jueves, 10 de mayo de 2018

Príncipe Alberto. Postre típico de La Palma (Canarias)

Tranquilos. No ha pasado nada. Sé que habitualmente publico mucho más temprano pero el "retraso" se debe a una buena causa y es que después de muchísimo tiempo vuelvo a participar en uno de los retos de La Cocina Typical Spanish. Además esta entrada no tiene nombre que suene a postre pero os aseguro que lo es ¡y que está tremendo!

Cuando llegó el correo de la Iniciativa TS para el mes de mayo supe que esta vez iba a participar sí o sí. En mayo el día 10 caía en jueves ¡el día que yo publico! y podíamos elegir entre recetas típicas de la Comunidad de Madrid, de Castilla la Mancha o de las Islas Canarias. ¡Inspiración no me iba a faltar! 

Mi intención era buscar postres típicos de las tres comunidades y después elegir una receta pero empecé por las Islas Canarias y ahí me quedé. Había visto un par de recetas (que también me ponían ojitos) cuando llegué a este que llevaba en mis pendientes un montón de tiempo pero casi había caído en el olvido, revisé la lista de ingredientes y lo tenía casi todo en casa (y lo que no lo podía sustituir por algunas cosas que sí tenía) así que decidí que era casi una señal del universo para hacerlo de una vez por todas ¡y ahora me arrepiento de no haberlo hecho antes! 


El Principe Alberto es un postre relativamente reciente que ha ganado mucha popularidad en todo el archipiélago entrando a formar parte de su lista de postres típicos. Su autora es Matilde Arroyo Felipe, una pastelera hecha a sí misma cuando en plena posguerra se vio con un marido emigrado de manera repentina a Venezuela del que nunca más supo nada y dos hijas a su cargo.


Para sacar a sus dos hijas adelante se puso a hacer lo que mejor se le daba, repostería casera, que vendía entre los vecinos del barrio casa a casa y los familiares. Con el boca a boca Matilde fue ganando popularidad y con el paso del tiempo los restaurantes de la isla comenzaron a hacerle encargos. Después llegaron encargos de otras islas y tras mucho esfuerzo y trabajo acabó abriendo con sus hijas una empresa de repostería que aún sigue en funcionamiento a pesar de que Matilde falleció en 2014.

No cabe duda de que el nombre del postre que os traigo es bien curioso (y ojito al buscar por internet que os podéis llevar alguna sorpresita si buscáis sólo "principe Alberto"). Y sí, tiene su historia. Parece ser que este postre lo elaboró Matilde coincidiendo con una visita del heredero de los Grimaldi a la isla. Cuando le preguntaron a la mujer por el nombre del postre tuvo la ocurrencia de decir que se llamaba Príncipe Alberto porque estaba tan bueno como el susodicho.

Para gustos los colores pero si me dáis a elegir yo me quedo con el postre y dejo de buena gana al príncipe que ahora no encuentro por dónde cogerlo y si os soy sincera tampoco me resulta "apetecible" con veinte o treina años menos.

Antes de meterme en la cocina estuve mirando varias recetas y en un principio parecían todas iguales hasta que tiré de la cocina de mi amiga canaria Nuria del blog Cuaderno de recetas  y encontré un par de diferencias que me hicieron dudar y ponerme en contacto con ella. Mientras me contestaba seguí con mi investigación y comprobé que había más blogs de recetas típicas Canarias que lo preparaban más o menos como ella y utilizando los mismos ingredientes.

En muchas recetas ponen una nata vegetal muy popular en el archipiélago (aunque muy complicada de encontrar en la Península, que ya lo miré) pero a mí no me cuadraba como ingrediente "popular" y de los que se encontraban hace treinta o cuarenta años en todas las casas.


El otro detalle era disponer los bizcochos en capas y cubrirlos con capas de crema, que más me recordaba a un tiramisú que a cualquier otro postre.

Sin entrar en purismos Nuria me comentó que había anotado la receta  del postre durante una entrevista que le hicieron a las hijas de Matilde en la televisión canaria y a mi me convenció lo que vi en su blog. No dudo que con la nata Ello Ermol esté bueno,(igual es un añadido que se ha hecho con el paso de los años) o con los bizcochos hechos capas, e igual en alguna ocasión vez me animo y lo hago así, pero me gusta tirar de la receta más original posible y por eso lo he hecho siguiendo su receta al pie de la letra.


Bueno, no exactamente porque como os he adelantado he cambiado algún ingrediente para dar salida a lo que tenía en casa. En lugar de bizcochos de mantequilla (Nuria me recomendó utilizar sobaos) he usado bizcochos de huevo, como los que se utilizan para el tiramisú o las charlotas que llevaban rodando ni me acuerdo en el armario.
 
Además he usado crocanti de almendra en lugar de avellanas y almendras picadas y tostadas porque tenía una bolsita desde navidad y no sabía muy bien cómo darle salida así que me pareció la ocasión perfecta. Y he aumentado ligeramente la cantidad de chocolate para poner toda la tableta y que no quedara un poquito porque corría el riesgo de acabar con él a bocado limpio.



Creo que estas son todas las licencias que me he permitido, además de reducir un poquito la cantidad de azúcar porque yo al café nunca le pongo así que esa la he suprimido.

Mi consejo es que uséis un buen chocolate y un buen café y el éxito estará asegurado. De hecho yo preparé dos tacitas de Ristretto con mi Nespresso y para la próxima vez haré al menos una más aunque os adelanto que la combinación me ha parecido impresionante porque se nota el toque del café pero muy sutil. Casi me da vergüenza reconocer que yo sola acabé con uno de los boles que veis de una sentada y sin esfuerzo alguno. ¡Y os aseguro que ahí cabe una buena cantidad! 


El Príncipe Alberto es un postre difícil de explicar. Imaginaos que mezclamos la receta de la mousse de chocolate y la receta del tiramisú y además añadimos unos frutos secos ¡pues eso es este postre! Sin duda una bomba de calorías pero os aseguro que es tremendamente adictivo ¡no dejéis de prepararlo!

Recién salido del frigorífico es más denso que una mousse pero cuando lleva unos minutos es como si empezara a derretirse y a cada bocado te gusta más y más. Para mí ofrece un equilibrio perfecto entre chocolate y café ya que este último potencia al primero pero te deja un sabor sutil y delicado de café que lo hace tremendamente agradable.


Aproveché para estrenar unos boles de IKEA que alguna vez he usado para las fotos pero nada más y las raciones son grandes. Si usáis unos boles más pequeños (que os lo aconsejo encarecidamente de cara al verano) os saldrán de seis a ocho raciones. También lo podéis hacer en una fuente más grande y servir porciones, recién salido del frigorífico se presta muy bien a cortar raciones individuales.

Y si os preocupa el tema huevo crudo de cara al calor estival ¡tengo la solución! Nuria me contó que congelado está aún mejor, que lo saca media hora antes de comerlo y está para caerse de espaldas ¡no hay excusa para no hacerlo!


No te dejes influir por el paso a paso, que parece largo pero en realidad en menos de media hora tienes el postre preparado ¡ya verás que olorcito desprende! ¡no te vas a arrependir de hacerlo en casa! Y ahora hazte con una cuchara ¡y ataca sin piedad el bol que tengo reservado para ti!


Ingredientes:

* 65 gramos de mantequilla
* 200 gramos de bizcochos de huevo
* Una taza de café (bueno, intenso, con sabor... ¡lo vas a agradecer!)
* 4 huevos
* 60 gramos de azúcar blanca
* 125 gramos de crocanti de almendra

Elaboración.

1. Colocamos en un bol el chocolate troceado y la mantequilla y los derretimos. Puedes hacerlo en el microondas (cuidando que el chocolate no se queme) o al baño maría. Yo personalmente prefiero esto último aunque se tarde un poquito más. Reservamos y dejamos templar.

2. Preparamos el café y lo dejamos templar.

3. Mientras tanto partimos los huevos y separamos las claras de las yemas.

4. Los ponemos en sendos boles junto con 30 gramos de azúcar. 

5. Montamos las claras a punto de nieve y reservamos.

6. A continuación batimos las yemas con el azúcar hasta que adquiera la consistencia de crema y un color blanquecino.

7. Una vez templado el chocolate con la mantequilla lo añadimos a las yemas poco a poco a la vez que vamos mezclando con ayuda de una varilla manual.

8. Incorporamos las claras montadas en dos o tres veces con movimientos envolventes para evitar que se bajen.

9. Añadimos el crocanti de almendra reservando aproximadamente unos 25-30 gramos. Volvemos a mezclar con movimientos envolventes y reservamos.

10. Vertemos el café, que deberá estar frío o casi, en un bol o una fuente y vamos mojando ligeramente los bizcochos en él. Deben quedar humedecidos pero no mojados ni mucho menos chorreantes de café. Los cortamos en trocitos y reservamos.

11. Cuando tengamos todos los bizcochos los añadimos a la mezcla de café y chocolate y los repartimos con movimientos envolventes procurando que queden muy bien repartidos.

12. Repartimos la mezcla en boles , alisamos la superficie y espolvoreamos con almendra. 

13. Tapamos y metemos en el frigorífico hasta el momento de servir.

https://sites.google.com/site/dulcessecretosdecuca/principe-alberto-postre-tipico-de-la-palma-canarias

Como la receta lleva huevo crudo mi consejo es que la consumas como mucho en un plazo de 72 horas tras prepararla, especialmente si comienza a hacer calor, y por supuesto que utilices huevos frescos ¡nada de utilizar antiguos si no se van a cocinar!

Y ante la duda sigue el consejo de Nuria ¡y congela el postre! Yo esta vez no lo he hecho pero queda en mis pendientes y así tengo excusa para repetirlo este verano. De paso aprovecho para dar de nuevo las gracias a Nuria por su ayuda y espero que le guste mi versión de su receta a pesar de las licencias que me he permitido.


No olvides visitar el recopilatorio de La cocina Typical Spahish de este mes pinchando en este enlace ¡que seguro te llevas más de una idea!  Mi receta esta vez ha ido para las #IslasAfortunadas pero quedan pendientes las otras dos comunidades ¡estoy deseando ver qué han hecho mis compañeras de reto!

https://lacocinats.blogspot.com/2018/05/Canarias-Madrid-CastillalaMancha.html

La pequeña Lara pasó el virus de la gastroenteritis del que os hablaba la semana pasada rápidamente. En 24 horas nueva. De hecho pasamos de la diarrea al estreñimiento en un abrir y cerrar de ojos y os aseguro que con este último se pasa francamente mal.

El día de la madre fue muy divertido. En realidad el viernes tarde. Cuando llegué a casa de mi madre a recogerla (porque desde que cierra la guardería hasta que yo salgo de trabajar hay tres horas de diferencia y se queda con la abuela) estaba allí el regalo que habían hecho en la guardería. Para el que no lo haya visto en Instragram os cuento que era un bolso de goma eva naranja con una tarjeta en su interior.

Ella estaba empeñada en que el "forso" era suyo. Por mucho que mi madre quería razonar con ella que lo había hecho en el cole para mamá al final ella decía que el "forso es de Lara" y no lo soltaba. Así hasta que se quedó dormida que se lo pude quitar y guardarlo.

Es como tener un bolso de los caros, que lo tienes escondido en el armario por miedo a que te lo roben o se estropee... ¿o no?

Se ha soltado a hablar de la noche a la mañana y lo casca todo (menos lo que no queire contar, por supuesto) y para comer sigue tan mala como siempre. He conseguido que de vez en cuando se coma unas lonchas de pechuga de pollo, pavo o jamón de york (dos o tres, que nadie se crea que se pone ciega) para cenar. Incluso la semana pasada conseguí que comiera un filete de pollo a la plancha. Bueno no tiremos las campanas al vuelo que hice dos filetes de pechuga y después de cenar tres días quedaba uno y medio ¿eh?

Pero para mí ya es un avance y espero que poco a poco vaya comiendo cosas sin triturar porque hemos llegado a un punto muerto en el que no quiere puré para la cena pero tampoco quiere comer otra cosa y es un poco frustrante.

Me despido de vosotros hasta la próxima semana y os deseo un feliz y dulce fin de semana ¡Nos leemos en nada!

Manos a la masa y ¡bon appétit!

56 comentarios:

  1. Si me das a elegir, a mi también me gusta más el postre que el príncipe. Es para tomar una ración pequeña porque llena lo suyo, pero no debemos privarnos de algo que debe estar rico, rico. Me hacen gracia los excedentes de todo que siempre tienes por la despensa, yo creo que los compras a propósito para después montarte estas recetas personalizadas, tu creatividad es maravillosa poniendo y quitando ingredientes de aquí y de allá. Esa es la cocina casera que nos gusta a algunas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Pues mira que sí conocía este postre. A mi, la verdad, el susodicho príncipe siempre me ha parecido asexual, así que qué quieres que te diga, me quedo con el postre. Aunque eso sí, pera compartir entre veinte por lo menos, ;D
    Tiene que ser una auténtica delicia, y me lo llevo para cuando vienen a casa ciento y la madre.
    Lo de la princesa, paciencia. Poquito a poco se tiene que comer las pechugas de dos en dos. Yo era mala comedora y ahora me tengo que poner una mordaza.
    Un beso muy muy grande.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola Cuca!! Te aseguro que yo también me quedo con el postre antes que con el susodicho príncipe, incluso veinte años atrás. Y ya sé que no hay que fijarse por las apariencias, que lo importante es el interior, pero una persona que tiene no sé cuantos hijos repartidos por ahí, creo que buena, lo que se dice buena persona, no tiene que ser. Vamos, lo dicho, que me quedo con el postre.
    Pues sólo conocía este postre por Nuria, antes no había oído hablar de él, así que creo que has elegido una buena receta, pues las recetas de Nuria son muy fiables. Yo he hecho dos de ella, una mermelada de chocolate y plátano y los champiñones en vinagre y te aseguro que fueron todo un éxito. De hecho los champiñones en vinagre, los hice muchísimas veces el verano pasado, incluso un día que tuve invitados y no dejaron ni uno.
    Pero tú le has sabido dar tu toque, sobre todo, reciclando lo que tenías por casa, como es tu buena costumbre, con ese crocanti, los bizcochos de huevo, o aumentar la dosis de chocolate. Y bueno, lo de que no sepa mucho a café, para mi mejor, porque cuando sabe mucho a mi no me gusta, es lo que me suele pasar con el tiramisú, no me gusta nada, y no sólo por el café, el licor y el mascarpone, tampoco son de mis favoritos. Así que por ahora, me quedo con tu príncipe Alberto, que con esa textura tipo mousse y sutilmente sabor a tiramisú, me parece interesante.
    Qué graciosa tiene que estar Lara cascando todo aquello que le apetece, también tiene derecho a guardarse lo que quiera, ja, ja. Y el bolsito, pues como lo hizo ella, siempre pensaría que al final iba a ser para ella, además, seguro que es más de su tamaño. Pero entiendo que tú lo quieras guardar, seguro que cuando Lara sea más mayor y le enseñes los trabajos que hacía cuando era tan pequeña le va a encantar. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Uy que casualidad! pues esa mousse que tu preparas para este postre es la que yo hago para la clásica tarta de galletas, es cierto que coge una consistencia espectacular y está muy rica, como bien digo, yo uso galletas y las baño en café, pero básicamente es lo mismo, asi que no me cabe la menor duda de lo rico , riquísimo que está, para chuparse los dedos! buena idea lo de congelar y sacar un ratito antes.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  5. Es una de las opciones que barajé viajando a Canarias pero como no soy muy dulcera me decanté por lo salado, no tengo remedio jejejejeje Aunque me apunto la receta porque me ha picado la curiosidad! Muy buena aportacion!

    ResponderEliminar
  6. Ñoooss!! Qué entrada tan completita, con cuanta interesante explicación y qué receta tan rica !! Saludos canarios!

    ResponderEliminar
  7. Hola Cuca!!
    Me ha sorprendido tu participación, ya que te veo poco en estas cosas, pero si todo te encajaba como anillo al dedo pues muy bien que hayas aprovechado.
    Yo llevo mucho tiempo sin participar, bueno desde que me dio el bajón de no querer seguir con el Blog, que gracias a ti por tus ánimos me puse de nuevo en ello. Pero en participaciones aún no me llega ese ánimo, y mira que este reto me encanta. Eso de buscar recetas típicas es muy chulo y aprendes mucho.

    Tu propuesta no la conocía y menos por el nombre.
    Debe de ser todo un peligro con ese chocolate jeje

    Un beso y me alegro que Lara ya esté mejor.

    ResponderEliminar
  8. Jaja! Cuando leí el título de tu receta de inmediato pensé en el Prince Albert de Monaco pero luego ví lo de Gran Canaria y pensé que era imposible que te referías a él y al final veo que sí jaja!! La pobre Matilde no sé dónde metió su buen gusto para los hombres porque de guapo no tiene mucho jaja! Y en Francia que lo vemos bastante más a menudo que aquí he podido apreciar que nunca lo ha sido, con perdón... Menos mal que tenía mejor gusto para la repostería porque el postre que le dedicó a este hombre sí que tiene buenísima pinta! Estos ingredientes, el chocolate con el café hacen que salga un postre irresistible y con el crocanti de encima yo ya no respondo jaja!
    Ya vi el forso por Insta, super bonito, un recuerdo muy chulo, no me extraña que se lo quería quedar tu nena jeje! Un besito para las 2!

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Cuca! Ya me había extrañado que no hubiese publicación a las 8 y media cuando vine... cuando he leído tu comentario en el blog he venido corriendo. .. pues si que seguimos con esa telepatía repostera... es cierto que sobre todo en los retos lo hacíamos. .. y mira por donde despues de mucho tiempo sin participar en uno... lo haces y volvemos a coincidir jajaa.. Pues que te voy a decir del postre... que me gusta más que el príncipe ya lo sabes jajaaa. .. es una ricura... no apta para la operación bikini.. pero bueno... luego lo quemaremos aunque sea haciendo otro postre en la cocina jajaaa. .. Un beso corazón y otro para Lara... que tiene mucho arte!

    ResponderEliminar
  10. Ja,ja,ja, si fuera por nosotras el príncipe Alberto estaría soltero, me quedo con el postre sin pensarlo, que tiene una pinta pa morirse.
    Vaya mérito la Sra Matilde, una luchadora de las de antes.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
  11. El postre una delicia, el principe es un horror ahora y antes jajajaja, asi que me quedo el postre que seguro que no defrauda, un beso guapa

    ResponderEliminar
  12. Lo primero que me ha encantado es el nombre!!!!! que regio.... y la verdad es que se ve delicioso..... nota tomada porque me ha dado antojo

    ResponderEliminar
  13. Madre mía con el príncipe Alberto,tiene una pintaza mucho mas apetecible que el principe original jajajaja...tomo nota Cuquina linda
    muaksss

    ResponderEliminar
  14. Gran trabajo Cuca!!!! Una gran historia tiene detrás este postre, que sin fuda debe de estar delicioso, me recuerda un poco al tiramisú que es de mis dulces favoritos, así que toda una tentación .
    Un besito a la princesa de la casa y un cariñoso abrazo para tí ;)

    ResponderEliminar
  15. Madre mía Cuca!!, pues no imaginaba que este rico postre hiciera referencia al príncipe Alberto, vamos al de Mónaco. ¡Qué pena, ¿no? jijiji. Por si acaso, no buscaré en google este postre..., no sea que me lleve un susto jijiji ¡ME PAR-TO!.
    Bueno desde luego tiene una 'pintaza', desde luego que tengo curiosidad por probarlo. Si te lo ha aconsejado Nuria, el éxito está asegurado, siempre hace unas recetas maravillosas.
    Me encanta la combinación de ingredientes, y si encima lo puedes hacer con antelación y congelar ¡la bomba!, y no me refiero a la bomba de calorías..., ains...
    El bolso de Lara, moniiiiiísimo. ¡Qué cosita!, para comérsela. Claro, ella no entiende que el bolso taaaan bonito que elaboró, no es para ella..., pobreee.
    No te preocupes por la comida, seguro que poco a poco irá comiendo mejor, ya verás.
    Disfruta mucho de esta edad, que ya sabes que el tiempo pasa volando.
    El postre me ha encantado.
    Un besito y feliz tarde.
    Sil

    ResponderEliminar
  16. Hola Cuca. Fíjate que yo no tengo la receta en el blog, porque no he dado con la auténtica que probé hace bastantes años, hecha por una amiga palmera que falleció y no se me ocurrió pedirle la receta, snifff. También tuve la oportunidad de tomar varias veces el que hacía la señora Matilde, porque tengo un compañero de trabajo de La Palma y me lo traía.
    Te adelanto que el que yo he probado tanto de mi amiga como de Matilde no lleva bizcochos en capas, es como el que tu has hecho, una mousse con tropezones. La nata Ermol es una nata vegetal súper densa, cuesta un poco mezclarla con el resto de ingredientes y lo único que te va a cambiar es la textura, así que no te preocupes, seguro que te quedó de lujo y sobre todo porque has podido dar salida a lo que tenías en casa, muy bien hecho.
    Me voy a ver la receta de Nuria, porque se me ha antojado.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  17. No conocía éste postre ni la historia,seguro que está muy rico,
    besos

    ResponderEliminar
  18. Que rico tu postre Cuca! No lo conocia pero me encantaria probarlo! Animo con Lara, que bueno que ya paso el virus, asi es esto, ni hablar. Que lindo debes haber disfrutado viendo tu regalo del dia de las madres... bueno cuando lo pudiste rescatar. Son las cosas que se atesoran y se guardan siempre en el corazon. De este lado del charco, se celebra el dia de las madres hoy y el domingo en Estados Unidos. Espero que siga mejor Lara y que lo hayas pasado hermoso!
    Bs

    ResponderEliminar
  19. Delicioso, Cuca!! Has hecho bien en seguir las indicaciones de nuestra querida Nuria, tiene unas manos y un conocimiento de masas y postres que sigo alucinando después de tantos años de seguirla, eso sin contar el cariño que le tengo a esa Canaria, una gran amiga y una bellísima persona.
    Bueno, vamos a hablar del postre, yo a tu príncipe de chocolate me lo comía de arriba a abajo, nada que ver con el estirado ese, que por otra parte le tengo bastante manía porque nos fastidió las Olimpiadas sin mover una pestaña, el tío.
    Me gusta mucho la opción de congelarlo, de hecho creo que es lo que haré un día de éstos, así mato dos pájaros de un tiro, los problemas con el huevo y el tiempo que ganas al tener un postre maravilloso en el congelador perfecto para sacarlo cualquier día. Vamos, que me encanta!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  20. Cuca recordaba al Príncipe de Nuria, la verdad es que la historia es curiosa, y más que evidente que la tal Matilda o era más cegata que Rompetechos o de otro modo no tiene explicación posible, porque guapo, guapo, lo que se dice guapo ¡no!, jajaja.
    Pero bueno que tu Alberto tienen una pinta alucinante, que seguro a los chocoadictos les volverá locos.
    Lo que yo me "comería" sería a tu peque, con esa media lengüita tiene que ser la mar de gracioso oírla hablar, en mi casa sería un no parar porque cuando todas mis niñas eran chicas no parábamos de tirarles de la lengua para que nos contaran mil veces lo mismo hasta cansarlas, ¡y lo que nos reíamos! Jajajaja. Si es que está en la mejor edad para disfrutarlas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  21. Cuca, hace mucho, ya ni me acuerdo donde... vi este postre y me llamó mucho la atención, aunque después, como lo guardé en pendientes, se me olvidó por completo. Y hoy, al leerte, me he ido acordando que la historia de este rico postre ya la había leído por ahí alguna vez. Desde luego que viniendo de Nuria, seguro que está buenísimo, y no importa que tú te hayas tomado alguna que otra licencia... para aprovechar lo que tenías en casa, lo importante es que la esencia la tiene.
    Sinceramente, me han entrado unas ganas tremendas de hacerlo, pues si dices que se parece algo parecido a un tiramisú y una mousse, pues es mi postre ideal. Amo el tiramisú, es mi postre favorito y hace siglos que no como... mira por donde, podría hacer esta versión y sacarme las ganas, eh? Te mando un beso grande para ti y tu princesita y espero que paséis una buena semana.

    ResponderEliminar
  22. Hola Cuca. Todos estos retos nos demuestran la gran variedad gastronómica que hay en este país en el que nos ha tocado vivir. En cada rincón de nuestra geografía te encuentras con unos platos que son una verdadera joya.
    Y creo que tu has encontrado uno que ha servido para darlo a conocer a muchísima más gente.
    Sin duda alguna yo también prefiero este postre que no a ese elemento aunque lleve el título de príncipe. El hábito no hace al monje jj.
    Un postre que leyendo como lo has preparado no tengo la menor duda de que tiene que saber a gloria así que no es de extrañar que no hiciera falta guardarlo en el frigorífico ya que no iba a pasar mucho tiempo para dar buena cuenta de él.
    Debe estar exquisito.
    Me ha encantado ver el regalo que te hizo Lara por el día de la madre. Se ve que ya apunta maneras y que sabe lo que le gusta a su madre jj. Seguro que cuando lo viste se te caería la baba jj. Natural.
    Me alegro mucho de que Lara ya haya superado esos problemas gastrointestinales que tuvo. ahora solo falta que recupere la total normalidad.
    Tengo un sobrino que de pequeño comía igual de mal que Lara. Le costaba dios y ayuda a mi cuñada que comiera y ahora come como una lima así que tranquila que todos se supera jj.
    Que disfrutes del fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Me gusta mucho!! mucho más que el principe Alberto!!jaja, muy buena elección!! Bs.

    ResponderEliminar
  24. Cuca yo prefiero el postre al principe , me alegro que el virus pasara pronto , besitos

    ResponderEliminar
  25. Jajaja!!! Cuca, el Príncipe Alberto de ahora no vale na. El postre mucho mejor, jajaja!!! Me lo apunto porque tiene una pinta espléndida. Besitos, guapísima!

    ResponderEliminar
  26. que rico postre canario y que bonita historia, me encanta!!! un besote

    ResponderEliminar
  27. Qué postre tan delicioso. Nunca lo he probado ni lo he preparado pero tomo nota porque tiene una pinta estupenda...Besos

    ResponderEliminar
  28. Me has hecho la boca agua con este postre. Justo este verano me iré a las islas de viaje así que no me lo perderé por nada. Saludos :)

    ResponderEliminar
  29. Hola Cuca. No conozco este postre aunque quizás lo tenga entre los muchos libros de cocina que mi hija Lydia (profesora en Las Palmas) me trae.
    De vez en cuando hago Frangollo, Quesillo o Truchas porque uno de mis yernos es de Tenerife y le encantan los dulces.
    Me alegro que Lara esté bien y por supuesto ese bolso es una reliquia.
    Besos para las dos, Carmina.

    ResponderEliminar
  30. Hola Cuca!
    Que delicia de postre, nunca antes lo había visto y la verdad, me parece una mezcla estupenda!
    Me alegro que Lara este mejor, por suerte, son muy fuertes y enseguida se recuperan!
    Yo tengo en cajas todos (bueno todos, no😅), que me ha hecho Berta y las manualidades que ha hecho en la guardería y las que ha hecho conmigo. Y ahora tengo que hacer más cajas con lo de Martina. Me ocupa espacio, pero quise guardar los recuerdos de la guardería . Ahora con el colegio, es diferente , porque cada día te salen con algo y claro, al final salir nosotros de casa para guardar todo 😂.
    Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  31. Curiosa la receta, y también el nombre. Un mousse de chocolate, con café y esa textura, acabado en crocanti... sería mi perdición, totalmente :)

    ResponderEliminar
  32. Riquísimo Cuca!!! No conocíamos esta receta, es lo bueno de estos retos que se descubren recetas nuevas y fantásticas! Habrá que probarla :) Besitos!

    ResponderEliminar
  33. Cuca, yo no lo conocía y está claro que se inspiró en el tiramisú, la diferencia es poca aunque esté con la ganache de chocolate debe ser una gozada y calorías para subir al Teide andandito.
    Pobre señora, vaya pena. Eso de no elegir bien es todo un problemón y encima las deja solas y él tan ricamente a “por tabaco”.
    Con respecto al nombre del postre la verdad es que no es muy original, será porque no me gusta el de Mónaco, pensé que era por el otro príncipe Alberto, el fantástico marido de la reina Victoria. Muy atrás me fui.
    Bueno, te ha quedado muy rico y rotanti con almendras como con avellanas o pistachos estaría igual de rico. Tus boles grandes son de esos que sí te gusta el postre lo llenas hasta la mitad y parece menos... por aquello de engañarnos un poco y comérselo sin remordimiento ninguno.
    Las recetas de Nuria están todas buenos y son de fiar, no como otros blogs de “relumbrón” y que después de hacer una receta te acuerdas de toda su familia y parentela... “pa matarse” de mala o de mal explicado. Vamos, que en ese blog nunca hicieron esa receta ahí contada.
    De Lara, qué te voy a decir, con ese “forso” naranja, color encima a la última, hazle otro a ella que verás lo que va a jugar. Ya sabes que suelen jugar con las cajas más que con lo que hay dentro. Recuerdo un día de Reyes y mis hermanos llevàndose uno al otro con la caja de cartón y una cuerda y venga tirar y el que iba dentro encantado de la vida y el otro deseando llegar y cambiar el puesto para meterse dentro. Todavía me acuerdo de las cosas que decía mi madre... ja ja ja
    Muchos besos, preciosa. Feliz finde y creo que con buen tiempo (de momento). Achuchones a la del “forso”

    ResponderEliminar
  34. Madre mía Cuca, leí ayer la receta y se me hacía la boca agua, aunque no me dio tiempo a comentarte. Pero me gustó tanto, que he tenido que volver. No tenía ni idea de la existencia de este postre, pero creeme, ya sea en La Palma, o aquí en Huelva, eso tengo que probarlo, si o si.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  35. Que rico!! Tengo ganas de probarlo porque he oido maravillas de este plato. te ha quedado sensacional Cuca. Besos!

    ResponderEliminar
  36. Un postre delicioso que conozco bien pues es de la isla donde nació mi madre, en La Palma he comido muchos, está delicioso aunque no es para hacer dieta, jajaja.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  37. Cuca, qué historia la de esa señora y cuántos dulces famosos preparó en su vida! Por supuesto que me enganchó la historia del marido en Venezuela, mira qué habrá pasado con el hombre...
    Total que me he ido a ver la receta de Nuria también y me recuerda un poco la marquesa de chocolate que hacemos allá, hay algunas diferencias, pero en cuanto lo vi, fue lo que se vino a mi mente.
    Que el postre tenga en nombre del príncipe, pues que le vamos a hacer, que esté bueno como él, lo dudo, porque él nunca lo ha sido, es un bueno para nada ese hombre, jaja!! Y ahora sin pelo, pues peor...jaja!!
    Espero que Lara deje todo esos virus de una buena vez, la pobre no sale de una!! :(
    Besitos para las dos y gracias por compartir este postre desconocido para mi.

    ResponderEliminar
  38. Cuca anoche comencé a leerte y me quede con el móvil dormida soñando von este postre. Me quedo con el postre que para mi es un poco una versión prima lejana de tiramisu sin la crema de mascarpone, pero mejorada en el sentido de combinar dos sabores que van muy bien el chocolate con café. Me gusta mucho este postre, y si lleva más o menos pasos pues muchas veces delicias como estás llevan su proceso y lo valen a la hora de rendirlo al maximo en tiempo de disfrute ( acá me pasa que si encuentro un postre delicioso, cada bocado será pequeño, duradero en boca, dejo que se derrita e intento disfrutarlo al máximo. De esos placeres efímeros que me encantan.)
    Lo de los huevos el consejo de Nuria es perfecto, también se pueden comprar yemas y claras pasteurizadas. Con reducción de dulce me lo apunto aún más. Al igual que tu, me devoraría uno de esos tazones y el otro tendrían que esconderlo ;)
    De Lara me alegra que esté mejor, el regalo de día de madre me pareció precioso, lo de las comidas me recuerda un poco lo que mi madre sufría con mi hermana, era un lío... pero creo que con el tiempo aprenden a disfrutar de nuevos alimentos, creo que es cuestión de paciencia.
    Te mando un abrazo y gracias por tus mensajes, ahora estamos en un punto de espera... ya veremos que sucede.
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  39. Un postre genial. Me lo quedo porque me parece una delicia. Se parece un poco, así, a lo lejos, al tiramisú. Aunque este tuyo con chocolate. Una delicia.
    Tu historia me ha gustado mucho y he disfrutado leyéndote. Muchas gracias, Cuca. Muy buen reto.

    ResponderEliminar
  40. Me ha parecido muy interesarte la historia de este pastel, desconocía la existencia de esta repostera tan conocida en Canarias. Desde luego este principe Alberto es una autentica delicia, llenito de calorías, pero riquísim. Como digo yo, si tengo que engordar que sea de calorías de buena calidad, deliciosas y ricas. Un pastel digno de enmarcarlo. besos.

    ResponderEliminar
  41. Me encanta que termines tu receta con Lara..parece que a esta niña la hemos gestado entre todas...jeje....es la niña de la blogosfera....el postre pues que me ha dado hambre.....Lara está preciosa, de comerle.
    Un beso reina
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  42. Hola! no conocía este postre, que bien que nos lo enseñes :) Tiene muy buena pinta y desde luego con el chocolate ya te digo que me gusta sin haberlo probado, Un beso y feliz semana :)

    ResponderEliminar
  43. Yo también me quedo con el postre jajaja, sin dudarlo!!
    Hay que darle una medalla a esa gran mujer que hizo lo que sabia para sacar a sus hijas a delante y mira al final le fue genial para abrir su negocio.
    Tu versión aprovechando lo que hay en casa, me parece genial ya lo sabes!! ahora mismo tengo yo un bizcocho en el horno aprovechando unas cremas catalanas que tenia por la nevera, haber como quedan, ay que ver que apañadas somos las dos jeje.
    Has preparado un postre delicioso aunque no lo conocía seguro que me encanta, porque yo soy cafetera, me gusta mucho el café.
    Me alegro mucho de que esas gastroenteritis se fura pronto.
    Besos para ti y para Lara.

    ResponderEliminar
  44. Jaja , muy bueno Cuca , yo también prefiero el postre ya que el susodicho no ha estado bueno ni en sus mejores épocas ,no conocia el postre pero con esos ingredientes seguro que es una delicia
    besitos

    ResponderEliminar
  45. Se ve perfecto este dulce típico.
    Nada que te vas a tener que inventar un dulce el nombre ya le tienes "el forso de Lara" venga Cuca a pensar jjjjjjjjjjjjj
    Un saludito

    ResponderEliminar
  46. Pues puestas a elegir yo tambien me quedo con el postre y no con el principe aunque tuviese 20 años menos jajaja vamos que si es por nosotras se queda soltero ,vamos que cualquiera que me lea pensara que soy mis universo jajaja pero oye para gustos se han echo los colores o algo asi se suele decir , enfin que no me hagas mucho caso estos dias no estoy muy centrada y digo muchas tonterias jajaja.
    Me alegra que Lara este bien y el bolso lo vi en Instagram es una cucada no me extraña que lo tengas guardado en la caja fuerte del armario ,esos regalos no tienen precio yo tambien tengo guardados los que hizo mi hijo .
    Del postre que decirte si no lo he comido nunca pero si he visto la receta tanto a Nuria como en otros blogs y esta en mi carpeta de pendientes desde no se cuando.
    Te ha quedado de relujo y no dudo lo mas minimo que con los cambios que le has echo este de muerte relentisima.
    Bicos mil y feliz inicio de semana wapa.

    ResponderEliminar
  47. Qué curioso el nombre de este postre pero con lo que lleva y con tus licencias, sólo puede saber a gloria :o) Curiosa historia que de la de su creación!
    Ainsss los peques... todavía no sé que hará Polyanna este año para el día de la madre porque aquí no se celebra el mismo día... tendremos que esperar 15 días más ! A ver si le da ideas a su padre jeje
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  48. ¡Buenos días Cuca! Hoy necesitamos coger fuerzas y aquí estamos para llevarnos un carro bien cargado de cuencos de este postre de La Palma. .. tan chocolateado y rico, como nos gusta a nosotras. .. nos encanta! Un beso

    ResponderEliminar
  49. Creo que cualquier Grimaldi haría la ola ante semejante postre, que como bien dices recuerda mucho a un tiramisú mezclado con un puddin y coronado con un toque crunch. todos los consejos que da Nuria son sabios y no ofrecen duda alguna, elegiste buena maestra para que te ayudara, no cabe duda. Me alegra saber cosas pequeñas y cosas tan grandes de Lara. Millones de besos.

    ResponderEliminar
  50. Estoy contigo, mucho mejor que el príncipe, que me parece un pan sin sal y este postre tiene pinta de ser de saltarse la boina. Un besote.

    ResponderEliminar
  51. Cuca , que suerte tiene el príncipe que le pusieron su nombre a un postre tan rico y mire que el es un poco repelente jajaja
    besinos

    ResponderEliminar
  52. Hola Cuca, que delicia de postre, no lo conocía, y tambien prefiero el postre que el príncipe jajaj.
    El postre me lo llevo, a pendientes, a ver cuando puedo hacerlo, me perece riquísimo.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  53. Ya lo creo que tiene que estar de vicio!!!! creo que lo voy a hacer y lo voy a congelar como veo que te dice Nuria y me caeré de espaldas seguro jajaja. Ahora prepárate para escuchar a Lara las 24 horas hasta cuando duerme jajaja. Chica lo de la gastroenteritis aquí también hay virus que está siendo increíble todos los niños de mi colegio malos así que me alegro que ya lo haya pasado la pobre. Por cierto este postre debería llamarse Brad Pitt o algo así porque tienes razón que el Albertito nunca ha sido una belleza jajaja. Un beso muy fuerte para ti y otro para la pequeña habladora Lara!!!:)

    ResponderEliminar
  54. Conocía de nombre el postre, pero sin embargo no sabía cómo se hacía, quien lo había inventado, y para nada, sospechaba que procedía de nuestras queridas Canarias.
    Yo, recuerdo al príncipe Alberto como un niño guapo y un adolescente con empaque, muy lejos de "la belleza" de los ingleses, que éstos sí que no eran muy agraciados, jjj. Lo que ha ocurrido es que se ha hecho aborrecer por sus actitudes personales y por sus intervenciones malintencionadas con España, y como es normal hoy día "con algunos años" más encima ¡la edad que es muy mala! jjj.
    Así que puedo comprender que a nuestra repostera canaria le llegase a gustar el niño-muchacho y quisiera dejar una impronta en este delicioso postre.
    No lo he probado, pero no descarto hacerlo porque debe estar bien rico.
    Vi el bolsito en instagram y supuse enseguida que era el regalo que te tenía preparado. Lara no ha entendido que es para ti, además le debe gustar mucho, comprendo que se lo quiera quedar, jjj. Me alegra que esté mejorcita. La comida poquito a poco. Muchos besos guapísimas.

    ResponderEliminar
  55. Ni mis queridas Monedas antiguas estarían mas ricas que ese manjar que nos presentas !! jaja te llevo siguiendo un tiempo y me parece genial la labor que hacer, sigue así con tu blog, muchos éxitos !

    ResponderEliminar
  56. desde luego que lo tengo que hacer, chocolatem café y crocanti... esto tiene que ser pecado y si yo tambien me quedo con el postre que no se que vio esta señora en el principe que ni a los 20 podía superar este postre, perfecta elección y bien venida al reto de nuevo, ya tienes listo el proximo destino... besos

    ResponderEliminar

Gracias.
Por llegar por primera vez, por regresar tras un largo tiempo, por venir cada semana.
Gracias.
Por leer hasta el final y por las palabras que me dejas o te guardas para ti.
Gracias.
Por formar parte de esta aventura.