antibióticos y que esté con su abuela, qué mejor.

    Muchos besos y feliz S.S y comienzo de primavera. Besos a la chiquitita.

    ResponderEliminar
  11. Hola, lo que más recuerdo yo de la semana santa, eran las procesiones, al vivir en el norte, tampoco era algo con muchísima tradición, ni devoción, como pasa en el sur pero, me gustaban mucho, al pasar el tiempo, ahora casi no quedan procesiones, ay algunas contadas pero no tantas y, para ser sincera, tampoco es algo que, ahora, eche de menos, si que me gustan pero, sin más, aunque, en algunas zonas de por aquí, hacen algunas tremendamente realistas, dignas de ver
    En cuanto a los postres, creo que nunca se ha hecho leche frita en mi casa y, yo, tampoco he hecho, así como las torrijas si que las he hecho y comido, la leche frita, no, no estará de más probarla, a ver si me animo
    Un besote

    ResponderEliminar
  12. Jo.. yo ya me siento la rara de las blogueras jaja, Creo que debo de ser una de las pocas que no tiene publicado unas torrijas o una leche frita :(

    Para no tener experiencia según las fotos parece que lo has bordado.

    Desde que era pequeña, que vivía en Sevilla no he vivido más una Semana Santa como nos cuentas tu hoy y ya menos aquí en Alemania que lo único que hay para entretenerse es ir a ver exposiciones de huevos pintados :) Parece ser que estas son las fiestas donde más diferencia hay entre países. La Navidad mas o menos no cambia mucho.

    Y sí.. me has entretenido bien leyendo. Mira que te gusta ehh.
    Muchas veces pienso como os puede salir tanta historia por la mente. Yo es que creo que en tus comentarios es donde más escribo y me suelto un poco para contar algo jeje. Porque en Blog nada de nada, lo justo :)

    Bueno guapa espero que para las fiestas ya esté Lara recuperada y la podáis celebrar contentos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Hola!!! yo no he probado nunca la leche frita, bueno, ni probado ni visto, la verdad! supongo que se estilará más en el sur a lo mejor? Pero la verdad es que tienen una pinta estupenda.Mi madre suele hacer torrijas para estas fechas y que sepas que gracias a tu post, ya le he mandado un whats recordando que tiene que empezar a hacer el postre que quiera jajaja.

    Yo de semana santa lo que recuerdo, es que pasaban por mi calle cuando yo era cría, y vivía en un primer piso. Así que sacábamos unas sillas al balcón y ahí pasábamos el rato, eso si, mi madre nos iba trayendo cena y cosas para picar. Pasé tanto años así que la verdad, ahora ni me molesto, soy de las de "vista una, vista todas", lo mismo pasa con lo de no comer carne, cuando era mi madre la que cocinaba... se cumplía a raja tabla. Cuando me independicé, lo intenté, hoy por hoy....digamos que me he vuelto más pecadora jajajaja.

    ResponderEliminar
  14. En mi casa no eramos especialmente religiosos, no seguíamos las procesiones ni nada de eso, y de mayor no me ha dado por ahí tampoco. De bien pequeña recuerdo un guiso que odiaba, el de garbanzos con bacalao y espinacas, pero por suerte a mi madre tampoco le apasionaba y dejó de hacerlo con el tiempo. Y la leche frita, uno de los pocos postres que hacía mi madre, tampoco lo asocio a Semana Santa, mi madre lo hacía cuando le apetecía y como le apetecía hacerlo pocas veces ese día era fiesta, cayera o no en Semana Santa, jajaja.
    Me encanta la leche frita, estaba pensando hacerlo uno de estos días para publicarlo pero me he liado con otras recetas y al final no lo he hecho. El secreto, como dices bien, es cocer lentamente, sin prisa, y hay mucha diferencia si se hace así que a toda prisa, vamos, no hay color. A tí te han quedado de miedo, se ven cremosos y riquísimos!! Yo también procuro no hacer demasiados dulces de sartén, sobre todo porque me encantan y no es plan de ponerte ciega, jajaja.
    Un beso grande, preciosa, que tengas un buen finde y que disfrutes de la nena todo lo que puedas.

    ResponderEliminar
  15. Hola Cuca ! en mi casa si se preparaba la leche frita ,mi madre nos la hacia cuando le apetecia ,aunque tampoco muy a menudo pero nunca en semana santa ,ya tenia bastante con las torrijas y rosquillas ,aunque ella la preparaba con maizena y claro yo también, la tuya tiene una pinta de lo mas apetecible que pena no poder meter la mano
    besitos
    Lara si que sabe ,con quien mejor que con la abuela

    ResponderEliminar
  16. Hola cuca en casa la tradicion era hacer arroz con leche de postre, la leche frita la prepare una vez y que buena esta, besitos para las dos

    ResponderEliminar
  17. Bueno Cuca esto no es una historia, esto es todo un tomo completo de las Crónicas de Narnia, digo de Cuca, jajaja. Me ha costado leerlo, y no es por nada, ya sabes que me encanta leerte, pero llevo unas semanas madrugando mucho y durmiendo menos, así que a estas horas o me tomo un café doble, o no soy persona el resto de la tarde, y aunque quiera no me puedo acostar temprano porque llego a casa súper tarde, y entre preparar algo de cena y recoger, cuando me vengo a acostar ya es de madrugada. O sea, la pescadilla que se muerde la cola, y vuelta a empezar, jajaja.
    En casa la leche frita si que se ha hecho mucho, menos ahora por lo de no comer fritos, pero buena, está pa'reventar, como dice mi padre, que es un exagerao, jajaja. De todo lo demás también, en casa somos muy de tradiciones, sobre todo en las del comer que las seguimos a rajatabla, y no nos saltamos ni una.
    Le Semana Santa la vivimos intensamente, y más viviendo en Sevilla, es algo que llevamos en nuestros genes, pero ahí ya salta la polémica, cofrade sí o cofrade no, eso depende de cada familia, en mi casa y con todos los que somos, hay para dar y regalar. Pero resumiendo, mi Santo y yo, no somos cofrades aunque nos gusta verlas, hay mucho arte en todo el mundo cofrade que desde el punto de vista religioso o laico, es digno de admiración. Antes íbamos de cofradía en cofradía con el "Llamador" en mano y no nos perdíamos ni una, pero ahora los años pesan y desde casa las vemos porque las retransmiten por televisión, y no veas lo que las disfrutamos sentados en "Campana", con la estufa encendida, y comiendo unos buñuelos de bacalao, y un arrocito con leche ¡es la gloria! Y ya de recogida, nos tomamos una infusión, y directos a los dos metros lisos, que los pillamos con unas ganas locas después de tanta "bulla" (¡de la que nos libramos! Dicho sea de paso, jajaja)
    Besos, yo me tomo un respiro y no vuelvo hasta el 8, porque entre mi casa y la de mi madre, tengo trabajo para parar un tren, y más que en estos días viene una de mis niñas (ella si que es cofrade a más no poder) Y tenemos más de una comida pendiente.
    Besos, y que lo disfrutes en tu pueblo.

    ResponderEliminar
  18. Hola, Cuca:
    ¡Cómo es la vida según dónde naces! Al leerte caigo en la cuenta de que en esta ocasión sí que existen algunas diferencias. Al residir en Canarias, la infancia la vivimos casi similar, con algunos platos diferentes (aquí los tollos o el bacalao encebollado, por ejemplo) a degustar. Si bien, la adolescencia se encuadra dentro de un entorno donde debía seguir cumpliendo unos horarios, pero íbamos a la playa (tod@s l@s amig@s), para disfrutar del buen tiempo. De todas formas, algunos días llovía. ¿Si no, no estaríamos hablando de Semana Santa? A medida que cumplía años, me apartaba más de las tradiciones. También debe ser porque mi padre es cofrade, pero mi madre nunca manifestó interés alguno por ir a ver las procesiones.
    Cuando era bien pequñilla y vivíamos con mis abuelos maternos, sí que asistíamos a misa en el pueblo y a ver las procesiones, además de visitar las alfombras. Por todo lo cual, la única tradición que conservo es ir al pueblo, a visitar a mi madrina, y ver las alfombras.

    Respecto a la leche frita, solo la como cuando estoy en Península, en Canarias no suelo verla ni en los bares. Últimamente, en algún restaurante de la Isla aparece en carta por estas fechas, pero son más típicas las torrijas. Personalmente, me encanta la leche frita. Ahora no puedo tomarla y debe ser sin lactosa, por lo que se me hace más difícil disfrutar de este postre. A ti te ha quedado de lujo. Dan ganas de morder la pantalla para saborearla.

    Un beso enorme y que pases una Semana Santa estupenda.

    ResponderEliminar
  19. Hola Cuca, de una forma o de otra todas tenemos recuerdos de la Semana Santa, sobre todo familiares y además siempre alrededor de las mejores mesas. Pues todo lo que dices que se come en tu csa en estos días son manjares para mí. Recetas tradicionales, para unos , unas y para otros , otras. Pero cualquiera de ellas cargadas de tradición y seguro que en cada casa con ese toque personal que las hace diferentes y únicas. En mi casa tampoco se hacía la leche frita en esta época, antes o después, pues entre torijas, hornazos y arroz con leche, no podemos con más. Pero esa leche frita que nos enseñas es todo un manjar, ainssss, cómo tiene que saber. Pues a gloria!!! Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  20. Cuca, con esta leche frita me has tocado la fibra y además me has transladado a mis inicios hace ya 8 años atrás cuando comenzaba con el blog. Creo que la Leche frita fue mi 3-4 receta publicada .... que guay !!! La leche frita me pirra y no la hago por lo peligrosa que es .... jajajaj ....
    Ahora viendo tú leche frita ya puedo decir que estamos en Semana Santa !!!
    Un abrazo fuerte !!!
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
  21. La leche frita es mi abuela....siempre la hacía, y después cuando ya no estaba, mi madre la hacía cuando mi padre se iba de viaje, y cenábamos sandwiches de jamón y queso y de chorizo de pamplona con tortilla francesa y de postre leche frita....¡y aquello era una fiesta!, porque a mi padre los sandwiches no le gustaban para cenar y nunca los hacían en casa....así que relaciono este postre siempre con días alegres..de comidas prohíbidas...y hoy también, porque si me hago de estas, me las como todas...Yo no les pongo limón, aunque tenga limonero, jeje...las hago con maizena y sin huevos....canela eso sí...y a freír y ponerlo todo patasarriba...que para eso están luego de muerte....BESOS REINA
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  22. Mira que llevo años queriendo probar leche frita porque no es algo que he comido en mi casa de niña y tampoco lo recuerdo fuera de casa... vamos que tendría que animarme pero los fritos se me dan fatal y el tema rebozado + masa tipo croquetas me huele a follón jejeje
    Nada de vacaciones para nosotros para semana santa, creo que la gente aquí ni siquiera sabe lo que es jejeje Excepto el lunes de PAscua!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  23. Pues en casa la leche frita no falta ninguna semana santa, la hago siempre y dura nada de tiempo, nos encanta a todos. Y también la he hecho de chocolate y aunque está buena, la verdad es que me gusta más la tradicional. La tuya se ve estupenda!! Bs.

    ResponderEliminar
  24. pues mira que en mi casa la leche frita nunca la vi, sí torrijas, rosquillas de naranja, buñuelos, pero leche frita no. Y mira que tuve un novio que se pirraba por la leche frita, pero yo creo que la probé una vez y no me gustó mucho. Supongo que con la receta adecuada, nos gustaría todo.
    Tu leche frita me convence y mucho, y más con ese limón criado con tanto cariño. Me llevo mi porción, ¿vale?
    Besos mil.

    ResponderEliminar
  25. Hola!! Pues va a ser que la he probado poquísimas veces y no se cómo hacerla. Ahora ya si :).La verdad es que me ha gustado (cuando me han invitado) y la he encontrado deliciosa. Me llevo un buen plato :) besitos!

    ResponderEliminar
  26. Hola Cuca, vaya que bien te ha quedado la leche frita, para ser la primera vez que la haces... me tomo ese trocito que me tienes guardado, ahora mismito con una infusión, que ya se me ha hecho tarde para el café.

    En mi casa sí que somos de tradiciones "semanasanteras", sobre todo, en lo que respecta a la comida... eso mi madre lo seguía al pie de la letra. Aunque no tanto de cofradía, bueno parte de la familia sí y otra parte no... Yo hace ya años que no voy por Sevilla en estas fechas, pues aquí, en Cataluña, se trabaja hasta el jueves santo... que ya les vale... aunque después tenemos el lunes de Pascua, que sí es festivo y se celebras con Monas y demás. En realidad, para mí, las Monas lo que tiene es mucha vistosidad... pero no soy de comprarlas, ni de comerlas, la verdad. Mejor me quedo con tu leche frita, que mi madre la ha hecho toda la vida y le salía espectacular de buena... eso sí que lo echo de menos...

    Te mando un beso para la peque, a ver si se recupera pronto del resfriado y a ti, lindas.

    ResponderEliminar
  27. Que rica esta leche frita!!. Te ha quedado muy cremosa y con una pinta fantástica. Me encanta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Yo tengo muchas ganas de aprender a hacerla, pero por otro lado me da una pereza tremenda. Comerla me da menos pereza y la tuya tiene pintaza. Un besote.

    ResponderEliminar
  29. Cuca, me he reido mucho con las anécdotas de tu padre y abuela, leche frita!!! Así diré en mis adentros cuando algo me saque de mis casillas, jaja!
    He prestado atención a la preparación y me han entrado ganas de hacerla, me gustan mucho las recetas tradicionales, veo que aunque lleva harina de maíz no se nota esa textura grumosa que esa harina da. En Venezuela hacemos un postre llamado Majarete que se hace con harina de maíz y espesa que se puede cortar en trozos, pero esta se ve mas delicada.
    Aunque se ve un postre inocente, oye, si que lleva trabajo, jaja, pero estoy segura que vale la pena, se ve deliciosa!
    Voy a intentar hacerlas así sea un poquito para mí, luego te cuento. Feliz fin de semana y besos a Lara, por favor que esos virus y mocos dejen tranquila a nuestra princesa bloguera!
    Besos!

    ResponderEliminar
  30. Hola Cuca, después de llevar un rato escribiendo se ha esfumado el comentario. Te decía que yo tengo muy buenos recuerdos de la juventud y la Semana Santa, como decía en mi blog en Jerez se vive con mucha intensidad, pienso que más que por un tema religioso por una cuestión cultural, y que era la excusa perfecta para que te dejaran salir con la pandilla un poco más tarde incluso en la madrugada.

    Solo he hecho una vez la leche frita y tenía miedo de que no cuajase la masa para luego poder freírla, pero al final funciona, ya veo que a ti te ha quedado estupenda

    Por cierto, no te seguía en Instagram, lo haré ahora mismo

    Abrazos y buena Semana Santa!!

    ResponderEliminar
  31. Cuca crónicas de mujeres que estudiamos en colegio de monjas y que en tiempos de adolescencia siempre buscábamos las maneras para tener algún contacto con chicos, jajajajajaj en mi caso era del grupo de danzas y siempre para los bailes de fin de año en la semana cultural hacíamos distintas preparaciones en las que aprovechábamos las del grupo a los chicos de otro colegio masculino y así eran nuestros primeros contactos. Tiempos aquellos...
    La semana santa no tiene mucha comida a decir verdad, ni postres, por lo menos en mi casa era todo muy sencillo, eso sí pescado a lo loco!!!! Pero nada de postres, jajajajja definitivamente mi familia es cero dulcera.
    Pues me alegra ver estas recetas tradicionales, he podido comparar varias recetas de leche frita y las guardo, sabes que al igual que tu, no soy muy de frituras, que aparte del trabajo lo que menos me gusta es el olor a grasa que queda en toda la casa por un buen rato. Pero de vez en cuando vale la pena remangarse y si es con ayuda pues mucho mejor. También me gustaría saber el origen de esta y tantas tecetas... aquella primera señora que preparó esta delicia o del proceso de evolución; eso me parece muy interesante.
    Pues que rico que hayas aprovechado, ya mentalizados con lanífera de preparar también me apuntaría a hacer de una vez un litro, si vamos a fritar lo hacemos con toda!!! Jajajajja que merezca la pena el trabajo porque sin chistar debe estar delicioso.

    Un beso para ti y otro para Lara

    ResponderEliminar
  32. Jijijiji, ¡cómo te enrollas!, pero da gusto leerte :) Me han entrado muchas ganas de prepararla, la hice hace años para el blog pero las fotos quedaron tan feas que creo que tengo buena excusa para repetir :P A ver si encuentro el momento :)

    ResponderEliminar
  33. Tienen una pinta estupenda se ve que te han quedado muy ricas... Besos

    ResponderEliminar
  34. Qué pintaza!! Me encantan la leche frita, aunque eso sí mis torrijas no me las quita nadie jejeje Un besito.

    ResponderEliminar
  35. Hola Cuca! Pues yo si suelo desde pequeña ir de un lado para el otro viendo procesiones con mis padres... nunca hemos sido parte de ninguna hermandad tampoco... pero si que he ayudado a algunas a decorar los tronos y también he participado musicalmente hablando jajaa... más de 6 horas con un instrumento de 5 kilos a cuestas.. tocando pin.. pan.. toma Lacasitos..Jajaaa. . En fin.. ya ahora la cosa es diferente y voy mucho menos... será que mi otra mitad.. no le hace tan ilusión tanta tradición. .. pero bueno..

    La leche frita tiene muy buena pinta... aunque por mucho que la pruebo... no es santo de mi devoción. .. y mira que la he probado varias veces gracias a mi familia.. y yo también la he hecho. .. ya por curiosidad, por saber si era cosa de la receta de ellas... pero no hay manera... jajaaa
    Bueno corazón. .. tu cada día escribes más y nosotras también. .. jajaaa. .. nos van a echar!! jajaaa

    Espero que ls pediatra encuentre bien a la peque... Un beso y feliz finde!

    ResponderEliminar
  36. Pero que buena que está la leche frita, me gusta tanto que no solo la preparo por Cuaresma, tengo que hacerla varias veces durante el año. Te ha quedado genial. Yo soy del equipo de tu maridin, este dulce nos encanta. Besosss

    ResponderEliminar
  37. Hola Cuca. Me tienes que disculpar por entrar con retraso en tu entrada y más sabiendo cuando publicas pero en estos días he estado ocupado y no he podido hacerlo. Pero ya ves que aunque con retraso no falto a la cita.
    Mis recuerdos de Semana Santa son ya bastante lejanos. Solía salir con mis padres a ver las procesiones. Creo que la primera que veíamos era la de la Borriquilla, si no recuerdo mal era de la Hermandad de los Ferroviarios. Discurría cerca de donde vivíamos y allí me tienes sentado en el bordillo de la acera esperando su paso. Abría camino un par de caballos montados por miembros de la Policía Municipal con traje de gala y me llamaban la atención además de infundirme un poco de respeto jj.
    También recuerdo que en esas fechas solían venir unos familiares y aprovechábamos para salir de bares jj. Yo no bebía, claro está, pero comía jj. Me encantaban las bandas de cornetas y tambores y por entonces los Viernes Santos estaba prohibido circular vehículos salvo los esenciales, claro que tampoco había muchos jj. Recuerdos que no se olvidan.
    Y tampoco me olvido del sabor de esta leche frita. Siempre me ha llamado la atención porque no imaginaba que la leche se pudiera freír jj. no me cabe duda de que es una delicia.
    La hago con bastante frecuencia ya que como te digo es un postre que me encanta. En la que tengo publicada yo utilizo huevos, veo que tu solo los empleas para rebozar. Sea como sea el resultado es fabuloso. Un postre para disfrutar.
    Me alegro mucho que hables poco de Lara, señal de que se encuentra a las mil maravillas aunque solo con algunos pequeños problemas que siempre afectan a los pequeños jj.
    Espero que disfrutes de la Semana Santa. Por aquí apenas hay tradición así que aprovecharemos para ver algo por los alrededores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Hola Cuca. Por fin puedo venir a leerte y como siempre, lo he hecho de corrido, pero destacando especialmente el trozo referente a tu padre y a tu abuela. Mira que forma tan "divertida" de utilizar nuestra lengua. Y tú padre, como casi todos los padres con sus niñas, controlando con cariño.
    Hace mucho que hice y comi leche frita. Ahora no puedo tomarla, así que he de disfrutar viendo lo bien que te ha quedado la tuya y el éxito que has tenido.
    Me alegro mucho.
    Lara sabe muy bien lo que quiere, pronto será al contrario y no podrá estar sin sus amiguitos.
    Besos mil y que disfrutes estos días.

    ResponderEliminar
  39. Hola guapa, nunca he hecho ni he probado la leche frita, pero viendo este magnífico resultado ya me estoy planteando probarla. Asi que me apunto tu detallada receta y ya te contaré . Feliz semana Santa. Besos para la pequeña 👸

    ResponderEliminar
  40. Hola, Cuca. Tienes razón, las fiestas van unidas a la gastronomía y muy especialmente en semana Santa. Mis recuerdos son de las fuentes de arroz con leche, las torrijas de vino ( blanco seco) natillas y huevos mole.En el campo había que aprovechar la leche y los huevos abundante en esas fechas. A la leche frita me aficionó una amiga cocinera, ella era la encargada de llevar a todas las reuniones. Tu receta te ha quedado de exposición !! Qué ricas ¡¡
    Besos y feliz semana Santa.

    ResponderEliminar
  41. Hola Cuca !
    La verdad es que tiene una pinta muy rica!!!!
    Te he de decir que me ha pasado lo mismo, he estado mirando por otros blogs, esta receta, porque tampoco la he probado nunca y me tiene intrigada.......cuando escuchaba de pequeña esto de "leche frita", mi cabecita, de imaginaba cómo sería esa receta y te aseguro que no le daba la forma que tiene realmente, jajaja.
    Me ha gustado mucho la receta y ya tengo otra más para probar!
    Que lástima no poder traspasar la pantalla y cojer una porción.
    Feliz Semana Santa!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  42. Uffffff! De mis postres favoritos!!! Queeeeeé ricaaa!

    ResponderEliminar
  43. Cuca , te quedo extraordinaria , si te digo que aun no la hice y mira que me apetece , viendo esta tuya no pienso dejar pasar mas tiempo sin prepararla
    besinos

    ResponderEliminar
  44. Hola guapísima !!!
    De leche a leche y tiro porque me toca jaja, oye que me ha encantado todo lo que has escrito. Algunas recetas es lo que tienen, que no sacan los recuerdos de toda una vida o parte de ella, pero familiares al fin y al cabo.
    Si te digo la verdad, creo que también me aficioné más en la adolescencia a la semana santa y las cofradías por el hecho de que me dejaban salir más tarde, excusa para poder estar más con los amigos y movernos más a nuestras anchas. Ayyy, y cuando llovía en esas fechas, me daba una rabia que no pudieran salir, significaba que nada de trasnochar.
    En fin, en cuestión de dulces ya te lo conté y de potajes pues casi igual que en tu casa, pero no consigo que me salgan tan ricos como aquellos. Ya sabes que la memoria algunas veces agranda los méritos con el paso del tiempo.
    Yo terminé ayer de hacer dulces y de freir, y abrí la ventana y la puerta de la cocina par aque se fuera pronto el olor, eso si ... mereció la pena con todas las cosas ricas que ahora tengo el en mueble jaja, qué peligro !!!
    Y ya me voy, de buena gana con un trozo de tu leche frita, que te ha quedado perfecta por cierto, nos soltamos aquí la lengua y dejamos el Quijote en cada ocasión.
    Besotes gordos mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. P.D: Espero que Lara desde que escribiste tu entrada esté ya estupenda. No será por mimos . . .
      Un beso gordo para esta sobrina virtual que nos ha salido tan salá.

      Eliminar
  45. Hola Cuca
    Pues para no tener experiencia con la leche frita te ha quedado con una pinta deliciosa. En cuanto pueda paso a probar ese trozo que dejaste para tus lectores, jeje... (ya me hubiera gustado, a ver si no tardo en ir de visita por tu tierra y podemos tomar un café juntas)
    Aquí donde yo vivo la leche frita se toma durante todo el año, aunque en estas fechas tiene un especial protagonismo. Pasa como con el bacalao. Encambio las torrijas no te las ponen en ningún sitio fuera de estas fechas. Y los pestiños no se encuentran por ningún lado, por esta zona no son típicos.
    Yo también reflexiono a menudo sobre cómo en la cocina ( igual que en otros ámbitos de la vida)la necesidad agudizó el ingenio: leche frita, arroz con leche, torrijas, yemas, tocinillo de cielo, flan, y un largo etcétera, todos ellos postres que elaborados con unos ingredientes muy humildes se lograron auténticas delicias.
    Lo bonito es que han pervivido a lo largo del tiempo, pasando de generación en generación, y a día de hoy los blogs de cocina contribuimos a ello, aumentando incluso su difusión.
    Por cierto, yo a ver si mañana tengo un hueco para publicar mi receta de leche frita, que poco difiere de la tuya.
    Cambiando de tema, me alegro de que Lara se haya librado esta vez de los antibióticos, espero que en la visita al médico haya ido todo bien.
    Un beso muy grande para las dos

    ResponderEliminar
  46. Estupenda Cuca!! La leche frita es algo que siempre para semana santa nos tienta pero nunca nos animamos a hacer jejeje y la tuya tiene un aspecto de lujo!! besitos guapa

    ResponderEliminar
  47. Y yo que pensaba que te seguía y resulta que no!, con razón no me salías en mi lista de blogs, y casi me pierdo esta deliciosa receta!
    La leche frita es un clásico muy top, es raro a quien no le gusta, y es que está tan rica..., yo hace años que no hago la receta, pero creo que caerá muy pronto...
    Un besote!

    ResponderEliminar
  48. Ricas y cremosas te han quedado Cuca y qué razón tienes de que pasa el tiempo volando. Yo desde que comenzamos el año se me ha pasado que no me he dado ni cuenta....un besito guapa

    ResponderEliminar
  49. En cuestión de leche frita yo la recuerdo preparar en mi casa desde que era muy pequeña. Aún no alcanzaba a ver qué había en la encimera, ni en la hornilla. A mí, me sonaba mal eso de llamarla leche frita, pero recuerdo que siempre me gustó. En mi ciudad, Granada, se hacía, aunque no se si en muchas casas, supongo que eran cosas que venían de la tradición familiar.
    A ti te ha quedado perfecta, con un interior delicioso. Como si la hubieras hecho de toda la vida. No podemos negar la sabiduría de nuestros antepasados, si ha persistido a lo largo del tiempo es porque vale la pena, ya lo has comprobado Cuca. Algunos cacharros para fregar, pero lo merece.
    Muchos besos para Lara y para ti.

    ResponderEliminar
  50. Habría mucho que hablar de la leche frita, desde los que han vertido directamente en el aceite caliente la leche tal cual, a ver si cuajaba hasta hacer una investigación casi antropológica para ver que madre hacía la mejor leche frita del mundo mundial, aunque aquí yo diría que la mejor leche frita del mundo mundial y parte de todas las galaxias era la de mi madre y seguro que esta respuesta vale para muchos y muchas jajja. En la Escuela de Hosteleria me enseñaron otra forma de hacer la leche frita y fue aromatizándola con anis estrellado en lugar de canela, he de decir que me encantó la sutileza de esta especia en la leche. Tu leche frita se ve divina, seguro que Lara en breve dirá lo mismo que yo: "La mejor leche frita, es la que hace mi mamá" Bss

    ResponderEliminar
  51. Cuca te han quedado bien cremositas :-)
    Un saludtio

    ResponderEliminar
  52. Nunca he sido muy fan de la leche frita, el nombre no mw daba mucha confianza y tardé mucho en probarla aunque ahora no me desagrada del todo. Pero la he hecho tanto en la escuela y me gusta tan poco freír y el olor que se queda que le estoy cogiendo un poco de tirria jajajajaja
    A nosotros en la escuela nos meten la leche frita en postres de base de leche que son la crema knglesa, la crema pastelera, natillas, crema catalana y leche frita, la receta siempre es la misma, pero cambiando la proporción de maizena.

    ResponderEliminar
  53. Conocerte y pasearme por tu blog ha sido un placer!

    ResponderEliminar
  54. Ahí tengo al marido ahora mismo sudando en la cocina!!!. Está preparando su versión de la leche frita!!!, jajaja...Besines!!!

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí quédate un ratito más y déjame un comentario ¡es lo que le da vida al blog y así puedo saber que has estado aquí y visitarte!
Si has decidido quedarte en mi cocina ¡bienvenido! y si eres ya un veterano ¡gracias por seguir aquí día a día!