jueves, 19 de octubre de 2017

Gofres integrales de calabaza


Esta semana parece que el otoño ¡al fin!  ha decidido tomar posesión de las calles y hacerse notar hasta en el último rincón de pueblos y cuidades. Reconozco que estoy encantada porque estar en pleno mes de octubre trabajando en tirantes no es lo más común, ni lo más apropiado ni francamente lo que más me apeteciera después del largo verano. 

Además comenzaba a estar un poquito cansada del frío del inicio y el final del día y el calor agobiante de las horas centrales que convertía la tarea de vestirse en lo más complicado del mundo. Y no me quejo por mí sino por Lara porque estaba un pelín desesperada porque tengo sus cajones llenos de jerséis bonitos que era impensable estrenar y la ropa más ligera comenzaba a estarnos peligrosamente estrecha, por no mencionar el trastorno que supone la diferencia de temperatura cuando entra en la guardería y cuando sale de ella. Cruzo los dedos para que el frío se instale con nosotros y podamos disfrutar de un bonito y muy lluvioso otoño ¡que buena falta nos hacen esas lluvias en todo el país! 

Como en mi cocina no hay otoño sin calabaza ya estaba tardando en compartir con vosotros estos deliciosos gofres. ¡Y vaya si he tardado! ¡un año completito! Estas maravillas salieron de mi horno el otoño pasado pero se quedaron esperando doce largos meses hasta que ha llegado el momento de publicarlos.

Hace un par de años me hice, como si la vida me fuera en ello, con unos moldes para preparar gofres en el horno en LIDL. Creo que si mi marido no aparece con ellos el día que los pusieron a la venta (porque LIDL le pilla al lado de su trabajo) me da algo y desde entonces han salido del armario las veces contadas (seguro que esto que estoy contando os suena a más de uno) ¡pero al menos han dado momentos bastante gloriosos! 

Ideas no me faltan, pero son tantísimas las cosas que quiero hacer que tengo dos opciones: hacer dos o tres postres por semana y acabar redonda (porque es un sacrilegio en casa tirar comida) o bien seguir con un postre (o dos si son más pequeños) por semana e ir pasito a pasito. Ser sólo dos en casa para atacar la repostería es lo que tiene. Además Lara no deja mucho tiempo libre y si es complicado reposterar no os quiero contar el proceso de fotografiar porque todo lo quiere, a todo le quiere meter mano y si no tira por un lado empuja por el otro...Si a esto le sumamos que empiezan los días grises y menos horas de luz ¡aqui tenemos a una madre trabajadora, repostera y bloguera! 

Con todo ya he publicado en el blog dos recetas de gofres en el horno. Los primeros fueron unos gofres básicos y sencillos que estaban buenos y a los que cualquier acompañamiento iba estupendamente. Después llegaron unos gofres de calabacín y chocolate un poco más sanos pero no por ello menos ricos que los ojitos se van detrás de ellos. Y hoy les toca el turno a estos hechos a base de calabaza... Es casi una secuencia lógica porque con lo que me gusta y el montón de recetas que ya tengo publicadas con ella ¡¿cómo no iba a intentar unos gofres?! 
 
El resultado del invento salta a la vista. Son unos gofres un poco más jugosos que los otros que he preparado en el horno y el olor que impregna la cocina al hornearse mezcla de calabaza y canela ¡es absolutamente brutal! 

Solos ya son una delicia pero combinados con caramelo (sí, sigo mi idilio con el caramelo) o con chocolate ¡son brutales! Templados y acompañadosde una bola de helado de vainilla ¡para ponerles un piso en plena Castellana! 

Si tenéis los moldes y os gusta la calabaza ¡estáis tardando en prepararlos y daros un homenaje otoñal en toda regla! y si no tenéis los moldes ya podéis estar atentas al folleto de LIDL para cuando los vuelvan a poner a la venta (también los venden otras marcas de repostería pero son  más caros) 

¡Vamos con la receta!


Ingredientes:

* 200 gramos de puré de calabaza
* 2 huevos
* 50 gramos de mantequilla
* 1 cucharadita de bicarbonato sódico
* 1 cucharadita de canela en polvo
* 180 gramos de harina integral 
* 50 gramos de miel
* 350 gramos de leche

Elaboración:

1. Derretimos la mantequilla en el microondas y la ponemos en la jarra de la batidora.

2. Añadimos el puré de calabaza, los huevos, la miel y la leche y batimos hasta obtener un líquido homogéneo y sin grumos.

3. Incorporamos la harina, el bicarbonato y la canela y volvemos a batir hasta que todo esté integrado.

4. Ponemos los moldes en la bandeja del horno y con ayuda de la jarra vertemos la masa e introducimos en el horno precalentado a 220º C y horneamos durante diez minutos.

5. Sacamos la bandeja y retiramos los moldes. La cubrimos con un papel sulfurizado. Desmoldamos los gofres (imprescindible guantes de cocina) y los colocamos en la bandeja con el dibujo hacia arriba. Bajamos la temperatura a 180ºC y los volvemos a introducir en el horno hasta que se dore un poquito la superficie. 

6. Cuando estén listos apagamos el horno, los sacamos y dejamos templar sobre una rejilla ¡y ya podemos disfrutar de ellos! 

https://sites.google.com/site/dulcessecretosdecuca/gofres-integrales-de-calabaza

Los que sobren, que igual no son muchos, los guardáis en una lata o un tupper que cierre bien y los metéis en el frigorífico, que con las masas con frutas y verduras mejor no jugársela ¿verdad?

Antes de tomarlos un golpe de calor en el microondas y tendremos una merienda o un desayuno de lujo para afrontar todo lo que venga después con ganas y energía.

Os agradezco a todas vuestros comentarios y sugerencias para conseguir que Lara vaya saliendo de los purés y empiece a comer cosas sólidas. El método BLW o alimentación autorregulada por el bebé sí que lo conozco desde que estaba embarazada pero en primer lugar me daba miedo que la niña empezara a comer trozos tan pequeñita (le tengo pánico a que se atragante) y en segundo lugar para aplicar este método hay que tener mucho tiempo para preparar distintos alimentos con distintas técnicas cada día y por supuesto para ponérselo delante al bebé y esperar que coma y yo por desgracia no lo tengo (y en la guardería no lo aplican tampoco) 

La pediatra me ha dicho que le dé trozos de tortilla, de croquetas... para ver si así come. Y mi niña que es muy generosa cuando le damos trocitos de comida me los mete a mí en la boca. Igual piensa que mamá necesita comer más porque a mi marido no le da comida nunca ¡y se rebota un montón por eso! 

En lo que sí hemos avanzado es en el tema de comer solita. Se ha pasado casi desde que cumplió el año sin querer probar los yogures y ahora los pide pero quiere que se los pongas en la bandeja de la trona, le des una cuchara y se los come ella. El domingo pasado iba muy bien la cosa hasta que se cansó y antes de que pudiera reaccionar lo lanzó al suelo y pegó el yogur que quedaba (no mucho en realidad) dentro de su zapatilla de estar en casa (que se la había quitado a patadas) y por supuesto también esparcido por el suelo.

Tengo la esperanza de que poco a poco pida más cosas porque también se come trocitos de fruta (una cantidad igual o inferior al tamaño de un dedal, que abusar no abusa) cuando ve que yo como. Con todo cumplió 20 meses el martes y pesa más de 14 kilos y medio, que mal nutrida no está ¿eh? pero es muy cómoda para comer.

A ver si en breve os puedo contar más avances. Me despido por esta semana, que seguimos en plena liquidación de impuestos y voy un poco justa con las visitas a vuestros blogs.

Manos a la masa y ¡bon appétit!

48 comentarios:

  1. A mi la calabaza me gusta en todo, es tan otoñal y da tanta cremosidad a platos salados, como jugosidad a los dulces. En gofres no la he probado, pero porque tampoco los suelo comer nunca, no es la repostería que más nos atraiga. Los tuyos por supuesto que sí, faltaría más que no nos comiéramos esas recetas deliciosas que nos preparas con tanto gusto y mimo.
    Un besazo a nuestra querida niña y otro grande para vosotros.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Qué ricos tienen que estar estos gofres! Nos viene genial que publiques esta receta porque nos acaban de regalar varias calabazas y es una buena forma de darlas salida a parte de hacer purés.. mucho ánimo con las comidas de Lara! Besis

    ResponderEliminar
  3. La calabaza este año tenemos mucha del huerto, nos encanta. Estos gofres me han encantado, tienen una pintaza, también tengo esos moldes y cada vez que vienen mis sobrinas y mi hija y los saco para hacerles una merendola, verlas como los disfrutan es una gozada.
    Aquí esta lloviendo bien y es una gozada. Trabajar, atender a Lara, y ser blogero es dificil, tu eres una campeonisima y con una energía inagotable, vivan las chicas como tu Cuca....Besitos

    ResponderEliminar
  4. Tengo calabaza, tengo gofrera y tengo hijos a los que hay que despertar el estómago para desayunar... ¡Este finde lo pruebo!
    bsss

    ResponderEliminar
  5. HOla Cuca! guapetona :)), oye menudos gofres ricos! a mi los postres y dulceríos con calabaza me chiflan! creo que me animaré a probarlo porque además hice puré de calabaza para otra receta dulce y lo tengo rondando en la nevera. Ay sí, a ver si el calor nos da una tregua que hasta aquí en el norte tan pronto sale fresco como tenemos 30 grados, qué locura, que llueva que lluevaaaaaaaaaaaaaa.Un beso fuerte y para la pequeña Lara :)))

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Cuca!! Bueno, ya hay pequeños avances en la pequeña Lara, poco a poco, pero supongo que te tiene que desesperar, ja, ja. ¡¡Menudo bichillo tienes!! ¡¡Pero está para comértela!!
    ¡¡Qué envidia me das cada vez que sacas los gofres!! Y es que sigo sin gofrera o sin molde de silicona para gofres. La verdad, como Silikomart me regala anualmente varios moldes de silicona, pues me da pereza comprarme yo más a parte, además, Silikomart también tiene estos moldes, pero todavía no me los ha ofrecido. Y también me da pereza comprarme el aparato de la gofrera, no porque no lo quiera, sino que ya estoy empezando a llenar los armarios de la cocina y tampoco quiero saturarlos. Pero envidia, me sigue dando envidia, te lo aseguro. Y más cuando veo estos tan ricos, integrales y con calabaza, ¡¡qué gozada!! Me encantaría desayunar esta cosa tan rica. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Cuca! No sabes cómo te entiendo con lo de ser madre trabajadora, repostera y bloguera, a menudo nos faltan horas en el día. Seguro que Lara poco a poco va haciendo progresos con los trocitos y una vez que descubra que la comida entera está más rica que los purés, ¡te dirá que te los comas tú! Jajaja.

    Estos gofres de calabaza tienen una pinta estupenda, y es que creo que a raíz del bundt cake que hice el domingo voy a empezar un idilio con la calabaza, ya estoy pensando en nuevas recetas para utilizarla.

    Yo tengo una gofrera de Lidl, la que tiene forma de flor, y confieso que lleva años guardada en un armario de la cocina porque las dos veces que he intentado hacer gofres han acabado en desastre, así que no sé si me volveré a animar, a ti te han quedado fantásticos.

    Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  8. Le has dado un gran uso al puré de calabaza que me dijiste cuando yo saqué del helado. Y ahora, es ver un gofre y acordarme de ti siempre.... Estamos unidas de una forma "gofril" sin igual amiga. Se me ocurre ponerles por encima un poco de toffe casero y en vez de nata una crema de queso y... Fetén!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Hola Cuca! Lo del Lidl me suena mucho porque también le mando mucho a mi chico a comprar allí jeje! Qué cómodo és jij! Pero el molde ese que dices no lo he visto, lo que sí compré es la sandwichera entera que fue la única que encontré con moldes para gofres! Viva Lidl!
    La calabaza es la reina de los blogs, siendo de temporada es normal pero alucino con todos los postres distintos que podamos hacer con ella, y todos se ven estupendos como tus gofres que yo comería con un buen chorretón de choco ya que la calabaza y el choco se combinan perfectamente ;)
    Piano piano con Larita, que al final todo llega... Pasas una etapa y entras en otra y siempre te parece más difícil que la anterior y que ésta vez va a ser imposible, pues no! Siempre se consigue, así que tranquila y dale tiempo a tu niña que ella es muy lista ;)
    Besitos chicas!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola Cuca, yo estoy encantada de que ya este lloviendo y refrescando más, porque el calor me cansa y deja un poco poffff, me siento mejor y el aire ahora está más limpio, al menos en bcn... Los gofres de calabaza me encantan, ¿quieres decir que llegan a la nevera? jajaja, yo no se si sobrarían en mi casa... aquí lo devoramos todo, parece que tengamos aspiradoras en la cabeza, jeje. fuera bromas, me han gustado mucho con calabaza y harina integral, me los llevo. Un beso :)

    ResponderEliminar
  11. Cuca, toda la razón del mundo, eso de esta prolongación innesesaria del verano no sirve para nada, solo para pasar calor, que las tiendas no vendan nada y cada vez con menos agua. Hay que ver la ropita del verano en plan trapitos fresquitos, no puedo con eso.
    Me encantan tis gofres tan originales, vaya suerte que tu marido entre en Lidl y te compre alguna de estas cosas, el mío también lo hace de vez en cuando y la verdad me da alegría encontrarme con alguna cosa de estas que yo quizá no me hibiera comorado y leugo lo que más uso.
    Espero que no se te resfríe mucho Lara este invierno que ya se sabe lo que son las "guardes" se lo pasan genial y pillan de todo.
    Muchos besos y nos seguimos leyendo. Besos a las tres, ¡eh!

    ResponderEliminar
  12. Hola Cuca!! Nos encanta esta receta, en nuestras casa solemos comer gofres de avena para desayunar, nos encantan! Y esta versión distinta nos viene muy bien para ir cambiando, seguro que están buenísimos, y ahora con la época de la calabaza, hay que probar recetas nuevas! Muchos besitos, y ánimo con la peque, seguro que con una mami que cocina cosas tan ricas, aprende a comer de todo muy pronto!

    ResponderEliminar
  13. Hola Cuca que ricos estos gofres de calabaza , me encanta tus relatos de Lara besitos para las dos

    ResponderEliminar
  14. Hola Cuca.
    Me ha gustado la receta, ya la puse en favoritos para hacerla uno de estos días.
    besos

    ResponderEliminar
  15. Preciosos y super originales!! no tengo los moldes pero si tengo moldes de rosquillas, me los anoto, que tengo calabaza para aburrir, y me parecen una delicia, no nos hagas los dientes largos con tus sugerencias para tomarlos, que si helado, que si choco... no seas mala!! jajajaja.
    besos!!

    ResponderEliminar
  16. Cuca ese tiempo de otoño es el mejor de todos, lo malo es la luz del día para tomar fotos. Pero son muchas más las cosas buenas, yo que soy de tierra fría (temperaturas promedio de 15-20•C y en las madrugadas unos 10•C) por lo que se pediría decir que es muy otoñal la cosa. Pues las calabazas este mes son las protagonistas en muchas cocinas, a mí me encantan, este mes ha sido lleno de cosas, pero por fin llego sin tanta tardanza :).
    Tus gofres me encantan por la harina integral y la canela, los moldes muy bien aprovechados y para mí también con un rico caramelo.
    Con Lara la cosa es de paciencia de seguro, porque no sé del tema aún (pero aprendo contigo, y lo cierto es que cada niño es un mundo) la princesa esta preciosa, te mando un beso grande querida amiga ^_^

    ResponderEliminar
  17. Cuca hace años que no como gofres, la primera vez lo hice en Bruselas y fue como flotar en las nubes. La masa esa ligera y esponjosa, con un sabor a vainilla delicioso, con unos fresas y espolvoreados con azúcar glacé, y para acompañarlo una cerveza de cerezas bien fresquita, sentados en una terraza a cubierto de una fina lluvia de verano, fue casi una experiencia religiosa, jajaja.
    Seguro que los tuyos deben ser igualmente riquísimos.
    Besos y animo con la peque, que ya verás como crece a la velocidad de la luz, jajaja.

    ResponderEliminar
  18. Paciencia hija paciencia, no hay otra, cuando ella quiera comerá.
    Que bonitos te han quedado esos cofres, a mi la verdad no es una cosa que me llamé mucho la atención pero bonitos son un rato, quizás es por eso que no tengo esos moldes en casa, porque lidl me tiene absorbida jeje.
    Lo dicho se ve preciosos y seguro que están riquísimos con ese punto de la canela, que ya sabes que me encanta es mi especie favorita.
    Que bien por fin llueve, ahora si es por fin otoño estoy más contenta por ello, con un poco de suerte se remonta la temporada de setas porque este año es una ...... (ya imaginas no?
    Un besito hasta la semana que viene.

    ResponderEliminar
  19. Podríamos tener la vida más fácil, pero también la podríamos tener más difícil...así que aunque a veces estamos muertas, por lo menos en mi caso, hay que seguir endulzando nuestra vida y la de los demás. A que sí!!!!, pues....cómo te digo...que no tengo gofrera....buah!!!!, estaré muy, muy pendiente semanalmente de la publicidad del LIDL, porque cae seguro!!!, Yo también quiero hacer gofres!!!, además es que quedan de lujo. Besines!!!

    ResponderEliminar
  20. Nena, eres una artista. Cada vez que vengo a verte me asombra que saques tiempo para todo,ya es mucho trabajo una niña pequeña y el trabajo a la vez, ya con eso tienes bastante. Pero además llevas el blog, haces recetas estupendas con sus fotos incluídas que sabemos lo que cuesta, y encima las visitas que se llevan un montón de tiempo. Eres un crack, jajaja, pero no pasa nada si a veces te supera el asunto y te tomas un descanso, vale? Por mi no te sientas obligada al tema de las visitas, te lo digo en serio, hay veces que no se puede y no pasa nada!!
    Bueno, los gofres tienen muy buena pinta, la calabaza se impone por las fechas y tu le has dado un aire diferente que yo no me hubiera imaginado, además hace siglos que no pruebo un gofre porque son una bomba de calorías, pero los tuyos son infinitamente más sanos, dónde va a parar.
    Sigo con cariño los progresos de Larita, qué rápido pasa el tiempo madre mía! Ten paciencia, todos los niños son diferentes y lo peor que puedes hacer es obsesionarte porque esté dentro de los parámetros normales, y es que es inevitable hacer comparaciones con los niños que conocemos, que si comen mejor que el mío, que si duermen más... tonterías, no te fijes en nada de eso porque cada uno es especial y diferente y sigue su ritmo te guste o no, jajaja. Ya verás como dentro de poco te come de todo y te olvidas de eso.
    Un besazo preciosa, y cuídate para poder con todo!!

    ResponderEliminar
  21. Hola guapísima !!!
    Tus gofres están para comérselos de tres en tres, creo que con esos ingredientes me da mucho menos cargo de conciencia que los clásicos y seguro que están muy muy ricos.
    Lo de los moldes lo he experimentado alguna vez, no con esos en concreto, pero si con otros. Aunque cuando empecé con el blog me prometí a mí misma utilizar los recursos con los que contaba en casa y no comprar nada más. Que ya sabes que se puede convertir en un vicio malo jajaja
    No te di ningún consejo con Lara, porque los niños son todos diferentes y lo que le vale a uno, a otro le sirve para hacer pedorretas :) Paciencia y tranquilidad, tu hija terminará comiendo de todo más tarde que pronto, pero ¿quien tiene prisa? si está para comérsela y feliz.
    Pensé que cuando lanzó el yogur había caído nuevamente en las cortinas jajaja, pero no, me alegro porque ya iba a resultar un vicio.
    En fin mi niña, que muy ricos tus gofres y que siempre te luces en la cocina.
    Besotes y feliz semana. Ahhh y felicidades, que viva el Otoño !!!

    ResponderEliminar
  22. Hola Cuca, hace mil años que no me como un gofre. Sinceramente nunca ha sido de mis dulces preferidos, está calro que no he probado de los ricos , estoy segura que si los tuyos estuvieran a mi alcance no me resistiría. Es la primera vez que los veo con calabaza, debesn saber a gloria. Hija mía, la repostería la bordas, qué manos tienes!!Un beso!!

    ResponderEliminar
  23. Ya iban siendo horas Cuca que el otoño con lluvia hiciera presencia, ya que por aqui es un desastre lo que ha pasado, Terrorífico. Te han salido unos gofres soberbios, que con relleno o sin el tienen que estar exquisitos, bsss

    ResponderEliminar
  24. Hola Cuca!!! Por aquí se están terminando las lluvias y entrando el frío casi por completo y me encanta, lo único es ese detalle de los días grises que hace que las fotos salgan tristes pero aunque son riquísimos esos días
    Ese molde!!!! Lo necesito ya!! Quedan preciosos esos gofres, me encantan y bueno la receta esta de muerte lenta la verdad, lucen además de preciosos por supuesto, lucen deliciosos, esa combinación me super encanta!!
    Pues nada a disfrutar del frío que está llegando aunque venga con más postrecitos por semana jeje
    Muuuchos Besitos!!

    ResponderEliminar
  25. Paciencia con Lara que todo se hará en su debido momento. Y sino tampoco pasa nada. Recuerdo mi hermano con 17 años con mi novio (hoy mi marido) y mi madre chafándole coliflor con patatas para cenar.Ahora su mujer no le mima tanto y se los come tal cual jejeje
    y los gofres de calabaza me encantan... bueno aunque yo sólo los he comido salados!!!
    Besos y feliz finde,
    Palmira
    PD: Por cierto de no tener ningún tipo de problema de salud los niños no se atragantan así como así. Tienen un músculo reflejo que les protege me lo contó una amiga infermera cuando Polyanna era bebé y aquel día dejé de prepararle menú especial y a comer como todos oye :o)

    ResponderEliminar
  26. Suelo hacerlos en esos moldes muchas veces, pero nunca los hice con calabaza y canela... tiene que ser una gozada!! Bs.

    ResponderEliminar
  27. Sí me suena lo de comprar moldes y que se pierdan en la noche de los tiempos.
    La calabaza en sí no me hace muy feliz, pero lo de las temperaturas me viene muy bien para mis propios gofrecillos caseros.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  28. Yo también soy muy de otoño Cuca, pero el otoño de antes, ahora no hay. Aquí hace aún bastante calor, el otro día llovió un poco y luego hacía un bochorno insoportable. El domingo me voy de viaje a Asturias y espero que allí haga más fresquito, ya veremos.
    La calabaza nunca me ha gustado demasiado, vamos, que no me gustaba, pero desde que hace unas semanas hice un curso de pan dulce y salado de calabaza y estaba tan bueno todo lo que hicimos, la utilizo en bollería y me encanta, así que creo que estos gofres tienen que estar de lujo!!
    Como siempre pienso cuando os leo, y de vez en cuando os lo digo....sois unas supermamás!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
  29. Querida Cuca. En primer lugar, muchas gracias. Ya sabes por qué.
    En segundo, decirte que me he comido una calabaza asada no muy grande yo solita en una semana. NO veas, me tendré que contener, pero es que en otoño, incluso cuando hace el calorazo que hace aquí, me encanta. Aquí hay mucha costumbre de comerla asada, sin más.
    Tus gofres, al horno, muchísimo mejor y tienen que estar muy ricos. No he visto los moldes, pero me parece que mejor que con mantequilla.
    Tu niña me parece que se las sabe todas. Me alegra saber que está muy bien de peso y eso es porque no pasa hambre, pero te tiene que volver loca que no quiera comer nada que no esté triturado.
    El otro día me comentaron lo de ese´método de darles trozos desde bien pequeños y me quedé alucinada. Yo tampoco sería capaz.
    A ver si en breve, vas solucionándolo.
    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  30. Te han quedado PERFECTOS, con un colorcito de lo más otoñal...

    ResponderEliminar
  31. Ay Cuca, qué suerte tienes que te haya llegado ya el otoño. Por aquí sigue instalada la calima, treintaytantos hace, es horroroso, y a pesar de que aquí tampoco es que tengamos un invierno invierno, ya apetece algo más de fresco. A ver si cambia ya el tiempo (por favor jeje).
    Con respecto a los gofres me imagino lo jugoso que tienen que estar, la calabaza aporta siempre mucha humedad a las masas. Yo tuve una gofrera, pero la pobre no duró un asalto, era una ca.. jajaja.
    A ver si Lidl vuelve a poner esos moldes porque me resultan muy interesantes.
    Un besote para tí y para la pequeña Lara.

    ResponderEliminar
  32. Ay, tu ratita :) Esos lanzamientos de comida los hemos vivido todos, jajaja, Mis perros están encantados, claro :)

    Me apunto a uno de tus gofres, con mucho chocolate chorreante por encima. ¡Qué ricos!

    ResponderEliminar
  33. Hola Cuca. Lo cierto es que el calor sigue haciéndose notar y eso que ya estamos prácticamente a último de octubre, calor que ya no es normal. El otro día llovió por aquí pero en poca cantidad y solo fue testimonial. Al día siguiente, sol y vuelta a lo mismo aunque por la mañana se nota algo fresco pero todavía con manga corta jj.
    Veo que Lara sigue dándote guerra con la comida. Paciencia que ya cambiarán las tornas.
    El gofre no es una de las cosas que mas me llamen la atención, de hecho no los he probado así que no puedo decir si me gustarían o no.
    Creo, no obstante, que viendo y leyendo como los has preparado, no me cabe duda de que disfrutaría saboreando uno de ellos y no dudo de que hasta pediría el segundo jj porque tienen que estar deliciosos.
    Que disfrutes del fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Ainsss Cuca, el tiempo esta loco!!!! esta mañana bien temprano me fui a la playa a andar y me he tenido que dar un baño a la vuelta, aqui en Cádiz es horroroso el calor que hace.
    La calabaza me encanta en repostería da un toque dulce y cremoso a las preparaciones elaboradas con ella.
    Esos gofres te quedaron de lujo, que ricos!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  35. Me gustan muchos los gofres ya que los podemos hacer con diferentes sabores e ingredientes, éstos tienen muy buena pinta además de lo ricos que tienen que estar con calabaza.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  36. Cuca que receta tan buena nos traes, justo ahora que hay tan bonita calabaza, una pregunta, los gofres son como los waffles? Se ven deliciosos!! Te deje algo en mi blog,
    Bs

    ResponderEliminar
  37. A mi también "me fue la vida en ello" hace dos o tres años cuando encontre en el Aldi mi súper gofrera, que por cierto no he estrenado, no recuerdo ni como es ni donde la guardé, pero mañana compro calabaza, la busco y la estreno con tu receta. muchas gracias y un beso

    ResponderEliminar
  38. Hola, Cuca. Tienes mucho merito, trabajar fuera de casa y tener tiempo para todo es difícil. Lara es como todos los críos de su edad, al principio les cuesta aceptar los cambios pero poco a poco se van acostumbrando. Los gofres muy ricos nunca los he hecho de calabaza. Cuando mis "niñas" eran pequeñas cada semana tenia que hacerlos, les encantaban para el colegio, espero que a Lara también le entusiasme.
    Besos, Carmina.

    ResponderEliminar
  39. Aquí desde ayer parec que ya ha llegado el otoño, pero el viernes a medianoche cuando salí de un concierto iba en tirantes, en Vitoria, en el Norte. Pues a ver si estoy atenta al Lidl y me hago con unos moldes de estos porque tienen una pinta increible.

    ResponderEliminar
  40. A mi los gofres como tal nunca me han llamado demasiado la atención pero viendo esta propuesta y las otras tan originales que tienes en el blog, me gustan más, que buenos tienen que estar.
    Nosotros empezamos ayer justo con la alimentación complementaria de Jimena, como bien me comentas ya hablé con la pediatra, estamos pendiente de que nos vea el especialista para saber que es lo que le puede estar sentando mal.. por lo pronto hemos empezado probando la pera y parece que le gusta bastante. Respecto a BLW a mi también me da pánico el que se pueda atragantar, de hecho solo la he dejado mordisquear un poco un trozo de perita, el resto se lo di molido.. aunque mañana la idea es que lo gestione ella solita, a ver que tal. Un beso y ánimo en el trabajo. Seguro que Lara pronto es ella la que pide comida.

    ResponderEliminar
  41. Otoño y las calabazas, yo ya he empezado con los bizcochos, las cremitas, pero gofres..todavía!! Yo no tengo esos supermoldes pero sí la gofrera del lidl, así que creo que será mi próximo reto con la calabaza. Tu receta y mi gofrera y a disfrutar!!! Me encanta todo lo que cuentas de la pequeña Lara, me hace recordar mis tiempos de madre novata, asustadiza e ilusionada por cualquier pequeño "avance" de mi piojito, ya todo me queda tan lejos que leerte a tí es como abrir mi baúl de los recuerdos. Un abrazo y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  42. Qué buena pinta tienen esos Gofres, seguro que con calabaza están muy ricos.... Besos

    ResponderEliminar
  43. Pues aquí el otoño no termina de decidirse a llegar... y yo confieso que ya estoy un poco cansada del verano permanente, jajaja.
    Eso de los cacharritos que se nos antojan, y después guardamos en el armario me suena tanto... creo que nos pasa a todos. Pero, bueno, no importa, así los tenemos a nuestra disposición cuando queremos... y así se pueden crear recetas tan deliciosas como estos gofres. Con la calabaza tienen que quedar jugosísimos, seguro.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  44. Es muy versátil la calabaza, me gusta mucho, porque la puedo usar para salado o dulce y muy ricos se ven estos gofres. Besitos.

    ResponderEliminar
  45. Hola Cuca
    Tengo que decirte que el otoño a mí no me entusiasma tanto como a ti, y aunque el agua hace mucha falta para el campo yo por lo demás no la echo nada de menos. Lo que sí me gustan mucho son los colores ocres del paisaje, por contra detesto el horario de invierno, es siempre noche y eso me deprime un montón, y si encima llueve ya no te digo nada.
    Respecto a la receta de gofres, tengo pendiente de hacerlos, pues los he comido varias veces pero nunca los hice yo. Cuando encuentre los moldes no dudaré en comprarlos aunque me temo que me va a pasar como a ti, que luego le daré poco uso, pero bueno, también tenemos derecho a tener algún vicio, no? No fumo, no bebo, así que eso bien me lo puedo permitir ;))
    Los tuyos tienen muy buena pinta, y con calabaza seguro que están exquisitos. Me encanta la calabaza en los dulces.
    Un beso enorme guapa.

    ResponderEliminar
  46. Te han quedado perfectos y bien grandes :-)
    Que ricura con calabaza.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  47. Te han salido estuendos!! y además sin azúcar. Tomo nota!
    Un beso.
    Elena.

    ResponderEliminar
  48. Me encantan! Tengo los mismos moldes que tu y creo que les voy a dar uso muy pronto. Besos

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí quédate un ratito más y déjame un comentario ¡es lo que le da vida al blog y así puedo saber que has estado aquí y visitarte!
Si has decidido quedarte en mi cocina ¡bienvenido! y si eres ya un veterano ¡gracias por seguir aquí día a día!