jueves, 18 de julio de 2019

Arroz con leche de soja y chocolate blanco

Verano.

Horas eternas de luz que se arrastran lentamente por las paredes. Calor que penetra en todos los átomos que te rodean. Fuego en el aire que te abrasa hasta los pulmones.

El verano se te pega en la piel y en el alma sin tregua. Es imposible huir de él, ni dentro ni fuera, ni de noche ni de día, allá donde estés el verano te acompaña rompiendo nuestras rutinas en una sensación de días y noches que se arrastran y se estiran hasta antojarse eternos.

Nos regala junglas de asfalto vacías, domingos en penumbra, persianas bajadas y balcones callados. Las calles cobran vida cuando el sol se va. Nos vuelve nocturnos y noctámbulos y nos obliga a una duermevela entre sábanas revueltas y corrientes esquivas que no acaban de colarse por nuestra ventana.

Con el devenir de los años te trae recuerdos dulzones de veranos mejores, en parte reales, en parte idealizados, que se escaparon entre los dedos como polvo en el aire a los que nunca podrás volver por mucho que regreses al mismo lugar donde los viviste.

Parece que es sencillo ser feliz en verano. Sol, agua, tiempo y aire libre... y sin embargo el verano agota el cuerpo y el alma hasta luchar a brazo partido por vivirlo y sobrevivirlo. Porque siempre los veranos han sido mejores en los recuerdos.

Hoy me he levantado con las fuerzas por el suelo pero la vena poética en plan diva.

Para aquellos que no podemos poner nuestras vidas en stand by estos meses el verano es agotador. A veces da la sensación de que los días van con un ritmo diferente, que el mundo gira en sentido contrario o que todo lo que te rodea ha decidido seguir un paso que nadie te ha enseñado. Aunque he de reconocer que el verano tiene una cosa buena. Y no es otra que ser la antesala del otoño.

En un intento de hacer estos días un poco más llevaderos rescato de entre mis recetas pendientes de publicar este arroz con leche de soja y chocolate blanco.

Arroz con leche de soja y chocolate blanco. Bebida vegetal. Postres sencillos, fáciles, rápidos, fresquitos, de verano, sin horno. Cuca

En alguna ocasión os he contado de mi relación de amor y odio (más que odio es alejamiento) con las bebidas vegetales, en especial la de soja, que he tenido épocas en las que no he podido pasar sin ellas y de repente, y sin venir a cuento, he dejado de tomarlas.

Entonces más de una vez se ha quedado algún brick dando vueltas por los armarios de la cocina y la mayoría de las veces le he tenido que dar salida con una receta.

Fue el caso de este arroz con leche.

Arroz con leche de soja y chocolate blanco. Bebida vegetal. Postres sencillos, fáciles, rápidos, fresquitos, de verano, sin horno. Cuca

¿Qué hago? ¿qué no hago? me decido por un postre de toda la vida y a ver qué sale de aquí.

El resultado es bueno. El color del arroz un poquito más oscuro, dado que la bebida que utilicé es de color marfil y no blanca como la leche de vaca y con el toque del chocolate blanco (esta fue una época en la que le ponía chocolate blanco a muchos postres) queda un poquito más cremoso y con un sabor bastante rico.

Arroz con leche de soja y chocolate blanco. Bebida vegetal. Postres sencillos, fáciles, rápidos, fresquitos, de verano, sin horno. Cuca

Yo no le noté mucha diferencia en sabor respecto a como lo hemos hecho siempre en casa. Pero tiene un punto distinto, eso no se puede negar.

Tuve la precaución de ajustar un poquito la cantidad de azúcar porque para mi gusto estas bebidas ya son suficientemente dulces (ya os he dicho muchas veces que  no pongo azúcar ni ningún tipo de edulcorante en el café, la leche o el té) y como además tenía en mente añadir un poquito de chocolate al final no quería que quedara demasiado empalagoso.

Arroz con leche de soja y chocolate blanco. Bebida vegetal. Postres sencillos, fáciles, rápidos, fresquitos, de verano, sin horno. Cuca

Es un postre sin complicación alguna. Sólo hay que estar pendiente de remover con cierta frecuencia (salvo que lo hagas en algún robot de cocina tipo Thermomix o Monsieur Cuisine) y tener la paciencia suficiente para dejarlo templar y enfríar después en la nevera.

Bien es cierto que el arroz con leche tiene su punto tibio, pero con la poca tregua que nos está dando el mercurio a mí personalmente me gusta mucho más frío si bien tengo la precaución de sacarlo unos 15 minutos o así antes de tomarlo ¡así es como mejor está para mí!

Os dejo la receta y un bol para compartir con vosotros. No me extiendo más que con este tiempo no apetece leer demasiado delante de una pantalla.

Arroz con leche de soja y chocolate blanco. Bebida vegetal. Postres sencillos, fáciles, rápidos, fresquitos, de verano, sin horno. Cuca

Ingredientes:

* 1 litro de leche de soja
* 100 gramos de azúcar
* 50 gramos de chocolate blanco
* 180 gramos de arroz redondo
* 1 rama de canela


Elaboración:

1. En una cazuela ponemos al fuego la leche de soja junto con la rama de canela y vamos removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue en el fondo.

2. Cuando esté a punto de romper a hervir añadimos el arroz, removemos bien para distribuirlo y cocinamos a fuego medio removiendo con frecuencia para que no se pegue.

¡Ojo! mejor no tapéis la cazuela que corréis el riesgo de que la leche suba y se derrame

3. Vamos probando el punto de cocción del arroz y cuando esté casi hecho y sólo quede un poquito duro por el centro añadimos el azúcar. Removemos muy bien para disolverla y evitar que se vaya al fondo y se caramelice y acabe quemándose.

4. Cuando el arroz esté blandito retiramos del fuego, quitamos la rama de canela, añadimos el chocolate blanco y removemos para que se derrita con el calor.

5. Vertemos en los boles en los que vayamos a servir, y una vez fríos tapamos y los guardamos en el frigorífico hasta el momento de tomarlos.

https://sites.google.com/s/1oN7PP0qLvr-J2CIvbueDkA8K2a8ZeGLD/p/1gkVL9mcXH-Po6Ui0kKkayMuj6S6yjFz8/edit

Como os he dicho es una receta fácil, fácil, apta incluso para verano ya que no se pasa mucho calor, pero que tiene un toque diferente al arroz con leche tradicional.

Arroz con leche de soja y chocolate blanco. Bebida vegetal. Postres sencillos, fáciles, rápidos, fresquitos, de verano, sin horno. Cuca

Por supuesto podéis hacerla con cualquier otra bebida vegetal que tengáis en casa o incluso con leche de vaca y poniendo sólo el chocolate blanco como "novedad" respecto a la receta tradicinal ¡os va a encantar el toque que le da!

Esta vez no le he puesto canela por encima a la hora de servir pero, entre nosotros, la canela siempre viene bien en todos los postres ¡sobre todo si es una buena canela!

Arroz con leche de soja y chocolate blanco. Bebida vegetal. Postres sencillos, fáciles, rápidos, fresquitos, de verano, sin horno. Cuca

Mi receta va directa además para el reto 1+/-100 desperdicio cero de mi amiga Marisa ya que surgió fruto de aprovechar ese brick de leche de soja que llevaba mil dando vueltas en la cocina y un resto de chocolate blanco ¡espero que le guste la idea! Y como siempre os invito a participar en él y a no dejar que ningún alimento se ponga malo y haya que tirarlo.


Lara y Elena siguen creciendo.

La primera está atravesando una fase en la que llora por todo. En cuanto lo más mínimo se le tuerce se pone a llorar. Espero que dure poco porque es demasiado frustrante.

La segunda le ha pillado el truco a girarse y en cuanto no puede o no es capaz de sacarse el brazo de debajo de la panza ya la tienes chillando o llorando según le pille el humor.

Todo un espectáculo cuando se juntan las dos. Hay veces que dan ganas de coger la puerta y no regresar a casa.

Y el fin de semana se presenta movidito. El sábado tenemos un bautizo y el domingo una comida en nuestro club de campo (al menos para esta no hace falta arreglarse, cosa que se agradece) todo esto aderezado con un festival que se celebra en nuestro pueblo y que lo convierte en territorio comanche y durante tres días esto es una ciudad (casi) sin ley tomada por los festivaleros y que hace difícil moverse a pie y casi imposible en coche.

Temiéndole estoy al sábado ¡no sé dónde vamos a aparcar el coche! Os aseguro que promete la jornada ¡ya os contaré!

Nos leemos la semana próxima ¡sed felices y no paséis mucho calor!

Manos a la masa y ¡bon appétit!

29 comentarios:

  1. Un postre para quitarse el sombrero, y además con una leche vegetal. ¿Qué más se puede pedir? Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  2. El calor saca tu vena literario-poética, ¿ves? algo bueno tiene, si no puedes refrescarte en la playa, haces un relato perfectamente detallado del mismo, o bien, miras en la despensa a ver qué producto me sobra hoy para hacer una receta dulce de las de chuparse los dedos. En tu caso, como tienes los dos talentos, disfrutamos de lectura y receta, ambos cargados de dulzura. Marisa se va a poner muy contenta con ese arroz con leche original y apto para todo tipo de personas, yo, que no tengo intolerancias, me lo comería de buen grado. Lo mejor es sacarle partido hasta lo que no nos gusta y eso parece que lo haces de maravilla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Nunca he probado la leche de soja :) así que no me imagino que sabor puede tener tu arroz con leche :) pero el toque de chocolate me ha gustado muchísimo. ¡Aunque yo sí le pondría canela!, jijiji.

    ¡Que sea leve el fin de semana!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Cuca! Estoy con Lola... el verano tiene algo de bueno y es que te ha sacado el lado poético y nos ha gustado :) La verdad que a mi el verano no me gusta nada, si no fuera por las vacaciones... que es por lo que me gusta algo más... sería deprimente jajaa... y más cuando acabo de recoger la ropa y tengo que coger la plancha... eso es mucho peor que encender el horno jajaa... Pues nada.. aquí dejado de aire acondicionado me voy a enchufar y a ver si termino pronto... porque a mi esta época del año... como bien dices... me tiene con la sensación de llevar el ritmo diferente y voy a contracorriente... Pues nada... espero que con este arroz con leche que nos has hecho hoy tan rico... me centre un poco... porque no veo el momento de que llegue agosto, para descansar y poderme encontrar conmigo misma... se me está haciendo eterno jajaa... Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hola Cuca, el postre me encanta, por el chocolate blanco que lleva y la leche vegetal, que seguro le da un sabor especial, y además más saludable. Si te digo las ganas que tengo de que llegue el otoño... a mi personalmente el verano me deja más que chafada, y muy cansada. Por mucho que lo pasemos bien de vacaciones... para mi el calorazo es agotador y el bochorno. Pero es lo que toca. Un beso :)

    ResponderEliminar
  6. Hola Cuca. Leerte y sonreír. Es tal cual lo describes y muy bien, por cierto. En unos días, publicaré también una historia inspirada por el verano y es que cuando era pequeña me gustaba, pero ahora, me agobia mucho y me tiene a media velocidad.
    Bebo soja sin azúcar porque me cae mejor que la leche de vaca, pero no es que me encante.
    El arroz con esa bebida no lo he hecho, pero estoy segura de que el chocolate blanco lo enriquece y lo hace mucho más cremoso.
    No me extraña que cuando tus niñas se ponen a llorar, tengas ganas de desaparecer, pero en estas situaciones hay que mantenerse firme para que no se conviertan en chantaje. Fue un consejo de mi preparadora al parto. Lo puse en práctica con mi hijo y funcionó.
    Mil gracias por volver a regalarme tu receta de reciclaje. Eres la number one 😉😀🥰
    Besos también con calor.
    Disfruta del fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Cuca, pues sí que has estado poética, bonito relato de lo que piensas del verano. Aquí todavía no ha hecho calor, ni con la pasada ola en toda España. Aquí con poniente y fresco.
    Menos mal que no nos invitan ya a bautizos y comuniones, no soporto esas fiestas interminables con cantidad de alboroto. Los años no pasan en balde y ante eso me he vuelto “refunfuñona” como dice mi “santo”, pero me da lo mismo, tú protesta que algo queda...ja, ja, ja.
    En cuanto a las bebidas estas nunca las he probado y no tengo demasiada curiosidad por hacerlo, pero este dulce con chocolate blanco tiene que estar exquisito de verdad.
    En cuanto a tus chiquititas, pues eso, tranquilidad y paciencia, el día que una está nerviosa los niños están peor, se lo trasmitimos, así que ya sabes, tranquilidad. Esto nos ha pasado a todos, yo ahora recuerdo que cuando se portaban mal, yo me sentaba y decía: “voy a empezar a preparar la maleta para irme a mi casa de Madrid, esperamos a papâ y me acompañáis al aeropuerto”. Era mano de santo...qué mala, ja, ja, ja.
    Bueno, pues te deseo un finde medio bueno ante esas perspectivas 😂😂
    Mil besos a las tres.

    ResponderEliminar
  8. Que rico el arroz con leche es un clasico que me encanta y con bebida vegetal mas, Lo de lara es normal esa etapa la suelen pasar , ahora sera una locura las dos juntas jajaja besitos

    ResponderEliminar
  9. Oh... Cuca, qué romántica y poética te he leído hoy, con respecto al verano... ha sacado tu vena más literaria... y me gusta. Me gusta, tu vena literaria, pero no me gusta para nada el verano... odio el calor y la humedad tan pegajosa que sufrimos por esto lares... Ya sabes que el calor o "la calor" como aquí se le dice, en Barcelona es distinta que la de nuestra tierra, Andalucía. Allí es seca y si te pones a la sombra, te hidratas bien con agua fresca y o si te metes en casa... se soporta bastante bien, pero aquí es insufrible, literalmente. Te duchas y en cuento sales de casa ya empiezas a sudar y ya ni te cuento si te metes en el metro... eso es el infierno, traído a la tierra... ¡Vaya tela la calor que hace en el metro...! A ver, son los precios que hemos de pagar por vivir en ciudades grandes como ésta... a veces me dan ganas de dejarlo todo e irme a una masia en el campo... pero, eso, solo son ilusiones, porque después te das cuenta que has de volver a la tierra, a la ciudad calurosa que en la que vives y en la que trabajas 8 horas diarias y después vuelves a casa... y tienes a medio montar el aire acondicionado, y los instaladores te han dejado clavada con la faena a medio hacer... y te dicen que volverán a terminarla, pero no te dicen cuando... porque agarran más trabajo del que pueden abarcar para estas fechas, y tú, mientras tanto, te tienes que asar de calor en tu propia casa con el aire a medio montar... manda...

    En fin, que me estoy liando. Y he venido a comentarte tu rico arroz con leche, no mis penas calurosas... jajaja!!!

    Me parece estupendo, tú ya sabes que yo soy de leches vegetales a tope... la de soja siempre la compro sin azúcares añadidos, para que no esté tan dulce y, por cierto, que el arroz con leche con chocolate blanco nunca lo he hecho, así que tendré que probarlo.

    Te mando besos para las preciosas princesitas y espero que no sea para tanto el tema del aparcamiento... o si no... acuérdate de mi y de Barcelona, que aquí si que es difícil aparcar... si no eres residente y te dan una tarjetita especial en el ayuntamiento.

    ResponderEliminar
  10. A mi me encanta el verano, pero claro, el verano de mi Norte con temperaturas normales y no extremas porque es cierto, que cada año que va pasando, llevo peor el calor.
    Siempre nos quedarán postres así de ricos para degustarlos y animarnos el día. Me llama la atención lo de ponerle chocolate blanco, nunca se me ocurriría , así que la próxima vez pruebo.
    Que sea leve el finde, seguro que a pesar de las inconveniencias del gentío, te lo pasarás estupendamente. Ya nos contarás.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Paciencia Cuca, esas etapas pasan antes de que nos demos cuenta y luego las echas de menos!! Un postre muy rico, ese puntito de chocolate blanco me ha encantado!! Bs.

    ResponderEliminar
  12. like this post dear :) would you like to follow each other?

    https://bubasworld.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Hola Cuca!! Bueno, preciosa entrada nos has hecho hoy, esto es un regalo para los que todavía resistimos en la blogosfera, ja, ja, y que el resto se ha perdido, porque te ha quedado muy bonito, de verdad. Aunque, de momento, yo estoy llevando un buen verano, pues no he tenido calor en exceso, es verdad que sin ganas de hacer mucho, todo hay que decirlo, perezosa, perezosa, pero también, estoy de vacaciones y en espera a que el marido las tenga también y podamos desconectar un poco. Pero aún queda para eso. Y es que por las noches yo duermo siempre bastante bien, no tengo problemas ni en invierno ni en verano, mi marido me dice que no hay manera de echarme de la cama, ja, ja. Porque muchas veces, si no trabaja, me dice que se va a levantar más tarde que yo, pero como él madruga de normal, tiene el cuerpo acostumbrado a levantarse a la misma hora, y da igual que sea fin de semana o vacaciones, que él a las siete de la mañana tiene ya los ojos abiertos y mi reloj es otro. Tampoco disfruta despierto dentro de la cama, y yo reconozco que sí, así que lo dicho, que duermo como un tronquete, ja, ja.
    También ando de invitaciones y eventos, hasta en el club social, como dices tú, que se supone que ahí vas como quieres, pues le hicimos un homenaje a un chico, y hasta había que ir vestidos de blanco, salvo el detalle que nadie nos lo dijo (y como el intermediario era mi marido, si se lo dijeron, ni se enteró) Ah, pero menos mal que me dio ese día por vestirme de blanco sin saber, en concreto un vestidito, pero mi marido, que iba más bien de oscuro, parecía una cucaracha entre tanto blanco, ja, ja. Parecía él el homenajeado, porque hasta el del homenaje, vino de claro sin saber nada de la fiesta sorpresa. Lo que cantaba el pobre en los photocall.
    Muy bien lo del chocolate blanco para este arroz con leche, para mí es la gracia total de este arroz, yo creo que le voy a poner hasta el doble, ja,ja. Bueno, no es mi postre favorito el arroz con leche, así que todo lo que sea para darle un toque diferente, bienvenido. Y también me gusta más tibio que frío, pero entiendo que en estas fechas, sólo apetecen cosas bien fresquitas, así que el postre, también.
    Vaya con Lara, pobre, se nos ha vuelto sensible y a llorar. Espero que se le pase pronto, puede que cuando vuelva al cole y vea que ahí es la ley del más fuerte ella también se haga un poco más. Tú ya te lo sabes cómo va esto, tiempo al tiempo. Besitos.

    ResponderEliminar
  14. Vamos por partes.....

    No había oído en la vida lo de ponerle chocolate al arroz con leche. se pone en onzas, se pica o se deshace primero?? Me ha gustado la idea.
    Lo de la leche de soja ya no se si tanto porque no la he probado jamás.

    En cuanto al verano.... sí, que calor!1 que horror! lo odio. Lo único bueno de este año es que he cogido algo de color y ya no parezco la prota de Powder, pero por lo demás..... paso noches en vela cuando antes ni me afectaba.

    En cuanto a los saraos de los fines de semana.... tienes la agenda a petar como la gente VIP jajajaja.

    Las fiestas en mi barrio ya se han finiquitado, pero también he sufrido en mis carnes lo de tener que meterme el coche en el ..... porque estaba el barrio copado.
    en fin, que sea leve el fin de semana y que como mínimo lo disfrutes mucho!!

    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
  15. Hola Cuca.
    Lo del verano...llevo diciendo que ni de vacaciones me gusta... bueno lo que más... pasear por la noche y tomar unas cervecitas...
    El calor aquí en el Sur es insoportable... sudando to el dia ... agotador... la tensión por los suelos... no tienes ganas de moverte...y ya Connell crío grande ...mucho menos.
    Que cuando son pequeños, vomo tus niñas...tienes que sacar fuerzas e donde no las hay... y si encima trabajas...ya ni que contar...
    Las niñas, el trabajo, la casa, la comida, el limpiar, lavar, ... por dios ... que no somos máquinas y encima con el agravante de las altas temperaturas.
    Y con un bebé que necesita 48 horas al día...por que hasta que no sea un poquito más grande...todas las horas son pocas... en fin que te digo... que lo lleves lo mejor posible y que antes de darte cuenta tus niñas habrán crecido y seguro que dirás que que bonito era cuando estaban pequeñas... y en verdad es cierto...
    Pero como todo... tiene sus partes buenas y más buenas y alguna pues... no es que sea mala... lo que estamos es cansadas y agotadas encima por la calor y por eso fastidiadas... y si nos quejamos...es por que ya no damos más de sí.
    En cuanto a este postre que nos traes... en mi casa siempre fue de los preferidos... mi madre lo hacía tradicional...claro...
    y a mi me encantaba recién hecho... calentito y con caldito
    Y lo que más...rebañar el cazo... que siempre me dejaba único en él ... para que echara mi ratito....jjjj
    Que rico me parecía...
    Este tuyo con sus variantes... que digo yo...con sabor a chocolate debe estar más que rico..
    Sin embargo lo de la leche de soja...no la he probado...
    Pero esos cacharritos pintan de lo más bueno.
    Bueno Cuca... que te deseo un tranquilo fin de semana...
    Un besito para las niñas de la casa y otro grande para ti.
    😗

    ResponderEliminar
  16. A mí el verano me mata, literalmente, no puedo con él, pero desde siempre, vamos... Mi relación con las bebidas vegetales es como la tuya o me encantan o nos distanciamos, hoy mismo he tirado un paquete de bebida de soja que no me lo había bebido, que bien podría haberlo aprovechado para el reto, pero estos últimos meses estoy colapsada totalmente, así que no ha podido ser. Me gusta la combinación que has hecho con la bebida de soja y el chocolate blanco, hace mucho que no haga arroz con leche, por una razón de sentimientos más que nada, aunque me encanta y algunas veces quiero hacerlo pero no puedo, el tiempo dirá cuando...Tampoco pongo azúcar en mis cafés o infusiones, ni edulcorantes y cuando hago postres normalmente reajusto la cantidad de azúcar de la receta
    Espero que paséis un buen verano
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Hola Cuca, yo hago el arroz con leche a lo tradicional, con leche de vaca porque que te puedo decir, yo no voy con las leches vegetales, me parecen una mentira, jaja, como no tengo ninguna intolerancia, no cambio mi vaquita por nada, así los nuevos gurús de la salud digan lo que digan. Pero recuerdo que una vez en mi país hubo una escacez de leche de vaca y sólo se encontraba de soja, pues nada, la usábamos porque no había de otra, pero en cuanto salía la regular, no había nada mas que pensar.
    Creo que me pierdo la oportunidad de innovar con el arroz con leche agragando cosas como chocolate, me parece genial, debe quedar muy cremoso, bueno así se ven tus tacitas que ya me llevo la mía porque me gusta comerlo muy frío!
    Besos y a las tres y que disfruten del fin de semana y esos eventos!

    ResponderEliminar
  18. Bueno eso si que es innovar con un postre tan clasico como es el arroz con leche ,no dudo ni un segundo que este de muerte relenta no lo siguiente.
    A mi el verano me deja plof tengo la tension mas bien baja abitualmente asi que cuando llega el calor la tengo por los suelos ,es por lo que no me gusta el calor pero en la costa con el mar y temperaturas mas bajas que aqui soy la mar de feliz vamos que asi adoro el verano.
    Mi costillo es intolerante a la lactosa asi que tiene que tomar leche sin lactosa y por mas leches vegetales que le he comprado y echo yo en casa le pasa como a ti no las soporta asi que a tomar la de vaca sin lactosa y punto aunque a mi las que se hacen en casa si me gustan y de vez en cuando las preparo.
    A ver si se le pasa esa fase a Lara de llorar ,dile que ahora que es la hermana mayor tiene que dar ejemplo y no puede llorar por cualquier cosa jis jis.
    Me imagino el panorama como dices para coger la puerta y no entrar hasta que todo este en calma , os deseo que disfruteis mucho mañana en el bautizo y el domingo en la comida del club de campo.
    Bicos mil para los cuatro y feliz finde wapisimaa.

    ResponderEliminar
  19. Un arroz con leche, diferente y sin duda riquisimo.

    ResponderEliminar
  20. Prefiero el chocolate negro... Pero también me comía ahora mismo uno.

    ResponderEliminar
  21. Hola guapa, has hecho una entrada muy bonita, descriptiva al maximo de la realidad del verano. Y en cuanto a la receta me oarece muy acertado los toques qye ke gas dado al tradicional arros con leche. El chocolate blanco debe darlo un sabor realmente rico. 😗😗😗

    ResponderEliminar
  22. No soy ni de verano ni de calores, más que nada porque nuestro ritmo diario no nos permite ir al ritmo del calor y con calma sino con las prisas de siempre pero sin dormir y descansar como se debe lo que nos deja agotados...
    Ainsss si cuantas veces apetece dejar los niños gritar y salir de paseo jajajaj änimos que con tus poemas puedes con el verano y las nenas!
    Besos y feliz verano.
    Palmira

    ResponderEliminar
  23. Un arroz con leche diferente , hecho por ti estoy segura que tiene que estar de chuparse los dedos , que rico
    besinos

    ResponderEliminar
  24. Hola Cuca!! Recuerdo los veranos de la niñez, incluso no tan niñez, tan felices... sin cansancio, sin calor... recuerdo que me obligaban a echarme la siesta, y yo no era capaz de dormir, deseando que los mayores se levantaran para seguir aprovechando el día.. y ahora estoy deseando tumbarme un ratito para descansar... qué a mayor suena, jajaja!
    Como bien dices, nos hacemos nocturnos, y aquí estoy a estas horas, dando una vuelta por tu cocina para ponerme al día con tus maravillosas recetas! El arroz tiene un aspecto fantástico, aunque no me atrevo a utilizar la leche de soja, no creo que me gustara, al menos sola no me llama nada la atención, pero tengo que reconocer que esa combinación con el chocolate blanco la hace algo más apetecible!
    Mucho ánimo con las peques, y a disfrutar de esos momentos, que aunque agotadores, son únicos!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  25. Un arroz con leche diferente, original y muy rico. En casa tenemos casi siempre leche de soja casera, lo probaremos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Sí cuca, el verano es agotador pero me encanta, ja ja ja, y cn este arroz con leche que nos preparas seguro que se lleva mucho mejor el calor, nos endulzas el momento. Un beso!!!

    ResponderEliminar
  27. Tiene muy buena pinta. Para mí estas bebidas vegetales también tienen mucho azúcar, una pena que añadan tanto. Respecto al verano....a mí me encanta pero si reconozco que estoy agotada. Bsts

    ResponderEliminar
  28. Entiendo tu verano de calor pegajoso, por aquí no es que lo soprtemos es que lo aguantamos. Te puedo decir que me gusta mucho la elaboración del arroz con leche y que me lo has contado tan bien que se me ha antojado. 😘😘

    ResponderEliminar

Gracias.
Por llegar por primera vez, por regresar tras un largo tiempo, por venir cada semana.
Gracias.
Por leer hasta el final y por las palabras que me dejas o te guardas para ti.
Gracias.
Por formar parte de esta aventura.