jueves, 19 de julio de 2018

Tarta Stracciatella.

Dice el refrán que lo importante no es cómo se empieza sino como se acaba.

Y yo creo (quiero creer) en la sabiduría de nuestro refranero popular.

El verano no ha comenzado muy bien. Y no sólo es el tema de la pereza de la que os hablaba la semana pasada que además veo que se ha instalado en la casa de más de una de nosotras.

Cuando leo o escucho que hay gente que espera ansiosa la llegada del buen tiempo, que le supone un chute de energía y bla bla bla yo alucino bastante. Para mí el verano sólo suponía descanso en mi época de estudiante. Me cuesta horrores seguir el mismo ritmo con el trabajo, la casa (que no se ensucia menos abriendo ventanas para que entre ese fresquito teórico que en realidad es mentira y estamos mejor bajo el aire acondicionado) el blog y la pequeña heredera.

La piscina supone un entretenimiento temporal y engañoso porque a la larga supone más agotamiento y más lavadoras a poner ¡seamos realistas! 

Y menos mal que el calor ha llegado tarde este año, porque en las últimas semanas muchos blogs están echando el cierre por vacaciones sin esperar siquiera al mes de agosto por puro agotamiento. Que lo entiendo, porque yo misma me lo he planteado, pero voy a continuar al pie del cañón hasta finales de julio y en agosto mis fogones virtuales permanecerán apagados que también se merecen un descanso.

Pero lo que peor llevo no es el calor. No. Desde la pasada semana arrastro un mosqueo importante provocado por las rebajas.

Lo confieso, soy consumista. Me gusta comprar y desde que Lara nació le he cogido tanto el gusto a hacerlo por Internet que es raro que vaya a las tiendas físicas. Os aseguro que es todo un peligro, pero también tiene sus ventajas, aunque de esto hablaremos otro día.

En fin, que la semana pasada estaba yo echando un vistazo a cierta web e hice un pedido. He comprado mil veces en esa marca. Conozco sus tallas, conozco mi cuerpo y no tengo dudas a la hora de pedir. Hasta ahora todo genial. Pues bien, teníais que haber visto mi cara cuando fui sacando las prendas del paquete. Todo talla S y todo GI GAN TE. En un principio pensé que a mí o a la persona que había preparado el pedido se nos había ido la olla y era todo talla L o XL. Tras repasar la factura y las etiquetas confirmo que no, que todo talla S. 

Venga, igual es que la vista me engaña, voy a probármelo... Muchísimo peor. La ropa me estaba tan grande que os aseguro que me la pongo el día que iba a dar a luz a Lara y aún me sobraba. Sin exagerar.

Me dio mucha rabia. No tanto por el hecho de tener que devolverlo que es un engorro esperar a que pasen a recoger el dichoso paquetito, sino porque el vestido me encantaba, lo había encontrado genial de precio y casi parecía un cura con él puesto.

Así que ahora me enfado con el mundo y no vuelvo a comprar en las rebajas porque paso de llevarme otro chasco de este tipo.

Para quitarme el mal sabor de boca preparé este postre. 

Tarta Stracciatella. Postre de verano sin horno. Cuca

Esta semana dejamos atrás los postres en vasitos que tanto juego nos han dado semanas atrás sin abandonar las recetas sin horno.

¿Quién no conoce la Stracciatella? Seguro que todos la conocimos de pequeños en forma de helado, y estoy segura de que muchos de vosotros habéis pedido sin pudor alguno un cucurucho o una tarrina de "nata-choc" porque al helado de stracciatella se le ha llamado así en los pueblos de toda la geografía española.

Tarta Stracciatella. Postre de verano sin horno. Cuca

Bien es cierto que la Stracciatella en Italia se puede referir a otras elaboraciones (una sopa o un queso) aunque creo que la mayoría siempre la hemos asociado a elaboraciones dulces como los helados o los yogures.

La tarta stracciatella la conocí cuando llegué a la blogosfera. No soy consciente de haberla comido antes y a pesar de la sencillez que tiene no me había animado nunca a hacerla. Es de esas recetas que siempre están a la espera pero que no te "obligas" a hacer pronto porque siempre surge otra.

Tarta Stracciatella. Postre de verano sin horno. Cuca

Además confieso que yo no soy muy amante de la stracciatella. En helado me gusta lo justito, o lo que es lo mismo, me lo como si tengo antojo de helado y no hay otro. Y en yogur no me desagrada pero tengo otras opciones que me gustan más.

Pues bien, precisamente fueron unos yogures los que propiciaron esta tarta. A Lara le gusta el yogur natural y le encanta el chocolate. Además la pobre se come el yogur natural sin azúcar, ácido y fuerte hasta decir basta, pero a ella le gusta y yo prefiero que no desarrolle el gusto por las cosas muy dulces (pero ahí tiene como ejemplo a su padre y al final acabará cayendo) así que le sigo dando los mismos.

Tarta Stracciatella. Postre de verano sin horno. Cuca

Estábamos un día haciendo la compra y vi los yogures griegos cremosos de stracciatella de ese supermercado que tanto me gusta y pensé que a Lara le iban a encantar porque casi nunca le doy chocolate porque es muy estreñida.

No podía estar más equivocada. Yo toda feliz después de batallar con ella para que se comiera el puré le abro el yogur y se lo pongo en la bandeja de la trona con la cucharilla y lo mira, me mira y me dice que el yogur tiene bichos.

Le explico muy serena que el yogur no tiene bichos, que son trocitos de chocolate. Parece que le conviene.

Tarta Stracciatella. Postre de verano sin horno. Cuca

Después de un rato batiendo el yogur con la cuchara (yo no sé cómo esta niña no es capaz de montar la comida con la de vueltas que le da con la cuchara en el plato) se lleva un poquito a la boca. Bien. Parece que le gusta.

No, espera. Lo escupe. Mi paciencia tremendamente al límite. A ver,  ¿qué le pasa al yogur?

Que tiene pedazos.

No hija, no son pedazos, el yogur tiene trocitos de chocolate. Está muy rico, come otro poquito. (Aquí el humo empezaba a salir ligeramente por la nariz)

Tarta Stracciatella. Postre de verano sin horno. Cuca

Tres cucharaditas después que había escupido invariablemente diciendo que el yogur tenía cosas (y con el humo saliéndome por la nariz y las orejas) le quité el yogur, le di uno natural sin azúcar, sin trozos, ni bichos, ni bolas, ni nada que pudiera atragantarla y abandoné para siempre la idea de que Lara comiera yogures de stracciatella a la vez que los cinco yogures restantes se iban quedado cada vez más al fondo en el frigorífico.

En una de mis reorganizaciones (una vez a la semana casi seguro) los vi a punto de caducar y me acordé de esta tarta que he acabado haciendo como a mí me ha dado la gana, sin nata montada que no me hace tampoco mucho tilín en los postres y sacando de los armarios lo que podía aprovechar.

Tarta Stracciatella. Postre de verano sin horno. Cuca

Con esta receta además de dar salida a los yogures he acabado con las reservas de galletas Oreo de mi cocina. Y sólo queda una caja de escamas de chocolate. Y casi acabo el bote de preparado para batido de vainilla que cierta persona echó un día al carro de la compra y nunca más se volvió a acordar de él, pero de esto tampoco voy a hablar hoy o se me acabará derritiendo la tarta por el calor.

La tarta está muy rica. A ver, con el montón de chocolate en trocitos que tiene, con esos yogures tan cremosos y la capita de crema de cacao ¡como para no estarlo! 

Me ha gustado el toque que le da la base de galletas Oreo, pero si no son de vuestro gusto ponéis unas galletas normales y tan contentos todos.

Tarta Stracciatella. Postre de verano sin horno. Cuca

Lo que menos me ha gustado (y es por pornerle peros) es la textura. Por miedo a que no cuajara bien le puse más hojas de gelatina de las que pensé cuando fui ideando la receta viendo lo que tenía en la cocina. No está tipo goma, pero me hubiera gustado más cremosa, así que yo le quitaría una y hasta dos láminas de gelatina. ¡Viva el riesgo! 

La cobertura de crema de cacao va genial, pero tiene un inconveniete ¡no es sencillo extender la crema de cacao sobre una tarta fría y que además escurre! Me las vi y las deseé para poder extenderla de una manera casi decente, aunque el look rústico me gusta bastante, la verdad.

Tarta Stracciatella. Postre de verano sin horno. Cuca

Y cuando la cortas la crema de cacao "ensucia" el corte de la tarta así que hay que ir limpiando el cuchillo en cada corte para que quede algo presentable, pero si no hay foto de por medio ¡corta sin miedo!

Y aunque me cuesta la vida hacer la foto a los postres con chocolate (esto me lo voy a mirar bien durante mi descanso porque me agobia y me frustra a partes iguales) han quedado unas fotos veraniegas y presentables que espero os inviten a tomaros un trozo conmigo antes de salir pitando a buscar la playa, la sombra o cualquier cosa que nos refresque. 

¿A quién le sirvo este primer trozo?

Tarta Stracciatella. Postre de verano sin horno. Cuca

Ingredientes:

Para la base:

* 20 galletas Oreo con el relleno
* 35 gramos de mantequilla

Para la masa:

* 200 gramos de queso crema normal
* 5 yogures de stracciatella (yo he usado griegos cremosos de stracciatella del Lidl)
* 100 gramos de preparado para batido de vainilla. Se puede sustituir por un sobre de azúcar de vainilla y el resto de azúcar glas.
* 100 gramos de escamas de chocolate negro
* 10 hojas de gelatina (me pudo el miedo a que no cuajara bien, y aunque no quedó goma yo le pondría una o dos menos la próxima vez)

Para la cobertura:

* Crema de cacao


Elaboración:

1. Para preparar la masa ponemos las galletas en la picadora y picamos hasta dejarlas convertidas en polvo. Derretimos la mantequilla (en el microondas o al baño maría), la vertemos sobre el polvo de galletas y mezclamos muy bien con ayuda de un tenedor.

Vertemos la mezcla en la base de un molde desmoldable y extendemos formando una base homogénea. Reservamos.

2. Para preparar el relleno ponemos la gelatina a hidratar en agua fría y reservamos.

3. En un bol amplio ponemos el queso crema, los yogures y el preparado para batido de vainilla y batimos con ayuda de una varilla eléctrica o con un robot de cocina.

4. Añadimos las escamas de chocolate y mezclamos hasta que queden bien esparcidas por el relleno.

5. Cuando la gelatina esté hidratada, escurrimos las hojas, las ponemos en un vaso y las ponemos a calentar en el microondas hasta que estén derretidas.

6. Añadimos un par de cucharadas del relleno de la tarta al vaso con la gelatina derretida y removemos con ayuda de una cucharilla para que la gelatina se temple.

7. La vamos añadiendo al bol donde teníamos el relleno a la vez que vamos batiendo para asegurarnos que se reparte bien. Batimos durante un par de minutos.

8. Vertemos el relleno sobre la base de galletas Oreo, tapamos con film transparente y metemos en el frigorífico hasta que cuaje y si podemos dejamos reposar toda la noche.

9. Antes de servir desmoldamos y cubrimos la superficie con crema de cacao y avellanas. 


https://sites.google.com/s/1uvCcwWkygKa_BGvUOAooWfMe5oVMUNuw/p/0Bz0OBlOglhXUMXFlZXctMEdDaGc/edit

Parecen muchos pasos pero en realidad no es más que mezclar ingredientes y esperar a que cuaje.

Tarta Stracciatella. Postre de verano sin horno. Cuca

Tened en cuenta que esta tarta "mancha" Es decir, mientras reposa suelta parte del suero del yogur. Con ello no pierde jugosidad ni cremosidad, pero a mí me gusta contarlo todo y el posible que bajo el molde encontréis un cerco líquido que tocará limpiar de los estantes del frigorífico. Los míos son de cristal y con ello evito manchar todo el frigorífico. Como contrapunto está el hecho de limpiar los cristales que no es que sea sencillo precisamente.

Tarta Stracciatella. Postre de verano sin horno. Cuca

El pasado fin de semana no nos ha regalado un nuevo raspón en las rodillas. Sin embargo el domingo nos llevamos un chichón de tamaño XXL en la frente. Cuando estábamos dejando las cosas en la taquilla para irnos a casa ¡pumba! de cabeza al suelo 

Los gritos se escucharon tres pueblos más allá, y tras calmarla los socorristas le aplicaron una crema para que no se inflamara y ahí quedó el asunto. Es más, cuando mi marido llegó (él se fue a llevar el resto de cosas al coche mientras yo llevaba a la niña al puesto de los socorristas) Lara le dijo que el socorrista era muy guapo... En eso se resumía el incidente. Dos minutos antes nos íbamos a morir, ahora el socorrista es guapo ¡y bueno! 

El lunes por la mañana el chichón se veía pero tampoco era nada tremendamente escandaloso. El día que nos den puntos ya lo hablaremos.

Me despido ya, que sigo estando hasta arriba de trabajo ¡no veo el momento de que acabe este mes y los plazos con la Agencia Tributaria! Paso por vuestras cocinas en cuanto tengo un hueco ¡no me olvido de nadie! ¡Feliz fin de semana! 

Manos a la masa y ¡bon appétit!

35 comentarios:

  1. A este ritmo la tarta nos la comemos tú y yo, nos estamos quedando solas en la blogosfera, pero que todo lo malo sea eso, ya tendremos nuestro momento en agosto. Tu tarta de hoy es de las de darse el capricho veraniego, no la encuentro excesivamente pesada, aún siendo de chocolate y queso, pero nos comemos una ración pequeña por si acaso, que el verano es muy traicionero descubriendo michelines. Han venido bien tus cuidados para cortarla y presentarla, pues se ve estupenda, dan ganas de cogerse el trozo y empezar a comérselo. Es lo menos que nos merecemos las mujeres trabajadoras de julio.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Eyyyy que yo también estoy aquí!!!. Mira no me gusta la stracciatella, ni las galletas Oreo, ni los yogures sean de lo que sean, pero mira por donde me ha hgustado tu tarta y ese toque rústico del chocolate por encima es original y queda diferente. Oye que el que a mi no me guste todo eso no quiere decir que yo no lo use a la hora de elaborar mis postres, pues a mis comensales preferidos les encanta. Por lo que un ¡ole! por tu tarta y más aún por el ingenio al aprovechar todos esos restos que a todos se nos acumulan en nuestras neveras y despensas. ¿Cúanto tiempo tiene Lara?, dos años y pico no?, yo tengo un nietecito que en mayo hizo dos años y seguro que él me hubiera devuelto el Griego de sracciatella diciendo algo muy parecido a Lara, luego me hubiera mirado muy serio y me hubiera dicho :No, no, no, por cierto la semana que viene me lo dejan ¡para nosotros solos! y lo estoy deseandoooo... Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola Cuca ! esta tarta me parece estupenda ,menos las galletas me gusta todo lo que lleva ,y a mis chicos también , esta niña va a ser la "caña" mira que ya fijarse en el socorrista jaja ,cuando mis nietos eran pequeños siempre llevaba en el bolso un stik de arnidol lo mejor para los golpes ,bueno y ahora también hay que llevarlo
    besitos

    ResponderEliminar
  4. Qué rica Cuca! Menuda pinta tiene ese corte! Me mandas un trocito?¿ ya me estoy preparando un té helado para acompañar ;) Besines

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Qué me dices!! ¡¡Que le parece guapo el socorrista y todo!! Ja, ja, no me digas que cuando dice estas cosas hasta se te olvida que se acaba de pegar un chichón en toda la frente. Si dan ganas de comértela a ella y a la tarta.
    Pues yo tampoco soy mucho de stracciatella, pero más por la nata que por otra cosa. Pero en yogur es otra cosa. Yo también compro unos yogures griegos de stracciatella de marca blanca que están riquísimos. Me gustan hasta más que los de Lidl y nada que envidiar a los Oikos de Danone. Los mío son de la marca Consum, unos supermercados valencianos que no paran de extenderse y es donde suelo comprar, pues aquí donde vivo, sólo tenemos este supermercado, así que mi compra diaria suele ser allí y bastante limitada. Y te aseguro que esos yogures en concretos están riquísimos. No los suelo comprar con frecuencia, entre otras cosas porque nos los comemos de dos en dos, pues vienen ocho yogures, son baratísimos y uno nos sabe a nada, ja, ja. Así que mi única manera de hacer verdadera operación bikini durante todo el año, es no comprando todo aquello que no tengo control sobre él, así que tengo toda la nevera llena de verduras, que esas no sé porqué, no me da por comérmelas a pares. Pero en fin, cuando no hay otra cosa, pues me tiro como loca a las zanahorias, espinacas y demás.
    Pues yo no conocía la tarta stracciatella, pero vamos, me ha gustado, hasta su aspecto rústico, y esas fotos tan veraniegas que te han quedado, que parece que estemos en el chiringuito de la playa saboreando un helado de stracciatella, in versus tarta, que para no gustarte hacerle fotos a los postres con chocolate, te han quedado super refrescantes. A mí, sin embargo, me encanta hacerle fotos a los postres con chocolate, pero odio hacérselas a las recetas saladas, ¡¡no me gusta el resultado de casi ninguna!! Y encima, deprisa y corriendo para que no se enfríen, ¡¡qué lata!!
    Bueno, entonces, aún te veré la semana que viene. Yo aún me quedo hasta el día 8 de agosto y ya no volveré hasta octubre, pero veo que me voy a quedar aquí solita solita, je, je. Os iré refrescando la blogosfera para cuando regreséis no haga tanto calor. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Que rica yo quiero mi trozo, besitos

    ResponderEliminar
  7. Qué graciosa, por favor!! Qué es guapo el socorrista!! jajajaja! Es que está en una edad que es para comérsela. Qué linda, madre mía!!
    Lo del yogur lo dejamos a parte, porque es que los niños son así, o aman algo hasta hartarse o no lo comen y punto! jajaja! Como yo comía tan mal de pequeña sé que las madres sufrís mucho por este tema, pero irá cambiando, ya verás. Después se comerá toda, ya llegará el día en que ella te pida los yogures de stracciatella.

    Personalmente lo mio con la stracciatella tiene un antes y un después. Recuerdo que cuando era adolescente siempre, pero siempre, siempre pedía helado de stracciatella; hasta que un verano, mi familia y yo fuimos a veranear a Málaga, y fue tanto el helado de stracciatella que comí... casi todas las noches, que al final lo aborrecí. Literalmente... y desde entonces, ya no lo he vuelto a comer... es más, ahora hasta me resulta un poco desagradable... hay que ver cómo somos los humanos, ¿eh?

    De todas formas he de decirte que tu tarta tiene un aspecto muy apetecible y no dudo que estuviera bien buena. Lo de la textura, se puede solucionar, como bien dices usando menos gelatina, y listo.

    En cuanto cuanto a lo de comprar por internet... ni idea, pues nunca lo he hecho; aunque esta semana, en serio, me lo estaba planteando pues vi unas monerías veraniegas que no paran de darme vueltas en la cabeza... a ver qué hago.

    Te mando un beso a ti y a la pequeña Lara y buen fin de...

    ResponderEliminar
  8. Confirmo tus alegaciones, el verano cansa mucho. Me gusta más otras épcoas del año y la "normalidad" llegue a las vidas. Tu receta de hoy rica, además da un poquito de chute de energía, (por el chocolate y demás ingredientes). Pero, para mi un problema si lo tengo en la nevera, la operación bikini fracasa.. Pero vivan los michelines jajajaj, un beset Cuca

    ResponderEliminar
  9. Jajaja Cuca!! No hay mal que por bien no venga. Pedazo de tarta después del cabreo del pedido jeje
    Yo para la ropa prefiero ir a las tiendas y probármelas, que aquí una entra en el probador con el máximo permitido y más de una vez salgo por la puerta de la tienda con las manos vacías. Y dices... qué rabia con lo chulo que es ese vestido y no me queda bien :(.
    Pedir por Internet es cómodo, pero devolver es ya otra cosa.

    La tarta es un pecado mortal. Madre mía que pinta y fresquita se ve. Siempre tienes miedo de que no te cuaje y al final te salen perfectas.

    Besitos y uno más suave en el chichón de Lara :)

    ResponderEliminar
  10. Mírala ella como piropea a los socorristas jajajaja, que simpática .
    Por aquí llevamos toda la semana con lluvias , con lo cual , estoy deseando ver el sol , eso sí, sin agobios queno caliente demasiado , que cada vez lo llevo peor el calor.
    Qué rabia lo de las rebajas , es un rollo ciuando suceden estas cosas . Menos mal que cin este pedazo de tarta un poco el disgusto se te habrá pasado , a pesar de los cambios que dices que le harías . Yo prefiero también la textura cremosa a la consistente en este tipo de dulce.
    Lo de extender la crema decacao más fácil , un truco que utilizo yo es agregarle un poquito de leche o nata y un golpe demicro . Asi queda mas suave y se extiende mejor .
    Besinos Cuca y a seguir disfrutando del verano.

    ResponderEliminar
  11. Qué delicia de tarta seguro que me encanta... Besos

    ResponderEliminar
  12. Hola, Cuca:

    ¡Qué arte tiene la pequeñaja! Ya va apuntando maneras. Mira que olvidarse de todo porque el socorrista era guapo. ��������

    Ya sabes que tú y yo coincidimos con eso del verano. Además, estoy totalmente de acuerdo contigo con que en verano tenemos más trabajo en la casa: más limpieza, más toallas, más... Bueno, más calor y, por ende, más cansancio.

    La tarta me encanta y agradezco que nos comentes esos detalles de lo que sucede cuando se corta o del número de hojas de gelatina. Nos das pistas para hacer tu tarta e ir haciendo las modificaciones que estimemos oportunas. Aunque te confieso que si no llegas a decir nada, para mí la tarta es perfecta y estoy completamente segura de que estaba riquísima.

    Yo no cogeré vacaciones hasta dentro de 3 meses, así que continuaré por aquí durante todo el verano. Pero como estoy en medio de una mudanza, me estoy cambiando de casa y no te quiero ni contar la odisea, aprovecho para desearte unas felices vacaciones no sea que me despiste.

    Un beso enorme y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  13. Hola Cuca! Me encanta tu tarta de hoy, sabes lo que mas me gusta a simple vista? La cobertura de chocolate así rústica y cremosa, ay qué rica se ve!
    No he comida tarta pero sí el helado de stracciatella, delicioso, pero mirando tu tarta creo que preferiría un trozo de ésta a un cono de helado!!
    Todavía no he visto yogures de stracciatella por aquí, pero voy a poner el ojo la proxima vez que vaya al super, de seguro están ahí y yo ni enterada.
    Así que el socorrista guapo eh? jaja! La princesa Lara es todo un personaje, qué linda! Espero que ese chichón se vaya pronto, con lo que quedan allí cambiando de colores!
    Besitos a las dos y feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
  14. Bueno yo tambien soy de las compran mucho por internet justo ayer me llego mi nueva adquisicion una crot pot , al final he tenido que dar vacaciones a la chef o matic para hacerle un hueco en la cocina pero con el friday de Amazon despues de dos años queriendola bastante he tardado no jajjaa.
    En fin que queria decirte que compro mucho asi pero ropa no la he comprado nunca porque me gusta probar y ver como me queda no es que no me fie de las tallas pero una cosa es versela a la modelo que le va divnisimaamente y otra es que la luzca mi cuerpo serrano.
    Mira que es simpatica Lara si estuviera mas cerca me la comeria a besos asi que el socorrista es Guapo , esta niña paunta maneras va a ser la caña jajaja.
    Lo del yogurt hoy no le gusta y dentro de unos meses o un año se los come de dos en dos los niños son asi , si yo te contara la de veces que me paso con mi hijo y ahora cuando se come algo que no le gustaba le digo y eso que en su dia cuando te lo di no te gustaba jajajaja.
    La tarta me encanta no lo siguiente vamos que ya me tienes haciendote la ola me encantan todos los ingredientes ,seguro estaba de rexupete.
    Bueno me voy pipitando que tengo que hacer la maleta mañana me voy de boda asi que estare desconectada hasta el martes.
    Bicos mil para los tres y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  15. Yo de stracciatella sólo conocía el helado, y en base a eso, me parece bien tu tarta. Luego ya veo las fotos y confirmo mi primera impresión. Un platazo. Un besote.

    ResponderEliminar
  16. JOOOO...que rica tiene que estar, pero no se como entras en la talla S con la cantidad de dulces que cocinas ja,ja,ja seguro que comes poco, y seguro que lo que comes lo quemas con el ritmo de vida que llevas. A mi me encanta la stracciatela, asi que, me la apunto.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
  17. Bueno Cuca, la niña se nos pone mayor... Habrá que estar pendiente de sus gustos porque de esa manera hasta se deja pinchar el culete sin rechistar, jjj... ¡Ella si que es guapa!
    Alguna vez he probado el helado de stracciatella, no en tartas, pero no dudo de que esta que hoy nos has preparado con tanto cariño debe ser la caña, casi apuesto, que sin remordimientos, me como dos trozos ¡y sin sentir! :) Besos preciosa.

    ResponderEliminar

  18. Hola Cuca. Tienes para escribir un libro completo de las aventuras y desventuras de tu pequeñaja que todos seguimos semanalmente. Esta semana nos haces reír, porque oír que te dice que el socorrista es guapo... ¡Menuda está hecha!
    Ya veo que se pone muy dura con la comida y no es no (bueno, ahora me río yo con lo que he escrito).
    Esperemos que pase el verano y estés mejor, pero si te coges vacaciones y no te tienes que agobiar por el trabajo, seguro que puedes disfrutar más.
    Sólo he probado el helado de stracciatella y tampoco es mi favorito, pero esta tarta, seguro que no me dejaría indiferente.
    Me llevo mi trozo.

    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  19. A mi tampoco me convence la stracciatella, jijijiji. Eso sí, llegará el día en que a Lara le gusten los yogures con bichitos de chocolate, ya verás :P

    Me gusta muchísimo el toque rústico de la tarta. Bueno...es que al chocolate se le perdona todo :)

    ¡Ya está agosto a la vuelta de la esquina! Si cuanto te quieras dar cuenta ya estaremos con la vuelta al cole...

    ResponderEliminar
  20. Hola guapa, pues si con cada enfado cuando vas de rebajas o compras tendremos este regalo de tarta Bienvenidos sean 👏👏👏👏. Tiene una pinta estupenda. Por cierto tu niña está hecha una muñeca. 😙😙😙😙

    ResponderEliminar
  21. Hola! uy el verano, a mi me cuesta un montón con la calor, y es que me deja baja. LA verdad es que enseguida tengo bastante del tema. Pues nada a pasarlo toca..y yo hará igual me quedo en julio en la blogosfera y luego bajo mucho el ritmo hasta finales de agosto. Se necesita.
    Mientras me tomo un trozo de tu tarta, que nunca la he comido, los helados si por eso. Feliz fin de semana :)

    ResponderEliminar
  22. Hola Cuca, yo sí quiero un trocito!!, que aún ando por la blogosfera también me ha encantado tu entrada y tu tarta mucho más, tiene un corte que no vea...
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Hola Preciosa...yo no se cuando va a desaparecer mi cocina...estoy cocinando tanto para tener el blog activo que ya no me dan las horas para mas.
    Me encanta tu forma de quitarte el mosqueo de encima, jajajaja...con una tartita de estas....me chifla....bueno todo lo que lleve chocolate en realidad....
    Las rebajas son una maravilla si compras y aciertas...yo....me probe 27 bañadores en marbella....26 de rebajas....con el 30, el 40 y el 50% de descuento...¿cual me quedaba bien?......el único que no estaba de rebaja....vamos una mierda.
    Lara, pobrecilla....pero lo siento me hace mucha gracia...te acostumbraras y ya no te asustaras tanto....eso si, el día que le den puntos a la niña por favor que se los hagan pequeñitos...para que no le quede una cicatriz horrible.....jeje....que mona es...y que bruja...que ya se quería llevar debajo del brazo al enfermero...jeje....
    Besos reina...estoy agotada fisicamente, a mí ya sabes que el verano no me gusta nada de nada...hay una humedad en SS del 95% y eso es mortal....todo el dia mojada....lo odio, y no veo el momento de irme a esa casa de alquiler...supongo que a llorar pero al menos lloraré con aire acondicionado.
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  24. Buenas tardes Cuca, hace mucho que no paso por aquí y no dudes que lo echaba de menos pero además que me faltan las horas también me faltan las ganas del blog.. y me da pereza pero oye, me alegro mucho de haber entrado a leerte, lo cierto es que no se por donde empezar, me ha hecho mucha gracia lo del socorrista, como pasan del espanto, el dolor y un momento durísimo a nada en un momento, es increíble.Los bichos en el yogur también me han sacado una sonrisa, que ocurrencias tiene Lara, no pierdas la paciencia y vuelve a ofrecer otro yogur con bichitos otros día ;P, a jimena la sandía no le apeteció probarla hasta pasadas dos semanas (yo la como a diario, me encanta), lo que hago es dejarle a su alcance un trozo y cuando quiere.. pues ya lo pilla ella. Y la tarta, la tarta te ha quedado muy bien, me gusta también ese toque rústico del chocolate las fotos veraniegas y muy presentables. Un beso y animo.

    ResponderEliminar
  25. Hola. venga -animo Cuca, jajajaja1! Seguro que puedes con el varano!! Mira, a mí me agota pues es cierto que hace mucho calor,y es cierto lo de las lavadoras y todo lo que dices, no te falta razón, Pero yo no vivo sin playa, eso me da vida y energía para todo el invierno, qué decirte amiga!!! y eso que este año hace un verano de lujo, sin mucho calor pero aquí en Huelva el suficiente para poder disfrutar de la playa, la brisa del mar si agobios. Ahora mismo me entra un fresquito delicioso por la ventana.
    Así que fuera agobios y a disfrutar de esta tarta tan maravillosa y riquísima que me has puesto delante. un beso!!!

    ResponderEliminar
  26. Mi querida Cuca, has tocado tantos palos que es difícil no olvidarse de algunos. Bueno, primero la tarta, tiene una buena pinta increíble y muy fría debe estar de miedo. Me gustan mucho más con base de Oreo que las de María (estás me aburren un poco) por cierto he descubierto las María con sabor chocolate pero sin chocolate por encima, solo el sabor y el color, pruébalas seguro que te gustarían.
    Mi medida para no equivocarme con la gelatina siempre me funciona. 500 ml de queso, nata o similar, 8 gramos de gelatina que suelen ser unas 5 o 6 hojas por lo general y te quedará con la firmeza de una pannacotta, es decir, ni mucho ni poca.
    Me he reído con lo de la palabra stracciatella, es que en italiano, stracciare es romper, desmenuzar, por eso si haces una sopa y le pones pan o coscorrones con verdura o simplemente un huevo y lo rompes y revuelves es eso, una stracciatella rica y salada.
    Te veo con ganas de terminar este mes de agobio con tantos números y documentos, verâs que en nada pasa y ya respiras tranquila. Espero que llegues bien y tranquila a tus vacaciones y que te dejen (todos) disfrutar con lo que mâs te guste aunque sólo sean unos ratitos sueltos al día. Que no es poco. Un niño es una responsabilidad tremenda. Ánimo.
    Lo de internet me gusta a compras me refiero pero más me gusta perderme por tiendas y siempre compro algo que ni imaginaba y tan contenta. Siempre prefiero ir sola. No me gusta ir de compras acompañada, no quiero opiniones.. ja ja ja ya con mi edad sé lo que quiero lo que me sienta como una patada y lo que me va como anillo al dedo, igual que muchas de nosotras imagino.
    Bueno... capítulo aparte nuestra Lara. Es un personaje, no me digas que después del susto y los lloros lo que más le quedó fue el “socorrista guapo” es la monda. Va a ser una teatrera impresionante. Es un amor de niña.
    Me despido ya de ti, mil besos a las dos y “forza” ya queda menos para un descanso más que merecido.


    ResponderEliminar
  27. Creo que llego el momento de coger vacaciones y disfrutar de lo que queda de estos días de trabajo, aunque cueste mucho, no mejor dicho muchísimo!! estas calores nos van a matar, deseando estoy de irme unos días de vacaciones a donde hay fresquito, así que me voy contenta llevándome un trozo de esta rica tarta que has preparado, no podía terminar mejor el día.
    Te deseo que pase unas buenas vacaciones y disfrutes a tope de la pequeña Lara, ya nos pondrás al día a la vuelta, feliz verano y muchos besos princesas.

    ResponderEliminar
  28. Pues para quitarte el mal sabor de boca con lo de la ropa te has marcado una tarta de categoría Cuca, a mi si que me gusta la stracciatella y me encanta tu tarta!!
    Que graciosa Lara con lo del yogur con bichos, me ha recordado a mi hija cuando era pequeña, me parece que tiene mucha personalidad y con las cosas muy claras....no te espera ni nada jajaja
    Ya te queda poquito para descansar!!
    Un bst guapa.
    Mavi

    ResponderEliminar
  29. Hola Cuca!!, llego tarde a leerte y bueno creo que yo soy un poco como la pequeña Lara, jajajajja, es que de pequeña no podía con las cosas metidas en yogures no sé si era por el color.., pero una cambia y a tener paciencia infinita. Tu tarta se ve impresionante, me gusta muchísimo el yogur natural y ácido entre fruta es amor total, el de stracciatella la verdad es que por acá no se encuentra. Tu receta es una buena manera de aprovechar los yogures que te sobrarón, no conocía esta preparación y soy un poco como tu que no somos tanto de helados. De las compras por internet soy un desastre, no compro nada por internet, soy una viejita total porque soy muy desconfiada y odio llevarme malos ratos con eso y luego nadie te responde; pero llegará el día en que compre alguna cosa, sin duda.
    De piscinas y verano, la verdad es que ese clima me parece más desgastante, por lo que dices, sudamos un montón más, hay que lavar el doble, gastar más agua porque nos duchamos más veces y al final del día terminamos rendidas. Espero que te vaya muy bien con tu trabajo y que la pequeña Lara siga tan bonita y feliz con esos comentarios que me han sacado una gran sonrisa, luego del golpe que ha tenido y con lo que ha salido, jajajjaa. Es muy despierta esta pequeña, un beso grande querida amiga.

    ResponderEliminar
  30. El postre tiene una pintaza increíble, aunque ahora mismo yo a este no me puedo apuntar que estoy a dieta desde el lunes.
    Con el tema de las tallas yo llevo mucho tiempo enfadada. Siempre he llevado una 36 de camisetas, ahora hace ya unos cuantos meses (muuuchos) que llevo la 38. Pues te puedes creer que hay una tienda en concreto que me tengo que poner la 42 si lo quiero ajustado y la 44 si la quiero algo más suelta??

    Eso acaba con los ánimos de cualquiera.

    Con el tema de los yogures me pasa igual que a Lara, odio los trozos, todos, sin excepción, me da mucho asquito los cambios de textura. Así que la entiendo completamente.

    Por otro lado... no sabía que en agosto bajabas persiana!! Bueno, aquí estaré esperándote en septiembre (aunque no creas que te vas a librar de mi todo un mes, ¿ehh?
    Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  31. Cuca, que pena no haber podido darme la vuelta antes, pero con los campamentos de verano y cursos de mi hija, mas la perrita no me he dado abasto! Poco a poco ire tratando de recuperar un poco de ritmo. Tu tarta esta deliciosa, me llevo un trozo!
    Besitos para Lara y para ti!

    ResponderEliminar
  32. Hola Cuca!
    Me ha encantado la receta, y yo que soy muy chocolatera, ya me va bien la base de galletas oreo 🤤

    Lara me recuerda a Martina!! La mía se hizo un chichon en la frente y no tuvo suficiente, que se volvió a dar en el mismo y se multiplicó por dos 🤦🏼‍♀️

    Ahora que me ha encantado la preocupación De Lara por su golpe......para ella lo importante es que el socorrista era guapo!! Me encanta ❤️❤️❤️

    Un besazo

    ResponderEliminar
  33. hacia ya tiempo que no me pasaba por aquí, pero madre mia!!! los ojos se me han salido de las orbitas viendo estas fotos!!!! con lo que me gusta el chocolate *_* menudas recetas!!

    pd: yo tambien soy consumistas, aunque me gusta bien poco reconocerlo jajaja

    ResponderEliminar
  34. Intenté dejarte un comentario pero no sé qué pasó que se salió. Cómo te he dicho me encanta esta tarta pero lo más gracioso la anécdota de Lara con los bichos claro que sí su madre le da el yogurt sin nada, no me extraña que dijera que tenía bichos el paladar siempre le gusta lo que reconoce y comprar por internet que valiente, algunas no podemos, cada día compro menos y reciclo muchos besss

    ResponderEliminar

Gracias.
Por llegar por primera vez, por regresar tras un largo tiempo, por venir cada semana.
Gracias.
Por leer hasta el final y por las palabras que me dejas o te guardas para ti.
Gracias.
Por formar parte de esta aventura.