jueves, 2 de febrero de 2017

Muffins de cava

El calendario va que vuela y estamos ya  a 2 de febrero día de la Candelaria. Donde yo vivo no se celebra con demasiada profusión pero me consta que hay lugares en los que se festeja este día a lo grande y que tienen costumbres gastronómicas asociadas muy interesantes. Es lo bueno de tener una cocina virtual, que facilita asomarse y fisgonear lo que cocinan tus "vecinos" aunque estos se encuentren a un buen puñado de kilómetros.

Yo sigo con mi (buen) propósito de dar salida a todo lo que tengo almacenado y a los restos (que en mi casa aún quedan) de navidad. Que no es que yo compre muchas cosas (además de turrones que los compro generalmente para repostear con ellos más que para comerlos a bocado limpio) ¡es que mi madre me lo coloca todo! No tiene que decirme nada, sólo hace falta que comente "pues no sé qué hacer y se acabará poniendo malo..." y ya digo yo que me lo llevo a casa y que algo se me ocurrirá. ¡Así me luce el pelo!

Pero mi conciencia me impide desde siempre dejar que nada se ponga malo y que haya que tirarlo. Más en los tiempos que corren que me parece brutal leer las toneladas de alimentos que van a la basura cada año en nuestro país con el montón de gente que lo está pasando mal. Es que no tenemos remedio.

El turno le ha tocado hoy a la botella de cava que quedó abierta en Nochevieja. En casa no bebemos pero una botella de cava se abre cada Nochevieja para brindar tras las uvas y el resto (que es casi toda la botella) se queda muerta de risa.

En anteriores años lo he usado para cocinar que le da un punto interesante a pescados, carnes blancas y arroces, pero este año quería darle un uso más dulce.

Así que con la mira puesta en San Valentín que se acerca a pasos agigantados y ya hay muchos blogs rebosantes de corazones y color rojo encargados de recordárnoslo y sin perder de vista que hace mucho tiempo que no traigo unos muffins saqué la botella de la nevera y unas cápsulas nuevas del cajón y me decidí a preparar una receta de masa sencilla y sin grandes pretensiones ¡a ver qué pasaba! 

El resultado es buenísimo. Son unos muffins con sabor, aroma y una textura increíblemente húmeda y jugosa que se mantiene así hasta el último día (que serán pocos porque están muy ricos)

El cava tenía perdidas las burbujas pero aún así la masa ha subido muy bien ¡no tenéis más que ver el copete! Deja cierto saborcito muy agradable en contraste con el azúcar perlado que hacen de estos muffins un bocado diferente a lo que estamos acostumbrados.

Son ideales para un desayuno o merienda "más sofisticados" e incluso para regalar y quedar divinamente porque su sabor no dejará indiferente a quien lo pruebe.

Que nadie se llame a engaños que comer uno de estos muffins no es como terciarse una botella de cava. No dejan de ser muffins pero con un toque distinto.

En la masa en crudo sí que se nota más el cava, pero tras el reposo y el horneado no tiene tanto protagonismo. Por supuesto son aptos para todo el mundo, incluso para niños, porque el alcohol se evapora felizmente en el horno. Lara los ha probado y le han encantado. Evidentemente no se ha comido un muffin entero ni ha probado la parte superior que lleva azúcar perlado, pero sí que ha tomado unos trocitos de la base y pedía más. Es que  mi hija lleva muy mal que los demás coman y ella no y con casi un añito ya mismo tiene un régimen de comidas libres y es bonito ver cómo puede ir probando lo que hago en casa.

Cuando queráis disfrutar de algo diferente y con un punto sofisticado ¡utilizad cava en vuestras masas! Triunfáis seguro ¡ya me lo diréis!

Yo al menos he quedado muy contenta y pienso usarlo más veces (no sólo porque me haya encantado sino porque aún queda cava en la botella (y porque mi madre me ha dicho que tengo que repetirlos que si no me queda ella tiene otra botella enterita y está muy feo no hacerle caso a una madre))

Además es la primera vez que utilizo cápsulas rígidas para hornear y me ha encantado el resultado. He seguido utilizando la bandeja para muffins pero creo que podría haber prescindido de ella totalmente ya que no se han deformado nada en absoluto.

Otro propósito es hacer uso de todas las cápuslas y similares que tengo y que me da pena usarlas porque se terminan ¡no tengo remedio! Si consigo cumplirlo voy a dejar media casa vacía.



Sin más dilación os dejo con la receta que se prepara en un abrir y cerrar de ojos ¡espero que os animéis a prepararla!

Ingredientes:

* 120 gramos de azúcar
* 3 huevos
* 100 ml de aceite de girasol
* 250 ml de cava
* 350 gramos de harina
* 5 gramos de bicarbonato sódico
* Azúcar granulado para decorar

Elaboración:

1. En un bol ponemos los huevos y el azúcar y batimos hasta obtener una mezcla cremosa.

2. Añadimos el aceite de girasol y el cava y mezclamos hasta que estén integrados.

3. Ponemos el bicarbonato y la harina y mezclamos lo justo hasta integrar. No queremos añadir aire a la masa.

4. Si nos lo podemos permitir tapamos el bol y lo metemos en el frigorífico durante dos o tres horas. Así la masa subirá mejor. Si no tenemos tiempo horneamos directamente, que tampoco pasa nada.

5. Colocamos las cápsulas que vayamos a utilizar en nuestra bandeja para hornear muffins.

6. Con ayuda de una cuchara para helados vertemos la masa en cada cápsula sin llegar hasta el borde.

7. Espolvoreamos azúcar granulada en la superficie.

8. Introducimos en el horno precalentado a 200º C y pasados diez minutos bajamos a 180º C y horneamos unos diez minutos más.

Comprobamos que estén horneados pinchando con una brocheta de madera. Si sale limpia apagamos el horno y dejamos con la puerta entreabierta unos 5-10 minutos.

9. Sacamos de la bandeja y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Con estas cantidades me ha dado justo para 12 muffins.

Las cápsulas no son muy grandes habida cuenta el tamaño que tienen algunas cápsulas rídigas que podemos  encontrar en el mercado, son más bien del tamaño de magdalena de toda la vida, o quizá un poquito más pequeñas (que algunos papeles de magdalenas son bien hermosos y dan lugar a magdalenas casi gigantes)

Para conservarlas como siempre os aconsejo nada mejor que una lata o un tupper que cierre bien. En ese caso lo necesitáis altito que tienen bastante copete y que no se quede mal tapado cuando los "ratoncillos"  que hay en toda casa asalten la lata a escondidas.

Gracias una vez más a todos los que os preocupáis por Lara y por mí. Yo sigo ahí, aguantando el tipo sin caer enferma como para quedarme en casa ni recuperarme del todo ¡es lo que tiene no descansar bien y tener que levantarse varias veces por la noche! Y Lara... Lara engancha una cosa tras otra. El pediatra nos ha dicho que es lo normal y que hasta que no llegue marzo al menos estaremos así una semana sí y otra también. Ya que habíamos terminado con el virus de las llagas en la boca nos hemos resfriado y volvemos a las andadas con los mocos y la tos. Si en el mes de enero hemos ido seis días a la guardería el de febrero no pinta mejor ¡pero así es la vida!

Os deseo muy feliz y dulce fin de semana y nos leemos de nuevo la próxima semana

Manos a la masa y ¡bon appétit!


76 comentarios:

  1. Hola Cuca! que buena pinta tienen, mi botella de noche vieja está esperando a bañar unas ricas costillas al horno, siempre uso el resto, que es casi toda la botella, para hacer costilla al horno, pero este año la compartiré con estas magdalenas, que vaya pinta que tienen.
    Que alegría que tu hija vaya probando de todo, espero que le dure, porque yo tengo una frustración con mi hijo. Hay muchas cosas que se niega a probar y desde pequeño ha visto y comido en casa de todo, pero tiene 18 años y no hay manera de que coma de forma decente.Espero que cuando sea mas mayor le cambien los gustos, como nos ha pasado a casi todos.
    Un besazo de maricacharros.

    ResponderEliminar
  2. Las botellas de cava sobrantes las suelo utilizar en la comida, reemplazan muy bien o mejor al vino y quedan suculentas. En estos muffins va de escándalo y con esa decoración tan rica del azúcar perlado están para bebérselos. No me extraña nada que Lara no quiera perderse todas estas preparaciones, ya se habrá quedado con el cante de lo buena repostera que eres y estará al acecho a ver qué se cuece por esa cocina. Yo también lo haría.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Oyoyoyyyyy!!! Me encanta la receta. El cava es mi perdición y siempre me queda la botella a medias perdiendo el gas (menos mal que no me la zampo entera). Tienen que estar divinas!! Me parece que el pollo al cava en mi casa se va a acabar.
    Veo además que has mejorado tus fotos mucho.. ¡muy bien!
    Besotes.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Pintaza tienen estos muffins Cuca!! ¡¡Son divinos!! Me encanta el copete que tienen y lo bien que le queda ese azúcar perlado. Y todo un acierto lo de esas cápsulas rígidas. Por cierto, yo soy igual que tú, me da pena gastar las cosas porque se acaban, ja, ja. Pero bueno, últimamente también pienso que teniendo un blog, qué mejor manera que gastarlo en él, pero aún me cuesta.
    Y cuando te des cuenta, Lara lo que está ya es con las manos en la masa, que se le ve que le gusta aprender todo y estar ahí en todo. Va a ser de armas tomar, ¡¡ahí me gusta a mi!! Espero que pronto llegue el buen tiempo y se vayan todos los virus. Ya estamos en febrero, ya va quedando menos para que luzca un poco por lo menos el sol. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Cuca!! yo soy de las que todo lo aprovecho y mas viendo todo lo que se ve y las necesidades que se pasan, pero de todas las maneras en casa siempre se aprovechan los alimentos, que bueno tu peque que ya haya empezado a probar todo, no sabes lo bueno que es eso, yo tengo los dos nietos mas pequeños que siempre lo prueban todo, no dicen eso no me gusta, lo pruebo yaya y es raro lo que no les gusta, espero que sigan así, que es una bendición. Los muffins te han quedado de lujo que buenos se ven no me importaría en absoluto llevarme un par para mi cafecito de la sobremesa, pero me temo que no he llegado a tiempo jajajajajaja, pero cuando tu mami te lleve el cava sepas que ya me he apuntado ehhh? Lara a ver si empieza a hacer el cambio y ya mismo al pediatra solo para las revisiones, ya mismo se estabiliza ella también. Besitos para las dos.

    ResponderEliminar
  6. De lujo Cuca!! Yo para hacer estos Muffins tendría que abrir una botella, ya que en casa nos encanta beber de vez en cuando una copita de cava. Bueno... ya una vez abierta la botella hay que gastarla, ya que lleva gas y sería una pena beberla sin gas jaja
    Realmente es una receta de ingredientes básicos pero con un resultado espectacular!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. En mi casa no pasa eso con el Cava, pero mira, me parece una excusa perfecta para abrir una botella, hacer estas delicias y... Terminarme yo con lo que sobra!!!!!!!! con lo que me gusta!!!!!!!!

    Los copetes de tus preciosidades me han enamorado... Que barriguitas tan redonditas... Están diciendo cómeme.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. ¡Buenos días Cuca! Me acabas de dar una fantástica idea para bien emplear una botella de cidra El Gaitero que tengo en casa desde hace tiempo y que no me gusta para nada, soy más de cava pero supongo que los muffins no distinguirán las burbujas. Precioso resultado e irresistible el toque del azúcar.
    Un abrazo y gracias por acercarnos esta delicia.

    ResponderEliminar
  9. Hola guapísima !!!
    No había visto nunca un cava mejor aprovechado y con mayor elegancia. Yo también soy de las que no tiro nada y en casa es una norma rígida e inamovible. No es sólo por los tiempos que corren, que también, es porque me parece una grosería hacerlo y una falta de respeto. Lo que sobra hoy, a un tupper y mañana veremos.
    Te han quedado preciosos, esos copetes son perfectos y además todos iguales, pareces que los has esculpido Cuca jajaja, perfectos es poco. Y de sabor, aunque el cava tampoco en casa es que tenga muchos devotos, estoy segura que le aporta su gracia. Tampoco me gusta el coñac y a la comida le pongo porque me encanta.
    Veo que además te ha salido una nueva catadora en casa, qué graciosa probando nuevas texturas, ahora todo es un descubrimiento en su vida. Siento que no puedas descansar toda la noche, y que la pobre esté tan receptiva a todos los virus habidos y por haber ...es lo peor, pero lo que toca.
    Me han encantado.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  10. Hola! Qué pinta más buena, el copete es maravilloso! Nosotras no hemos hecho nunca ninguna receta con cava asi que nos la apuntamos! Esperamos que os recuperéis prontito! Besis

    ResponderEliminar
  11. Hola Cuca!! Ese copete es envidiable eh?? Qué bonitos tus Muffins! Nunca hubiera pensado en echar cava en una masa dulce pero viendo el resultado no hay duda de que quede espectacular! Tus cápsulas también me han gustado mucho, sencillas y bonitas y así resalta aún más la belleza de ese copete!!
    En Francia, la tradición es comer Crêpes para el día de la Candelaria y con lo que le gustan a Luca ya sabes lo que vamos a hacer hoy, querrá hacer la masa solito jeje!
    Un besote para las 2, a ver si mejora Lara pero es verdad, en Marzo ya se pondrá mejor 😏 Feliz jueves!

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa. No solemos beber cava, yo nada de alcohol, pero comprarlo expresamente para hacer estos muffins, no cuesta nada. Preciosos y en las cápsulas rígidas, más elegantes
    Como Lara empiece a cogerle gusto a tus dulces, en nada, no sólo comerá de todo, sino que la tendrás metiendo manos en la masa a tu lado.
    Si te apetece colgar la receta en Reciclando Sabores, estás a tiempo.
    Muchos besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  13. Si una vez horneada la masa pierde el sabor del cava, me vale, es que no soporto el cava, no me gusta nada de nada y a la familia tampoco le hace demasiada gracia. Nosotros brindamos con sidra, aunque quede más cutre o parezca descafeinado, es lo que hay. Pero tus muffins se ven de lo bueno, lo mejor, la parte del copete con azúcar perlado ¡¡¡mmmmmm!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Que ricas y ese copete me encanta , ya se que hacer con una botella de cava que tengo gracias guapa besitos

    ResponderEliminar
  15. Estaban seguramente muy ricas estas magdalenas! Me encanta el saborcito que les da el cava a los bizcochos, ahora mismo como postre me zampaba un par a gusto! Y así me gusta, aprovechándolo todo!!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  16. Qué maravilla de muffins, Cuca, te han quedado espectaculares... dan ganas de poder meter la mano en la pantalla y comerse uno ahora mismo con un buen choco-espress, como el que he publicado hoy mismo. Creo que haría la pareja perfecta.

    Ese copete te ha quedado precioso con el azúcar perlado y el color doradito de tus muffins es que se meten por los ojos... ¿me guardas uno la próxima ve que los hagas? Un beso guapa a ti y para tu peque!! Nos vemos pronto.

    ResponderEliminar
  17. Hola Cuca!! Estas magdalenas están de puro vicio!, hermosas, bien altas. Ves, hasta tu madre se apunta a darte otra botella para seguir preparando más jajaja, es que las manos son un amor.
    Muchos besitos a Lara y espero que vaya pasando pronto todos estos males que él frío trae, mucho ánimo para ti que ya en nada cumple un añito y todo esto quedará atrás.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arriba era: es que las mamis, son un amor
      El autocorrector no colabora jeje

      Eliminar
  18. Ay Cuca, a mi me pasa como a ti, ¡hasta cariño cojo a las cápsulas de magdalenas! madre mía..., no tengo remedio.
    Pues me ha gustado mucho esta receta, sabes que las magdalenas son mi dulce favorito 'las adoro', nunca las he probado de cava, es más a mí el cava no me gusta y me pasa un poco como a ti que cuando tenemos que abrir una botella para brindar luego sobra y se queda en la nevera largas semanas, y finalmente lo acabo tirando.
    La próxima vez pensaré en hacer estas magdalenas o utilizarlo también en la cocina como tú haces. Tienen una pinta deliciosa y si a Lara le han gustado seguro que estaban exquisitas, para repetir muchas más veces.
    Feliz tarde y paciencia con los resfriados y demás virus.

    ResponderEliminar
  19. Jajaaa. .. ya veo que somos más de una que nos enamoramos tantos de las cápsulas... que las queremos dejar guardadas sin usar.... jajaaa no tenemos remedio... Los muffins te han quedado deliciosos... y me imagino lo jugosos que han quedado con el cava. El azúcar por encima todo un acierto... a mi me han enamorado! Un beso y cuidaros mucho!

    ResponderEliminar
  20. te han quedado unos muffins con una pinta estupenda ,me encantan esos moldes ,tienen el tamaño adecuado
    besitos

    ResponderEliminar
  21. Hola guapísima, cuando llegan ciertas fiestas me gusta hacer recetas típicas y que son joyas gastronómicas. No suele quedar me cava pero no pasa nada , se abre una botella y el que nos quede lo usamos para brindar por esos muffins ta n ricos y bien hechos, con es copete tan maravilloso y alto. Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  22. Querida Cuca, estos muffins lucen de lujo. Me recuerdan a unos cuadrados de sidra y manzanas que preparo y que quedan súper húmedos y perfumados gracias a la sidra. Porque los vinos espumosos tienen el poder de aportar mucho sabor y humedad extra a las migas, ayudando a que crezcan en el horno y añadiendo abundante gusto.
    No me extraña que Lara estuviera encantada probándolos porque se ven exquisitos y tentadores. Te han quedado muy bonitos… Si da ganas de extender las mano y llevarse un par para el camino ;)
    Me despido hasta marzo porque me voy de vacaciones (el cuerpo y la mente me están pidiendo descanso y no quiero desobedecerlos). Hasta entones, espero que disfrutes mucho del invierno y de la posibilidad de hornear y llenar la casa de un lindo calorcito, acompañado de perfumes y aromas tentadores. Nos vemos a mi regreso.
    Besos grandes.

    ResponderEliminar
  23. En casa somos mucho de cava y no suele sobrar, pero la idea de estos muffins me ha encantado así que con la escusa quizás abra una botella jajajaja
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  24. De verdad que es una pena la cantidad de comida que se tira en cada casa. Es una de las cosas que más coraje me da y siempre intento aprovechar hasta el último resto de lo que sea, aunque a veces es imposible y lo acabas tirando con todo el dolor. Tus muffins se ven tentadores, la verdad, es una pena que ahora no puedo comer nada de eso pero la vista no la he perdido, jajaja.
    Cuídate mucho, nena, que tienes que estar fuerte porque un bebé te quita todas las energías. Las guarderías tienen cosas estupendas pero también son un foco de virus, infecciones etc. Aún así la opinión de los médicos es que esto es bueno porque es bueno para sus defensas... pero como madre te entiendo, eso te da igual cuando está malita y te acuerdas del niño que se lo ha pegado y de toda su familia, jajaja. Bueno, ojalá se ponga buena pronto, y llegue la primavera!
    Un besito

    ResponderEliminar
  25. Hola Cuca. Cuando he leído el título de la entrada me he dicho esta receta cae jj. En lo de tomar cava no nos parecemos jj ya que todos los fines de semana me tomo una jj. De ahí que me extrañara que todavía tuvieras cava de nochevieja. A mi mujer tampoco le llama mucho y no veas como me alegro jj ya que así lo aprovecho más ¡qué malo soy jj!
    Pero veo que aunque no lo toméis mucho le sacas un extraordinario resultado. Has hecho unos muffins que con solo leer el nombre ya me han cautivado, vamos que a medida que iba leyendo imaginaba su sabor y la boca se hacía agua. Estoy seguro de que son tentadores y de que desaparecerían nada más ponerlos a la vista.
    Unos muffins exquisitos y que me guardo con tu permiso.
    Cuca, parece que no salís de una cuando entráis en otra jj pero ya sabes que cuando hay niños eso ocurre y más con el frío que estamos teniendo. Espero que tanto Lara como vosotros os recuperéis muy pronto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Cuca amiga, mi botella de champán no ve luz para recetas, la hemos tomado mi esposo y yo entre las campanadas y el nuevo año, es que hay que hacer espacio en el refrigerador, jaja!!
    Te han quedado de lujo, muy copetones; he hecho muffins pero nunca me quedan tan alltos, creo que también tiene que ver con el horno.
    También tengo unas cápsulas rígidas que todavía no se en que usarlas; cuando dices que te da pena usar las tuyas porque se terminan me recordaste a mi mama, porque ella es así, guardando cosas para mejores momentos, para cuando hay visitas y cosas así, y al final no usa nada, jaja!!
    También le puse el ojo a las almendras que tienes en las fotos, que me encantan.
    Con tu permiso y el de Lara, me llevo unos muffins para merendar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  27. Hola, Cuca, varias cosas te quiero decir, las fotos grandes y muy bonitas, el fondo blanco para leer mucho más fácil, ¡estás que lo "tiras"! Los muffins estupendos y coquetos. A mí me pasa igual, compro cosas y las voy guardando para mejor ocasión (como dice Angélica) y sobre el cava o champagne nunca sobra en casa ni se quedan las botellas abiertas, muchas veces en vez de tomar un blanco en la comida bebemos cava o hacemos a menudo un cocktail delicioso y muy de moda desde hace un tiempo en Europa y en Italia en particular que se toma en el aperitivo de las 7 de la tarde y es a base de Aperol, agua con gas, una rodaja de naranja y cava hasta arriba! No veas cómo está, ¡Ah! Y con mucho hielo. En fin que para replicar tus muffins voy a tener que comprar una de las botellas pequeñas y esconderla por si acaso nos entran las ganas de un aperol y me quedo entonces sin tus dulces.
    Bueno, guapísima, me ha encantado todo, new look, fotos y receta. Espero que Lara esté ya mejor de los catarros.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  28. Te han quedado perfectos, han subido un monton. El cava seguro que le da un toque muy interesante.

    Saludos

    ResponderEliminar
  29. Que preciosidad de muffins, eres una artista con este tipo de dulces, a mi no creas que me quedan bien, cuando por la mañana los ví quede prendada de ellos, están tan perfectos que hasta pena daría pegarle un bocado, para un día como el de hoy que por aquí apenas pudimos salir de casa por el temporal para merendar serian ideales...Bess

    ResponderEliminar
  30. Hola preciosa, me veo reflejada en tu yo tampoco nada le doy salida a todo como sea, nosotros tampoco somos mucho de cava, pero es verdad que cuando abrimos una botella le damos el fin y si alguna vez había quedado algo lo gasto en la comida pero no se me había ocurrido en unos muffins, buena idea!! Seguro estaban riquísimos!! Ya ver si los pruebo algún día,ir cierto un copete muy guapo.
    Besitos a ti y a Lara, cuidaros !!

    ResponderEliminar
  31. Te han quedado unos muffins muy bonitos y seguro que con el sabor a champán están muy ricos..... Besos

    ResponderEliminar
  32. Coincido plenamente con tu proceder, no hay que tirar nada, hay que darle salida. Que no están las cosas como para que la comida se estropee por no usarla.
    Estos muffins de cava se ven la mar de tentadores; y con esos trozos de azúcar por encima, me parecen una auténtica tentación. Así que he decidido, con tu permiso, llevarme un par para la merienda.
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  33. Me ha gustado la idea del cava jejeje. A mi me da muchísimas pena tirar comida así que procuro utilizarla todo o congelarlo en su caso jeje. Las fotos son chulísimas además de buena pinta tienen una presentación espectacular, a ver si me animo y la hago jeje. Un besazo.

    ResponderEliminar
  34. Revosas amor por lo que haces y pones en cada cosa el gusto por el detalle.
    Rico, oportuno al momento, dulce y ...

    Gracias por cuidar con tanto mimo cada detalle Cuca.

    Mi abrazo de luz

    ResponderEliminar
  35. Estoy contigo en que no hay que tirar nada y la sugerencia que nos da es riquísima, un beset

    ResponderEliminar
  36. Cuca, eso de que no quieras desaprovechar nada, lo deberiamos aprender todos de ti. Tambien es parte de que tengas tan buenas ideas y recetas originales, porque buscas la manera de usar todo lo que tienes a mano! Estos muffins se ven deliciosos!
    Bs!

    ResponderEliminar
  37. No se me habia ocurrido usar el cava para esto que buena idea!!besos

    ResponderEliminar
  38. que buenisima pinta!! pues nunca se me hubiese ocurrido usar el cava para hacer dulces, no lo descarto, anotado queda!! y ese azúcar asi granuladito.... que apetitoso!! y el copete es de escándalo, te han quedado fabulosos!!
    me pasa como a ti eh?? tirar lo mínimo
    Besos!

    ResponderEliminar
  39. A mí me acaban de llamar apañá, en un comentario que han dejado en mi blog, pero si te hubieran leído a ti, seguro que te harían la ola después de ver el resultado obtenido al utilizar lo que ha quedado de esa botella con que habéis brindado para despedir el año. Felicitaciones.
    Esos muffins, sólo con verlos, dan ganas de traspasar la pantalla y coger uno, tienen que estar deliciosos.
    Ha sido un placer visitarte hoy.
    Verás que me he colado en tu espacio, siempre te he visto haciendo comentarios a amigos comunes y hoy... vengo para dejarte un fuerte abrazo.
    kasioles

    ResponderEliminar
  40. Cuca imagino a tu pequeña comiendo esos pequeños bocados de muffins y pidiendo más, a esta edad son como gorrioncillos abriendo su poquito y engullendo todo lo que se les da, jejeje... ¡da gusto verlos!
    En casa no suele sobrar mucho, sobretodo en Navidad porque entre tanta gente siempre hay alguno que le gusta ver el fondo de la botella, y no pienses que por "borrachín" jajaja...
    Yo personalmente no bebo nada de alcohol desde hace años, ni siquiera por que sea fiesta, me da dolor de cabeza y luego me siento fatal, así que brindo con bebidas más sanas. Aunque también se ha comprado este año cava sin alcohol ( pero no el famoso y detestable Champin, jajaja...) y quienes lo han bebido dicen que está bueno.
    Pero pro probar tus muffins, merece la pena comprar un Benjamín y dar buena cuenta de ellos.
    Besos y espero que Lara no os haga pasar un mal fin de semana con sus cositas.

    ResponderEliminar
  41. Hola guapa, ya ves tomáis un producto catalán y se os pega el carácter, ja, ja . Bromas a parte , yo soy catalana y me gusta el cava, pero a veces no calculas bien y abres más botellas de las que se pueden beber. Desde siempre ,uso un tapón especial para el cava, lo guardo y ya no se evaporan las burbujas, luego se utiliza para multiples cosas. Desde luego, lo has utilizado de forma espectacular, me imagino lo buenos que deben estar estos muffins. Preciosos. Besos.

    ResponderEliminar
  42. Nunca se me hubiera ocurrido añadir cava a una masa, pero viendo como te han quedado los muffins lo probaré la próxima vez que sobre algo.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  43. Si supiera de antemano que me iban a quedar como a ti, compro cava y me pongo con ellos ¡ay qué ver lo que me han gustado! Los anoto que luego se me olvidan. Con mi hija tuve yo algo parecido, todos los resfriados los cogía, ya en la guardería una semana estaba enferma y otra no. Llegué a decirle a la monjita que porqué no me cobraban nada más que la mitad, jajaja. Todo pasa, Cuca. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  44. Pues me encanta como te han quedado y tiene que tener un sabor muy rico.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  45. De dónde son las cápsulas? necesito unas! la bandeja de muffins está muy bien pero se pierde mucho espacio en el horno.

    Y sobre la receta, qué decir? pues que me encanta y me parece una manera fantástica de aprovechar el cava :) a mi no me gusta y siempre tengo botellas en casa, porque a todo el mundo le parece un buen detalle para Navidad XD

    ResponderEliminar
  46. Qué bonitos te han quedado, y con ese toque ácido del cava estarán divinos!

    ResponderEliminar
  47. Las cápsulas rígidas son preciosas...y los muffins tienen una pinta estupenda...
    Vuela el tiempo, es verdad...no me puedo creer que quedan 6 semanas para primavera....
    Besos
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  48. ¡Hola, Cuca! No había oído hablar nunca de los muffins de cava... me encanta descubrir cosas nuevas cada vez que me paso! Como bien dices, es una manera idónea de dar uso a las botellas que nos hayan sobrado de Navidad jejeje

    Un beso,
    Le Style et Moi

    ResponderEliminar
  49. Me encanta tu receta! Y viviendo en la capital del cava, qué decirte de si tengo o no cava en la nevera: abierto y por abrir! Aquí en cuanto entra alguien por la puerta no le ofreces otra cosa que una copa de cava, así que siempre lo tenemos a mano.
    Con tu propuesta, que pienso hacer muy pronto, tendré otra manera de aprovechar el cava. Si es que queda... si no, bien valdrá la pena abrir otra, para los muffins y para acompañarlos luego ;-)
    Un beso,
    Cristina

    ResponderEliminar
  50. Hola Cuca, que buena mano tienes para sacarle partido a todo, tu si que sabes hacer recetas de aprovechamiento...me han sorprendido estos muffins, se ven muy esponjosos y ese vasito de cava me parece estupendo, nunca los he probado pero esoy segura de han de estar deliciosos, cuando tu madre quiere repetir por algo será, jeje, yo seguro que también me apuntaría.
    Ánimo con la peque, ya irá desechando esas complicaciones de gripes tan seguidas cuando sea un poquito más grande.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  51. Todo lo que sera aprovechamiento esta fenomenal y si encima es con estos muffins, no te digo na, tienen que estar de lujo, solo el aspecto lo dice todo, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  52. Que maravilla me han encantado! Las apunto y caen para san Valentín o antes porque se ven deliciosas

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  53. Que ricos Cuca¡¡¡¡¡¡ estos no los he probado, pero tienen que estar buenísimos, con permiso me llevo la receta
    besos

    ResponderEliminar
  54. El otro día me dieron una receta muy parecida con vino blanco, pero con cava no lo había pensado yo... Aunque claro, ¿por que no? Seguro que quedan muy esponjosas y más al ponerles el bicarbonato. Me apunto la idea.

    Besinos

    ResponderEliminar
  55. Cuca , que ricura de muffins y el toque tan bueno que les dara el cava , ademas te quedaron con un copete precioso
    besinos

    ResponderEliminar
  56. ¡Hola Guapa! por lo que comentas en mi blog tu peque es también del mes de Abril ¿no?, si todo va bien, el nuestr@ será del mismo mes, tenemos fecha prevista para el 17, aunque tu sabes.. eso es muy relativo todo ya en la última eco nos la adelantaban..
    Justo este fin de semana he preparado en casa muffins pero de mango y con esto cierro la veda en unas semanas.. porque estaba por el mal camino jajaja, pero están tan buenos los dulces caseros.. y ahora mismo me apetecen tanto.. que me animaría a hornear de nuevo para probar estos muffins de cava que tan buena presencia tienen y así también quito algo de enmedio .. al igual que tu estoy despejando todo lo que cuepo.. como se suele decir "cuanto menos bulto mas claridad". Un beso guapa y feliz semana.

    ResponderEliminar
  57. ostras, pues esto me viene a mi de lujo, porque el cava bebido la verdad que no me gusta nada, y entre regalos y fiestas, al final van sobrando botellas que siempre pienso: ayss y qué hago yo con esto sino me gusta?, pues ahora ya lo sé!
    Por cierto, el azucar granulado se compra en tiendas de repostería no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En tiendas de repostería hay. Yo lo encontré en Ulabox de la marca Acor por 1.95 € ¡muy barato para el precio que suele tener! También lo venden en Alcampo por si te pilla más cerca

      Eliminar
  58. pero que monísimos te han quedado! y con ese toque del cava tienen que estar buenísimos, bicos

    ResponderEliminar
  59. Hola mami repostera, los muffins tienen un aspecto magnífico, en tu casa no se, en la mía volarían con rapidez. Feliz semana, bstes.

    ResponderEliminar
  60. Hola guapa !
    Me parece una opción estupenda la de utilizar el cava en estos muffins . Dí que sí, no se puede tirar nada y además si el fin es para algo tan dulce.
    Esos moldes rígidos a mi también me gustan mucho,desde que los probé son los que más utilizo.
    Espero que la peque se vaya mejorando. Con este tiempo tan revuelto que tenemos es lo que toca ainsss.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  61. oleeeeee Cuca !!! Como me gusta la propuesta de hoy !!!
    He elaborado algunos dulces con cava y siempre me han gustado, le da un toque diferente y muy fresco. Estoy convencido que a estos muffins le ha de dar ademas de un gran sabor una esponjosidad estupenda.
    Y encima que bonitos te han quedado !!!
    Espectacular Cuca !!
    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
  62. Ains madre con lo lamboreteira que soy me los zampaba todos y todos.
    Seguro que estaban de rexupete no lo siguiente no hay mas que ver las fotos no dejan de decir comemeee.
    Con tu permiso tomo nota siempre aprobecho el cava para ponerle alguna salsa de pescado y tus muffins me han conquistado.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  63. Pues nunca se me hubiera ocurrido poner cava como ingrediente en una receta así, pero tienen una pinta súper rica! Me la apunto!
    Besos

    ResponderEliminar
  64. Ainsssss Cuca que delicia!!! Ademas son super bonitos!!!.
    Me encantan las recetas de aprovechamiento, y por cierto los haré porque tambien tengo cava por ahi jeje.
    No sabes que bien que tu niña pruebe de todo....las mias eran asi, de buen comer.
    Besos.

    ResponderEliminar
  65. Ainsssss Cuca que delicia!!! Ademas son super bonitos!!!.
    Me encantan las recetas de aprovechamiento, y por cierto los haré porque tambien tengo cava por ahi jeje.
    No sabes que bien que tu niña pruebe de todo....las mias eran asi, de buen comer.
    Besos.

    ResponderEliminar
  66. Mira que soy madalenera, y con cava no se me habría ocurrido en la vida, normalmente aprovecho el cava en vez del vino blanco en platos salados y ya. Tienen una pinta tremenda... Un besote.

    ResponderEliminar
  67. Cuca , ayer cuando te escribí se me olvidó decirte lo de los alfajores .
    No se exactamente porque repartí pero mas o menos salen unos 15 -16 aproximadamente .

    ResponderEliminar
  68. ¡Qué bonitos quedan, con ese copete y con el azúcar perlado!. Y qué ricos tienen que estar.
    Yo siempre he utilizado las "sobras" de cava para hacer merluza, salmón, y otros pescados, no se me habría ocurrido nunca usarlo para muffins, y me parece una idea buenísima.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  69. Hola Preciosa!!
    No tenia ni idea de esta celebración, pero oye eso que aprendo más!! Deben estar deliciosos, una masa ideal para aprovechar esos restos de cava que a veces nos quedan de fiestas o reuniones familiares, tienen una pinta deliciosa, se ven super esponjosos y el toque del azúcar granulado aparenta las burbujitas, ¡¡me encanta!!
    Un beso Cuca <3

    ResponderEliminar
  70. De vaca?!?!?! Que megatentadores estos muffins!! y bien gorditos! Como nos gustan! Ñam Ñam!!!! un besote guapa

    ResponderEliminar
  71. Estos muffins tienen una pinta deliciosa, y con cava nunca los probé pero le tienen que dar un toque especial.
    Gracias por la idea, es fantástica.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  72. Hola querida Cuca
    Perdona estos días de semiausencia. Estuve muy liada y me costó llegar a todo. Tú mejor que nadie me comprende, porque sabes lo que es tener a tu cuidado una personita que te necesita y compaginar eso con un trabajo a jornada completa. En mi caso no es una niña, sino mi madre que sufre Alzheimer, y por veces me siento un poco agotada, pero bueno, eso va por días.
    Yo que he estado más relajada, me he pasado por vuestras cocina, y en la tuya lo que me encontré es verdaderamente una delicia.
    Me parece una idea genial irle dando salida a los productos de la navidad, yo debería hacer igual. La anterior entrada el turrón, ahora el cava. No sé qué me gusta más, las dos opciones me encantan. Estos muffins tienen una pinta estupenda, y te han quedado con un copete que me das envidia.
    Un beso preciosa. Feliz domingo

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí quédate un ratito más y déjame un comentario ¡es lo que le da vida al blog y así puedo saber que has estado aquí y visitarte!
Si has decidido quedarte en mi cocina ¡bienvenido! y si eres ya un veterano ¡gracias por seguir aquí día a día!