Muffins integrales de aguacate y chocolate

Siento desilusionaros, pero si habéis venido a disertar sobre el frío, la nieve y el país paralizado no habéis llegado a buen puerto.

Tampoco voy a despotricar sobre la operación "Salvemos la Navidad" ni lo imbéciles que somos volviendo a la casilla de salida, o un poco más atrás una vez más (y seguramente no sea la última, os emplazo desde ya al próximo mes de septiembre y veremos cómo estamos)

Ni siquiera me siento con ganas de hablar de la dieta post navideña y yo debería estar inmersa en ella con todas mis ganas porque o bien he engordado o bien todos mis pantalones han encogido (lo cual sería lógico con el frío, que hay cosas que encogen, pero creo que no afecta a las prendas del armario)

Hoy vengo a hablar, a riesgo de ser vapuleada, de una fruta que no me gusta y que está tremendamente de moda:  el aguacate.

Tú pones aguacate en un buscador y te salen mil beneficios y cientos de millones de referencias. El término superalimento se asocia automáticamente a este fruto y a mí me da un poco la risa, no por el aguacate en sí, sino porque eso de superalimentos me suena un poco a charanga del siglo XXI intentando colarnos sí o sí alimentos que han visto elevar sus precios a cantidades astronómicas.

Que no vengo yo a decir que el aguacate no sea bueno ¡nada más lejos de mi intención! pero creo que hay alimentos a los que se les da más bombo del que realmente tienen.

Y dicho todo esto vengo a confesar, por si alguien no lo había pillado que a mí el aguacate no me gusta. Ni ahora, ni hace 20 años, ni probablmente me guste cuando pasen otros 20.

Empecemos porque el sabor ni fú ni fa, pero donde realmente tengo problemas es con la textura. Demasiado blando en boca. No sabía muy bien cómo definirlo hasta que el otro día leí un comentario en Twitter que lo resumía muy bien: Es como masticar mantequilla (a temperatura ambiente, puntualizaría yo)

Pues eso. Que yo me meto un trozo de aguacate en la boca y pienso que estoy comiendo plastilina. Y no me mola.

Y hace unas semanas me planteé darle una nueva oportunidad.

Pero como sabía que nuestra relación ya estaba truncada mi estrategia fue utilizarlo en repostería porque era la única vía alternativa para una posible reconciliación (o al menos firma de una tregua)

Así que el primer paso de nuestro intento de aproximación han sido estos muffins integrales de aguacate y chocolate.
 
Muffins integrales de aguacate y chocolate. Receta saludable. Desayuno, merienda postre. Vegano Invierno, horno Cuca

Tenía que jugar todas las bazas posibles para que el resultado me gustara. 

El chocolate lo arregla todo.

Y además soy incapaz de resistirme a un muffin.

Era apostar a caballo ganador.
 
 Muffins integrales de aguacate y chocolate. Receta saludable. Desayuno, merienda postre. Vegano Invierno, horno Cuca

Estuve mirando muchas recetas en internet y fui cogiendo ideas para al final adaptarme a lo que buenamente tenía en casa y así dar salida a cuatro restos de cosas que quería quitar.

Creo que esta receta podría incluirse en la categoría de saludable ,si aceptamos que el azúcar de coco es teóricamente más saludable que el azúcar refinado blanco, aunque no deja de ser azúcar al fin y al cabo.

Pero eso no quita que no sea calórica. 
 
 Muffins integrales de aguacate y chocolate. Receta saludable. Desayuno, merienda postre. Vegano Invierno, horno Cuca

Que sí, que son calorías buenas, de las que aportar nutrientes necesarios a nuestro organismo, pero son calorías al fin y al cabo.

He querido empezar con las recetas post navideñas con el modo saludable y además utilizando un ingrediente que aún no había pisado mi cocina virtual (y la real, la que tengo ahora, tampoco) porque si algo necesitamos en este preciso momento son buenos alimentos y retomar rutinas saludables de alimentación.
 
Muffins integrales de aguacate y chocolate. Receta saludable. Desayuno, merienda postre. Vegano Invierno, horno Cuca

Creedme si os digo que estoy peleada con mi báscula. Cuando llegó el mes de julio había hecho dos kilos de puros helados de principios de verano. Pensé en quitarlos cuando pasara la comunión que tuvimos a mediados de ese mes.

Así acabó el verano y en septiembre se unió un kilo más de relajadas tardes piscineras aderezadas con helados y chuches varias, que no se cayó al comenzar a trabajar por las tardes pero al menos se mantuvo hasta que empecé a preparar la temporada de recetas navideñas para el blog y se unió otro kilo más.
 
Muffins integrales de aguacate y chocolate. Receta saludable. Desayuno, merienda postre. Vegano Invierno, horno Cuca

Intenté mantenerlos a raya durante las fiestas, pero la cinturilla de los pantalones comienza a marcar lorza pronunciada desde la pasada semana, lo que indica que probablemente no lo he conseguido y ya que hemos acabado la operación roscón es el momento de ponerse seria, obviar todos los cumpleaños que tenemos hasta mediados de febrero e intentar una bajada de peso ¡pero ya! 

Os prometo que no me atrevo a subirme en la báscula. Voy a esperar a notar menos presión en la ropa, porque no quiero llevarme un cabreo monumental dado que hace bastantes años que el peso, salvo en los embarazos, no se me iba de madre.
 
Muffins integrales de aguacate y chocolate. Receta saludable. Desayuno, merienda postre. Vegano Invierno, horno Cuca

Pero una cosa no quita la otra y al menos desayunar quiero seguir haciéndolo rico y saludable y privarme en comidas y cenas y hasta quitarme del postre.

Y luego miro a mi marido, que se pasa mucho más que yo y se mueve mucho menos y no sube tanto de peso.
 
Muffins integrales de aguacate y chocolate. Receta saludable. Desayuno, merienda postre. Vegano Invierno, horno Cuca

La vida no es justa y sinceramente os digo que estoy harta de batallar con un metabolismo que me hace pagar tan caro el más mínimo exceso. 

Pero las penas con chocolate (y aguacate) son menos penas así que premiarte con un muffin de estos en el desayuno es una manera estupenda de empezar la mañana y llenarte las pilas de energía.
 
Muffins integrales de aguacate y chocolate. Receta saludable. Desayuno, merienda postre. Vegano Invierno, horno Cuca

Porque no sé vosotros pero a mí se me está haciendo un poco dura esta semana, que es la primera que trabajo entera desde hace mucho tiempo y sin un festivo a la vista hasta finales de febrero.

El resultado me ha gustado bastante. El sabor del aguacate no se nota (a ver, ¿qué se va a notar si saber, saber, sabe a poco) pero queda una textura muy jugosa y tierna.
 
 Muffins integrales de aguacate y chocolate. Receta saludable. Desayuno, merienda postre. Vegano Invierno, horno Cuca

Y grasa, salta a la vista en las cápsulas de muffins, que aún llevando poca cantidad de aceite (me estoy planteando no poner nada en próximas recetas, porque adelanto en primicia que voy a seguir investigando con esta fruta) han manchado pero bien el papel.

Eso no quiere decir que se note un bocado grasiento ¡ni mucho menos! pero es un handicap del aguacate, en lo que a estética se refiere, a tener en cuenta.

Conclusión:  el aguacate en muffins mola. No se nota y deja una textura muy rica a la vez que nos regala un bocado saludable. 
 
Muffins integrales de aguacate y chocolate. Receta saludable. Desayuno, merienda postre. Vegano Invierno, horno Cuca

Así que pasa la prueba con buena nota y aparecerá alguna vez más en mi cocina.

¿Y vosotros? ¿sois de aguacate? ¿cómo lo tomáis? Estoy ávida de historias para coger ideas.

Y por supuesto ¿quién se apunta a un café calentito y a uno de estos muffins para empezar la mañana con energía?

Muffins integrales de aguacate y chocolate. Receta saludable. Desayuno, merienda postre. Vegano Invierno, horno Cuca

Ingredientes:

* 2 aguacates pequeños (los míos pesaron 220 gramos sin piel ni hueso)
* 2 huevos
* 200 ml de nata vegetal
* 50 ml de leche vegetal
* 40 ml de aceite de coco
* 100 gramos de azúcar de coco
* 45 gramos de cacao en polvo sin azúcar añadido
* 300 gramos de harina integral
* 15 gramos de levadura química (impulsor)
* 100 gramos de pepitas de chocolate
* 1 cucharadita de harina para las pepitas

Elaboración:

1. En un bol, o en la jarra de la batidora, ponemos los aguacates pelados, los huevos, la nata, la leche, el aceite y el azúcar y trituramos hasta obtener una mezcla cremosa.

2. Añadimos la levadura, el cacao y la harina y batimos hasta integrar. 

3. En un bol ponemos las pepitas de chocolate y una cucharadita de harina y mezclamos bien.

4. Las vertemos en la masa y con ayuda de una espátula repartimos para que queden bien esparcidas.

5. Ponemos en nuestra bandeja para muffins las cápsulas que vayamos a usar y con ayuda de una cuchara para helados repartimos la masa en los papeles.

6. Introducimos en el horno precalentado a 200º C y horneamos durante 25 minutos o hasta que al pinchar con una brocheta en el centro esta salga limpia.

7. Dejamos diez minutos con la puerta del horno entreabierta, sacamos, retiramos de la bandeja y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

https://sites.google.com/s/1783xc4_B6CdhwHV0iv0oZvzVy7u6L0SP/p/1jfENiv2OvAPvOvl6n9IfOrpq-YQlojx8/edit

Para conservarlos bastará con ponerlos en un tupper que cierre bien y guardarlos en el frigorífico.
 
Muffins integrales de aguacate y chocolate. Receta saludable. Desayuno, merienda postre. Vegano Invierno, horno Cuca

Es posible que en la mayoría de municipios de España, a día de hoy sea suficiente con dejarlos a temperatura ambiente, aunque se corre el riesgo de que se congelen, así que mejor la nevera que estarán más calentitos.

Sí, lo sé, no iba a hablar del tiempo, pero no he podido resistirme.
 
Muffins integrales de aguacate y chocolate. Receta saludable. Desayuno, merienda postre. Vegano Invierno, horno Cuca

Mis hijas regresaron a sus centros el lunes. Su vuelta dependía de cómo estuviera la tasa de contagios, que hasta la semana pasada era irrosoriamente baja donde vivimos pero se va disparando.

Estoy con un nudo en el estómago. Otra vez con el corazón encogido cada vez que suena el móvil pensando que van a decirnos que han sido contacto de un positivo.

Y es que fuera del colegio las niñas no tienen contacto más que con nosotros y con mis padres que son las que las cuidan por las tardes y los días que no hay colegio pero yo sí trabajo.

Intentamos ser muy cuidadosos, hacer cero vida social, correr los mínimos riesgos. Sólo espero que valga de algo. 

Espero que vosotros os encontréis bien. Que antes había que manejar al virus y ahora manejamos al virus y la ola de frío. A ver con qué más nos sorprende 2021 (que sí, que lo de USA da también para mucho tema, pero hoy no tengo ni ganas ni tiempo para cortar telas de tal envergadura)

Nos leemos la semana próxima, y me paso por vuestras cocinas en cuatro ratitos que Enero es un mes de muchísimo trabajo para mí.

Manos a la masa y ¡bon appétit!

Comentarios

  1. Hola Cuca!!!
    Que maravilla de muy fino, yo los veo perfectos, los aguacates me encantan, pero te entiendo, a mi las alcachofas me ha costado años meterlas en la boca y ahora me encantan, los gustos van cambiando, te digo de verdad que lo mio con las alcachofas era oído total jaja, a mi tus muy fino me han encantado, no los he probado, aunque me da que están de cine...Bess

    ResponderEliminar
  2. Cuca quiero decir muffins la table me cambia lo que escribo jaja, perdona...Besss

    ResponderEliminar
  3. A mi si me gusta el aguacate, simplemente con un poco de sal, unas gotas de zumo de limón y otras de aceite de oliva. Es cierto que en los muffins no se nota su sabor, yo lo he empleado a veces en algún bizcocho y si no lo dices nadie lo nota. Dicho todo esto, seguro que te han quedado bien ricos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi me gusta el aguacate :) , jajajaja. Confieso que empecé a comerlo al ponerse de moda, hasta hace un par de años no lo había probado. Lo tomo en ensalada, con tomate y aceitunas negras :) Pero tus muffins me parecen una opción estupenda, ¡desde luego!

    ResponderEliminar
  5. Querida Cuca, parece que el año empieza fuerte, queramos o no, hay tema para dar y regalar. Otra cosa es que le demos oportunidad de hacerlo protagonista de nuestros blogs, algo que yo he descartado de momento, sino ya verás la que tengo preparada para el domingo, que si no es de actualidad, al menos nos reiremos un poco, yo por lo menos lo he disfrutado mientras lo editaba.
    Con respecto al aguacate, soy de tu misma opinión, en todo, incluso en lo que seguro no cuentas porque no es “correcto” Jajajaja...
    En mi casa, mi madre comenzó a comprarlos allá por los ochenta, cuando vinieron a nuestros mercados, y mis hermanas se volvían locas, lo ponían en todo, recuerdo que les dio por añadirlo al cóctel de marisco, y desde entonces le tengo tirria, Jajajaja...
    Has definido su textura en boca, a la perfección, es como masticar mantequilla, pero sin sabor, algo así como una de marca blanca, Jajajaja...
    Si tienes tiempo, busca un programa de la sexta columna, que iba sobre el aguacate, la gran mentira del aguacate, creo que se llama, un programa de investigación, donde desvelan desde todos los puntos de vista como la especulación y el querer hacerse rico en tres días, ha llevado a la mesa un producto, que ni es más saludable que otros, ni tan superalimento, que entre otras cosas, es un término de dudable significado, porque según expertos en química y nutrición, no existe ningún alimento que por si solo, haga maravillas en nuestro organismo, solo mantener una dieta equilibrada, y una buena rutina de hábitos alimenticios y de vida.
    Y ahora que ya he dejado salir toda mi desmesura por la tecla, ¿que te parece, si desayunamos uno de tus Muffins con ese cafecito? O dos. Jajajaja...., ya puestas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. me ha hecho mucha gracia leer lo que te horripila el aguacate, creo que ha quedado claro, sí jajajaja. Plastilina jajajaja fijate a mí el aguacate me chifla de todas las maneras, pero es que o te gusta mucho o no te gusta nada, creo. Esta semana a mi también se me está hacidndo eterna y estoy súper vaga, ni publico ni nada y quería poner como cada año el resumen de la navidad, pero no sé yo, quizá la pongo en 2025. Un beso guapetona (tira la báscula, yo no tengo)

    ResponderEliminar
  7. A mi me gustan todos, los alimentos, los super alimentos y todo lo que se mastique, algunos más que otros claro, pero no suelo hacerle ascos a ninguno, aunque solo sea para probarlos. El aguacate es que va bien en salado y en dulce. Yo me atreví con una mousse de chocolate que estaba divina, como lo deben estar tus muffins porque ese aspecto que tienen no creo que engañe.
    El tema de los kilos es verdad que es peliagudo, yo no le puedo echar la culpa a la Navidad, pues aunque he comido más de la cuenta, también he trabajado bastante y una cosa por otra. Tu receta es muy vegana, no le puede hacer mal a nadie, es sana y si te comes uno en el desayuno o en la merienda, no pasa nada, hay que disfrutar con algo al día, porque si no, se vuelve aburrido y eso no está bien.
    Un beso y salud para todos.

    ResponderEliminar
  8. En casa el aguacate así tal cual o un poco de sal y limón y poco más. Y en recetas donde quiero aportar cremosidad pero vegetal como fajitas o rollitos de primavera.
    Los muffins se ven espectaculares aunque te tengo que confesar que todos los dulces que he probado con aguacate no me han convencido ( y eso que algunas veces ni sabía que llevaban aguacate...) hay algo en su textura que no me acaba de gustar.
    Así que yo me quedo con los crudos jajaja Para todos los gustos ;o)
    Aquí esta noche vuelven a anunciar nuevas medidas y me da que vamos para el 3º confinamiento pero más allá de la gente, aquí por lo menos las medidas no tienen coherencia alguna...
    No sé yo si al final no terminaremos echando de menos a 2020...
    Besos y cuidaos mucho.
    Palmira

    ResponderEliminar
  9. Buenos días Cuca !
    Pues fíjate que yo era de las tuyas hasta hace dos años que no me digas como , me cambió el chip. Empecé a agregarlos a los bizcochos , a la mayonesa etc y poco a poco le fui tomando el gustillo y hoy en día , tengo que decir que nos hemos reconciliado y hasta somos íntimos ja ja.
    Los muffins ya me puedo hacer una idea de lo ricos que quedaron porque el aguacate los hace muy jugosos .
    Yo creo que tienes que llamar al técnico de la lavadora porque seguro que es la culpable de que esa ropa quede más prieta ja ja ja .
    Un abrazo .

    ResponderEliminar
  10. Cuca, veo que eso de que hagas las paces con el aguacate, por las cosas que nos cuentas, está complicado jajaja yo solo te puedo decir que a mí me encanta, no ahora porque esté de moda o porque quieran que esté de moda, lo como desde hace años y me gustó desde la primera vez que lo probé. Curiosamente nunca lo he combinado así con chocolate en un muffin y al ver tu receta he pensado que debería ponerme manos a la masa, porque los imagino muyyyy ricos.

    Sobre la báscula mejor olvidarse, como bien dices la vida no es justa. Sobre lo demás, cuidaros mucho!!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Hola Cuca. Haces bien de no hablar de los temas que nos duelen a los que cumplimos a rajatabla y sufrimos las consecuencias. Es por impotencia y para no empeorar nuestra bienestar mental.
    A mí me gusta el aguacate, pero me cabrea que para lo caro que está, la mayoría salen con hilos o con manchas negras y a veces la textura es horrible y acaban en la basura. Por eso he optado por comprar uno de cuando en cuando y así y todo, pincho muchas veces. Sí que tengo publicado un bizcocho con aguacate y chocolate y quedó muy bien. Por eso no dudo de que tus muffins estén ricos.
    Lo de los super alimentos es una milonga. Ayer oía a un nutricionista hablar del timo de la moringa y también he leído de los peligros de consumir aceite de coco. Por suerte, yo prefiero el de oliva, sí o sí.
    Me llevo un muffin para probarlo virtualmente y me uno a tu forma de actuar. Los que somos vulnerables lo estamos pasando muy mal, en especial por no poder tener a nuestros seres queridos cerca y por el riesgo que tenemos.
    Seguid cuidándoos. Lo de engordar lo solucionas con un poco de dieta y ejercicio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Ay Cuca, como buena millennial a mi el aguacate me encanta. Si no fueran tan caros lo desayunaría siempre que además son buena fuente de acido fólico y yo siempre estoy baja y tengo que tomar suplemento como las embarazadas jajajaja
    Yo en repostería lo he probado en varias cosas, pero prefiero tomarlo en cosas saladas como en burritos o a modo de guacamole. Uno de mis caprichos es tomarlo con picante untado boniato al horno.

    ResponderEliminar
  13. Hola Cuca!!
    Me ha hecho gracia lo de "el aguacate es como comer mantequilla a temperatura ambiente" jaja
    Será por eso que luego queda también estos Muffins, porque mira que se ven tremendos.
    A mi me gusta el aguacate pero bien condimentado. Es que si no, no sabe a nada.

    Sobre la dieta, antes de Navidad estuvimos mi marido y yo haciendo dieta, no muy estricta ya que no estamos gordos.
    Simplemente fue comer en las cenas platos muy ligeros como una simple sopa, ensalada, carne a la plancha...
    Fueron 9 semanas en total, pues, mi marido perdió 7 kilos y yo tan solo 2,5 kilos. Para suicidarme jeje
    Su broma... discriminación otra vez contra las mujeres jeje
    En las Navidades volví a poner 700 gramos así que de nuevo seguimos controlando las cenas.

    Aquí en Alemania los colegios siguen cerrados hasta final de mes, las guarderías no.
    En noviembre cerraron los restaurantes y el 16 de diciembre todos los comercios y así se quedará todo hasta abril.
    Esto es una catástrofe!! No sé como va a terminar todo. No hay suficientes vacunas y a la Merkel no se le ocurre otra cosa que regalar 70.000.000 a los países del Este. Vamos, para cabrear a cualquiera.
    El 2021 no creo que sea mejor que el 2020.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  14. Tampoco es el alimento insustituible, cuestión de buscarte, eso sí, otra grasa necesaria monoinsaturada, ademas si comes un aguacate se acabo la fruta ese día que vale por 3 piezas.
    A mi la combinación de cacao y aguacate si me gusta.
    1 saludito

    ResponderEliminar
  15. ¡¡Hola Cuca!! A mí si me gusta el aguacate, pero bueno, tampoco lo compro siempre, hay semanas que compro y otras no, según me da. Es verdad que me gusta más enterito, sin que llegue a parecer mantequilla como bien dices. Encontrarle el punto no es fácil, o está muy maduro o excesivamente verde, y a mí me gusta el estado intermedio de los dos. Yo lo uso sobre todo en ensalada, o en recetas frías que suelen llevar algo verde, gambas o cosas así, que le vayan, frescas. En repostería también lo uso y con el chocolate, va genial. Hice una vez helado de aguacate y ese si que no me gustó nada, o no di con una receta adecuada o que realmente no estaba muy allá. Pero vamos, lo que tengo claro es que tus muffins sí que me gustarían, el chocolate todo lo apaña de verdad, ja, ja. Bueno, tal ves le pusiera un poco más de azúcar, sólo he comprado una vez azúcar de coco y me faltaba dulzor por todos lados. Hice un postre para unos amigos míos que los invitamos a las fiestas de aquí y como les encanta mis postres les hice una tarta con el azúcar de coco y no les gustó nada, bueno, a mí tampoco, no estaba nada dulce. Yo le puse la cantidad que normalmente hubiera puesto de azúcar, pero te aseguro que hubiera necesitado el doble. Pero bueno, es como todo, probar y saberlo. Si alguna vez cae en mis manos de nuevo azúcar de coco, pues ya sé que le tengo que poner un poco más.
    Yo tampoco tengo ganas ni de hablar de la pandemia ni nada, yo tengo la moral por el suelo, no veo el día que empiece de nuevo a trabajar y salda de este maldito erte que encima rara es la vez que cobras con normalidad, cobras un mes, el siguiente no, y venga las reclamaciones, el tiempo pasa y no cobras y se te quitan las ganas de todo. Encima, la Comunidad Valenciana que cerramos perimetralmente y todo, los contagios no paran de aumentar y el pico está lejano aún, así que nos quedan muchos meses aún de restricciones. Tampoco hago vida social, si me contagio, será a través de mi marido que es el que va a trabajar, yo estoy en casa todo el día y las pocas visitas se quedan en la puerta, ellos no quieren entrar y a mí me viene bien que no entren, y si alguien lo hace, con mascarilla. Pero vamos, con esta nueva variante de Reino Unido, creo que al final caemos todos.
    Y de los kilos no me hables, que desde la cuarentena aquí, he tenido que cambiar de talla, y eso que sigo haciendo ejercicio, pero es que desde marzo a este actual enero, no he trabajado nada más que unas pocas semanas, y con lo activo que es mi trabajo, a de repente nada, te puedes imaginar que cambio tan brutal. Aún así no me he pesado pero claro, la ropa no engaña, comprar una talla más, ya es un buen indicativo. Pero no soy nada amante de dietas, nunca he hecho una y me da muchísima pereza. Intento comer menos, pero creo que el problema es que desgasto menos aún. Y encima este confinamiento voluntario, pues prácticamente todo el día en casa, y sigo haciendo ejercicios aquí, voy a yoga, salgo a andar, pero es relativamente poco para mi día día de antaño. Es lo que hay, y encima, lo que me relaja, es hacer dulce, ¡ya la total, ja, ja! Besitos.

    ResponderEliminar
  16. A mi el aguacate me parece ni fu ni fa como dices , pero juntado todo esos muffins tienen que estar riquisimos, por aqui bien ya me vacunaron a ver que pasa ahora besitos

    ResponderEliminar
  17. Hola Cuca!! A mi si me gusta el aguacate pero me gusta mucho antes de que fuese un superalimento jajaja
    Me encanta ensaladas me encanta el dulce y también me encanta ponerlo en los guisos, precisamente por esa cremosidad, me permite triturar toda la verdura y que quede una salsa espesa riquísima y mucho más sana, sin natas ni historias
    es cierto que la sensación en la boca puede parecer mantequilla, pero es mucho menos empalagoso que la mantequilla jajaja
    Y con chocolate como no... Pura delicia esos muffins!!
    La dieta no hablo no hablo me niego!!! 🤣🤣🤣
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Yo pienso como tú... a mi eso de super alimento me suena a "te voy a endosar un producto si o sí y yo me voy a forrar" . Yo no creo que existan los superalimentos, de hecho todos lo considerados tienen una parte bastante negativa.
    Lo que si creo es en una buena alimentación balanceada y equilibrada, para mí que incluya todos los alimentos..
    A mí sí me gusta el aguacate pero es verdad que su textura es muy particular y es como masticar mantequilla. La primera vez que vi aguacate en una magdalena o bizcocho me chocó muchísimo, pero viendo las tuyas, creo que habrá que probar...besos

    ResponderEliminar
  19. Hola Cuca, ya somos dos las que opinamos lo mismo del aguacate, no me gusta nada, sobre todo su textura en la boca. No lo compro nunca, de hecho, creo que solo tengo una receta con aguacate en el blog y se la comió mi marido. Pero también tengo que decir, que desde que lo tengo, he probado ingredientes que no me gustaban en diferentes platos y he cambiado de opinión.
    Los muffins tienen muy buen aspecto y como tu dices, la textura del aguacate cambia, así que le daré una oportunidad usándolo en repostería.
    Ojalá todos hicieran lo mismo y no salieran de casa cuando no fuera preciso, yo solo salgo por la mañana a caminar y comprar, luego me meto en casa y ya no salgo, así desde hace mucho tiempo...pero mejor dejar el tema.
    Cuídate mucho. Un bst.

    ResponderEliminar
  20. Jajaja, Cuca, yo opino como tú, a mi el aguacate ni fu ni fa... es un sabor neutro que por si solo no sabe a nada, distinto es cuando lo acompañas o mezclas con otras cosas, así está mucho mejor.
    Imagino que en estos muffins queda geníal, y la grasa es un poquito más saludable, así que me ha gustado la receta. No he hecho nunca un bizcocho con aguacate...pero lo probaré sin duda. Un besito.

    ResponderEliminar
  21. Hola Cuca. Leyendo lo que has escrito, entre lo del aguacate y tus gramos de más en el peso, no sé si me atreveré a decirte que a mí el aguacate me gusta, otra cosa es que no lo tomo solo, me produce la misma sensación que a ti, lo suelo preparar en ensalada o en batido. Cierto es que con tanta información uno ya no sabe a que carta quedarse. Lo mismo te dicen que eso no te va bien como al día siguiente te sueltan un discurso alabando tales y cuales son las virtudes de lo que antes te era perjudicial, así que lo mejor es no hacer caso a nada y seguir con lo te mande el cuerpo jj.
    Y no es solo el aguacate de quien se dice que es un superalimento, hace bastante poco estuvieron muy de moda las bayas de goji que parecía era la panacea contra el envejecimiento como si al comerlas nos quitaran 50 años de encima jj, si eso fuera verdad no habría cosecha suficiente para atender a tantos pedidos jj, es la moda y depende del momento o de que alguien famoso salga anunciando tal o cual beneficio para entrar a saco con eso.
    No voy a hablarte ni de frio ni de los políticos ni de la Navidad ni de dietas jj aunque parezca que tú la necesitas cuando solo has cogido unos gramos de más jj, debe ser consustancial con el pensamiento jj, así que no sufras por esos gramillos que han hecho aumentar tu peso en nada.
    Voy a hablar de estos muffins que has hecho utilizando esa fruta y que bajo su piel se esconde una pulpa untuosa y nutritiva que, aparte de cautivar, ayuda a regular el colesterol y a ganar vitalidad jj, ¿como te has quedado? jj. Ya verás como dentro de poco te conviertes en una acérrima consumidora jj.
    Si te diré que, en compañía del cacao, estos muffins deben estar tentadores, tanto que no me importaría coger como mínimo un par de ellos así que prepara un café que mañana aparezco por eso lares jj.
    Un abrazo y que no pases mucho frío. Y eso que no iba a hablar de él.

    ResponderEliminar
  22. Hola Cuca, pues verás, a mí el aguacate me gusta incluso para desayunar, pero siempre lo tomo en versión salada. No me atrevo a probarlo en dulces y no sé el motivo, quizás sea la costumbre. pero si a tí no te gusta y te has atrevido creo que tendré que lanzarme al reto. Quizás con el chocolate , como tú los has hecho quede bien rica la combinación.
    Te cuento un secreto, creo que aunque los pantalones del armario hayan encogido jjjjjjjj, tú sigues estando divina y preciosa. Un beso !!!

    ResponderEliminar
  23. El aguacate 🥑 esa fruta tan nombrada ahora que a mi no me sabe a nada y a mi nieto de 4 años le encanta pero en postres y con chocolate está muy bien pues como dices, el chocolate lo camufla todo ☺tus muffins seguro que me vendrán bien para desayunar 😋la cuestión Ropa..yo le dije a mi costillo que teniamos que cambiar la lavadora me pregunta porque, yo le digo muy seria y contundente porque va a ser...me está menguando toda la ropa 😂enfín mejor así verdad? Que no nos falte el humor ❤ besinos preciosa

    ResponderEliminar
  24. Hola Cuca ¡Bienvenida! pues a mí la semana se me ha pasado volando ¿Cómo puede ser que estemos a viernes! en fin. Ya verás que la próxima irá más ligerita, en lo que al paso de los días se refiere.
    No me hables de báscula, ni de orzas por favor ¡jajaja! es que es muy difícil no coger algo de peso en fiestas porque solo hacemos que comer ¡jajaja! y claro si encima no podemos casi ni salir a la calle..., pues tú dirás.
    Nos convocas a septiembre...yo voy más allá, ojalá me equivoque. Es increíble pero cierto. No entiendo que estemos rodeados de tantos incompetentes y lo peor ¡QUE NO PASE NADA! Haz algo mal en tu trabajo y verás lo poco que duras. En fin...voy a cambiar de tema que me enciendo y no me beneficia en nada.
    Pues yo 'adoro' el aguacate, me ENCANTA, su textura, sabor...untado en una tostada para desayunar y acompañado de tomate fresco...ya ves! para gustos colores.
    Me has hecho recordar el bizcocho que publiqué en THERMOMIXIL hace unos años y que me encantó.
    Viendo tus muffins y el chocolate que le has agregado para 'camuflar' el posible sabor a aguacate pues qué te voy a decir que me encantan y mira, al menos le diste salida.
    Un super achuchón y muy feliz fin de semana.
    Ah! y FELIZ AÑO, otra vez.

    ResponderEliminar
  25. Pues a mi me gusta el aguacate lo comería todos los días. Es una cosa que te gusta o lo odias. Los muffins te han quedado estupendos, con chocolate tienen que estar riquísimos.
    Besoss

    ResponderEliminar
  26. Esos mufins tienen una pinta estupenda y aunque el aguacate tampoco es de mi gusto, seguro que con el chocolate están deliciosos. Besos

    ResponderEliminar
  27. Cuca, sí a casi todo, menos a lo de los aguacates, yo los como porque me gustan, me encantan con mayonesa en esos ataques de hambre y solos con salmón ahumado... a lo demás todo sí, vaya tela o que está pasando, en Cádiz estamos disparados de contagios. Una cosa tremenda, no permite además el gobierno central hacer horarios más restrictivos, no a todo. Después que en verano este señor decía que ya lo estábamos superando... no sé qué estábamos superando... con esos locos saliendo y entrando con esos "allegados" que todavía no sé bien lo que "c... " es. En fin.
    Mis pequeñitos se lo comen a bocados y lo suelen cenar muchas veces con todo lo demás.. pollo, pescado... lo que les toque.
    La clase entera de uno de mis nietos en confinamiento. Mañana lo llevan a la PCR. Veremos a ver qué pasa. Dios mío.
    Tus muffins ideales y además muy apetitosos. Ya me marchaba sin decir nada de tu estrella de hoy en tu cocina.
    Besos a las niñas y a ti un abrazo grande con besos de los de antes de achuchones...¿te acuerdas todavía de eso? Éramos unos excéntricos...ja, ja, ja.
    Cuidaos mucho mucho.

    ResponderEliminar
  28. Hola Cuca, a mi el aguacate si que me gusta pero con moderación. Lo que no me gusta es encontrármelo hasta en la sopa, ni tampoco soy partidaria de comer tanto aguacate a todo momento. Vamos es que tendría que hacer mucho ejercicio para bajar calorías (una ya tiene una edad) Me gusta en recetas combinado como la que traes, o de vez en cuando como ingrediente principal, pero de vez en cuando... y lo aprecio mucho. Tus muffins me encantan, y con chocolate no lo he probado nunca, así que me lo agencio.
    Feliz semana, besos :)

    ResponderEliminar
  29. De verdad Cuca, lo que me he podido reír hoy con el tema peso y báscula!! jajajajajaja... si te sirve de consuelo yo llevo sin pesarme desde verano, me da pánico, porque otra cosa no, pero en esta casa, por culpa del blog , comemos muy bien, y hay que seguir comiendo muy bien si se quiere seguir escribiendo recetas, a no ser que te metas a relafooder, y entonces publiquemos cosas de avena y azúcares raros...jajajaja..., así que nada, por aquí seguiremos haciendo la vista gorda, hasta que...no se...
    Con respecto al aguacate, ahí no estoy de acuerdo contigo, a mi me chifla!! desde pequeñita, y es que en Málaga se cultiva y de siempre lo he visto en casa. Me gusta de todas las maneras, sólo, aliñado a modo de ensalada, en guacamole o en postres, no le hago ascos, y estos muffins me han flipado, así que me llevo la receta!
    Ojalá le encuentres el gustillo al aguacate :)
    Un abrazo y ánimo con la vida, el virus, y todo!!

    ResponderEliminar
  30. ¡Hola Cuca! Bueno... yo ya de los kilos no hablo porque es un caso perdido por lo menos hasta que se pase la pandemia... todo el día en casa y con ganas de hacer algún postrecillo, que es lo que me anima en estos momento... no me ayuda nada... así que para qué amargarnos la vida más... si el michelín se quiere quedar conmigo... pues mira... ahora que no tenemos contacto social es el momento... luego que se vaya y no vuelva jajaa... Los muffins tienen pintaza de la buena... yo como buena geme tuya... idem de lo mismo con el aguacate... una buena definición la tuya del sabor en boca, por esa razón... nunca lo mezclo con aceite o mantequilla. Lo compro solo para repostear con él... y si es acompañado de chocolate... delicioso... así que tus muffins me mola mucho a mi también jajaa... Un beso.

    ResponderEliminar
  31. Cuca un placer ver esta entrada en especial y sobre todo ver también el balance de mis queridos aguacates en tierras que no son originarias de ellos, pues claro, es un ingrediente que no hace parte de la cultura y pues el hecho de que se los metan por todos lados como un "superalimento" pues sencillamente no les va a muchos según leo y es entendible; eso es lo que tiene la globalización de alimentos, eso pasa como con la yuca, el maíz, aguacate, papaya, frutas que los españoles no llevaron o no apropiaron de igual forma que por ejemplo los tomates, que ahora los italianos se mofan de tener los mejores tomates. O las papas y sus variedades, o el chocolate con los suizos. Es cosa de apropiación de años y años de historia. Pues es entendible, por este lado del océano no imagino la vida sin arepas de maíz, sin mazorcas, sin aguacates deliciosos, cremosos acompañados en sopas como el ajiaco santafereño, en guacamoles para acompañar asados o parrilladas, en mi imaginario siempre lo consumí en formato salado, es un manjar que no cambio por nada, nunca lo hemos visto como superalimento, sencillamente es otra fruta más como un tomate, que va de maravilla en salados, que perfectamente me puedo sentar en la finca de mis suegros entre un cafetal con un palo de aguacate dando sombra y comiendo con sal como niña chiquita esa mantequilla de los dioses. Que de aguacates y variedades también hay que hablar, veo que allí solo llegan los pequeños tipo Hass, pero hay montones de variedades y bueno pues no a todos nos puede gustar alimentos que jamás estuvieron en nuestra comida o platos. Yo por lo mismo no lo tolero en formato dulce jajajajaa, no me cabe en la cabeza, alguna vez hice una crema de esas que llevan cacao pero nooooo me termino de convencer, yo lo veo entre frijolitos negros, en una bandeja paisa, en una sopa de ajiaco, o cualquier sopa de las que mi mamá hace, en un asado donde el guacamole es estrella. Como fuente de grasa entre tus muffins se ven deliciosos y claramente no creo que sepa a aguacate ;)
    Te mando un beso y que bonito ver las visiones de ingredientes que no hacen parte del adn de un pueblo y la manera como los van algunos apropiando o no, gustando o no, creo que lo importante es darse la oportunidad de probar. Acá en Brasil son más de hacer batidos dulces con él, lo compran maduro y lo combinan con leche y leche condensada (yo no puedo con esa mezcla, porque sencillamente no esta entre mi concepción de acompañamientos). Ya te imaginarás a los compañeros o amistades cuando antes invitábamos a comer en casa y les poníamos pedazos de aguacate para por ejemplo acompañar los frijoles (alubias negras, tan típicas acá en Brasil, jajajajaja, pues no podían con esa mezcla y nos miraban aterrados). Un día haré alguna versión de bandeja paisa para mostrarte esa loca y extravagante delicia.
    De los kilos y la ropa encogida, creo que en pandemia la cosa se pone color de hormiga, a si que, intentar caminar o correr (eso es lo que últimamente he vuelto a realizar, luego de un invierno largo y muy encerrado, opté por salir a trotar y retomar de a pocos algunos días bien de madrugada en lugares cuasi desolados, ese momento con la naturaleza). A seguir cuidándose, porque ese virus es desalmado, muchas vidas que ya no están con nosotros.
    Un beso y que todo vaya bien por allí.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias.
Por llegar por primera vez, por regresar tras un largo tiempo, por venir cada semana.
Gracias.
Por leer hasta el final y por las palabras que me dejas o te guardas para ti.
Gracias.
Por formar parte de esta aventura.

Entradas populares