jueves, 8 de septiembre de 2016

Galette de ciruelas rojas


El calendario nos va acercando con sus hojas al final del verano aunque por el momento es un final teórico ya que el calor parece que no tiene intención de abandonarnos aún.

Desde mediados de agosto en televisión nos bombardean con publicidad que nos anuncia la vuelta de las vacaciones (como si no nos diésemos cuenta solitos de que se acaban) y la vuelta al colegio. Y yo me pregunto ¿y los que nunca nos fuimos? ¿para nosotros no hay anuncios? ¿y los que se van en septiembre? porque no me negaréis que es un mes bien bueno para cogerse las vacaciones con todos los destinos turísticos menos saturados y con unas temperaturas más suaves (o no, que el verano es así de caprichoso) 

A mí este tiempo me encanta. Si fuera posible viviría en un bucle permanente de septiembre y octubre, con su temperatura agradable, los días más cortos, las primeras lluvias, el cambio de tonos de los árboles y todas las frutas y verduras de temporada que estos dos meses nos ofrecen. 

Como buen ejemplo estas ciruelas rojas del campo de mis padres. En los últimos veranos este ciruelo no había tenido más que cuatro o cinco frutos (literales) que yo me comía de una sentada y a esperar hasta el próximo verano. Sin embargo este año se ha portado genial (a pesar de las lluvias escasas del pasado invierno) y además de disfrutar de sus ciruelas durante varios días he podido repostear con ellas ¡que tenía muchas ganas! 
En esta ocasión me he quitado dos espinitas reposteriles que tenía clavadas. Por un lado preparar algo con nuestras ciruelas rojas y por el otro preparar una galette, que es una tarta de origen francés que se prepara con masa quebrada y fruta, y llevaba en mi lista de pendientes muchos años.

¿Qué os puedo contar de esta experiencia? Simplemente me he enamorado de este tipo de tartas. Son muy sencillas de hacer (y yo simplifico aún más al usar una masa quebrada refrigerada) das salida a cantidad de fruta y ese aspecto rústico enamora a cualquiera.
Pero repostear con fruta tiene una dificultad que parece que el resto del mundo obvia al hablar de sus recetas o será que saben solventar el problema mejor que yo. Sea como fuere no recuerdo haber leído en ninguna receta que la fruta tiene jugo, que lo suelta al hornear y que no es algo que se pueda controlar. Al menos a mí me pasa con frecuencia, no sé si será porque uso fruta de la finca de mis padres y es más jugosa que las frutas que se compran en supermercados y muchas fruterías que ha sido recogida en muchas ocasiones antes de tiempo y ha madurado en cámaras frigoríficas o en contenedores de barco que surcan el océano.

Independientemente del motivo ya no me agobio cuando la fruta suelta su jugo. ¿Que se ha desbordado al hornear la galette? ¡sin problema! ¡quiere decir que la fruta es jugosa y está madura! No será una tarta perfecta como la que vemos en las revistas sin una mancha en el borde que más parece que la han dibuja a que la hayan horneado pero os aseguro que es absolutamente perfecta en cuanto a sabor y para mi gusto más bonita estéticamente porque enfatiza el aspecto rústico de este postre.
Es un postre sano (con la limitación de que es una tarta, por supuesto) y muy apetecible si te gustan las ciruelas. La masa quebrada combina perfectamente con el ácido de esta fruta y el postre resulta muy equilibrado en cuanto a sabores. Estéticamente a mí me resulta muy bonito, aunque eso ya va en función de gustos. 

A mi marido esta vez no le ha hecho demasiado tilín, pero es porque a él las ciruelas no le acaban de convencer con ese toque ácido y amargo que tienen, así que la tarta me la he comido yo sola prácticamente enterita ¡y sin ningún remordimiento de conciencia!
Esta vez las imágenes hablan por sí solas y espero que os animéis con esta receta si os gustan las ciruelas, así que no me lío más y os dejo la receta.

Ingredientes:

* Una lámina de masa quebrada
* Dos cucharadas soperas de maizena
* Dos cucharadas soperas de azúcar
* Ciruelas rojas

Elaboración:

1. Lavamos y secamos bien nuestras ciruelas. Las partimos por la mitad y les sacamos el hueso. Para que no sea una labor frustrante la ciruela tiene que estar madura pero firme al tacto. Si está blanda acabará espachurrada y si está un poco verde sacar el hueso sin destrozar las dos mitades será misión imposible.

2. Desenrollamos la lámina de hojaldre y la dejamos sobre el papel de hornear en el que viene envuelta.

3. Espolvoreamos la maizena sin llegar a los bordes. Dejaremos dos o tres centímetros sin maizena.

4. Espolvoreamos también una cucharada de azúcar.

5. Ponemos las ciruelas sobre la masa quebrada lo más juntas posible para evitar dejar muchos huecos.

6. Espolvoreamos otra cucharada de azúcar sobre la fruta.

7. Doblamos el borde de la masa quebrada que no habíamos espolvoreado con maizena y azúcar.

8. Introducimos en el horno precalentado a 190º C y horneamos durante unos 25-30 minutos o hasta que la masa quebrada esté dorada.

9. Dejamos enfriar o al menos templar antes de comer.

El motivo por el que se utiliza la maizena es para absorber el jugo que las ciruelas soltarán y que la masa no se ablande demasiado además de ayudar a que ese jugo espese una vez horneada la tarta y cree una mermelada natural riquísima.

Para conservarla la tapamos con film transparente y la guardamos en el frigorífico.
Podemos tomarla fría o templada, sola o acompañada de una bola de helado de vainilla o de caramelo que combinará perfectamente con nuestra gallette.
A todos los que estáis de regreso os deseo una feliz vuelta y a los que nunca nos hemos ido un feliz y dulce fin de semana.

Manos a la masa y ¡bon appétit!

61 comentarios:

  1. ¡Bien niña!, estas a mí si que me gustan...y si la fruta es demasiado ácida, le añades una bola de helado o nata batida bien dulce y problema solventado....además, quedan preciosas.
    BUENOS DÍAS Y FELIZ JUEVES....
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  2. Hola Cuca, a pesar del calor y lo perezosa que me siento este año, aquí estoy en la blogosfera de nuevo con ganitas de visitaros y comentar. Yo tampoco he hecho nunca una gallette, pero como nos la has puesto tan fácil a lo mejor me animo. La combinación ácida y dulce con la masa quebrada a mí sí que me gusta mucho y si suelta juguito más aún, recién hecha, todavía caliente debe ser una delicia comerla. Los postres con fruta son mis preferidos, seguro que éste se convierte en uno de ellos. Son estas ricuras las que me atraen como las moscas a la miel.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¿Que ha desbordado el jugo?... La receta es real y comestible... No de exposición!!!
    ¿Todavía no anuncian turrones?... Vamos tarde.
    Bssss

    ResponderEliminar
  4. Que auténtica pasada!!!!!!!! madre mía, que pinta... Yo también tengo en mi lista de pendientes una gallete...

    Desde luego que la tuya habla por si sola... Que color... Y que se desborda el jugo? que se desborde!!!!!!!!!!! pero tranquila, que eso es algo que no solo te pasa a ti, a mi con las pies de frutas que hago también me ha pasado de vez en cuando.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Buenos días Cuca!
    Al igual que a tí, adoro este periodo preotoñal aunque no acompañe el tiempo con tantísimo calor y esa paradoja de estar cayendo hojas a 45 ºC a la sombra, ¡ya es lo que faltaba! misma calor y menos sombra, cada año que pasa, llevamos peor la calor, se hace eterno porque empieza en Marzo y acaba como poco para Todos los Santos.
    Soy un enamorado de este tipo de tarta rústica y más si lleva frutas por el delicioso constraste de dulce y ácido y con el añadido de que son de ciruelas propias que siempre saben mejor, así que nada, buena poda para que el año que viene tengáis mejor cosecha. Me encanta como te ha quedado y tu marido no sabe lo que se pierde.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa ya estoy de vuelta...qué aspecto más delicioso tiene este galette. Me encanta y me llevo un trocito..bsts guapa

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa ya estoy de vuelta...qué aspecto más delicioso tiene este galette. Me encanta y me llevo un trocito..bsts guapa

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa ya estoy de vuelta...qué aspecto más delicioso tiene este galette. Me encanta y me llevo un trocito..bsts guapa

    ResponderEliminar
  9. Las gallette son geniales, me gusta mucho como te quedó de color y seguro y un sabor ummm bess

    ResponderEliminar
  10. A mi tambien me gusta este tiempo , la tarta riquisima y lo del jugo es verdad siempre suelta , besitos

    ResponderEliminar
  11. Las ciruelas me encantan pero para comer la pieza entera fresca, en tartaletas y demás no es una fruta que me agrade. Pero la buena pinta que tiene es indudable :)

    ResponderEliminar
  12. Hola guapetona, como envidio tus entradas, me encanta leerte, no como yo, que trabajito me cuesta poder desarrollar comentarios en las entradas de mis recetas.

    Que de razón tienes, y los que no cogemos vacaciones o las cogemos en septiembre,jajajaja. Yo las cojo en julio 5 días, pero en septiembre siempre cojo el resto, pero sobre todo porque lo dedico a llevar a los niños al colegio y hacer la limpieza gorda de la casa, anda que yo,jajaja.
    Pero los niños ya van solos al instituto y a la mayor no la voy a llevar a la universidad. Así que son vacaciones para mi, que por la mañana estoy de paseo y por la tarde hago las cosas, y la verdad que yo como tu, que siempre fuera septiembre y octubre, pero sin la calor del membrillo que hace por aquí en septiembre.

    Pues a mi me encantan las ciruelas y esta tarta seguro que me gusta, sencilla y rica. Bsssss

    ResponderEliminar
  13. Que maravilla de pastel Cuca, te quedo increible y que rica, seguro que una delicia cada bocado, para un postre o una merienda resulta de lo más sugerente y atractivo, que buena por favor...Bess

    ResponderEliminar
  14. Me encantan los dulces con fruta fresca...y con ciruelas rojas debe ser una gozada!! Bs.

    ResponderEliminar
  15. Me encantan los dulces con fruta fresca...y con ciruelas rojas debe ser una gozada!! Bs.

    ResponderEliminar
  16. El otoño y sus colores Cuca, ocres que ya les llegarán y a mí llegará el calor que espero demore un poco. La publicidad y consumismo por el que siempre nos saturan seguirán marcando el ritmo. En lo que respecta a esta gallete me fascina el hermoso color de las ciruelas, muy buen punto la explicación de la maicena y la fruta, en cuanto a los desbordes, me parecen perfectos, unos colores lindos, me encantan las frutas acidas como las ciruelas, con su toque ácido en algún lugar, te ha quedado estupenda, me dejas con ganitas de hacerlas, porque me mata su aspecto, su color y no dudo de su sabor. Un postre ligero, fácil, y lo mejor cargadito de fruta. ^_^
    Me encanta, un beso y feliz finde

    ResponderEliminar
  17. hola Cuca, que rica receta y muy sencilla de prepararla, con lo que me gustan las ciruelas...
    besos

    ResponderEliminar
  18. Se ve muy bonita.
    Que ricas las ciruelas.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  19. Qué delicia Cuca, como dices las imágenes hablan por sí solas. ¡Qué hambre me ha entrado, por favor!.
    El tema de que suelte líquido la fruta es normal y el 'truco' de añadir maicena en la base del hojaldre es fantástico, lo pondré en práctica.
    Te pondrías las botas, toda para ti solita. Mmmm
    Feliz tarde
    :-)

    ResponderEliminar
  20. Querida Cuca, las tartas con frutos de carozo/hueso que nos regala el verano son un tesoro para mi paladar y, así - rústicas, bien caseras, con aspecto de hechas con amor y mimo - mucho más todavía. Me encantan las galette porque son unas tartas que se presentan con un cierto desparpajo y soltura, como diciendo "Aquí estoy. Esto soy y no necesito más que enseñarte un poco de mi interior para conquistarte por completo, sin más artilugios; a cara lavada" Jajaja :D
    Esta galette de ciruelas rojas ha de ser como tocar el cielo con las manos, estoy segura.
    Es verdad que las tartas de frutas frescas sueltan mucho jugo (en especial si la fruta es orgánica, de nuestro huerto, sin cosecha temprana y cámaras frigoríficas de por medio); por ello, el almidón de maíz ayuda a formar una cremita con el relleno y para contribuir a que la base no se humedezca en el proceso suele ser muy útil (y sabroso) espolvorearla con galletas molidas (vainillas/soletillas, por ejemplo) y/o almendras o avellanas tostadas y molidas ;)
    A propósito del comentario que me has dejado hoy, si en alguna ocasión se concreta tu visita a Buenos Aires, me encantaría poder conocerte y convidarte con alguno de los paseos y exquisiteces de por aquí :)
    Un beso enorme para vos y para la pequeña Lara.

    ResponderEliminar
  21. Hola, que sencilla que parece pero que buena que debe estar. Con las ciruelas nunca he hecho nada, me has dado una buena idea. Besos.

    ResponderEliminar
  22. Yo siempre solía pillar vacaciones en septiembre, este año tocó agosto jaja, pero me refiero que a mi septiembre me gusta, hasta me casé para finales de septiembre jaja y hizo un día fabuloso, por cierto me parece raro no ver anuncios de turrrones ya jaja o en los comercios grandes jaja, la gallette de ciruelas tiene que estar muy jugosa y rica, lo del jugo desbordado pues és completamente normal y cómo tu dices eso es más un síntoma bueeno que malo, fruta, fresca, dulce, madura...y una gallette 100% casera,besos

    ResponderEliminar
  23. ¡Buenas tardes, Cuca! El mes de septiembre también solía ser uno de mis favoritos... aunque este año ha empezado con un calor de muerte, espero que esto no dure mucho! Respecto a la receta, las ciruelas están riquísimas y más cuando son de producción propia, así que me imagino lo rico que debe estar ese pastel!!

    Un beso,
    Le Style et Moi

    ResponderEliminar
  24. Cuca ya sabes que la repostería la tengo súper abandonada por cuestiones estrictamente de tiempo. Pero me encanta, aún recuerdo con nostalgia este tipo de tartas que tantas veces hornee cuando estaba recién casada, para meriendas de entretiempo, con una bola de helado de vainilla es perfecta, aunque yo solía hacerla con masa brisa hecha por mi, es una de las pocas masas con las que siempre obtenía buenos resultados, y el sabor increíble a mantequilla, me encanta.
    Te ha quedado genial, me parece perfecto que los jugos de la fruta manchen los bordes de la masa, como tú dices, además de un cierto toque rústico, le da ese punto que solo lo hecho en casa puede tener, ¡delicioso!
    Besos y feliz tarde

    ResponderEliminar
  25. Que rica¡¡¡¡¡ estas tartas me encantan, son fáciles de preparar y ademas deliciosas, te ha quedado estupenda
    besos

    ResponderEliminar
  26. Cuca , me encantan las gallette y esta tuya tiene una pinta deliciosa
    besinos

    ResponderEliminar
  27. Estoy totalmente de acuerdo contigo es terminar agosto y solo hacen referencia a los que vienen de vacaciones y a la vuelta del cole a mi tambien me encanta el mes de septiembre y octubre todo tiene un color especial y por que mi hijo empieza el cole a mediados que si no me lo tomaria todos los años de vacaciones.
    Las ciruelas me encantan pero mis preferidas son las claudias las rojas me las como pero no me chiflan tanto.
    Seguro que esa galeette estaba de muerte relentisimaaaaaaaa a las fotos me remito te ha quedado de relujooooooo no lo siguiente ,yo tengo un truco para que no se salga el jugo de la fruta ,le pòngo copos de avena en el fondo para que absorva el jugo de la fruta y luego esta de vicioooooooo si vuelves hacerla o haces otra con fresas no dejes de ponersela y veras te rechuparas los dedicoooooooooooos .
    Bicos mil wapìsimaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  28. Hola, primero decirte que estas ciruelas deben estar de muerte, como todo lo que sale de un huerto, cuidado con esmero y cariño. Después , pones tus manos y salen delicias como éstas. Yo disfruto mucho de esta época, son meses de otoño muy bonitos, de vuelta a la rutina para unos y para otros de vacaciones. Yo sigo siendo de las afortunadas que sigo disfrutando de la playa, ahora casi sin nadie . Es maravilloso!! Un beso Cuca!!

    ResponderEliminar
  29. Esta receta se la he pasado a mi madre que le chiflan las ciruelas, seguro que le encanta :)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  30. Me encanta tu tarta (saludable por supuesto) y las ciruelas una de mis frutas preferidas. Tengo esta receta en mis "pendientes" desde hace mucho tiempo, a ver si con tu receta me lanzo. Me pasa lo mismo que a ti con vuestro ciruelo pero a nosotros con un Damasco del jardín, unos años venga dar frutos y otros mucho rollo y cuatro (también literal) habrá que enterarse! Un beso y me ha gustado mucho la "panzá" que te has dado sin remordimientos. Di que sí.

    ResponderEliminar
  31. ¡Hola guapa!
    Es una de mis tartas favoritas :o) PAra mi siempre sabrá a fin del verano en casa de mis abuelos antes de volver al cole... Íbamos a por las ciruelas de los vecinos y era un día de fiesta, horas deshuesando para preparar tartas, mermeladas, compotas. este verano aun que mi abuela ya no esté los mismos vecinos sabiendo que estábamos allí nos trajeron una cesta rebozante el día antes de volvernos a París y tan sólo llegar en casa después de 12 horas de viaje me puse a preparar mermeladas jejeje
    Besos y feliz fin de semana!
    Palmira

    ResponderEliminar
  32. Hola cuca!! no he preparado nunca esta tarta y aun no se porque ,porque lo cierto es que se ve muy apetecible ,y si es con fruta recién cogida mucho mas ese jugo que suelta la fruta le da un punto muy bueno ,me encanta como te ha quedado
    besitos

    ResponderEliminar
  33. Cuca estoy totalmente de acuerdo contigo! el otoño es una de mis épocas preferidas; aquí donde yo vivo ese cambio de estación se nota muchísimo el problema es este año que para mi que no nos va a regalar con las temperaturas tan agradables que caracteriza esta época, esperemos que cambie el tiempo. La galette me parece una maravilla! me ha encantado

    Un besico

    ResponderEliminar
  34. Holaaaa, es verdad que parece que no cambian los tópicos del verano. Yo siempre me guardo los días de asuntos propios para octubre, así me puedo ir unos días a mi aldea a disfrutar del otoño que es lo que más me gusta. Hay quién dice que el otoño deprime, y no sé por qué, estoy muy agobiada de las altas temperaturas y en otoño con mi pañuelo al cuello y mi cazadora gris soy feliz paseando por el monte escuchando el crujir de las hojas, ummmm ya lo estoy imaginando.
    El año pasado hice mermelada con ciruelas rojas que me regalaron allí y aún tengo, que rica. Se me debió de ocurrir hacer algo así, como esta gallette, que te ha quedado extraordinaria, seguro que estaba de muerte.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  35. A mi me ha pasado varias veces lo que dices Cuca, pero con bizcochos. En las fotos de los blogs están perfectos y los mios parecen que estén medio crudos. Será ir probando diferentes opciones hasta encontrar la que más nos guste.
    Aún no he preparado ninguna gallete y eso que tengo muchas recetas guardadas. Me tengo que animar.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  36. Hola preciosa!! Ahora si que si ya estoy de vuelta! La verdad que fuistes llegar tú y yo marcharme... Aunque en realidad siempre he estado dando mis vueltecillas por los blog y leyendo no solo sus recetas, si no sus historias que me llegan al corazón... como me pasa con el tuyo...

    Me ha encantado leerte, ver tus recetas y como no.. saber de Lara!!... ah!! Y del bodorio del tito... que yo no he comentado... pero lo he leído tó! :)

    La receta de la gallette tiene que estar deliciosa... Además es un lujo hacerla como tú la haces, con los productos de tú huerta... es que no hay punto de comparación!
    Bueno Cuca...Te mando un besazo para ti y toda la familia!

    ResponderEliminar
  37. Esta tarta te ha quedado deliciosa. Quizás para que no suelten tanto jugo, si la fruta no está muy madura te quedarían más enteras, con el calor del horno terminan de madurar. De todas formas, con jugo o sin jugo, una maravilla y más aún con ciruelas del huerto de casa.

    Saludos

    ResponderEliminar
  38. Esta tarta te ha quedado deliciosa. Quizás para que no suelten tanto jugo, si la fruta no está muy madura te quedarían más enteras, con el calor del horno terminan de madurar. De todas formas, con jugo o sin jugo, una maravilla y más aún con ciruelas del huerto de casa.

    Saludos

    ResponderEliminar
  39. Hola guapísima !!!
    Creo que volviste justo cuando yo me despedí para el verano. Qué alegría verte de nuevo en movimiento ¿Cómo está Lara? seguro que preciosísima de verdad, y ya haciendo sus descubrimientos, qué ricura.
    Pues mira, en cuanto llegaron las fresas allá por la primavera pasada, hice una galette con ellas que me encantó y repetí varias veces. Lo cierto es que resultan fáciles estas preparaciones y están riquísimas, además de que tienen una presentación preciosa, a mí al menos me lo parece.
    Hay gente que le pone copos de avena bajo la fruta para que no se moje la masa mientras se hornea, ese truco se lo vi a Chus (nenalinda) y se me quedó clavado.
    Envidia de que tus ciruelas sean del huerto, nada que ver con las compradas, aunque este año he tenido suerte y las he comido muy buenas.
    No me enrollo más, pero me podías haber mandado la parte de tu marido jaja
    Y si, estoy deseando que las olas de calor se vayan de vacaciones, aunque creo que nos queda todavía días de abanico y sofocones.
    Besotes gordos mi niña, feliz finde.

    ResponderEliminar
  40. Hola guapetona pues mira tienes toda la razón septiembre es el mes más genial del mundo mundial para irse o cogerse vacaciones porque hay menos gente en todas partes y se disfruta mucho más, además que el tiempo es muchísimo mejor claro que sí! la galete me ha requete encantado!te mando un beso fuerte y te sigo mass

    ResponderEliminar
  41. Hola guapetona pues mira tienes toda la razón septiembre es el mes más genial del mundo mundial para irse o cogerse vacaciones porque hay menos gente en todas partes y se disfruta mucho más, además que el tiempo es muchísimo mejor claro que sí! la galete me ha requete encantado!te mando un beso fuerte y te sigo mass

    ResponderEliminar
  42. Hola Cuca!! Ya se han terminado las vacaciones para mi... Hace un rato he escrito mi receta que publicaré esta semana y menuda sorpresa me llevo visitando tu blog porque es la "misma" receta jaja! Bueno, no exactamente, ya podrás comparar cuando la suba a la blogosfera...jeje!! Estas tartas quedan estupendas y la tuya no se ha quedado atrás mmm... A mi me gusta que suelten jugo la fruta, las ciruelas en este caso, porque luego al enfriarse es como una mermelada que queda deliciosa! Tu galette me ha encantado, espero que te guste también la mía, un besito!!

    ResponderEliminar
  43. Huuuyy que rico!!
    Tengo ganas de hacerlo, así que me quedo con tu receta.
    Gracias,un saludo.

    ResponderEliminar
  44. Huuuyy que rico!!
    Tengo ganas de hacerlo, así que me quedo con tu receta.
    Gracias,un saludo.

    ResponderEliminar
  45. Madre mía que rica, precisamente hoy he comprado ciruelas rojas y mi intención era hacer una tarta, así que con tu permiso, me llevo la idea, en cuanto a la vuelta de vacaciones, desde luego no hace falta que os bombardeen con ello, enterados estamos, aunque con estos calores podíamos haber seguido, porque este tiempo no hay quien lo aguante, esperate que cualquier día nos ponen los anuncios de Navidad, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  46. Hola!!! que delicia por favor de gallette, ahora que las ciruelas están buenas vale la pena, pero que te queda un postre con sabor delicioso. Cuanta razón con lo del jugo de las frutas, si que hay algunas que sueltan mucho, pero si está bueno es lo que cuenta. Que no queda foto de revista, pues da igual, nosotras a disfrutar comiendo, jaja, besitos :)

    ResponderEliminar
  47. Pues desde luego hoy aquí hace un día de esos de otoño, bonito, lluvioso, y fresquito, ya era hora, se necesitaba, al menos yo lo necesitaba. Además de eso, yo soy de las que en verano, no cocino caliente, y tengo mono de cuchara jajaja, así que .... ya estoy pensando en el cocido que me voy a comer mañana, jajajaja.

    Besotes guapa

    ResponderEliminar
  48. pienso como tu, viviria en bucle en este Septiembre. Buenas temperaturas, noches mas frescas para dormir a pierna suelta, y las playas y zonas turisticas mucho mas despejadas.
    La tarta deliciosa y con respecto al pescado. Me pasa igual, el turno partido y comer en la oficina me mata. El pescado queda seco e insípido. Pero de esta manera, queda jugoso y puedes calentarlo en la oficina.
    Otra alternativa es la receta de atún en tomate que tengo. bien rico!!!
    Besos Reina! :D

    ResponderEliminar
  49. Jajajajajja, así me pasa con mi higuera, el año antepasado me dio como 6 higos, el pasado ninguno y este mes creo que van unos 5 y hay unos 3 que están por madurar. Espero que para el próximo año me toque como el ciruelo del campo de tus padres y pueda hacer por fin algo con ellos. Porque como tú lo haces con las ciruelas, yo con estos higos lo único que hago ahora es comerlos de una sentada.
    A mí las gallettes me gustan mucho y las ciruelas quedan excelente cuando se hornean, debe quedar más que deliciosa. ¡Me fascino tu receta!

    ¡Un gran abrazo Cuca!



    ResponderEliminar
  50. Te aseguro que se me cae la baba!! Con este aspecto tan rústico y estas ciruelas tan confitaditas, me imagino ese jugo y buffff!!! Y aun no he hecho nunca algo así en casa, y mira que es sencillo y resultón, me encanta como se ven estas fotos, la de primer plano es brutal!
    Yo también adoro esa temporada de entremes de octubre en la que no hace ni mucho frio ni mucho calor, se está genial, entre mis favoritas!

    ResponderEliminar
  51. Que buena pinta tienen esta tarta de ciruelas rojas, besos y si tienes dudas con el tema de las caja de suscripcion y te interesa hablamos, besos.

    ResponderEliminar
  52. A mí me gusta gusta mucho el verano y cuando llega septiembre me da un poco de no sé qué, pero es cierto que cada época del año tiene sus cosas buenas. Me cuesta siempre un poco comer fruta, pero de esta manera no pondría ningún reparo, por cierto, qué suerte poderla comer de primera mano

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  53. Cuca! He vuelto a entrar a ver la receta otra vez y me he llevado la sorpresa que has cambiado la imagen del blog! Te ha quedado estupendo! Ya puesta por qué no pones las fotografías más grandes, vamos grandes a tope prueba y verás como te va a gustar más. Perdona que te lo diga pero ya sabes "la cabra tira al monte" y como diseñadora te lo recomiendo. Muchos besos

    ResponderEliminar
  54. ¡Hola Cuca preciosa!Nos vemos de nuevo después de un tiempecito de descanso del blog, jajaja, porque del otro descanso menos, jajaja, así está la vida. No cuentas hoy nada de Lara, pero tengo la ligera sospecha de que cada día más linda ¡y más mayor! Como la fruta cultivada por ti mismo no hay nada, el sabor, el color y el buen cuido deben haber dejado en tu gallette un dulce exquisito y delicado. Me alegra verte. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  55. ¡Hola Cuca preciosa!Nos vemos de nuevo después de un tiempecito de descanso del blog, jajaja, porque del otro descanso menos, jajaja, así está la vida. No cuentas hoy nada de Lara, pero tengo la ligera sospecha de que cada día más linda ¡y más mayor! Como la fruta cultivada por ti mismo no hay nada, el sabor, el color y el buen cuido deben haber dejado en tu gallette un dulce exquisito y delicado. Me alegra verte. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  56. Hola Cuca, que maravilla de tarta, me encantan las ciruelas y con el juguito que suelta tiene que ser una delicia la tarta. Como tu dices ahora ya empieza la mejor temporada otoño, para mi es la mejor temporada, así siempre:)
    Besoss

    ResponderEliminar
  57. Menuda pinta tiene esta tarta tuya, se ve de lujo y mas rápida que la mia jajajaja. Un besazo.

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí quédate un ratito más y déjame un comentario ¡es lo que le da vida al blog y así puedo saber que has estado aquí y visitarte!
Si has decidido quedarte en mi cocina ¡bienvenido! y si eres ya un veterano ¡gracias por seguir aquí día a día!