jueves, 6 de septiembre de 2018

Natillas de chocolate y café

Y por fin llegó Septiembre.

Un mes que nos ofrece una nueva oportunidad de comenzar cuando empieza la cuenta atrás para el final del año aunque con el bañador a mano nos parezca aún una fecha muy lejana.

A mí siempre me ha gustado este mes. Es el comienzo de la vuelta a la rutina y os aseguro que yo soy un animal de horarios y costumbres. El mucho tiempo libre está bien, pero sólo unos días. Al final me disperso y acabo por perderlo más que por aprovecharlo.

Mira que mi intención es siempre buena, y quiero hacer muchas cosas durante mis vacaciones y las tardes libres que nos brinda el horario de verano. Pues bien. Todo queda en eso. Llevo desde finales de junio sin meterme en la cocina para hacer un triste postre. No sé si me da más pereza cocinar, hacer hueco en un abarrotadísimo frigorífico o hacer las fotos con este calor.

Así que con un buen puñado de excusas en una mano y toda la pereza del mundo que brinda el calor estival a las espaldas aquí me tenéis tirando de recetas guardadas y paseándome por vuestras cocinas a ver si me pongo las pilas.

Natillas caseras de chocolate y café. Postre casero, sencillo, rico, fresquito, sin horno, fácil, de verano, tradicional. Cuca.

Para la vuelta he elegido unas sencillas natillas de chocolate. Postre clásico donde los haya a las que he querido añadir un toque de café que potencia su sabor.

No deja de ser un postre fresquito (que los rigores del calor aún nos acompañan) pero nos recuerda que en breve (o no tan breve) el frío hará su aparición.

Natillas caseras de chocolate y café. Postre casero, sencillo, rico, fresquito, sin horno, fácil, de verano, tradicional. Cuca.

¿Quién no ha disfrutado de unas buenas natillas de chocolate como postre en la comida tras una mañana de colegio? Además había que comer a toda prisa porque por la tarde teníamos que regresar a clase. Ahora parece una locura, pero en mis primeros años de colegio había clases por las tardes y no suponía ningún trauma para ningún niño. Casi todos nos íbamos a comer a casa, pero en el centro había comedor escolar para los padres que lo necesitaran.

Ahora las cosas son muy diferentes y más de uno te mira con mala cara si comentas que se debería volver a un horario escolar como los de antes, pero sinceramente creo que funcionaba bastante bien. Pero como este no es el tema de hoy lo reservo para otra ocasión mejor.

Natillas caseras de chocolate y café. Postre casero, sencillo, rico, fresquito, sin horno, fácil, de verano, tradicional. Cuca.

A lo que iba. Las natillas. ¿Quién no las ha comido en su infancia? Ya fueran caseras al más puro estilo, elaboradas con un sobre de Flanin el Niño, Pottax o El chino mandarín (por nombrar algunos de mis recuerdos) o esas industriales que todos, absolutamente todos hemos comido en más de una ocasión y que ni nombrar hace falta porque entonces no había tantas marcas blancas y eran casi las únicas en el sector, las natillas han sido un clásico de nuestra infancia.

Si es fácil echarlas al carrito de la compra, no os podéis hacer una idea de lo sencillo que es prepararlas en casa. Sólo hay que estar un poquito pendientes del fuego y en un abrir y cerrar de ojos tendremos un postre delicioso, casero y mucho más sano que cualquier otro que podamos comprar.

Natillas caseras de chocolate y café. Postre casero, sencillo, rico, fresquito, sin horno, fácil, de verano, tradicional. Cuca.

Y una vez te lanzas es cuestión de echar un vistazo en los armarios de la cocina, dejar volar tu imaginación y preparar una variante tras otra a cuál más rica.

Si seguís los pasos al pie de la letra y las preparáis sin prisas y sin tener que acudir a otras cosas no se cortarán ni se quemarán que por lo general es a lo que más miedo tiene la mayoría a la hora de elaborar este postre que por otro lado se ha ganado una fama de "complicado" que no comprendo porque el truco está en no tener prisas y remover bien.

Os invito como viene siendo costumbre a que probéis esta maravilla mientras os cuento la receta. Esta vez no he reservado un bol, sino dos, para hacer más dulce el regreso aunque he constatado que todos regresamos a nuestras cocinas la mar de contentos. Para mí, como en cada vuelta, todo un placer volver a contar con vosotros en este rinconcito.

Natillas caseras de chocolate y café. Postre casero, sencillo, rico, fresquito, sin horno, fácil, de verano, tradicional. Cuca.

Ingredientes:

* 1 litro de leche (preferiblemente entera)
* 2 huevos
* 60 gramos de azúcar
* 60 gramos de harina de maíz (maicena)
* 200 gramos de chocolate negro Valor
* 2 cucharadas colmadas de café soluble (normal o descafeinado)
* Galletas napolitanas para decorar.

Elaboración:

1. En una cazuela ponemos la leche, el café soluble y el chocolate troceado y la ponemos a fuego medio (5 en mi placa de inducción que llega hasta el nueve) y vamos removiendo de vez en cuando con ayuda de unas varillas manuales (o una espátula aunque os aconsejo las varillas para este postre) para ayudar a deshacer el chocolate y para evitar que se quede en el fondo y se pueda quemar.

2. Mientras en un bol ponemos la harina de maíz, el azúcar y los huevos y removemos hasta que quede una masa homogénea y sin grumos (especialmente de la harina de maiz). Puede parecer que es imposible pero os aseguro que antes de que os déis cuenta lo tendréis integrado. 

Si creéis que os puede costar reserváis unos 100 ml de la leche y en lugar de ponerla en la cazuela la ponéis junto con el azúcar y los huevos.

3. Cuando el chocolate esté derretido y la leche esté a punto de romper a hervir retiramos la cazuela del fuego y vamos añadiendo la mezcla de huevos, azúcar y harina poco a poco, en un hilo continuo, a la vez que vamos removiendo.

4. Cuando lo hayamos vertido todo ponemos de nuevo la cazuela en el fuego y le ponemos un fuego medio tirando a bajo ¡y constante! Es fundamental no someter las natillas a cambios de temperatura para cuajarlas porque acabarán cortadas. Yo le pongo también el 5 en mi placa que llega a 9 y nunca he tenido ningún problema.

5. Una vez en el fuego vamos removiendo continuamente (así evitamos que puedan romper a hervir porque se acabarían cortando y también que se puedan quemar) hasta que veamos que las natillas comienzan a espesar. El tiempo dependerá de cada placa y de cada cazuela (`porque distribuyen de diferente manera el calor) pero oscilará entre 5 y 15 minutos como mucho.

6. Vertemos en los vasitos o boles en los que vayamos a presentar, dejamos que se templen, tapamos y guardamos en la nevera.

7. Cuando vayamos a servir adornamos con galletas napolitanas.

https://sites.google.com/s/1xGgLC2NnyX_zUOyqOIpEbm8ETvN_ZfYR/p/14AKUh_vOOU9DhQ2YQBPVwmn4YkxCS1UW/edit

Como os había dicho no puede ser un postre más fácil de preparar ¡y no puede estar más rico!

Natillas caseras de chocolate y café. Postre casero, sencillo, rico, fresquito, sin horno, fácil, de verano, tradicional. Cuca.

El tema del dulzor va en función de cada uno, así que podéis variar la cantidad de azúcar para adaptarla a los gustos de vuestra casa que ya sabéis que yo soy muy comedida con esto.

Natillas caseras de chocolate y café. Postre casero, sencillo, rico, fresquito, sin horno, fácil, de verano, tradicional. Cuca.

Seguro que muchos os estaréis preguntando cómo le ha ido el verano a la niña más famosa de la blogosfera.

Con tanto bañarse (que se tira de cabeza en la piscina de adultos sin miedo alguno, cosa que yo prefiero porque la pequeña no me gusta un ápice) ha crecido algo así como cuatro dedos. Si durante el verano hemos estado usando una talla tres años que a estas alturas nos está peligrosamente estrecha no os digo la talla que le estoy comprando para la nueva temporada porque os hacéis una idea...

Si algo me ha librado de tener que buscar desesperadamente una talla más grande de ropa de verano al final de la temporada es que le hemos dicho adiós al pañal y eso nos ha estilizado. Por la noche nos cuesta algo más controlar el pipí y hasta el momento hemos tenido dos escapes, pero muy contenta porque ha sido muy sencillo este paso.

Con la comida seguimos igual. Sólo quiere puré así que sigo ofreciéndole otros alimentos con la esperanza de que un día decida que ya no quiere más triturado. Me dicen en la guardería que este curso, al comer todos los niños de dos y tres años en el comedor, en cuestión de meses cambiará de parecer y sólo querrá comer sólido.

En cuanto a hablar... pues no calla y tenemos conversaciones la mar de subrealistas y no os podéis imaginar lo que habla con sus muñecas ¡yo es que me parto al verla!

En definitiva, sigue tan trasto como siempre y aprendiendo a pasos de gigante.

Nada más por esta semana, para una primera toma de contacto creo que ha estado muy bien. Iré retomando la rutina de pasar por vuestras cocinas para no perderme ni una sola de las deliciosas recetas que seguro habéis preparado para compartir ahora con todos nosotros.

Manos a la masa y ¡bon appétit!

43 comentarios:

  1. Hola Cuca, septiembre es ideal, además de por ser la puerta del otoño, por los reencuentros, en este caso virtuales, pero no por ello menos importantes. Aunque he descansado de la blogosfera, que falta me hacía también, os he echado mogollón de menos, las entradas y comentarios con esos alegatos reflexivos que a veces hacemos, se extrañan y se añoran. Pero afortunadamente todo pasa y todo queda, como decía el poeta, y aqui estamos de nuevo para degustar esas riquísimas natillas con su chorrito de café. Un postre buenísimo que preparo mucho, el mio sin café, aunque voy tomando nota para imprimirle nuevo sabor.
    Un besazo a la niña más querida de la blogosfera y otro para ti.

    ResponderEliminar
  2. Que ricas estas natillas!!. Nada que ver con las industriales, que a mí mí personalmente no me gustan nada. Un postre sencillo y delicioso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. me encantan las natillas, de chocolate por supuesto más aún, y por gustarme me gusta hasta la galleta de decoración, me chifla la canela, y me estoy imaginando el sabor hummmmmmm jajajaja, bueno, cabe la posibilidad que sea porque llevo a dieta dos semanas, y tengo más hambre que el perro del afilador jajaja.
    Rebienvenida!! que gusto da la rutina, vaya que si!

    ResponderEliminar
  4. hola lindaaaaa, cuánto tiempo!!! :))) pero ya llegan las rutinas (yo también las necesito). Vente al norte que hoy hace un fresquín que no veas, con chaqueta y todo jjj. Creo que nunca he hecho natillas de chocolate, y digo creo que me paso el día haciendo experimentos y no me acuerdo de todo pero no, no las he hecho y veo que tienen una pinta deliciosaaaaaaaa, ya me has fastidiado porque ahora se me han antojado hija jajaa. Un beso y a ti y a Lara.(nota: creo que ya he arreglado el blog que no se podía comentar sabes? pero me parece que ya sí). besotes

    ResponderEliminar
  5. Hola, Cuca, me aelgra verte por aquí de nuevo. A mí septiembre no me gusta, por eso de volver a la rutina y despedir el verano, pero habrá que aceptar la realidad ;)

    No soy un gran amante del café, anque en los postres un toquecillo sí que me gusta.

    Ya veo que la peque es la reina de la piscina

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Cuca! vuelta a la rutina, que a veces viene bien pero echando en falta esas salidas nocturnas y reuniones sin tener en cuenta el reloj.
    Con la llegada de unos grados menos de temperatura, y unas horas menos de sol, es mas llevadero el cambio.
    Que dices,que Lara no para de hablar? a quien se parece? ja,ja,ja. No tienes fin, cuando te pones a contar.
    Lo del pañal es una verdadera liberación y si ademas ha sido fácil, mejor que mejor.
    Ahora te toca compras de nueva temporada, que seguramente no le llegará a fin de curso, porque crecen como setas.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
  7. Se me ha ido el santo al cielo y no te he dicho nada de estas deliciosas natillas.
    Es uno de los postres que jamas compro, siempre las hago en casa, que como dices, solo hay que ponerle paciencia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Bienvenida Cuca!!
    Mira que el chocolate levanta la autoestima así que seguro que pronto coges de nuevo el ritmo en la cocina.

    El verano hace crecer mucho a los niños y eso de verlos cambiar de talla alegra. Quiere decir que están sanos y fuertes.
    Esperemos que en el nuevo curso comience a cambiar y empiece a masticar.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Cuca! Que alegría de retomar las visitas blogueriles y reencontrarnos con las mismas ganas que cuando de pequeñas lo hacíamos (por estas mismas fechas) con nuestras compañeras del cole... Es que septiembre no sólo va a ser malo porque ¡se acaban las vacaciones! La otra cara de la moneda nos ofrece estos buenos reencuentros con nuestra familia dulce...
    Las natillas.. ¡Cómo tienen que estar! Estoy de acuerdo contigo que no son nada complicadas... sólo hay que echarles tiempo y mucho mimo... para que queden de lujo.. y con ese toque a café... deliciosas estarán...
    Me alegro saber de ti y de la princesita... será para verla con las muñecas jajaaa... Un beso

    ResponderEliminar
  10. Si, la vuelta a la rutina al final se acaba siempre agradeciendo, porque el descontrol tampoco se lleva bien... e hace gracias como para todos es un nuevo comienzo... Es casi mas que el año nuevo verdad!!!!!!!! así de importante es la vuelta de las vacaciones con las pilas cargadas.

    Me encanta tu receta, y ese toque a café tiene que ser brutal.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Hola Cuca ¡bienvenida de nuevo!, yo me he quedado de "sereno", y no veas las ganas que tengo de desconectar, ya queda menos...
    Bueno veo que regresas con un clásico maravilloso ¡natillas! y ¡de chocolate!, pues qué te puedo decir, que me encanta, que siempre que lo como me sabe a poco y que se prepara fácilmente.
    Hace tanto que no pruebo un flan o natillas de sobre que hasta tengo ganas de hacerlo por recordar "viejos tiempos" ¿lo puedes creer?. Eso sí, no lo cambio por el tuyo "casero casero". Ummmm
    Bueno y se acerca nuestra temporada favorita, ains..., este calor es horroroso, sobre todo en una zona como la mía. La humedad es lo peor...
    Veo que Lara está hecha una campeona y no ha cogido miedo al agua, es súper importante.
    Imagino lo graciosa que estará, para mí es la mejor época de los niños, ya te lo he dicho en alguna ocasión.
    Yo recuerdo que en verano siempre daba un "estirón", la verdad que al regreso de las vacaciones siempre me decían: ¡cuánto has crecido!, pues sí, hasta llegar a 1,74, antes medía más pero con tanta operación he mermado un poco ¡ya ves!.
    Bueno guapa, me alegro de tu regreso.
    Pasa una feliz tarde.
    Sil

    ResponderEliminar
  12. Cuca , que cosa mas rica , me encanta hummm , te quedo delicioso
    besinos

    ResponderEliminar
  13. Hola Cuca, guapa...
    Ya vamos apareciendo poco a poco por aquí... yo deseandito que el tiempo refresque... que el verano solo me gusta para pasear...tomar cervecitas y descansar...
    No puedo con el calor y más el que tenemos por aquí en el Sur.
    Tus natillas de lo más ricas...es verdad que en nuestra niñez creo que todos hemos comido natillas...y como nos gustaban...
    Un postre de lo mas rico.
    La niña se nos hace mayor...ahora está pa comérsela...
    Que rabia que crezcan tan pronto.
    Este curso a ver si hay suerte y no se pone malita.
    Un besazooo guapaaaa... para las dos.

    ResponderEliminar
  14. Hola guapa me alegra verte de nuevo se te echaba de menos a ti y las historias de Lara , como crecen de rapido, unas natilla super ricas y acompañada de esas galleta que me encanta besitos para las dos

    ResponderEliminar
  15. Cuca, me alegra verte de nuevo en la rutina que dices que la echabas de menos, Unas natillas estupendas y sí que son sencillas, casi más que comprar las industriales. Siempre solemos tener estos ingredientes. Me encantaban las galletas que has puesto de acompañamiento, ¿eran de canela? Hace años que ni las pruebo.

    De Lara me lo creo todo, lo que me sorprendo es que ya sepa nadar tan bien como para bañarse en la piscina grande y tirarse de cabeza, son unos intrépidos. Me imagino lo contenta que estarás sin pañal y sin ese engorro, el verano siempre es un tiempo estupendo para quitárselos, aunque haya algún que otro accidente nocturno. No pasa nada.

    Bueno, me alegro mucho que estés ya operativa con tu blog y tus recetas ricas y tan sencillas que no tenemos excusa para no probarlas.

    Muchos besos a las dos

    ResponderEliminar
  16. Hola Cuca, te he comentado antes,pero parece que he tenido un problema de identidad :) me sale anónimo todo el rato, este bloguer... está fatal. Pues me parece un postre ideal para la vuelta de vacaciones, para tomar a media tarde me encanta, porque lleva café y yo soy muy de café :) El septiembre a i se me hace pesado por el calor residual del verano, pero me alegra porque ya vamos para el otoño, que me encanta. Un beso y contenta de volver a leerte :)

    ResponderEliminar
  17. Hola! qué ilusión nos hace que estés de vuelta! qué recuerdos nos trae el flan chino mandarín! el año pasado aún lo encontramos en un supermercado y lo compramos para recordarlo! este flan tiene que estar buenísimo, seguro que se lo haré a nuestro pinche porque le encantan las natillas! besis

    ResponderEliminar
  18. Feliz regreso Cuca, que bueno verte de nuevo en esta cocina virtual, que bueno saber de la pequeña Lara y todo lo que aprende, ya imagino lo feliz que la habrá pasado en la piscina. Las natillas sé que allí son tradicionales y las hay de todos los estilos, en mi tierra la natilla es tradicional de la Navidad la hacen con panela, vainilla, dulce de leche, coco. Aunque no soy fan de este tipo de consistencias, mi madre la realiza y siempre la acompaña con buñuelos colombianos (que espero hacer un día). Pero no me quiero adelantar a fechas. Lo bueno de este postre como dices es mezclar bien sin dejar pegar en la olla, porque en eso sí, siempre la ayudo cuando ella la prepara y en las novenas es un hit, todos quedan felices devorando sin parar. Me llevo un vasito y me alegra verte por acá de nuevo, un beso!!

    ResponderEliminar
  19. Qué ricas estas natillas!!! me recuerdan las que nos hacia mi madre y las galletas de canela. Guardo la receta para cuando "podamos".
    Muchisimas gracias por tus palabras tan cariñosas.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  20. Hola Cuca, da gusto reenontrarse con las amigas, contarnos nuestras coas aunque sea virtualmente, compartir y disfrutar. Me encanta el otoño, aunque ya sabes que el verano es lo mío, ni me import el calor pues estar al lado del mar me da vida y energías para todo el invierno. Vuelves con un postre clásico y delicioso, estas natillas hechas por ti estará especialmente buenas. Un bes querida amiga y más a nuestra chiquitina!!!

    ResponderEliminar
  21. Hola Cuca!!
    Ya vamos estando todos, a mi me ha costado lo mío jeje, yo soy de verano de calor y de días grandes que dan para todo, si me gusta septiembre aunque me gusta más Marzo que nos anuncia la primavera y a continuación el verano. Pero es lo que toca ahora, el final del calor y el otoño y sus colores ocres. Las natillas de chocolate me encantan y cuantas habré preparado para mis sobrinas, litros de ellas, mi hermana decía que una de ellas tenía el color del chocolate por ser tan morenita de piel jaja te han quedado estupendas...Bess

    ResponderEliminar
  22. Hola Cuca, ya nos vamos encontrando tod@s, a mi tambien me encanta Septiembre, al igual que tus natillas de las cuales ahora que acabo de cenar me comia un cuenquito, besos.

    ResponderEliminar
  23. Qué buenas son las rutinas!!!, pero más buenas estas natillas de chocolate!!!, Disfruta de la vuelta!!!. Besines!!!

    ResponderEliminar
  24. Hola Cuca. Ya estoy de vuelta del parón de este verano, que fue largo, y la verdad me daba vagancia volver, pero echaba de menos vuestras entradas, alguna os he visto a escondidas jiji, sin comentar.
    Estas natillas me chiflan yo con esta receta hago mil cosas y siempre sale bien, yo me llevo un cuenquito de esas natillas deliciosas.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  25. Buenos días Cuca!! nada mejor para alegrarnos la vuelta al "cole" que estas ricas natillas y encima de chocolate!! Me llevo uno de esos cuencos!! Bs.

    ResponderEliminar
  26. Tienes que perdonarme, querida Cuca, pero mira la hora que es, cuando duermen hasta los grillos, yo sigo despierta y sin poder cerrar los ojos, en cuanto lo hago, mi cabeza se pone a funcionar como un reloj suizo, Jajajaja.
    Pero bueno, quizá con unas buenas natillas como las tuyas, con su galleta napolitana y todo, me entraría ganas de dormir, dicen que comer algo dulce activa la serotonina e induce el sueño. Aunque yo prefiero una infusión calentita, y las natillasmejor las disfruto a la hora de cenar, que no sé porqué, pero siempre las tomo de noche. En fin cosas que no tienen un porqué, pero que a fuerza de hacerlas rutinarias, nos hacen la vida un poquito más feliz.
    Me alegra que estés de vuelta, y con esa peque dándote guerra, señal que tiene toda la energía necesaria para vivir saludable, aunque solo coma purés, no te agobies, que ya cambiará. Te lo digo por experiencia propia, jejejeje.
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Septiembre es un mes maravilloso :) por el día sigue haciendo calor y las noches son frescas, así que se puede descansar bien. Es el momento perfecto para los nuevos propósitos y cogerlos con entusiasmo (para abandonarlos más tarde, jijiji).

    Adoro las natillas de chocolate, por supuesto.

    ResponderEliminar
  28. Hola Cuca, me alegro que ya estés de vuelta y con estas natillas tan deliciosas.... Besos

    ResponderEliminar
  29. Bienvenida, querida Cuca. Se me ha pasado volando el verano y eso que estoy en la playa desde la primera semana de junio. Aquí sigo y ha refrescado un poco y se agradece, pero en Valencia, eso no asegura que volvamos al calor, al menos durante el día.
    Soy de natillas caseras de toda la vida. En mi casa, mi tía abuela nos las hacía y tengo varias recetas en el blog.
    Las hice hace poco de reciclaje de la crema de chocolate y avellanas, pero ver que tú has usado chocolate negro y apetecerme.
    Ya estás de vuelta y espero que no sea dura, a pesar de que te apetecía volver a la rutina.
    Menuda está la niña. Ni yo me tiro en la piscina de adultos. Siempre he tenido miedo al agua, pero los niños hoy en día, nadan de maravilla desde bien pequeños y eso es mejor, aunque no hay que dejarlos solos, como yo veo que lo hacen algunos padres.
    Sí que debe haber crecido y siento que siga comiendo tan mal. A ver si en el cole consiguen hacerla cambiar de opinión.
    Me alegro de tu vuelta.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  30. ¡Hola Cuca! me alegra pasar y volver a leerte, es cierto que muchas veces se queda en el aire todo lo que tenemos en mente, pero tampoco pasa nada, es bueno de vez en cuando desconectar, ¿Será por postres?... te quedan muchos fines de semanas para poder dedicarte a ello además, a la vista está que tienes buen material de reserva. Parece que en verano estas niñas crecen... justamente hoy he estado revisando cosas de la temporada pasada que presumía le quedarían bien.. pero además que le quedan corto algunos pantalones no le cierran ¡que barbaridad! crecen tan rápido.
    Deben ser muy divertidas esas charlas con Lara, y lo que le cuenta ella a sus muñecas ¡habría que oirlas! Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  31. Hola Cuca! Ya las veo de mucho bronceado, jaja! Parece que Lara ha disfrutado el verano como debe ser, además haciendo tantos progresos especialmente el tema del pañal que tantos quebraderos de cabeza da, felicidades!!
    De tu receta, fresquita y deliciosa, me gusta mucho la natilla o pundín de chocolate como le decimos por acá, cuando me provoca comerla, la hago de cajita, jeje. He encontrado una con chocolate Godiva que ni te cuento, pero definitivamente tengo de tarea hacerla en casa, así que me guardo tu receta porque se quedará deliciosa!
    Un besito y bienvenida de nuevo a los fogones 2.0!

    ResponderEliminar
  32. Cuca si te las pillan mis niños vaya que te dejan los bolecillos como los chorros del oro.... aunque yo tampoco me quedo atras....

    ResponderEliminar
  33. Por fin de vuelta!!!
    Yo es que soy animal de costumbres.
    no se me da nada bien ir a lo loco, así que cuando Nathan empieza el cole, voy de culo, pero lo prefiero a las horas muertas.....

    La época ahora de Lara es muy muy graciosa, porque se van soltando cuando hablan y porque ya no se ven tan bebés y entonces las cosas que cuentan y el como, hace que sean mas graciosas.

    Así que...... haremos acopio de fuerzas y a empezar un nuevo curso!!!
    Muaaaackis preciosa

    ResponderEliminar
  34. Hola Cuca, todavía no estoy de vuelta, yo soy de las que empiezo y acabo tarde las vacaciones, pero ya pronto volveré a la rutina. Y que mejor que con tu delicioso postre. Con su chocolate tan rico. 👏👏👏👏 y ya verás como la niña pronto mastica, que por cierto se ve guapísima. 😚😚

    ResponderEliminar
  35. Hola Cuca, nunca he preparado natillas, las haría sin café porque a mis hijos no le gusta pero a mi si. Es un receta muy rica.
    saludos y gracias por comentar en mi blog.
    saludos

    ResponderEliminar
  36. Hola Cuca! Pues ya vamos retomando el camino de los blogs todas poco a poco por lo que veo jeje! Yo ya tenía ganas, al final se echa de menos ;) Veo que tu niña ha dado un gran paso con lo de quitarse el pañal, enhorabuena a la princesa de la casa que no para de crecer, es que pasa volando to... Ya estamos en septiembre y mañana nos pondrán los turrones ya en las tiendas jaja!
    Bueno que se me va... Tus natillas bien ricas que se ven, me encanta que sean de chocolate y más por su toque de café porque para mi es una combinación perfecta! Me llevo mi cuenquito con tu permiso ;) Un besote para las 2 y bienvenida jeje!

    ResponderEliminar
  37. Hola, Cuca:

    ¡Qué alegría saludarte!

    Estas natillas que has preparado seguro que estaban para chuparse los dedos. Solo hay que ver las fotos para darse cuenta de ello.

    Los niños dan unos estirones tremendos. Cuando comentas lo de la comida, me recuerdas a mi madre contando la lucha que tenía conmigo y la comida. ¡Ja, ja, ja...! Si el plato no llevaba salchichas o aceitunas, no comía nada de nada. ¡Y mira ahora! A ver si la peque comienza a comer más cosillas. Estoy segura de que pronto nos hablarás de sus avances con la gastronomía, tal y como ha sucedido con el pañal.

    Un besazo enorme y feliz semana, guapa.

    ResponderEliminar
  38. Ah Cuca, pero que rico postre! Una de mis combinaciones favoritas es precisamente la de cafe y chocolate, asi que guardo tu receta para hacerla pronto. No te preocupes, que pronto Lara querra comer de todo. Mi hija tiene 9 y todavia batallo para que se atreva a probar cosas nuevas, nada mas para que te des una idea de que vas por muy buen camino y que es cuestion de paciencia y tiempo, ademas tienen tus etapas. Tu siguele ofreciendo de todo lo bueno y poco a poco ella ira probando y ampliando su menu.
    Que bueno es que estes de vuelta!
    Bs

    ResponderEliminar
  39. Que regreso del verano tan rico, las natillas siempre triunfan y casera que las compradas cada vez vienen con mas ingredientes artificiales,
    Me las apunto para preparar pronto, hace que no las preparo un momento de tiempo.
    bess

    ResponderEliminar
  40. Cuca pues genial!!! esos 2 sabores :-))
    Un saludito

    ResponderEliminar
  41. Hola Cuca, me alegra verte de nuevo por aquí, poco a poco nos vamos reencontrando. A mi septiembre me encanta, yo sigo hasta octubre en la playa y no te imaginas la tranquilidad que hay después del jaleo del verano, estoy tan agusto que me cuesta cogerme al blog y a las redes....
    Las natillas siempre han sido mi perdición, me gustan todas, y estas de chocolate y café tienen que estar riquísimas!! Y la galleta de canela también jeje
    Que Lara haya crecido es muy normal, después del verano siempre notamos un estirón en los niños...supongo que también lo hará el que en verano van casi sin ropa y cuando se la vamos a poner no les cabe. En las fotos que he visto de ella está mayor y muy bonita!!
    Un bst.
    Mavi

    ResponderEliminar
  42. Ya me dio ganas de esos deliciosos bocadillos. Saludos desde El Blog de Boris Estebitan.

    ResponderEliminar
  43. Mmmmm, qué regreso más dulce Cuca, oir las palabras "Flanin el niño" me ha traído un montón de recuerdos, qué riquísimas natillas las caseras! Como tantas otras cosas, por falta de tiempo, voy a lo fácil, comprarlas en el hiper... pero ver este post me ha abierto un apetito impresionante por meterme de cabeza a la cocina a prepararlas!! Se ven deliciosas y las fotos muy bonitas amiga! Muchas gracias por tus riquísimas recetas y tus entradas tan amenas!
    Un besazo!

    ResponderEliminar

Gracias.
Por llegar por primera vez, por regresar tras un largo tiempo, por venir cada semana.
Gracias.
Por leer hasta el final y por las palabras que me dejas o te guardas para ti.
Gracias.
Por formar parte de esta aventura.