jueves, 28 de junio de 2018

Crema de café

El verano acaba de comenzar y se las promete casi eterno.

Las playas han sido tomadas el pasado fin de semana por hordas deseosas de celebrar el verano, la noche más corta del año y saltar por encima del fuego a ver si queman parte de los malos augurios.

Los peques disfrutan de unas largas vacaciones que acaban de estrenar (no sé en otros lugares pero donde vivo el viernes dijeron adiós a los centros escolares) y empieza la desesperación de los padres que trabajan para cuadrar horarios con actividades de ocio, campamentos urbanos, ludotecas y los benditos abuelos para poder seguir con un ritmo de vida (laboral) que por mucho que nuestros políticos se empeñen en maquillar es 0% compatible con la vida familiar, las vacaciones escolares y todo lo que se nos ocurra decir.

Entiendo que queda muy bonito decir que los niños son de los padres y que no son para aparcarlos en los colegios. Sin embargo hay padres que tienen la fea costumbre de salir cada mañana a trabajar para mantener a sus familias y se hace tremendamente difícil conseguir cuadrar unos horarios que no lleven con la lengua fuera a propios y extraños.

Después escuchamos en las noticias que en España la tasa de natalidad es muy baja, que hay muchas mujeres que renuncian a la maternidad por continuar en la vida laboral, que cada vez se retrasa más la maternidad y la mujer es madre más mayor... Y la cosa irá a peor si no se toman medidas "desde arriba" aunque parece ser que a ningún partido político, sea del color que sea, le interesa afrontar de una vez por todas esta problemática.

Lara por el momento tiene guardería hasta el 31 de julio y el mes de agosto estará con la abuela hasta que yo me coja vacaciones. No es mal apaño, lo sé, y teniendo horario de verano a partir de la semana próxima podremos pasar las tardes juntas, pero en nada empieza el colegio y sus vacaciones serán más largas y las mías seguirán siendo igual de cortas y me veo metiéndola en el bolso y colándola de tapadillo en la oficina...

Dejando a un lado reivindicaciones sociales el verano nos abre las puertas a los postres fresquitos. Esto no quiere decir que no apetezcan todo el año, pero es ahora cuando los valoramos especialmente, no sólo por la alegría que te llevas cuando los devoras (o te los encuentras en la nevera y los atacas en plan comando sin que nadie se entere, al menos hasta que haya recuento de postres) sino porque se preparan en un abrir y cerrar de ojos y no necesitamos horno para ello.

Conste que soy la primera que a pesar de vivir en Andalucía (interior) y padecer treinta y muchos grados la mayor parte del verano no acaba de apagar el horno en estos meses, pero este verano me he propuesto abrir la cocina virtual (y real) a los postres fresquitos e intentar prescindir del horno para tal fin durante unas semanas, que tampoco va a pasar nada.

Hoy os traigo una crema de café que ....¡mmmm!... no se puede ni explicar con palabras. La preparé el verano pasado y os juro que aún me acuerdo de cómo sabe y estoy deseando repetirla.


Crema de café en vasito con yogur de café, nata y leche condensada. Receta de postre sin horno, fácil, rápida y sencilla.

A ver, ligera, ligera, no es. Es más, yo diría que es todo lo contrario a la operación biquini, es más bien del bando de la operación "luzco lorza veraniega porque todo me importa un pie" pero está tan buena que es casi un crimen dejarla guardada y no compartirla.

Cualquiera diría que es fruto de un arrebato "vamos a darle salida a un puñado de cosas que llevan dando vueltas en la nevera demasiados días" aunque como sabemos precisamente de la improvisación (y de los errores) surgen grandes platos.

En mil ocasiones os he dicho que me encanta comprar en LIDL y creo que hay productos que deberían incluir de manera permanente en su lineal. Hoy en concreto reivindico el yogur cremoso de café tamaño XXL (en realidad son 500 gramos, no es que sea tan enorme) que ponen a la venta en contadas ocasiones y que he aprovechado para hacer y compartir algunos postres como esta delicia con Lacasitos y Oreo o esta tarta de café y caramelo.

Lo sé, hay otros yogures de café pero ¡es que a mí me gusta este! Así que creo que tendría que estar siempre disponible en LIDL.

Crema de café en vasito con yogur de café, nata y leche condensada. Receta de postre sin horno, fácil, rápida y sencilla.

Ahora bien ¿apagamos y nos vamos si no hay yogures de estos? Pues no, podemos buscar de otra marca o bien utilizar yogur cremoso (tipo griego) y añadir café soluble hasta conseguir un saborcito a café a nuestro gusto.

A mí la combinación café y caramelo me puede, y si va unida a un toque de chocolate mucho más. De hecho estos vasitos fueron anteriores a la tarta de café que compartí para celebrar mi último cumpleaños y que precisamente surge de esta receta que tenía en pendientes desde el pasado verano.

Crema de café en vasito con yogur de café, nata y leche condensada. Receta de postre sin horno, fácil, rápida y sencilla.

Por diversas razones se fue quedando atrás pero ahora que por fin ha llegado el calor tenía que publicarla sí o sí y cruzo los dedos a ver si LIDL se anima a volver a traer estos yogures ya de una vez y todos nos podemos dar el gustazo de probarlos.

No os podéis imaginar lo cremosos que quedan y aunque llevan leche condensada (me parece que precisamente surgió esta crema para darle salida a media lata de las grandes que tenía de haber hecho la tarta de galletas y leche condensada con limón que compartí el año pasado y ha sido un exitazo de receta) no quedan para nada empalagosos, que sabéis que no soporto las cosas excesivamente dulces.
Crema de café en vasito con yogur de café, nata y leche condensada. Receta de postre sin horno, fácil, rápida y sencilla.

Además tendréis el postre listo en quince minutos (evidentemente hay que esperar a que se temple y pasarlos al frigorífico para que se pongan fresquitos que calientes no están nada buenos) y sin apenas pasar calor ni ensuciar muchos cacharros.
Es una receta tremendamente sencilla ¡apta para cualquiera aunque no haya pisado la cocina más que para atacar la nevera! y os aseguro que vais a quedar como reyes siempre y cuando os guste el café, porque evidentemente este postre sabe a café.
Crema de café en vasito con yogur de café, nata y leche condensada. Receta de postre sin horno, fácil, rápida y sencilla.
Si no os gusta siempre podéis darle una vuelta de tuerca y buscar otro tipo de yogur y personalizar el postre a vuestro gusto porque el café no es santo de la devoción de todo el mundo y no suele haber términos medios, así que lo amas profundamente o lo odias con todo tu ser.

Además esto es algo innato, porque Lara apenas levantaba un palmo del suelo y te llamaba la atención si olía a café para que le dieras la espumita o le dejaras la cuchara para metérsela en la boca. Ahora directamente sale corriendo para la cocina si escucha la cafetera o si te oye decir que vas a prepararte uno.

Yo os invito encantada a un vasito con el que paliar los rigores del calor mientras os explico la receta y os termino de convencer para que los preparéis en casa.

Crema de café en vasito con yogur de café, nata y leche condensada. Receta de postre sin horno, fácil, rápida y sencilla.

Ingredientes:

* 500 gramos de yogur cremoso de café
* 370 gramos de leche condensada (una lata pequeña)
* 200 ml de nata para montar (35 % m.g.)
* 150 ml de leche (yo puse semi pero puedes usar la que tengas en casa ya sea de origen animal o vegetal)
* 2 cucharadas soperas colmadas de café soluble (descafeinado si lo prefieres)
* 2 cucharadas soperas de caramelo líquido
* Un sobre de preparado para cuajada
* Escamas de chocolate 
* Caramelo líquido para decorar


Elaboración:

1. En una cazuela ponemos el yogur, la leche condensada, la nata y las dos cucharadas de café soluble y removemos para mezclarlo bien.

2. Ponemos al fuego medio - bajo (en mi placa de inducción 5 sobre 9) y vamos removiendo con frecuencia. 

3. En un vaso ponemos la leche y deshacemos el preparado para cuajada. Reservamos.

4. Cuando nuestra mezcla empiece a tomar calor el café se desahará por completo y en ese momento añadimos el caramelo líquido sin dejar de remover para integrarlo rápidamente y evitar que se vaya al fondo y se queme.

5. Cuando esté a punto de romper a hervir añadimos la leche en la que hemos disuelto el preparado para cuajada y removemos bien. Mantenemos al fuego unos minutos hasta que empiece a hacer las primeras burbujas antes de romper a hervir. En ese momento retiramos del fuego.

6. Vertemos la mezcla en los vasos o boles en los que vayamos a presentar. Si son de boca estrecha aconsejo poner la crema en una jarra lo que nos facilitará enormemente llenar los vasitos y nos ahorrará quemaduras.

7. Dejamos sobre la encimera para que se enfríen y cuando estén fríos tapamos y los pasamos al frigorífico. 

8. Antes de servir ponemos caramelo líquido y unas escamas de chocolate ¡les darán un toque delicioso!


https://sites.google.com/site/dulcessecretosdecuca/crema-de-cafe-en-vasito

Si os animáis a prepararlos ya me contaréis qué os han parecido. Os puedo asegurar que si el café os gusta vais a querer repetir postre. Con lo comedida que soy yo con el dulce (y los excesos gastronómicos en general) y me costaba resistirme.

Crema de café en vasito con yogur de café, nata y leche condensada. Receta de postre sin horno, fácil, rápida y sencilla.

Además quedan preciosos para presentarlos en la mesa. Es la ventaja de los postres individuales que son la mar de prácticos a la hora de servir, aunque tengan como inconveniente que son los que son y si se presenta alguien por sorpresa no puedes cortar raciones más pequeñas para que alcance para todos.

Crema de café en vasito con yogur de café, nata y leche condensada. Receta de postre sin horno, fácil, rápida y sencilla.

¡Y no estoy segura de que nadie se preste a compartir su vasito una vez lo pruebe!

Como os comentaba la pasada semana el martes tuvimos la fiesta en la guardería de Lara. Sólo sabía que teníamos que disfrazarla de enfermera. Me voy a ahorrar los detalles de los problemas que tuvimos cuatro madres (sí, sí, cuatro solamente) para ponernos de acuerdo para elegir el disfraz de enfermera que íbamos a comprar. Sé que me vais a contar que esto es así y no hemos hecho más que empezar, que me vaya preparando porque si va a algo es a peor. 

Lo sé, no soy nada crédula, pero cuando me enteré que eran sólo cuatro niñas disfrazadas de enfermera pensé que el acuerdo iba a ser rápido, que no es lo mismo cuatro madres que veinte ¡lo que me equivocaba! 

Lo importante es que al final hubo punto de entendimiento (aunque no todas, eh? que una madre se negó a comprar el disfraz) y las niñas estaban monísimas y los niños muy graciosos disfrazados de médicos. Tras la experiencia del año anterior en el que Lara (y todos los niños de nido) se quedaron parados y no se movieron, pero los de clases superiores algunos bailaban, otros se estaban quietos y otros muchos lloraban, este año decidí mentalizar a la niña para que bailara y no se asustara al ver a tanta gente.

Justo la tarde de la fiesta hice un trato con ella. Si bailaba y no lloraba le compraba el bebé que quería para la piscina (es decir, un Nenuco para el baño que le había visto a la hija de una amiga mía el fin de semana anterior en la piscina del club y que le encantó)

Como ella cumplió su parte yo cumplí la mía y rauda y veloz una vez hubo terminado de bailar hice el pedido rápidamente en Amazon y llegará hoy. Estoy pensando seriamente en comprar acciones de este muñeco puesto que tenemos ya varios y algunos accesorios.

El aperitivo que tomamos después no estuvo mal pero fue infinitamente más pobre que el año anterior. Entre que la gente ha llevado menos cosas y que hubo muchísimos más asistentes os aseguro que no fue igual. A mí esta vez me tocaron apertitivos salados y preparé una empanada de atún y espirales de hojaldre rellenas de queso, pavo y bacon ¡dos horas de horneado la misma tarde de la fiesta para hacer las espirales! ¡cuatro hornadas! y la empanada la preparé la noche previa porque sabía que no daría tiempo a que se enfriara con tanto calor.

¡Qué rápido se ha pasado este año! Parece que fue ayer cuando estuvimos en la primera fiesta escolar de Lara y ya ha pasado la segunda... ¡si es que no nos enteramos de nada!

En fin, me despido por esta semana que me he alargado como viene siendo costumbre en mí. Disfrutad mucho del buen tiempo que tanto pedíamos las últimas semanas ¡sed felices!

Manos a la masa y ¡bon appétit!

43 comentarios:

  1. vamos vamos, espectacular este postre, poco más puedo decir, solo que tiene que ser una locura comer uno de esos vasitos

    ResponderEliminar
  2. A mi también me chifla la combinación caramelo/café, nos dejas hoy un postre magnífico. El otro día estuvimos en la fiesta de mi nieto, todos los artistas cumplen dos años en este trimestre, lo que tu dices, todos quietecitos hasta que uno empezó a llorar y esa fue la función doce niños llorando a cual más fuerte, pero son tan monos. Te has organizado muy bien para pasar el verano, lo importante es que los niños estén bien atendidos y a los padres no os queda otra que seguir trabajando, pero luego lo suplís en el periodo de vacaciones estando a tope con vuestros hijos, todos hemos pasado por ahí, no nos queda otra, pero con mucho cariño y al final los resultados son buenos. un beso

    ResponderEliminar
  3. No ha habido equipo de gobierno, por muchas promesas que nos hayan hecho, capaces de organizar un plan para conciliar vida familiar y laboral. Así será dificil levantar la natalidad de este pais, con lo que eso conlleva, una población mayor y la joven haciendo filigranas para pagar las pensiones.
    Tu postre, aunque a mi me encanta el café y no puedo vivir sin él, se las trae. A ti es que no se te pega nada en las lorzas, como tú las llamas, pero a las demás si. Menos mal que lo has distribuído en vasitos no muy grandes para poder soportar el cargo de conciencia que nos dará repelar el vaso y quedarnos con ganas de repetir. Pues nada, aúpa verano, y sus golosinas frescas.
    Un besazo para ti y otro para nuestra niña preferida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola Cuca!!
    Con la cantidad de opciones que nos da ya no hay excusa para no hacer este postre.
    Chiquilla!! Cómo no va a estar bueno si lleva un mogollón de leche condensada!!???
    Desde luego que debe de ser una bomba, pero uno y luego a correr no puede hacer mucho daño no??

    Qué ideas las de las guarderías... mira que disfrazar a los niños así!? Ahora.. estarían para comérselos de graciosos!!

    Sobre las vacaciones.. dices que no sabes como lo hacen en otros países. Te diré que aquí solo hay 6 semanas de vacaciones de verano, que además son rotativas por comarcas. Las primeras empiezan en junio y terminan en agosto y las segundas son a finales de julio hasta principio de septiembre. Esto lo hacen para evitar que todos salgan de vacaciones al mismo tiempo.
    Luego como las vacaciones son más cortas que en otros países, vuelven a dar en octubre un par de semanas otra vez. A éstas la llaman vacaciones de otoño. En fin cada país se lo monta de una manera. Si es mejor o no, no lo sé.

    Bueno un beso y no pases mucha calor!!

    ResponderEliminar
  5. Desde luego como sois los padres! Na más que conciliar y conciliar! :P
    Yo no tengo hijos, pero si los tuviera, no tengo nada claro los malabarismos que tendría que hacer para poder ocuparme... uf ni pensarlo quiero.
    La crema, ideal, amor absoluto, me encanta.

    ResponderEliminar
  6. Hola a Cuca!!!! Primero...Absolutamente de acuerdo en las reivindicaciones sobre lo complicado que es conciliar la vida familiar y laboral , especialmente para las mujeres, siempre lo ha sido y lo sigue siendo..y no parece que se vean soluciones en el horizonte ...
    Y sobre esta crema...me has causado una necesidad apremiante de probarla y eso que mis lorzas están completamente fuera dd sí, jaaaa, jaaaa
    Puedo probarla y luego, con el sabor de boca y la ansiedad controlada...hacer dieta...
    Te deseo un estupendo verano y te mando un cariñoso abrazo:)

    ResponderEliminar
  7. Cuca, es difícil conciliar todas estas actividades laborales y familiares y es un gran estrés no sólo para los padres sino para los propios niños. El asunto que a veces nos quejamos de los colegios no hacen mas o menos de esto o aquello, pero hay que recordar que ellos también son padres, tienen familias y viven los mismos dolores de cabeza que todos los demás...hasta que las legislaciones cambien y ayuden a las familias en lugar de atacarlas, es poco lo que se puede hacer creo yo.
    Bueno, vayamos a los que nos toca hoy, aquí estoy deseosa de probar mi vasito porque este postre me hace ojitos, debe ser muy cremoso y con la combinación perfecta de sabores: café, caramelo y chocolate, no me resisto para nada. A mi también me gustan mucho los postres en presentación individual, se ven super lindos y siempre estoy tentada de comprar cacharritos individuales y luego me paro en seco porque se que no tengo donde guardarlos, es que aquí en mi casa entre este reguero de juguetes de mi hija ya no hay espacio para nada mas, jaja!
    Besitos y un par para nuestra enfermerita! :*

    ResponderEliminar
  8. Si existe postre de café, ese es el mío, me encanta todo lo que tiene cafe.
    Sabes ese yogur mientras hubo en el Lidl lo compraba cada semana, pero después de unas cuantas dejaron de traerlo y para mi fue un fastidio porque me encantaba, tanto que me los hago yo en casa, le añado café instantáneo y esta Ummm que te voy a contar así que cuando os prepare eso no será un problema si no lo encuentro, lo haré yo.
    Me encantan estos vasitos.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. que ricos vasitos de postre, ahora para el verano de lo más fresquito para comer. Me encanta LIDL, no conocía ese producto.
    saludos

    ResponderEliminar
  10. Que ricos estos vasitos de cafe , me encantan , que lista es Lara sabe cumplir su palabra aunque sea con algo ha cambio besitos para las dos

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Hola Cuca!! Me encantan los postres en vasitos, es que son monos mires por donde lo mires, y bueno, que lo has adornado muy bien, muy tentador, con caramelo líquido y pepitas de chocolate. Bueno, ya sabes que no me gusta el café, pero si lo dejo con una dosis muy muy pequeñita, y llevando leche condensada, creo que me gustaría, porque me recordaría al bombón de café de por aquí que, de vez en cuando me bebo, eso sí, añadiéndole sólo unos granitos, pero tiene un sabor muy rico a los caramelos café con leche blanditos de toda la vida. Así que tu propuesta me ha gustado, lo bueno de hacerlo en casa es que puedes regular cosas como esta del contenido del café, utilizar descafeinado, o añadir más o menos azúcar. ¡¡Todo ventajas!! Y es cierto, lo del gusto por el café, creo que ya nacemos con él, incluso tiene que ser genético, pues a mis padres no le gustaba, les ponía nerviosos y a todos sus hijos igual. Así que pienso que no es casualidad.
    Con respecto a la conciliación, sí que es difícil, ah, y mira, si aún tienes padres, que ya no trabajan, viven cerca y demás, pues es una suerte, pero imagina a quienes no tienen a nadie o tienen unos horarios laborales inusuales. Pero no veo que esto cambie.
    Lo de tantas vacaciones de los niños, te entiendo perfectamente, pero te aseguro que los que damos clases a niños, el estrés que llegas a tener es inmenso, mi cabeza en fin de curso estalla, te lo aseguro, necesito desconectar de todas todas. Y yo que también doy a gente mayor, y muy mayor, que te toman mucha confianza, te cuentan sus problemas, cosas que sabes que no se la cuentan a nadie, sufres sus enfermedades, incluso sus muertes, como me ha pasado a mí con algunos alumnos. Y no eran muy mayores, incluso un alumna de 10 años y otro de 18 también murieron. Eso te lo llevas a la espalda también, es imposible no implicarte en sus vidas, pasas tantos momentos al año con ellos, y un año, otro...De verdad, psicológicamente tenemos que ser muy fuertes, y te aseguro que nos cuesta mucho desconectar trabajo con vida privada. Supongo que también dependerá de cada uno y su manera de ser. En fin, todo esto es para decirte que tanto descanso es necesario, o si no, pues que los descansos fueran más a menudo si las vacaciones de verano fueran más cortas, pero la mente necesita descansar.
    Y lo de no poneros de acuerdo cuatro madres, me lo creo. Menos mal que yo a los niños les doy baile moderno, y hace años que tomé la decisión de dejarles el vestuario a las madres para los festivales. Les digo que se reúnan y que miren ellas qué les van a poner. Sólo les pido que sea algo barato, pues no todos pueden gastarse un dineral y que sea algo que luego se lo puedan poner, simplemente yendo todos igual me conformo. Alguna vez hacemos algún número especial y si que les digo qué tienen que ponerse, pero son las menos veces. Con los del instituto lo tengo más fácil, entre nosotros aportamos ideas y ellos ya hablan con sus madres, incluso alguno le saca algo más a sus padres de ropa porque dicen que también lo tienen que llevar (¡¡menuda jeta, ja, ja). Y los adultos, pues como es baile de salón, la mayoría de ropa es confeccionada y se apañan ellos y se hacen los trajes iguales, de volantes, flecos y demás. Pero intento delegar bastante en ellos para que no me mareen, y aún así, de todo hay.
    Bueno, ya me he enrollado otra vez de más, ja, ja. Supongo que la semana que viene ya tendrás las tardes libres, pues espero que las disfrutes a tope con tu niña, en la piscina, de paseo o donde prefieras, pero que desconectes. Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Cuca. Estoy de acuerdo en lo que comentas de Lidl. No sé la razón por la cual, no tienen de todo. Igual es su manera de vender, pero a mucha gente, nos fastidia no encontrar lo que nos gusta. A mí me pasó con unas bolsitas de té de jengibre y naranja.
    Estos vasitos tienen que estar deliciosos, bueno, tú ya nos lo dices, pero yo lo sé porque me encanta la leche condensada y aunque no tomo café, en recetas dulces sí que me gusta mucho.
    Veo que es complicado el tema vacaciones escolares, pero es lo que hay si "desde arriba" no facilitan el tema como en otros países europeos.
    Yo llevé a mi hijo a una escuela maravillosa de verano que monta la Universidad de Valencia. Estuvo desde los 4 a los 13 años y, además de aprender, lo pasaba muy bien.
    Yo sólo tenía vacaciones en agosto porque ya no estaba en el cole, sino en un centro de profesores y la cosa cambiaba.
    Tienes suerte de tener la guardería abierta y que tu madre te pueda suplir, pero no debería ser así. Yo no tenía a nadie y sólo encontramos esa opción.
    Me alegro de que Lara se pusiera a bailar, pero fue con un poco de chantaje, ¿eh?...
    Ja, ja, se te va a inundar la casa de muñecos. Si juega es genial, que después viene la etapa tecnológica y eso es mucho peor.
    Disfruta de ella por las tardes y a la piscina a pasar el calor.
    Aquí todavía corre el aire y se está mejor que el verano pasado.
    Besos y un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  13. Un postre delicioso. Esos vasitos son todo un lujo. Con esos ingredientes no se puede fallar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Hola Cuca, que recuerdos me traes al oír hablar de tu niña pequeña, los míos ya en la universidad no necesitan mucho de mis cuidados . Eso si estas últimas semanas he estado cocinando y preparándoles sus comidas preferidas para soportar mejor los exámenes. La verdad es que tu vasito de café está espectacular, yogur y café juntos creo que combinan muy bien. Las fotos son bastante reveladoras de lo rico que debe estar. Así que tomo nota para hacerlo este verano. Besos.

    ResponderEliminar
  15. HOLA guapísima. Me encantan este tipo de postes facilitos de hacer y bien ricos. Seguro que el toque de caramelo los hace imprescindibles

    ResponderEliminar
  16. Que ricos quedan los postres con café! A mi no me gusta el café como bebida, sin embargo si me gusta un toque sutil de café en los postre y combinado con chocolate es un sabor que me encanta. Ya babeo pensando en el sabor si encima le ponemos caramelo! Un postre de lujo! Besos!

    ResponderEliminar
  17. Te entiendo muy bien con el asunto de las vacaciones escolares y los padres trabajadores, cuando mis hijos eran pequeños pasé por eso tambien, tuve que coger a alguien pues yo no tenía los abuelos cerca ni nadie que me echara una mano, se pasa muy mal.
    Me encantan tus vasitos, es una solución buenisima cuando tienes invitados, no hay que estar sirviendo el postre, estos tuyos no son de operación bikini pero a estas alturas ya no importa, jajaja.
    Besitos guapisima

    ResponderEliminar
  18. Hola Cuca, qué reivindicativa vienes, veo que estás "calentita", y no te falta razón..., si yo te contara lo contenta que estoy por todas las atenciones sociales que recibí cuando necesité ayuda social en casa después de mis operaciones..., pues eso, lo has acertado, CERO. Indignante e indignada, con todo y todos. La administración, políticos, en fin fatal gestionado y encima lleno de chorizos, que los de León me encantan pero el resto sobran...
    En fin cambiemos de tema...
    Estos vasitos tienen..., bueno prefiero no contar las calorías, y por supuesto elijo lorzas, Jijiji
    No tengo Lidl en mi pueblo, por eso no lo suelo frecuentar pero un día te contaré una anécdota que te terminará de enamorar para siempre...
    has encontrado la receta perfecta para los enamorados del café. Desde luego a mí me ha encantado, y para una ocasión especial encuentro que es un postre delicioso.
    Lara se pondrá la mar de contenta con su regalo prometido. Cuca mira el vaso medio lleno, en julio con la jornada intensiva podrás disfrutar más de tu niña y de los tuyos, hija, no nos queda otra...
    Besitos
    Espero que hoy sí pueda publicar tu comentario por no entiendo qué es lo que ocurre...
    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Cuca, que rico se ven estos vasitos de café y qué apetecibles. Nunca he probado el yogur de café de Lidl y eso que suelo comprar mucho allí; aunque últimamente casi todas las semanas voy a Aldi que ahora me está gustando más... pero bueno que no estamos aquí para hacerle publicidad gratuita a los súpers...
    Yo no soy mucho, por no decir nada... de hacer postres en vasitos, pero viendo los tuyos por supuesto que me entran ganas de comerme uno, aunque después me lamente toda la tarde... jajaja!!

    Me alegro que Lara vaya creciendo bien, ay que ver lo que entiende esta niña... jajaja!! Desde luego que un pequeño "soborno" siempre funciona para que los más peques hagan las cosas, eh?

    Qué valor tienes, de verdad, de encender el horno en plana Andalucía. Yo lo encendía un rato ayer tarde, para hacer unos tomates asados y casi me muero... me he propuesto, sinceramente, no encenderlo más en todo el verano... pero no estoy segura que lo llegue a cumplir... en fin, que me ha encantado tu postre de hoy y me llevo uno ahora mismo... besos a tu princesita!!

    ResponderEliminar
  20. Cuca este postre tan rico servido en esos vasitos así individuales me parecen super bonitos. Ahora servirlo individual es ideal, así con ese color y que lleve café no le veo problema, el café es de todo mi gusto que una desarrolla gusto y personalmente tengo el paladar en constante adaptación a recibir sabores y a probarlo todo. Me llevo un vasito, no sin antes desear un feliz verano con todo y cosas que siempre hacen parte, pero tienes tanta razón...,
    Todo lo que hiciste para el fin de curso de la peque suena delicioso, y que bueno que haya salido todo muy bien, mil besos querida amiga y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  21. Cuca adoro el café, desde pequeña mi madre nos daba café con leche para desayunar, yo lo prefería al colacao que era muy empalagoso, aunque en verano fresquito me encantaba, aún así siempre he sido y sigo siendo de café solo, sin leche y sin azúcar, y desde 2008 solo tomo mi George, soy fiel a él, no me importa lo que cuesta porque son los mejores para una coffeelover como yo. He probado otras marcas alternativas, y quizá me pasa como a ti con esos postres de café que comprabas, como el original no hay otro, sin duda son los mejores.
    Un postre tentador, que siendo de café a mi me sabría a poco, jejejeje.
    Como me hubiera gustado ver a nuestra little princess en su baile. Nosotras con el baile del cuadrado este año, hemos llorado de risa con mi Gabriel, con solo cuatro años estaba graciosísino, hay que ver lo bien que se lo pasan.
    Besos y paciencia, esto solo acaba de empezar.

    ResponderEliminar
  22. Pues tiene una pinta tremenda, me encanta el café en los postres. Un besote.

    ResponderEliminar
  23. Hola Cuca ! estos postres en vasitos quedan ideales ,los puedes llenar mucho o poco ,pero siempre están buenos .no soy muy de postres de café aunque me voy aficionando ,lara tenia que estar monisima
    besitos

    ResponderEliminar
  24. Como te entiendo cada vez es mas dificil compaginar trabajo con la familia sobretodo cuando son pequeños ,pero luego todo es mas facil ,mi hijo ya es un adolescente tiene 16 años y creeme cuando te digo que una vez empiezan en el colegio el tiempo pasa volandoooooooo vamos que el mio ya ha terminado 4º de la Eso y empieza Bachiller si es que no puedo creer que haya crecido tanto y que en dos años ya estara estudiando una carrera Universitaria.
    Ponerse de acuerdo con mas madres es cosa dificil ya veras cuando empiece el colegio siempre hay alguna toca Huevos pero ese es el menor de los males ,al final todo se soluciona como te ha pasado con el disfraz.
    Los vasitos me encantaaaaaaaaan y si son con cafe ya ni te cuento ,tenian que estar para ponerle un piso , te han quedado de relujo ademas de estar de rexupete.
    Bueno me voy a terminar de preparar la comida que hoy empiezo el turno de tarde en el trabajo en dos horitas me voy y hasta las 10 y media no llego a casa ,este turno no me gusta naaaaaada, que ganas tengo de tener vacaciones jajaja.
    Bicos mil para los tres y feliz finde wapisimaa.

    ResponderEliminar
  25. No me hables del tema de las vacaciones que si no tienes los abuelos es para volverse loco... Y eso que dicen que en Francia es sencillo tener 4 hijos (si si totalmente de acuerdo si te da para tener canguro, babysitters, chica au pair... o sea muuucho dinero!!).
    Mejor me quedo con este postre rico y fresquito perfecto para los cafeteros!!
    Y ni te imaginas lo que tienes por delante el día que descubras como funciona el ampa de tu cole con sus secretos y gente agarrada desde años a su papel jejeje
    Feliz fin de semana, disfruta de la peque y pronto del horario de verano!!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  26. Hola Cuca, no sé qué decirte , pero en España las cosas son así y creo que tardarán en cambiar. Disfruta lo que puedas del verano con la pequeña que es lo mejor que puedes hacer... Ainsss, qué difícil nos lo ponen!! Bueno , tengo que decirte que tus fotos me han enamorado, son elegantes, dicen a voces que este postre es espectacular, sutil y delicioso!!Un beso guapísiam

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. Qué buena pinta tienen esos vasitos. Me encantan los postres con cafe bien fresquitos... Besos

    ResponderEliminar
  29. Hola Cuca,que difícil me pones la operación bikini......porque peco con tu deliciosa crema de café......tiene que estar para deleitarte con el poco a poco
    Que disfrutes de las vacaciones junto a tu princesa que está cada día más bonita
    Hasta la vuelta de vacaciones¡¡¡¡
    Muchos besitos para tí y un achuchón de mi parte para Lara¡¡¡

    ResponderEliminar
  30. Mmmm!! qué rico con lo que me gusta el café!!! para mi un postre de lujo
    Besitos

    ResponderEliminar
  31. A mi también me pierde el sabor a café y a caramelo...No conocía yo esos yogures de los que hablas...estaré más atenta...lo que me he perdido entonces!!!. Besines!!!

    ResponderEliminar
  32. Ohhh Cuca que pecado nos traes,con lo cafetera que soy yo y con lo aficionada que me he vuelto a este tipo de vasitos ahora en epocas calurosas.Me lo guardo bien cerquita para prepararlos en casa
    besotes!

    ResponderEliminar
  33. Que vasitos más ricos, a mi el sabor de café no me gusta mucho en los postres, pero no creas que le haría un feo a tus vasos, que soy muy dulcera jjj
    besos!

    ResponderEliminar
  34. Amor total con estos vasitos, la combinación de café y caramelo a me gusta mucho, y la verdad es que tienes toda la razón, si lo pruebo no lo comparto con nadie, jeje. Me gustan!!
    Feliz semana, besos :)

    ResponderEliminar
  35. Te deseo que disfrutes hasta el agotamiento de estas maravillosas tardes de verano con tu pequeña y más aún si es acompañándolas de un delicioso vasito de crema de café. Feliz verano!!! Bss

    ResponderEliminar
  36. Hija, de verdad qué pereza da el calor... y eso que nos hemos librado de un par de meses pero lo que nos espera puede ser mortal. Cada día pienso en pillarme vacaciones pero no me acabo de decidir, por suerte ya no tengo niños pequeños pero recuerdo los veranos como un tormento eterno, que las vacaciones de los nenes son largas de narices, jajaja. Por lo menos la media jornada te permite disfrutar de Lara todas las tardes, y eso no tiene precio, felicidades por lo menos por ese lado.
    El postre es divino, no recuerdo haber visto esos yogures del Lidl pero el resultado de tus vasitos es una pasada, nena, te los voy a copiar en breve con ese yogur o haciendo un apaño, jajaja, que cuando algo se nos antoja nos buscamos la vida que no veas!
    Bueno linda, hasta la semana próxima, un beso grande y ya sabes, por la sombra!!

    ResponderEliminar
  37. Cuca, llego tarde a tu cocina pues he estado de viaje visitando al chiquitito.
    Bueno, me ha gustado mucho este postre aunqueo no sé si sabrá mucho a yogur, es que no me gusta mucho (nada) el sabor aunque sí lo uso en algunas preparaciones tapando el sabor. Esas cosas de pequeña que no puedo evitar. Tampoco me gustan las ostras ni nada blandengue... ja ja
    Pues, Cuca, eso de la conciliación sí que es complicado y por mucho que se prometa no hacen nada. Podría ser solamente con horarios de 8 a 5 como los americanos y adecuar los demás horarios a este principal de los padres.
    Conozco de cerca este “problema” en el que trabajan los dos y cuentan apenas con ayuda externa, muy complicado, un día puedes faltar, pero no puede ser la tónica general si quieres conservar ese trabajo. Muy difícil y sin hablar de que se pongan malos (que sí que se ponen) y ya entonces te quedas compuesta y sin novio. En fin, no me extraña que baje el índice de natalidad, es muy complicado. Nadie pone remedio a esta situación injusta a todas luces, a ver quién pagará las pensiones de los que ahora no ayudan a llegar a un acuerdo a esa conciliación.. uffff...
    Lo de la fusta debe haber sido muy divertido, el pacto genial. Tú bailas, yo compro Nenuco.
    Me tienes que enseñar a Lara con su disfraz. Imagino que estaría guapísima. ¡Es tan graciosa!
    En fin, me encanta leerte y visitar tu rica cocina.
    Muchos besos y espero que nuestro verano no sea muy exagerado, un poco de calor pero sin pasarse que no se puede estar a casi 40 cuatro meses.. ¿o no?
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  38. Creo que soy la persona más cafetera del mundo pero solo me gusta caliente, así que en postres ni probarlo, jijiji. Hoy no te robo ni una cucharadita :)

    ResponderEliminar
  39. Hola, Cuca.Muy tentador tu vasito de crema de café. Un poco calórico pero los postres son así ¿ qué le vamos a hacer?
    Entiendo lo difícil que resulta conciliar familia y trabajo. Yo tuve la suerte de poder elegir quedarme en casa y criar a mis hijas, es algo que he disfrutado sobremanera y agradezco a mi marido su apoyo y colaboración.
    Puedo decir que he sido" ama de casa" por vocación, algo que por desgracia hoy solo se utiliza en sentido peyorativo.
    Besos, feliz verano y que lo disfrutes con Lara.

    ResponderEliminar
  40. El postre tiene una pinta deliciosa!!! sobretodo si está bien fresquito.

    Con el tema de la conciliación familiar... yo estoy muy enfadada. Resulta que los que se dedican a dirigir la vida de los demás desde un sillón apoltronado en un despacho, decidieron que para la buena conciliación familiar teníamos que estar en casa a la hora de la cena, así que obligaban a cerrar las tiendas a las 21. Con ello lo que han hecho es desplazar la apertura, así que en invierno (y curso escolar) abrimos a las 9. Así que... ya me dirás tú como llevo al niño al colegio si tengo que estar a las 9 en mi trabajo. Lo llevo a las 8??
    En fin, no lo quiero pensar que me enervo!

    Por otro lado... en el colegio de Nathan no hacen funciones escolares de final de curso ya, cuando eran más pequeños si, pero ahora ya... lo único que hacen es un baile pero interno, entre clases y sin padres.

    Me alegro que la pitufa de la casa se lo pasara en grande. Bien merecido está su premio!!

    Un beso muy grande preciosa!

    ResponderEliminar
  41. Hola Cuca!
    Cuánta razón tienes referente al tema de la conciliación familiar , pero como bien dices pareja que es un problema al que no quieren poner solución .
    En cuanto a la receta me ha encantado en general en mi familia somos cafeteros y creo que es un postre que en breve haré , así que ya te contaré !!
    En la guardería de Martina también hacen una fiesta con aperitivos y dulces . Anteriormente con Berta me había tocado la parte dulce y el primer año que le ganadora (Ya que hacen un concurso), pero este año con Martina aún no sé qué apartado me va a tocar si dulce salado o aperitivos .
    Ya te contare.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  42. Cuca, yo también vivo en Andalucía interior (en el secarral como yo lo llamo), y un postrecito tan rico como el que nos traes ahora mismo me vendría que ni pintado con lo que me gusta el café, debe estar delicioso
    Un beso

    ResponderEliminar

Gracias.
Por llegar por primera vez, por regresar tras un largo tiempo, por venir cada semana.
Gracias.
Por leer hasta el final y por las palabras que me dejas o te guardas para ti.
Gracias.
Por formar parte de esta aventura.