lunes, 16 de noviembre de 2015

Bocaditos (pecaminosos) de Lacasitos y nubes

Hay recetas que nada más verlas ya sabes que son un auténtico pecado y que es mejor que no sigas leyéndolas y que por nada del mundo deberías copiarlas y que mucho menos deberías prepararlas, pero tú haciendo oídos sordos a la razón y a tu conciencia de repente te encuentras metiendo el molde en el horno y en un abrir y cerrar de ojos aparece ante tí esta receta que atacas sin piedad.
¡¿Qué importa lo que ginecóloga y matrona te digan sobre el peso en el embarazo?! (total, aún faltan unos cuantos días antes de la próxima revisión, y si cae bronca pues pasamos un mal rato y que nos quiten lo comido...) Además el teléfono no ha sonado, lo que es buena señal a priori y significa que no hay diabetes gestacional y esta navidad podré atacar sin restricciones la caja de los bombones, las hojaldrinas, el roscón, la bandeja de turrones, los nevaditos... No obstante no me quedo tranquila porque en alguna ocasión se les ha pasado llamar así que hasta la revisión del día 20 no estaré totalmente segura.
Ya sabéis que yo intento llevar una dieta estricta y no hacer excesos amparándome en que estoy embarazada y debo comer todo lo que se me antoje, pero cuando vi esta maravilla en el blog de Mara supe que tenía que prepararla en casa aunque eso significara estar una semana entera a base de verdura todo el santo día porque ahora no puedo salir a correr y meterme 15 kilómetros en el cuerpo para expiar mis pecados reposteros.
No tenía ni idea de cómo llamar a esta maravilla pero creo que viendo las imágenes bien sobran las palabras ¿verdad? Y si tenéis niños en casa van a alucinar con esta receta aunque no sea la merienda más aconsejable para ellos por una vez no va a pasar nada, pero una vez se prueba ¡vais a querer repetirla una y otra vez! 

No sé si me gusta más la masa en sí o que esté recubierta con nubes y Lacasitos lo que hace que cada bocado sea espectacular y no quieres que tu trozo se acabe nunca. Porque será una tentación, pero hay que ponerle límites para no terminarlo de una sentada... Así que cuantos más trocitos hagáis ¡mejor para vuestra cintura!
Una cosa está clara ¡esta receta no deja indiferente a nadie! si hasta Lara se me revoluciona en la tripa cuando me como un trozo ¡qué lista va a ser esta niña! Aunque supongo que mucho tendrá que ver la gran cantidad de azúcar que tiene y lo mucho que los bebés se mueven cuando hay un nivel alto de azúcar en sangre. De hecho sólo la he notado tan activa con esta receta y cuando como picante, que es uno de mis "antojos" de embarazo (tampoco es nada nuevo, que a mí el picante me tira desde siempre) y que por el momento no me sienta tan mal como le sienta a la mayoría de embarazadas. Conste que siempre lo tomo con moderación y de manera excepcional que todo abuso en esta etapa de mi vida no es nada beneficioso.

No tengo más argumentos para que preparéis esta maravilla. Sé que últimamente todo lo que traigo es pecaminoso y digo que me deja sin palabras ¡pero es la pura verdad! y si pudiera os enviaría un trocito a cada uno para que lo probáseis en casa y me diérais la razón. Además mi conciencia lo agradecería (y mi matrona también ji ji ji) Bah!  no me hagáis caso que no he engordado tanto que aún me sigo poniendo mis pantalones aunque me los bajo un poco por delante para colocarlos justo debajo de la tripa.

Espero que os animéis, y si tenéis dudas, dejad la receta para navidad. La lleváis a una reunión familiar o de amigos, compartís las calorías con ellos y quedáis de lujo con todo el mundo. Y si os gusta mucho, mucho, mucho ¡siempre podéis preparar más a la vuelta a casa!
 
Yo os dejo la receta y vosotros buscáis la ocasión ¿os parece?


Ingredientes:

* 100 gramos de mantequilla (yo la puse light)
* 100 gramos de chocolate con leche
* 250 gramos de azúcar (moreno o blanco, el que tengáis a mano, yo lo prefiero moreno)
* 2 huevos
* 220 gramos de harina
* Unas diez nubes (aunque igual con 7-8 hay más que suficientes)
* Lacasitos (yo soy de cantidades generosas) 

Elaboración:

1. Ponemos a fundir al baño maría el chocolate y la mantequilla. También se puede hacer en el microondas pero a mí me agobia un poco estar pendiente de que no se queme el chocolate.

2. Una vez derretidos y bien mezclamos añadimos el azúcar y la integramos.

3. Incorporamos los huevos de uno en uno y no añadimos el siguiente hasta que el interior no está bien integrado.

4. Por último añadimos la harina y mezclamos bien hasta tener una masa homogénea.

5. Forramos un molde alargado con papel de hornear para que el desmoldado no suponga problema alguno (el mío es de 25x18 centímetros aproximadamente) y vertemos la masa. Alisamos la superficie con la ayuda de una espátula de silicona.

6. Introducimos en el horno precalentado a 180º C y horneamos durante unos 25 minutos.

7. Sacamos el molde del horno (que mantendremos encendido y con la puerta cerrada) y ponemos lacasitos a nuestro gusto (yo muchos) y las nubes troceadas distribuidas por la superficie. 

8. Volvemos a meter en el horno durante unos 5-8 minutos más hasta que las nubes comiencen a derretirse y ponerse doradas. Yo no esperé a que se pusieran doradas porque aguanté la mezcla 30 minutos y me daba miedo que se pusiera dura o demasiado reseca pero quedó bien.

9. Apagamos el horno, dejamos enfriar, cortamos en trozos (es complicado con las nubes que se pegan al cuchillo y estiran las muy puñeteras y además en mi caso con el exceso de lacasitos que no se aprecian todos porque están camuflados con las nubes pero no había por dónde meter el cuchillo sin partir ninguno) y los lanzamos a por ellos sin piedad

¡Noooooo! Mejor un trocito y el resto guardados en una lata que tape bien que no hay que olvidar que son lo más pecaminoso del mundo...
Yo hice doce trozos. No son muy bonitos después de cortarlos por los inconvenientes que os he contado así que si los queréis para foto perfecta poned menos nubes y menos lacasitos, pero si lo que queréis es DISFRUTAR co letras mayúsculas de esta maravilla olvidáis del corte perfecto y sed generosos ¡que al fin y al cabo es de lo que se trata! 
Y conste que los dos primeros trozos fueron más grandes que los que veis en las fotos y es que había que probarlo ¡a lo grande! Aunque el tema del tamaño ya depende de vosotros y de vuestra conciencia.
Espero haberos endulzado el lunes y os deseo que tengáis una muy feliz semana y como siempre que el fin de semana nos llegue pronto. Me voy corriendo a visitar vuestras cocinas y ver qué se cuece en ellas...

Manos a la masa y ¡bon appétit!

67 comentarios:

  1. madre mia como vienes lunes por la mañana!! no miro, no miro, no quiero mirar!!!

    ResponderEliminar
  2. Que maravilla por favor. Hace unos dias mi hijo me pidió que le hiciera un pastel para el insti ya que querían venderlo por trozos para recaudar fondos para una ONG, la próxima vez mando éste que seguro que vuela entre los adolescentes, con lo que les gusta comer estos pecados...Que rico.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Claro que hay que cuidar el peso, pero oye, un caprichito de vez en cuando... Tiene una pinta deliciosa. Un beso

    www.laurillafondant.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Vaya pecado más pecaminoso.... para empezar la semana con un buen chute de energía no está mal... jajaja! Un beso guapa y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  5. Esto es muy, pero muy pecaminoso, Cuca. Mucho me temo que comeremos moderadamente tantas cosas ricas que moderación + moderación = sin cintura jajajaja.
    Le llevas unos trocitos a la matrona y la dejas sin argumentos para reñir. ¡Sublime!
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Ni pecaminoso ni nada, todo un lujazo, de vez en cuando no pasa nada por darse un capricho.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Ohhhh, Cuca!! ¡¡Yo quiero cosas pecaminosas, las quiero!! Ya me cuido yo entre semana para cuando llega el finde poder comer estas cosas a placer, ja, ja. ¡¡Me encanta!! Yo no tendría piedad con los La Casitos y las nubes, ¡¡irían a mogollón!! ¡¡Qué sería sin estos placeres la vida!! Yo ya sé que te cuidas, así que nos puedes seguir deleitando con estas maravillas. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Pecaminoso no, suuuuuuuuper pecaminoso Cuca!!. Y yo encantada jajajaja. Que buenos niña, pecaba ahora mismo si pudiera.

    Besinesss

    ResponderEliminar
  9. Pecaminoso no, suuuuuuuuper pecaminoso Cuca!!. Y yo encantada jajajaja. Que buenos niña, pecaba ahora mismo si pudiera.

    Besinesss

    ResponderEliminar
  10. Entiendo perfectamente lo que dices de las recetas pecaminosas... A mi me pasa cantidad de veces... Pero.... Soy debil!!!!!!!!! y siempre acabo sucumbiendo.....

    Así me gusta Lara!!!!!!!! que sepas lo que te espera aquí fuera... Verás que agustito vas a estar y que mimada con una mami tan dulcera.

    Pues que fuerza de voluntad tienes, te admiro Cuca, yo creo que aprovecharíael echo de estar embarazada para ponerme a tope de lo que quiero y que me corto día a día por aquello de entrar siempre en los vaqueros.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Este tipo de recetas es un peligro... porqué la ves y después sólo puedes pensar en ella...
    Tiene muy buena pinta y no te preocupes por la próxima visita y el peso que seguro que el estrés es peor para el bebé que un trozo de pecado jejeje
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar

  12. Buenos días Cuca. Aunque sea pecaminoso, creo que merece la pena pecar, me parece toda una delicia, aunque creo que es un vicio que si los pruebas no puedes parar de comerlo.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
  13. No sabía que hacer, si continuar leyendo tu receta o no, pero al final no me he podido resistir y aquí estoy tomando nota de esta maravilla. Me estoy riendo yo sola con eso de que eres de cantidades generosas de Lacasitos, con lo buenos que están como para andarse con remilgos!
    Gracias Cuca por hacernos pasar tan buenos momentos.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  14. Dulces!!!!! se ven tan llamativos, que es imposible pasar sin tomar un bocado!, crocancia de lacasitos, con nubes derretidas, una locura para niños grandes!!!,

    besos!

    ResponderEliminar
  15. Menuda pinta tienen entra hambre solo con verlos. Feliz semana!!!

    ResponderEliminar
  16. Cómo dicen los americanos... "Oh My God"!!!!!!!!!!!!!
    Cuca que pecado tan, tan, tannnnnnn tentadorrrr;)
    No se si me atrevo a probarlo, pero sin duda metería la mano en la bandeja y te quitaría un buen pedazo;)
    Un besote guapaaa!!!

    ResponderEliminar
  17. Chica pues digo yo que será peor que pases ansias de estas cosas......con moderación, claro está, pero de vez en cuando tampoco creo que sea tan mala opción y ya ves Lara como salta de alegria jaja... Tiene que estar delicioso, ya lo creo !!!
    Besinos.

    ResponderEliminar
  18. Jajajaja...así me gusta...desafiando a los ogros, jeje..porque yo tenía OGROS en vez de matronas....lo que pasa (ejem) es que yo en el embarazo de Maialen (mi hija)..engordé 25 kilos.....todo me sentaba bien, ni una acidez...nada.....todo ideal...... claro, me planté en 75 en un ti-ta como decimos aquí......pero no te preocupes......si no has engordado y todo tienes bien, date el atracón por mí que hoy me han pegado un grito porque no he bajado ni un gramo jeje....tanta cena y tanta historia.....ESTO ES IMPOSIBLE......luego con Carlos me pusieron a dieta....el primer plato al mediodía el segundo a la noche...aún así....engordé 12.....bueno.....que he tenido niños grandes vale.......maialen casi 4 kilos y el otro 4.080 gramos....pero el resto se me quedó para mí........así que cuidate.
    Besos guapa..estupendo postre.......guarrería total...jajaja
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  19. Eso es una llaminaduraaa !!! como decimos por aquí...que cosa más rica !!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  20. Lara debe de estar deseando salir con las cosas deliciosas que preparas, dirá ! jo! que suerte con esta mamá! jaja. Lo cierto es que tienes razón miro la foto y salivo. No pases "apetitos" así me decia mi madre, eso si, con moderación.. Un besazo y buena semana.

    ResponderEliminar
  21. Jajajajajjaajaj. Ay, Cuca. Yo estoy acá con un ataque de risa.
    Afortunadamente ya empieza el tiempo de que tenemos permitido comer y comer. Ya en enero nos preocuparemos por los kilos demás. Y bien vale con estos bocaditos pecaminosos ¡Qué nombre! Me encanta.

    Bonito inicio de semana. ¡Miles de besos!

    ResponderEliminar
  22. No has tardado nada en convencerne con este pecado tan ricooooooooooooo si te sirve de consuelo yo no estoy embarazada y no voy a correr 15 km para desacerme de los pecados que me como yo le perdono el mal que me hacen por lo ricos que estan jajaja.
    Me alegra que todo vaya bien y no tengas diabetes gestacional y no solo por poder pecar un poquito en las fiestas navideñas ,Lara va ser muy muy lista y va a disfrutar mucho con todas las cosas ricas que haces .
    Seguro que esta lambonada estaba de rexupete ,no hay mas que ver las fotos no dejan de decir comeme, te ha quedado divinisima.
    Bicos mil wapisimaaa.

    ResponderEliminar
  23. No me extraña que hallas disfrutado comiendo estos bocaditos y quien le dice que no a esto bueno ahora unos días con verduritas y recuperado para la próxima visita al ginecólogo je je.
    Besitos

    ResponderEliminar
  24. Vaya! no es lista ni nada tu bebita, seguro que pataleaba pidiendo más tarta y es que leyendo los ingredientes me han entrado unas ganas a mi también... Soy una enamorada de las nubes, que no compro jamás pues no pararía de comerlasy lacasiitos, mmm... una receta muy original. Un beso y cuidate

    ResponderEliminar
  25. Ja,ja,ja, pero Cuca como nos pones esto para empezar la semana, no ves que así se va hacer todavía más larga, madre mía que bien le va el título " pecaminosos" y me lo creo, porque yo no podría dejar de pecar, ja,ja,ja.
    Que buena va a ser Lara que te deja comer todas las delicias que haces, yo cuando estuve embarazada ni comer ,ni comprar, que todavía me acuerdo esperar turno en el mostrador de la carnicería y tener que dar la vuelta antes de que me tocara porque me entraba la náusea, pobre de mi marido que mal comió en esa época, ja,ja ja . Lo dicho menuda delicia que toca hoy lunes.
    Un besito enorme y feliz semana guapísima.

    ResponderEliminar
  26. Voy a pecar y muchoooo eso ya te lo digo desde yaaa y es que yo no me resisto a esta deliciaaa ,se me hace la boca agua solo con pensar en como sabe, al día siguiente ya comeré todo el día plancha jaja, por cierto no creo que tengas diabetes gestacional ya que te habrían llamado así que estas navidad a pecarrrr jajaja,besos

    ResponderEliminar
  27. madre de dios, miedo me darian tenerlos delante Cuca!! que pintaza tienen, en mi casa seria un sin parar de ir y venir a la cocina, que ricura de bocado y cuanto me alegraria este momento viendo las noticias tan penosas de semejante desastre...Bess

    ResponderEliminar
  28. Muy rico pero esto engorda tela , tendremos que comer bien poquito jajaj besitos

    ResponderEliminar
  29. Bueno Cuca tu ampárate bien en que Lara es una golosa, y por eso le tienes que dar un bocadito pecaminoso, y una hojaldrina, y un nevadito, y un trocito de turrón,y..., y..., y..., ja, ja, ja... ¿pero y nosotras?, te recuerdo que verlo solo ya de por si, es un pecado capital, cuanto más hacerlo, y mucho, pero que muuuuuuucho más comerlo, ¡¡con lo que me gustan a mi las chuches!!...ja, ja, ja...
    Bueno me conformo con mirarlo, porque mi tema, no puede con tanta golosina, aunque me muera por un bocado.
    Besos y que pases una dulce y feliz noche.

    ResponderEliminar
  30. Más vale que vayas comiendo lechuga l vas a oir a tu ginecóloga como pone el grito en el cielo.
    Claro que tampoco me extraña que caigas en la tentación ante estos bocaditos tan pecaminosos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Lo que no mata engorda!! da igual y yo no creo que haga mal a nadie y menos a ti, seguro que estás sana , sanísima y nuestra Cuquita también , jejejejeje!! A disfrutar cariño de todo lo que haces tan rico pero siempre cuídate!!Un beso

    ResponderEliminar
  32. Cuanto más pecaminoso más nos atrae, jaja! Y quién no ha pecado alguna vez de dulce.... Los pecados , como dices, siempre con control y sin pasarse, así saben mejor, pero sí que es verdad que cuestra controlarse cuando nos presentan bocaditos así, jo. Hace tiempo le ví esta receta a Mara y creo tenerla en favoritos, tendré que animarme y hacerlo en Navidad porque como lo haga ahora corro el peligro de comérmelo yo sola, jaja! 1 besote y que vaya la próxima revisión genial, ya verás como sí!! A cuidarse mucho, 1 beso!!

    ResponderEliminar
  33. Ya, ya... ya veo que te tomas a rajatabla el tema de tu dieta, jajaja. Pues oye, me parece fenomenal porque lo que más debes evitar es la ansiedad y hacer esa maravilla y no catarla a mi me produciría un ataque de idem, jajaja, haces muy bien! Seguro que estaba para chuparte los dedos.
    Disfruta y cuídate, preciosa
    Un beso

    ResponderEliminar
  34. Hola Cuca!! te ha caído muy bien el embarazo guapa! estos antojos dulces son de aprovechar igual cuando nace el baby bajas hasta casi desaparecer a pesar de comer de todo jajaja, yo llegué a pesar 85 libras con la primera y con los otros dos baje hasta 100 y parecía un esqueleto caminando jajaja, así que aprovecha nena ;)
    Estos bocaditos pecaminosos me harán caer!! se ven exquisitos y seguramente desaparecen en minutos, se ven además de super lindos, super deliciosos!!
    Muchos besitos guapa!!

    ResponderEliminar
  35. ¡Hola Cuca!

    Jo maja, entre el bizcocho de batata (que lo adoro, adoro, adoro...y así hasta que se me rompa el teclado) y estos peccata minuta (que eso es lo que deben durar una vez han salido del horno) así no hay quien se tome una temporada recatada de dulces.
    Tampoco te voy a engañar, que yo como tú me compenso saliendo a correr y si ahora no puedes tampoco pasa nada. Nadie mejor que tú misma conoce tu cuerpo y por mucho que te digan eres tú la que en el fondo sabe lo que le va bien. Así que los médicos que digan lo que quieran. Que si tampoco has cogido excesivo peso por algo será: Lara te está diciendo que lo haces muy bien! (sobre todo cuando comes pecados, sean dulces o pincantes). Sólo tengo una cosa que decirte: ole, ole y ole! Porque sí, porque tú sí que sabes cómo llevar un embarazo sin aberrar a los que te acompañan en la vida (que mira que es fácil poner excusas con un bebé dentro). Y por cierto, que me alegro mucho de que sigas sin diabetes gestacional porque menudo rollo tiene que ser eso, y más con la Navidad por medio.
    Bueno, yo por si acaso me apunto tus pecadillos porque creo que las zapatillas de correr me están diciendo que lo que quieren quemar es exactamente eso jajaja ¡pintazaaaaaaa!
    Un besazo grande!

    ResponderEliminar
  36. Cuca deja de comer estas comidas pecaminosas jejejeje, que te va a subir el azúcar jejejeje. Normal que Lara no deje de moverse si le das energía para rato jajaja. Yo me niego a apuntar esta receta, y no es porque seguro que me gusta, es por motivos de a dónde va todo el azúcar (a la panza jajajaja). Un besote mi niña! Y cuidate!
    PD: Aunque te contesté en el blog, en la coca utilicé AOVE hojiblanca, pero seguro que con tu aceite queda de miedo. Por cierto si te sobra alguna botella yo la adopto jajajaja.

    ResponderEliminar
  37. ¡¡Sí que son pecaminosos, sí!! Yo no puedo quedarme embarazado, pero te aseguro que ahora mismito tengo un antojo enorme jajajja ¡Nunca había oído hablar de este dulce y ahora me has hecho la boca agua! :))

    Un beso y que disfrutes del día
    Le Style et Moi

    ResponderEliminar
  38. Madre mía que cosa más buena. Tengo que buscar una ocasión para hacerla.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  39. Por dios que pinta!!!!!
    No te preocupes yo en mi embarazo me hinchaba y no tuve ningún problema es más engordé unos 9-10 quilos mi ginecólogo estaba muy contento, jajaja
    Me apunto la receta
    Un beso

    ResponderEliminar
  40. Cuca, tu sigue pecando, que ya tendrás tiempo de no pecar y a la matrona le llevas un buen trozo y veras como no te regaña.
    Tiene que estar de vicio.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  41. Qué cosa más rica!!!! Me he quedado con la boca abierta viendo que los adornos son de nubes y lacasitos, madre mia!!! Es pecaminoso a tope!!! Qué ricura de bocaditos, tú te has propuesto que no paremos de hacer estas delicias que nos traen. He hecho tu receta del Plum Cake con queso y canela, sin cabello de ángel pero con calabaza, y estaba riquísimo. Nada lo dicho tú nos enseñas a pecar y nosotros caemos hasta el fondo.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  42. Hay, hay Cucaaaa....bueno sabes una cosa esos son pecados misericordiosos te lo dijo yo que de eso se un poco jajajaja.... aunque la salud ante todo y ante una cosa tan rica como esa incapaz es uno de no pecar verdad?'' bsss

    ResponderEliminar
  43. Hola! Qué pinta! Esperamos que tengas buenas noticias y no tengas diabetes para que puedas disfrutar de estas delicias durante todo el embarazo! Besis

    ResponderEliminar
  44. Que delicia me fascinan tus recetas.MUCHOS BESOS DE LAS RECETAS TRADICIONALES DE COCINA.

    ResponderEliminar
  45. Hummm que delicia Cuca, es indecorosa la receta, veo que lo sabes, pero también irresistible, jiji! besitos

    ResponderEliminar
  46. Pues mi conciencia no se quedaría muy tranquila si me zampo esta receta tan deliciosa. ¡Madre mía que tentación divina! jijiji. Tu hija debe dar saltos ahí dentro pero es que no me extraña nada.
    Los lacasitos y las nubes me encantan, bueno todas las chucherías, sobre todo las regalices, y es que cuando pruebo una ya no puedo parar.
    Ya veo que de vez en cuando te das un dulce capricho, seguro que las analíticas saldrán bien. Eso sí, deberás hacer bondad durante unos días que se acercan las navidades y ahí sí que es difícil contenerse.
    El título le va como anillo al dedo ;-)
    PD: te dejo aquí mi respuesta a tu comentario:
    Es delicioso Cuca, la verdad que lo voy a intentar pero no te prometo nada...
    Si sigues la receta publicada, la puedes adaptar perfectamente a la forma tradicional. Por un lado bechamel, por otro fríes las patatas, y por otro rehogas la cebollita y al final de cocción le añades 2 minutos el bacalao. Lo mezclas todo y al horno con un poquito de queso rallado. ¡Delicioso!
    Un besito!!

    ResponderEliminar
  47. se ven deliciosas Cuca! un pecado total¡ pero que se le va a hacer.... de vez en cuando hay que darse un capricho
    cuidate
    besitos

    ResponderEliminar
  48. Ayy, qué malvadilla eres! poniéndonos el pecado por delante ¡cómo no arrojarse a darle bocados sin piedad alguna! sacaré mi lado más infantil y le pondré lacasitos y nubes a tutiplén, que un día es un día y ya puestos habrá que hacerle los honores como es debido, no como tú que has "compensado" el tema usando mantequilla light? jajaja
    Muchos besos, cariño!! es una delicia (nunca mejor dicho) venir a verte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es la que tenemos siempre en casa, no quitará mucho, pero algo es algo ja ja ja

      Eliminar
  49. Madreeeeeee, este es el tipico plato que solo te comes sin cargo de conciencia si estas embarazada, creo que voy a esconder la receta porque a estas alturas no me apetece tener que pasar por ello otra vez...tu crees que si cruzo los dedos mientras lo pruebo no engordaré? jajajaja
    Espero que puedas seguir disfrutando de estos caprichos toooodo el embarazo que también hay que darse el gusto...con precaución pero darselo, eso es felicidad para el futuro bebe ;)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  50. Hola Cucaaa con que estás esperando un precioso bebé! Que alegría no lo sabía enhorabuena. Y para celebrarlo menudo festín de sabor y pecado como bien dices pero es que hay que pecar con sabiduría. Me encanta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  51. Hola Cuca. Si ya sin nada especial cocinabas como los maestros en este estado en el que te encuentras lo haces como los dioses jj y no es para menos porque si hasta la pequeña que llevas se revoluciona imaginate como nos pondremos los que tenemos la suerte de leerte y más aún los que la tiene por disfrutar y saborear lo que haces. Es una pena no estar mas cerca porque te aseguro que iría y a no muy tardar para coger uno de esos trocitos que dices nos mandarías, yo te evitaría la molestia y mas ahora jj y me acercaría a la puerta de tu casa para pedirlo aunque fuese de rodillas jj. Con lo que haces no se peca jj, se disfruta plenamente, y lo que más siento es no poder saborear esta delicia que has hecho. Original cobertura la que has puesto, la imagino y la boca se me hace agua.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  52. Hola preciosa
    Muchas felicidades por el embarazo!
    El postre que nos presentas hoy es impresionante, se me hace la boca agua, me encanta
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  53. Querida Cuca, tengo la enorme fortuna de no ser una persona especialmente golosa y aún asi me voy muchas veces de tu blog con un antojo terrible de dulce, no me quiero imaginar como sería la cosa si fuera una fanática del dulcerio como mi querido costillo. De cria me encantaban las nubes y cuando tomé la desafortunada decisión de comenzar a fumar en mi adolescencia usaba el mechero para quemar las nubes y zampármelas, con los años abandoné el habíto de comer mucho dulce y el de fumar, pero esta entrada tuya me ha recordado mucho aquella epoca tan inconsciente que es la adolescencia. Un besazo preciosa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes cuánto me he identificado contigo. Yo también quemaba las nubes con el mechero y yo también empecé a fumar aunque quizá un poco más tarde, ya tenía 18 años y estaba en la universidad. Ambos vicios los dejé atrás, de hecho, de fumar me quité dos veces, y espero no tener que hacerlo nunca más. Ahora tenemos una buena razón para no volver a hacerlo porque no me gustaría darle ese ejemplo a mi hija

      ¡Besos mil!

      Eliminar
  54. Es original Cuca, no he visto antes algo parecido pues la verdad es que no tengo mucho tiempo para poder verlo. Te he visto toda motivada con este postre, buena señal para que se lo merezca. Sé que te cuidas y no comes todo lo que quisieras, tu eres muy prudente, pero chica ¡haces cada cosa! Muchos besos para las dos.

    ResponderEliminar
  55. Nos tienes sufriendo al ver el postre y no poder meter la cuchara, jajaja! Que rico!
    Bs!

    ResponderEliminar
  56. Unmmm Cuca!! Ya sabes como nos gusta en casa los lacasitos. .. no me quiero ni imaginar lo rico que tiene que estar!! Tiene que ser un bocado celestial! ! No me estraña que Lara se revolucione con tremendo manjar!!! :D
    Un beso

    ResponderEliminar
  57. Cuca, tu si te pasas tienes escusa, aunque no debas de abusar de ella, pero y nosotras que, esta receta es ponernos los dientes como los conejos, jaja, se me hace la boca agua solo de pensar en lo que lleva, las nubes son mis chuches preferidas desde niña y ya ha llovido de eso, jeje, a mi ya no me engorda ningún bebe, me engorda el trasero, jaja, pero aún así te diré que no me resistiría a un trocito, tiene que estar bueníiiisimooooo.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  58. Si mi hija ve esta tarta me la pide seguro, es una fan de los lacasitos o M&Ms. Hace un par de años estuvo en NY y no veas como trajo la maleta de cosas diferentes llenas de M&Ms, como pronto es su cumpleaños me guardo el enlace y se la haré...ya te lo contaré!!!
    Con lo de comer dulce durante el embarazo, si estás bien y todo te sale correcto, come lo que te apetezca que tiempo de quitarte lo que engordes ya tendrás. Cuando estaba embarazada de mi hija, que fue la primera, yo comía por ella y por mí, sobre todo en la merienda...magdalena para ella magdalena para mi....engordé 17k, y al mes ya me ponía otra vez mis vaqueros.
    Perdona mi rollo, pero hay días que me apetece contar cosas y otros que no tengo ganas ni de escribir....hoy es de los primeros jeje
    Un bst Cuca.

    ResponderEliminar
  59. Por dios, que pecaditos que nos traes, me dan ganas de empezar y no parar.... una delicia!!
    besitos ;)

    ResponderEliminar

Ya que has llegado hasta aquí quédate un ratito más y déjame un comentario ¡es lo que le da vida al blog y así puedo saber que has estado aquí y visitarte!
Si has decidido quedarte en mi cocina ¡bienvenido! y si eres ya un veterano ¡gracias por seguir aquí día a día!